El Último Conteo
Resumen y Clarificación del Comienzo de los 1335, 1290, y 1260 Días

Trasfondo: El gran chasco

En 1843 y 1844, una serie de decepciones se llevó a cabo porque el pueblo adventista estaba esperando el fin del mundo y que la tierra fuera purificada por fuego. Su comprensión de Daniel 8:14 incurrió en un error acerca del evento. Ellos interpretaron "... Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será purificado" en el sentido de que la tierra (el santuario) sería quemada (limpiada). Después de todos sus estudios cuidadosos y diligentes para determinar con exactitud cuándo este gran evento ocurriría, fueron grandemente decepcionados porque no aconteció nada visible.

Los pocos fieles de ese grupo continuaron orando y estudiando y manteniendo su fe en que Dios les había guiado hasta ese momento. Debido a que permanecieron fieles, descubrieron una de las doctrinas fundamentales del Movimiento Adventista, es decir, la Doctrina del Santuario, que enseña todo sobre el Día anti-típico de la Expiación que se inició en el santuario celestial el 22 de octubre de 1844. Este fue el verdadero significado de Daniel 8:14. En retrospectiva, tiene sentido que la tierra no podría haber sido destruida por fuego antes de que el juicio había ocurrido para decidir cuál recompensa cada persona recibiría.

Introducción: Nuestras pequeñas decepciones

Mirando hacia atrás, hemos seguido en los zapatos de los milleritas. Pasamos por una serie de decepciones, de febrero a mayo, ya que estábamos buscando otra "purificación por el fuego" a través del evento profetizado de las bolas de fuego. Nuestra comprensión de las profecías de tiempo de Daniel 12 estaba en error en cuanto a los eventos. Interpretamos el inicio de cada uno de los períodos de tiempo en el sentido de que las bolas de fuego caerían en esa fecha. Después de todos nuestros estudios hechos con cuidado y diligencia, y (debo agregar) guiados por el Espíritu Santo, para determinar con exactitud cuándo dichos períodos empezarían, estuvimos un "poco" decepcionados de que nada visible sucedió para confirmar cualquiera de nuestros estudios.

A pesar de todo, nuestro pequeño grupo se ha mantenido fiel, y hemos seguido orando y estudiando y confiando en cómo el Espíritu Santo nos ha llevado hasta este punto. Debido a que permanecíamos fieles, descubrimos verdades preciosas sobre lo que ha sucedido y está sucediendo en el santuario celestial en estos tiempos sin precedentes, que es el equivalente a lo que los primeros adventistas aprendieron. En otras palabras, nuestros estudios completan la luz de la Doctrina del Santuario que comenzó después del Gran Chasco de 1844.

De nuestras pequeñas decepciones hemos aprendido que nos habíamos concentrado demasiado en las cosas terrenales, cuando nuestras mentes deberían ser dirigidas a las cosas celestiales, sobre todo a lo que está sucediendo en el santuario celestial. Al igual que la profecía de Daniel 8:14 se refería a las cosas celestiales, los inicios de los 1335, 1290 y 1260 días también se refieren a las cosas celestiales. Las profecías son dadas para que nosotros entendiésemos lo que ha sucedido en los atrios celestiales, donde Jesús está obrando, y no para decirnos cuando Satanás causaría estragos en la tierra. Como adventistas hablamos mucho sobre el seguimiento a Jesús en el Lugar Santísimo. Entonces, ¿no deberían nuestros pensamientos estar también en el Lugar Santísimo?

Las profecías de tiempo en Daniel establecen el principio y el final de los reinos, pero no se especifica exactamente lo que aquellos reinos harán y cuándo lo harán.

Y Daniel habló y dijo: Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos, porque suyos son el poder y la sabiduría. El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos. El revela lo profundo y lo escondido; conoce lo que está en tinieblas, y con él mora la luz. (Daniel 2:20-22)

Dios anuncia Sus obras y no los hechos del enemigo. El fuego que desciende del cielo es la obra del poder de la bestia, no es de Dios. Les diré en este artículo simplemente quién está anunciando las bolas de fuego. Pero ese no es el tema de este artículo. Nuestro objetivo es mostrar qué es exactamente lo que sucedió en el santuario celestial que preparó el terreno para que el reino de Babilonia lleve a cabo su drama final en el período señalado de "tiempo, tiempos y medio tiempo".

