El Último Conteo

Originalmente publicado el domingo, 12 de abril de 2015 in inglés en www.lastcountdown.org.

Si Ted trabaja para Ban, y Ban trabaja para Fran, entonces Ted... trabaja para Fran.

El 6 de abril de 2015, la Revista Adventista [Adventist Review] de la Iglesia Adventista del Séptimo Día no tardó en publicar el hecho de que el Presidente de la Iglesia, Ted Wilson, fue llamado a reunirse con el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon. Para Ted Wilson, esto fue como ser llamado a la oficina del Director, como el artículo explica el propósito de la visita en el primer párrafo:

El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, expresó su preocupación por la creciente intolerancia religiosa en todo el mundo durante una reunión privada con el líder de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, pastor Ted NC Wilson... [1]

En esencia, Ban Ki-moon le estaba haciendo saber a Ted Wilson que su iglesia debe ayudar a detener a aquellas personas dentro de ella que estén hablando contra el Papa, porque se considera “intolerancia religiosa”, según la noción atea de la ONU de los derechos humanos, que salió de la atea revolución francesa. Por supuesto, eso significa que el predicar el Mensaje de los Tres Ángeles[2] ya no está permitido, porque el Mensaje de los Tres Ángeles incluye el llamado a salir de Babilonia, y cualquier llamado a salir de Babilonia requiere una interpretación de los términos que la Biblia usa para describir al papado y sus cohortes anteriormente-protestantes:

y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. (Apocalipsis 17:5)

Algunas personas – pero no las suficientes – están reconociendo que algo siniestro está pasando entre el Presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día y los poderes del Nuevo Orden Mundial. Para comprender la profundidad de esto, una persona primero debe reconocer, que está cooperación prohibida entre la iglesia y el estado ha ido creciendo a lo largo del mandato de Ted Wilson. Él ha estado firmando memorándums con las Naciones Unidas desde por lo menos julio de 2011,[3] citando “objetivos comunes” de contribuir al logro de los objetivos de las Naciones Unidas de Desarrollo del Milenio (ODM) como fundamento para ello.

Ban Ki-moon inició la fase intensiva de la campaña para alcanzar los ODM el 5 de abril de 2013 – que son 1000 días hasta finales de 2015.[4] El concepto completo de los ODM y los 1000 días por 1000 años es acerca del Milenio terrenal en el planeta, que es una clara contradicción a la doctrina adventista del séptimo día. Mientras incluso el mundo secular está esperando que el Milenio de Paz comience en el año 2016, la Iglesia Adventista del Séptimo Día está relegando la segunda venida de Jesús – y por lo tanto el comienzo del Milenio – usando simplemente la palabra “pronto” en lugar de “inminente” presentando ese mismo cambio de sus 28 Creencias Fundamentales a votación de la próxima Sesión de la Conferencia General.

Ban Ki-moon visitó por primera vez al Papa Francisco sólo cuatro días después de lanzar su campaña, que fue solo unas semanas desde el inicio del pontificado del Papa. El Secretario General claramente asoció la reunión con el comienzo de los 1000 días, diciendo: “el encuentro tuvo un valor especial por coincidir con el inicio del conteo de los mil días que restan para el final de 2015, fecha fijada para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).”[5]

Eso en sí mismo dice mucho, diciendo que, para él, éste Papa es importante, no sólo para comenzar los 1000 días sino para empezar el Milenio al cual los 1000 días están señalando. Respecto a esa visita, Ban Ki-moon dijo:

Yo también estaba muy alentado por el compromiso del Papa Francisco de construir puentes entre las comunidades de fe. Creo firmemente que el diálogo interreligioso puede señalar un camino a una apreciación más profunda de los valores compartidos que a su vez pueden conducir a la inclusión de la tolerancia y la paz. Esta es la fuerza impulsora de la iniciativa “Alianza de Civilizaciones” de la ONU y yo aprecio mucho la oportunidad de hablar con el Papa Francisco sobre la expansión de esta obra.

Las “comunidades de fe” a las que Ban Ki-moon se refiere son las cinco religiones principales del mundo, el hinduismo, el judaísmo, el budismo, el cristianismo apóstata y el islam – cinco rameras, de acuerdo a la Biblia, que Ted Wilson ha estado frecuentando durante bastante tiempo. La iglesia podría intentar negar que ha habido alguna impropiedad aquí, pero nada escapa a los penetrantes ojos de nuestro Señor:

Respondió la mujer y dijo: No tengo marido. Jesús le dijo: Bien has dicho: No tengo marido; porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad. (Juan 4:17-18)

Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta. Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar. (V. 19-20)

Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre... Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. (V. 21, 23)

Querido lector, ¿quieres dejar atrás tu pasada involucración con el pecado y adorar a Dios en espíritu y en verdad hoy? Ven y bebe libremente del agua pura de vida hoy, ¡que Jesús ha ofrecido abundantemente en el mensaje de Orión!

La iniciativa de “Alianza de Civilizaciones” de la que Ban Ki-moon está hablando es la parte de paz de la advertencia bíblica sobre paz y seguridad antes de una destrucción repentina. (Ellos dicen que tolerancia trae paz, pero no se trata de la paz con Dios — ¡sino solamente de la paz con el pecado!) Las iniciativas de “Desarrollo” (ODM) son la parte de seguridad, porque el desarrollo es el mecanismo por el cual los pobres son supuestamente sacados de la pobreza a un nivel de seguridad económica.