Las 12 tribus del pasado y presente

En el comienzo de la historia del antiguo Israel, Jacob tuvo 12 hijos. Estos doce hijos se multiplicaron en las doce tribus de Israel. Dios escogió elaborar Su pacto con aquellos doce. Después de toda la rebelión de Israel que culminó en el rechazo del Mesías, Israel fue cortado y Jesús comenzó Su nueva iglesia con los creyentes remanentes de Israel.

Jesús continuó el pacto con Sus 12 discípulos. Los doce salieron con poder, predicando el evangelio a todo el mundo. Se convirtieron en los dirigentes de la iglesia cristiana, y difundieron el mensaje del evangelio entre los pueblos del mundo.

Después del Gran Chasco, hubo de nuevo alrededor de una docena, que se mantuvieron fieles. Esos ancianos de la iglesia Adventista del Séptimo Día encabezaron una organización que se multiplicó en la denominación grande cristiana que es hoy. Sin embargo, la iglesia (como el antiguo Israel) ha alcanzado un estado de apostasía total, y el Espíritu Santo ha dado lugar a otro remanente fiel (de los remanentes) para llevar el evangelio puro a un mundo confuso en estos últimos días.

Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel. De [cada] tribu ... doce mil sellados. (De Apocalipsis 7:4-5)

El Espíritu Santo ha conducido a 12 personas para ser líderes de la nueva iglesia de los 144.000. Cada uno de ellos será el líder de una "tribu" de 12.000 personas de acuerdo a los versículos anteriores. Una vez que el poder descrito en Apocalipsis 18:1 descienda del cielo, estos doce se "multiplicarán" y alumbrarán a toda la tierra con el carácter de Dios. Después de eso, la gente impía y rebelde del mundo será para siempre cortada por las últimas plagas, y Jesús regresará.

Los 24 ancianos del antiguo Israel

El antiguo Israel estaba formado por doce tribus, que eran los descendientes de los doce hijos de Jacob. Los originales "ancianos" de Israel son los doce hijos. Esos doce ancianos de Israel establecieron la base de la nación israelita y la fe. A partir de ese tiempo, la nación creció y pasó por toda su colorida historia hasta que al final de todo esto, cuando el Mesías vino, Él llamó a doce discípulos para representar el remanente. Estos fueron los últimos doce ancianos de la nación israelita. Había doce ancianos en el inicio, y doce ancianos al fin.

Los primeros ancianos de Israel tenían la función de establecer la fe de las tribus de Israel. Sus experiencias de vida se convirtieron en la herencia de la nación y el fundamento de su fe. A pesar de que experimentaron una profunda experiencia de conversión y devoción a Dios, no vieron la promesa del Mesías llegar a su cumplimiento.

Los últimos ancianos de Israel, los doce discípulos, tuvieron un papel diferente. A través de la fe de sus padres, ellos reconocieron a Jesús como el Mesías y siguieron Su llamamiento en sus vidas. Caminaron con Él, hablaron con Él y tocaron la Gran Promesa a Israel. Estos "últimos ancianos"  de las tribus de Israel fueron cambiados por su caminar con Jesús y después fueron llenados con el Espíritu Santo y predicaron el evangelio con poder.

Los 24 ancianos en la sala del trono

24 EldersAl igual como el antiguo Israel nació de doce hijos, el Movimiento Adventista nació después del Gran Chasco de doce personas. Tenga en cuenta lo siguiente:

A fin de estudiar cómo principió entre los primeros adventistas la observancia del sábado, lleguémonos a una pequeña iglesia situada en la localidad de Washington, en el centro del estado de New Hampshire, entre el de Nueva York por un lado y el de Maine por el otro. Allí los miembros de una agrupación cristiana independiente oyeron, en 1843, el mensaje del advenimiento, y lo aceptaron. Era un grupo fervoroso, y a su seno llegó una hermana bautista del séptimo día, Raquel Oaks (más tarde Sra. de Preston), quien les dio folletos que recalcaban la vigencia del cuarto mandamiento. Algunos miembros comprendieron esa verdad, y uno de ellos, Guillermo Farnsworth, decidió guardar el sábado. En esto le acompañaron otras doce personas, que fueron los primeros adventistas del séptimo día. {PE xix}

Al igual que los doce hijos de Israel, estos "ancianos" adventistas establecieron el fundamento de la iglesia adventista y de la fe. Ellos con cuidado y esmero elaboraron las doctrinas fundamentales de la iglesia. La iglesia también creció y pasó a través de su propia "colorida" historia hasta, al final de todo, Jesús está ahora al punto de regresar.

Lo que pasó con los doce discípulos de Jesús es también un tipo para los últimos días del adventismo. De los creyentes del remanente de Israel que buscaban la venida del Mesías, Jesús escogió a doce líderes. Del mismo modo, de los remanentes de los creyentes adventistas que buscan la Segunda Venida, Jesús a través de Orión ha elegido doce líderes. Estos "últimos ancianos" del adventismo son los líderes profetizados de los 144.000 (Apocalipsis 7:4 y siguientes). Ellos son las doce estrellas en la corona (la Iglesia ASD) de la mujer (Cristiandad) de Apocalipsis 12:1. Cada uno dirige su "tribu" de 12.000.

Los primeros ancianos del adventismo tenían la función de establecer la fe del Movimiento Adventista. Sus experiencias a través del Gran Chasco y la cuidadosa elaboración de su fe, se convirtieron en la herencia del adventismo y al fundamento de nuestra fe (como los doce hijos de Jacob). A pesar de que los pioneros adventistas pasaron a través de experiencias profundas y se dedicaron a Dios, no vieron la promesa de la Segunda Venida. Todo esto es paralelo a la experiencia de los primeros ancianos del antiguo Israel.

Los últimos ancianos del adventismo, los doce "líderes de la tribu", tienen un papel diferente. A través de la fe de los padres del adventismo, reconocieron en Orión que Jesús viene y siguieron Su llamamiento. Ellos verán la promesa de la Segunda Venida desplegándose ante sus ojos, al igual que los apóstoles "tocaron" a Jesús físicamente. Estos "últimos ancianos" del adventismo fueron cambiados por sus experiencias con Jesús en Orión y serán llenos del Espíritu Santo para alumbrar el mundo con poder con el carácter de Dios en la misma manera como los apóstoles lo hicieron.

Desde el estudio de Orión, ya desciframos que los 24 ancianos representan las 24 horas del gran Día de Expiación. Pero ¿quiénes son? ¿Podrían incluir a los hijos de Israel, o los doce discípulos? En realidad, no, ¡porque el Reloj de Orión no empezó a correr hasta el año 1844! Los 24 ancianos deben ser los ancianos del adventismo, todos los cuales ministraron después de que el Juicio Investigador comenzó en 1844.

El rol de los 24 ancianos

¿Qué significa ceñirse una corona? ¿No son coronas usadas por los reyes? Ten en cuenta quién lleva coronas en el siguiente verso:

Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas. (Apocalipsis 4:4)

Por lo tanto, los 24 ancianos son en realidad "reyes" en cierto sentido. Esto se hace aún más claro y es destacado más detalladamente en lo siguiente:

Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. (Apocalipsis 5:8-10)

Una vez más vemos que los 24 ancianos cantan un "nuevo" cántico diciendo (entre otras cosas) que el Cordero (Jesús) les hizo "reyes y sacerdotes para Dios". También dicen que su "reinado" está en la tierra. Así que los 24 ancianos son los reyes de Dios, que reinan sobre la tierra.

Ahora, ¿cuál es la razón por la cual Dios tiene reyes además de su Hijo para reinar sobre la tierra? Ya hemos explicado en el artículo titulado Nuestra Alta Vocación que Dios está en juicio y que es necesario que los seres creados sirvan como testigos para demostrar al tribunal que la Ley de Dios de hecho se puede guardar, así refutando la acusación de Satanás. Todos los 144.000 servirán como testigos, pero los 24 ancianos, en particular, también sirven como reyes. Sin embargo, ¿qué es lo que estos reyes realmente hacen?

Desde la antigüedad, los reyes han cumplido el papel de un juez. Los reyes se sentaban en la puerta de una ciudad, o en un trono en su lugar especial de juicio, y cualquiera que tuviera un motivo de disputa podía ir y llevar su caso ante los reyes. Recuerde que, en el Conflicto de los Siglos, ahora es Dios quien está sometido al juicio, y Satanás es quien debe ser juzgado. Esto fue profetizado en el siguiente versículo referido a Satanás:

Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra; delante de los reyes te pondré para que miren en ti. (Ezequiel 28:17)

El versículo anterior habla de Dios, trayendo a Satanás ante los "reyes" para resolver el asunto entre ellos. Ves que cada juicio no tiene solamente testigos, sino también un juez. Ni el Padre ni el Hijo pueden servir como el juez en contra de Satanás por la obvia razón que Ellos no son neutrales al caso. Son los seres humanos, quienes fueron creados "neutrales" después de que el Conflicto de los Siglos comenzó, quienes servirán como "reyes" para juzgar a Satanás.