Ban Ki-moon estaba “muy animado” por el compromiso del Papa, en el cual él cree firmemente, y mientras persiguen su objetivo común, ahora le está pidiendo a Ted Wilson trabajar con las Naciones Unidas en estas mismas cuestiones. Si Ban Ki-moon realmente aprecia la opinión del Papa en fomentar la obra, y Ted Wilson está “enfocado en ciertas cosas con las cuales la Iglesia Adventista puede ayudar”, eso significa que Ted Wilson también está trabajando para el Papa. ¿Viste eso? La Iglesia ASD está efectivamente integrada en el Nuevo Orden Mundial. (Sí, el Nuevo Orden Mundial ya está realmente aquí.)

Esto arroja luz sobre la fuerza impulsora detrás de los cambios a las 28 Creencias Fundamentales, que están programadas para votación en la próxima Sesión de la Conferencia General. Los despreciables cambios para la neutralidad de género y lenguaje no proselitista son requeridos por la ONU para apoyar sus conceptos distorsionados de la igualdad, la tolerancia y la “libertad religiosa” (la cual ellos entienden como la libertad de cualquier evangelismo no deseado[6]).

A nivel corporativo, Ted Wilson y su equipo están haciendo todo lo posible por cumplir con el Nuevo Orden Mundial para que puedan conservar su “negocio lucrativo” en operación y su “alfolí” lleno. Su único problema es que todavía hay algunas fieles voces adventistas predicando al mundo que el papado es la gran ramera de Apocalipsis, y Ban Ki-moon le está haciendo saber que esto no encaja en el concepto de la tolerancia religiosa de las Naciones Unidas.

Por eso, el jefe de la ONU llamó a Ted Wilson a su oficina. Básicamente, le pidió ayuda para silenciar a las únicas voces que exponen al hombre de pecado.

Tristemente, muchos adventistas son tan egoístas que en realidad piensan que reuniones como ésta son oportunidades para testificar. Esa ciertamente es la descripción que dio Ted Wilson:

“Los Adventistas del Séptimo Día debemos estar listos para testificar del Señor en cualquier lugar donde vayamos y para testificar de las bendiciones de Dios en nuestras vidas y de lo que podamos hacer en su nombre”, refuerza Wilson.

Y eso es también lo que Dwayne Leslie dijo en su breve intercambio con el Presidente Obama al día siguiente en el desayuno de oración de Pascua en la Casa Blanca:

“Esto es una manera de llegar a la gente a la que normalmente no estamos llegando”, dijo.[7]

El hecho es que, aquellos que están tan infatuados con figuras poderosas, son los que están siendo “alcanzados” por la influencia más fuerte. Es definitivamente la ONU la que está influyendo en Ted Wilson, y no al revés. Él sólo invierte los papeles para halagar los egos de los adventistas para que traguen la noticia sin saber lo que significa. Hablando en serio, ¿realmente confiará Dwayne Leslie en que el Presidente Obama defienda su libertad religiosa?

Estamos en el cuarto mes, que corresponde con el cuarto mandamiento, que es un período profético de tiempo de un mes de duración durante el cual la iglesia y el mundo están siendo probados en relación con el cuarto mandamiento.[8] Tengo que preguntarme cuan “fielmente” la iglesia está defendiendo la verdad al acudir a los tribunales a defender el derecho de sus miembros de freír roscas [dónuts] en los otros seis días de la semana en completa ignorancia de nuestro mensaje pro-salud, y su derecho de servicio en eventos deportivos competitivos, excepto el sábado.[9] ¿Están la sección de noticias de la Iglesia Adventista del Séptimo Día – o el departamento legal de la iglesia – dando un buen testimonio como guardadores del sábado hoy de esta forma?

Es interesante que la visita de Ted Wilson a la ONU tuvo lugar el día de la ofrenda de la gavilla mecida, según el Calendario de Dios. En otras palabras, por fin estamos empezando a ver las “primicias” del “Reavivamiento y Reforma” de Ted Wilson – y es el fruto de la cooperación con el Nuevo Orden Mundial.

Sin embargo, la verdadera sorpresa es, cómo Ted Wilson está reaccionando a las preocupaciones de Ban Ki-moon sobre la intolerancia religiosa. Nuestra comprensión de que el Reloj del Juicio de Orión es el “reloj en la corte” del comentario de Sylvia Allen anteriormente en este cuarto mes, que corresponde con el cuarto mandamiento, es probado correcto por el hecho de que inmediatamente después de la reunión de Wilson con Ban Ki-moon, ¡nos ha dicho un pajarito que pastores adventistas están siendo despachados para decirle a la gente que deje de compartir nuestro sitio web! (Es curioso que el número de visitantes aumentó diez veces desde entonces.) O Ban Ki-moon comunicó exactamente quién le preocupa, o de lo contrario Ted Wilson ya lo sabía de antemano. De cualquier manera, demuestra que de hecho estamos siendo señalados como “extremistas violentos”, que se hace excepcionalmente claro en un perturbador artículo aún más reciente en la Revista Adventista [Adventist Review] sobre el fundamentalismo en la iglesia.[10] Ese artículo muestra, cuánta presión la Iglesia está sintiendo sobre este asunto, pero no les puedo dar un análisis detallado en esta breve actualización de noticias.

Imagínense, que después de haber trabajado arduamente tanto en silenciar las rebeldes voces en la iglesia, en parte para alcanzar los objetivos de la ONU, ¡una voz de protesta desde Paraguay tiene que echar todo a perder! Es evidente que la iglesia hará exactamente lo que los judíos hicieron en los días de Jesús. Ellos conspiraron para silenciarlo, para que pudieran mantener la “paz” y “la seguridad” con los romanos.


Más artículos se anuncian en nuestro archivo del boletín informativo.
¡Suscríbete a nuestro boletín informativo (a la izquierda de la página principal) para recibir las novedades!

2.
Apocalipsis 14:6-12 – Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo, diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas. Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación. Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. 
9.

El nuevo DVD ÚltimoConteo, Versión 5.2