Por lo tanto, en su capacidad real, los 24 ancianos también desempeñarán el papel de "jueces" para dictar sus sentencias en su fase del procedimiento judicial.

La llave de David

El lector atento ya puede haber notado la pista en Apocalipsis 5:10, que los 24 ancianos no están físicamente en el cielo:

y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. (Apocalipsis 5:10)

A pesar de que dicten sentencia en la corte celestial, estos reyes de hecho reinan en la tierra. ¿Alguna vez has oído hablar de alguien en la Biblia que tenía la autoridad para pronunciar el juicio eterno sobre la gente de la tierra? Considere lo siguiente:

Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos. (Mateo 16:19)

A los doce discípulos se les dio la autoridad para pronunciar el juicio eternamente vinculante para los pueblos de la tierra. Pero, ¿realmente lo hicieron? Consideremos el ejemplo de Ananías y Safira registrado en Hechos 5:1-11, ¡cuando Pedro les juzgó por mentir y ellos cayeron muertos! Considere también los milagros que hicieron:

Y por la mano de los apóstoles se hacían muchas señales y prodigios en el pueblo; ... tanto que sacaban los enfermos a las calles, y los ponían en camas y lechos, para que al pasar Pedro, a lo menos su sombra cayese sobre alguno de ellos. Y aun de las ciudades vecinas muchos venían a Jerusalén, trayendo enfermos y atormentados de espíritus inmundos; y todos eran sanados. (De Hechos 5:12,15-16)

Tenga en cuenta que la curación milagrosa no siempre fue sólo un cambio físico. Jesús nos dice que a veces la curación física es también un acto de perdón en la corte celestial:

¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda? (Marco 2:9)

Por lo tanto, debido a que los doce apóstoles del Cordero sanaron "a todos" los que llegaron a ellos, al hacerlo actuaron como portavoces de Cristo quien perdonó los pecados, atando y desatando en el cielo, así como en la tierra.

Recuerden que los doce apóstoles son un tipo de los doce líderes de los 144.000.

De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. (Juan 14:12)

Ciertamente podemos decir que los apóstoles hicieron grandes obras, pero ¿hicieron "mayores" obras que Jesús? ¡Eso sería difícil de mostrar! Sin embargo, en el artículo Nuestra Alta Vocación explicamos cuáles realmente son las "mayores obras"... Y es la última generación que las hace confirmando de nuevo que 12 de los 24 ancianos son los líderes de los 144.000.

A la iglesia figurativa de Filadelfia se le da una puerta abierta al Lugar Santísimo:

Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. (Apocalipsis 3:7-8)

Entendemos que las iglesias representan estados espirituales, así como períodos históricos. Filadelfia representa el amor fraternal que los 144.000 muestran. No sólo se les da una puerta abierta, pero fue profetizado que se les dará la llave de David misma, que es la autoridad para abrir y cerrar:

Y pondré la llave de la casa de David sobre su hombro; y abrirá, y nadie cerrará; cerrará, y nadie abrirá. (Isaías 22:22)

¿A quién se dirige este versículo? El versículo 20 dice: "Eliaquim hijo de Hilcías" es aquel sobre cuyo hombro la llave se pone. Hilcías era el hombre que encontró el libro de la ley en el templo en los días de Josías. Esta profecía pertenece al pueblo del Adviento, que también re-descubrió la Ley de Dios, mientras buscaban en el santuario celestial. No sólo se aplica a los pioneros, sino también a los últimos "ancianos" quienes a través del Reloj de Dios en Orión re-descubrieron los pilares de la Ley de Dios mientras buscaban en el santuario celestial.

La llave permite al que la tiene de abrir y cerrar la puerta. Es decir, ¡la puerta de la gracia! En otras palabras, los que tienen la llave también tienen la autoridad (como los discípulos de Jesús) para atar y desatar en la tierra con consecuencias eternas. Tienen la autoridad para pronunciar juicio sobre los pueblos de la tierra al igual que los apóstoles lo hicieron.

Estos tienen poder para cerrar el cielo, a fin de que no llueva en los días de su profecía; y tienen poder sobre las aguas para convertirlas en sangre, y para herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran. (Apocalipsis 11:6)

Esto demuestra una vez más que los 24 ancianos sirven como jueces durante su debida fase del juicio que ellos atienden.

Los 1260 días: Lo que realmente sucedió

Los 1260 días comenzaron cuando tuvimos nuestra Santa Cena del segundo mes. Este evento representó el final de nuestros esfuerzos para advertir a la iglesia y juntar los líderes de los 144,000. Así terminó el período de gracia para la Iglesia para reunirse para la Santa Cena. Muchas oraciones ascendieron en nombre de aquellos que estarán entre los 144.000 y los mártires.

Esta vez adecuadamente limpiados con la sangre de Jesús en los dinteles de sus corazones, los dirigentes finalmente entraron (figurativamente) en el Lugar Santísimo. Ellos se sentaron con los otros doce ancianos, completando el total de 24 ancianos. Los nuevos líderes arriesgaron todo para responder al llamamiento de Cristo. Ellos cumplieron con su deber de advertir a otros del cierre de la gracia, y mantuvieron su fe a través de todas las pruebas y decepciones. El juicio de los vivos comenzó.

Y oí al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río, el cual alzó su diestra y su siniestra al cielo, y juró por el que vive por los siglos, que será por tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo. Y cuando se acabe la dispersión del poder del pueblo santo, todas estas cosas serán cumplidas. (Daniel 12:7)

En el fin del Juicio de los Muertos de 168 años representado en símbolos, los 3 años y medio del Juicio de los Vivos han comenzado. Los primeros doce ancianos (los pioneros del adventismo) han pronunciado sus juicios a través de las doctrinas fundamentales y los testimonios para la iglesia durante los últimos 168 años, y ahora, en adición, los nuevos ancianos se han sumado para esta nueva fase.

Esta comprensión fue confirmada por varios sueños que creyentes han tenido. Un sueño de agosto 2011 contenía las siguientes pistas:

Estaba en una habitación rectangular más larga que ancha. Estaban por tocar una mini orquesta compuestas de cuerdas en semicírculo a mi lado izquierdo y bronces en otro semicírculo adyacente a mi lado derecho... La música es suave y hermosa.

Este sueño al principio no llamó mucha atención, pero cuando fue re-enviado por la inspiración del Espíritu Santo y recibido el día antes de nuestra segunda Santa Cena, su importancia se hizo evidente. Ya sabíamos de otras evidencias que los 24 ancianos se dividieron en dos semicírculos, y que sólo un semicírculo estaba presente hasta ahora. Este sueño nos confirmó que era a principios de los 1260 días que la "orquesta" completa de los 24 ancianos comenzó a tocar juntos en el Juicio de los Vivos. Sólo dos semanas antes de nuestra segunda Santa Cena, nuestro hermano había sido capaz de identificar el evento que había visto en el sueño. Era la fiesta de cumpleaños y despedida programada para la tardecita del 5 de mayo de 2012 para uno de sus familiares, a quien le había visto en su sueño en este festival con la orquesta.

En este momento estamos esperando el derramamiento de la lluvia tardía. Cuando recibamos el Espíritu Santo tendremos el poder de alumbrar la tierra con el carácter de Dios.

Resumen de los eventos

31 DC – El comienzo del ministerio de Jesús en el santuario celestial. Jesús comenzó su ministerio en el Lugar Santo.

22 de octubre de 1844 – El comienzo del juicio investigador. En este día, Jesús entró en el Lugar Santísimo para empezar Su obra de intercesión y limpieza para nosotros en frente del Padre, el Juez.

27 de febrero de 2012 – El comienzo de los 1335 días. En ese día, el Padre salió del Lugar Santísimo. El Padre dio todo el juicio a Jesús, quien permanece en el Lugar Santísimo para servir como Juez, así como nuestro Intercesor. La partida del Padre del Lugar Santísimo también marca el cierre de la gracia para la iglesia organizada y despeja el camino para que sea destruida. Al mismo tiempo, el pequeño grupo de los líderes remanentes, los 12 últimos ancianos, en sentido figurado entraron en el Lugar Santo, y se dirigieron hacia el Lugar Santísimo para comenzar su testimonio como testigos en el juicio del Padre.

17 de marzo de 2012 – El punto medio de los 40 días en el Lugar Santo. En este día, el pequeño grupo de dirigentes en sentido figurado "se encontró" en el medio del camino por el Lugar Santo con el Padre quien caminó en la dirección opuesta. En ese día, el Padre dio el candelero de la autoridad a los nuevos líderes del "último" pueblo remanente.

6 de abril de 2012 – El comienzo de los 1290 días. En ese día, el Padre salió del santuario, y nosotros llegamos a la puerta del Lugar Santísimo. Observábamos la Santa Cena y quitábamos todos los misterios del "continuo" a través de los artículos que hemos publicado. Este fue un proceso de 30 días hasta la Santa Cena del segundo mes, cuando el proceso de "quitar el continuo" se había completado.

6 de mayo de 2012 – El comienzo de los 1260 días. Los 12 líderes entraron en el Lugar Santísimo con la Llave de David en la mano y se sentaron como jueces con los otros 12 de los 24 ancianos. El Juicio de los Vivos comenzó.

20 de mayo de 2012 – El último día de los panes sin levadura. Ese día marca el final de la segunda semana de los panes sin levadura de nuestra Santa Cena del segundo mes según el modelo de Ezequías (2 Crónicas 30).

Conclusión: Vivir en el juicio final

Querido lector, estos son tiempos cruciales en que vivimos. Ahora estamos en el período del juicio, en el cual las almas vivientes están siendo juzgadas. Cada pensamiento, cada acción es pesado en la balanza. Cada uno tendrá que rendir cuentas en proporción a las oportunidades favorables y los privilegios que se le han dado. ¡Ahora! AHORA es siempre el tiempo para arrepentirse de sus pecados y hacer uso de la gracia de Cristo. Sobre todo, ahora en estos últimos dos años y medio antes que la puerta de la gracia para todo el mundo sea cerrada para siempre y las últimas plagas comiencen. Les insto a utilizar cada respiro para glorificar a Dios durante estos últimos tres años y medio de la historia de la tierra.

Dios permitió que Su pueblo experimentase el Gran Chasco de 1844 por una razón. Si hubiera entendido desde el principio que el evento que ellos esperaban no era la Segunda Venida, no hubiera habido ninguna fuerza detrás de la trompeta para advertir al mundo del inminente juicio. Del mismo modo, Dios ha permitido que nosotros malentendiéramos los eventos proféticos en nuestro día para que nuestra trompeta tuviera un "cierto sonido" para advertir efectivamente de la nueva fase del juicio.

Satanás está anunciando sus propios planes. Las fechas de sus graves crímenes (sí, las bolas de fuego) se anuncian en todos los medios públicos para cualquiera que preste suficiente atención. Los que están "despiertos" ya reconocen que nos enfrentamos a cambios sin precedentes en nuestro mundo en todos los sentidos. Creemos que el enemigo está trabajando con todo engaño para que las profecías parezcan cumplirse según su agenda confirmándole a él como el salvador del mundo. Hazte firme en los mensajes enviados por el Espíritu Santo que hemos presentado, en especial el Mensaje de Orión y el Buque del Tiempo que Dios nos dio como una señal para anclarnos. Recuerda que la falsificación debe venir antes de la cosa real. Las plagas falsificadas de Satanás, sean tan devastadoras como sean, no pueden ser las plagas reales porque tienen que venir antes de las plagas reales (que sabemos que serán aún mayores). El estupendo falso aparecimiento de Satanás tiene que venir antes de la verdadera Segunda Venida de Jesús, de lo contrario Él no tendría la oportunidad de venir del todo. ¡Estudia con diligencia para aprobarte a ti mismo, y ten cuidado para que no te dejes engañar! Reconoce tu alta vocación, y las consecuencias en caso de fracaso.

Nuestra oración es que permanezcas fiel en este tiempo de "tardanza en Jerusalén", y que seas bendecido con el Espíritu Santo sin medida cuando la lluvia tardía, que hemos tan largamente esperado, sea derramada pronto sobre el pueblo de Dios.

< Anterior                       Siguiente >

Somos la GranjaNubeBlanca en YouTube!

Canal GranjaNubeBlanca

Desde noviembre de 2016 estamos publicando nuevos estudios en GranjaNubeBlanca. Con la certificación del Notario celestial, nuestro plazo para publicar artículos ha terminado, ¡pero no es el fin de nuestra obra! Las profecías se están cumpliendo a toda velocidad, y con el comienzo del primer ay el 5 de diciembre de 2017, hay mucho que compartir que se presta para ser comunicado por un medio diferente: videos.

Te invitamos a suscribirte, compartir y visitar a menudo para que puedas seguir informado sobre los últimos desarrollos proféticos y obtener un mejor entendimiento del último mensaje de advertencia enviado a un mundo moribundo. En Su misericordia, Dios ha dado un marco profético en el cual los eventos actuales (de los últimos días) pueden ser entendidos apropiadamente, de modo que a través de este mensaje, ¡te damos las noticias de hoy ayer!