El Último Conteo

En este artículo, les presentamos los resultados del Desafío en el Monte Carmelo, que tuvo lugar el 8 de julio de 2015 en el Alamodome de San Antonio, Texas. Por tres años y medio, el remanente de Dios estuvo orando por la lluvia tardía.[1] Durante ese tiempo, la sequía espiritual hizo que las personas estuvieran muertas de hambre, mientras que la tierra se debilitó extremadamente. Los rebaños del Israel espiritual no fueron “Revividos por Su Palabra” a pesar de sus programas de lectura bíblica. Finalmente, llegó la Sesión de la Conferencia General, y el gran momento decisivo tuvo lugar en el Monte Carmelo en medio de la peor hambruna espiritual en la historia de la iglesia. Al igual que en el tiempo de rey Acab, la más alta voz de autoridad de la iglesia se reunió para el gran día de decisión para decidir quiénes serían los que alimentarían a los hambrientos rebaños de Israel espiritual en el futuro.

¿Serían las mujeres como pastoras las que les darían de comer como las hijas modernas de Asera, la Reina del Cielo? ¿O serían sólo los sacerdotes varones de Baal los que seguirían alimentando a los rebaños de Dios con sus doctrinas católicas?

¿Qué le sucedió a la Iglesia el 8 de julio?

Preguntas de sí o no pueden ser complicadas. Considera la siguiente pregunta capciosa dirigida a un esposo: “¿Ya has dejado de golpear a tu esposa?” Es una simple pregunta de sí-o-no, pero es una pregunta capciosa porque de cualquier manera que el esposo responda, él se condena a sí mismo. Si él dice “no”, admite que él es todavía culpable de golpear a su esposa. Si él dice “sí”, él admite que es culpable de haber golpeado a su esposa. La pregunta no permite una respuesta inocente – él está condenado de cualquier manera.

El 8 de julio, los delegados de la Iglesia Adventista del Séptimo Día mundial dieron su respuesta a la siguiente pregunta capciosa:

“¿Es aceptable que las juntas directivas de las divisiones, según lo estimen apropiado en sus territorios, hagan provisión para la ordenación de las mujeres al ministerio evangélico?” Sí o No

VotosLos que votaron “Sí” afirmaron efectivamente que el diseño de Dios del liderazgo masculino podría ser descartado por la voluntad humana. Pero los que votaron “No” (que fue la mayoría) afirmaron que no es permitido desviarse de la política de la iglesia mundial, incluso en un tema tan importante[2] como el sábado. Los delegados o votaron para anular directamente la Ley de Dios (que ya se está haciendo por parte de esa facción), o para traicionar su deber de obedecer a Dios antes que a los hombres. Fueron condenados de cualquier manera por esa “propuesta cuidadosamente redactada”.[3] Era una pregunta capciosa para consolidar la autoridad absoluta de la Iglesia sobre la conciencia individual, como lo es en la Iglesia Católica. Este fue el último paso en la catolización de la Iglesia Adventista del Séptimo Día organizada[4] (por cierto, la Iglesia Católica no permite mujeres como sacerdotes tampoco).

De esa manera, la puerta de la gracia, finalmente se cerró para la organización de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Ellos votaron el final de su propia libertad de conciencia ante el sonido de la sexta trompeta. Pero al articular el voto como una pregunta capciosa, con Ted Wilson insistiendo en que no se hicieran mociones para modificar el texto, la Iglesia impidió que Dios le diera una respuesta inmediata a la decisión. Dios no podía responder con fuego en ese mismo día, más que un hombre honesto puede responder a una pregunta capciosa con un simple sí o no. Tiempo tuvo que ser permitido para aclarar la fangosa cuestión.

La sentencia temerosa de la sexta trompeta

La Biblia explica cuáles son las terribles consecuencias de la Sesión de la Conferencia General del 2015. La trompeta comienza con una voz desde el altar en el Cielo:

El sexto ángel tocó la trompeta [el 8 de Julio], y oí una voz de entre los cuatro cuernos del altar de oro que estaba delante de Dios... (Apocalipsis 9:13)

La sexta trompeta apuntó a la votación del 8 de julio, que fue parte del congreso más grande que tuvo lugar del 2 de julio al 11 de julio, de manera similar como la tercera trompeta apuntó al centro del Concilio Anual de 2014 para enfatizar un punto especial. La voz de la Conferencia General en la Sesión comenzó a hablar antes del 8 de julio y siguió hablando hasta que la conferencia terminó. Una vez que la conferencia había terminado, la decisión que se tomó el 8 de julio se volvió definitiva.

Cuando la decisión fue tomada, una voz en el cielo pronunció juicio sobre la Iglesia. Esperábamos que el juicio pudiera ser visto de inmediato “en aquella hora”[5], pero además del hecho de que la pregunta capciosa tenía que ser expuesta primero, pasamos por alto un detalle único en el texto:

diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Eufrates. (Apocalipsis 9:14)

Este es el único momento en que uno de los ángeles de las trompetas en el Cielo es instruido para hacer algo en la Tierra. Los ángeles de las trompetas son descritos como estando en el Cielo, en pie delante del trono de Dios,[6] pero el río Éufrates es un río en la Tierra. ¿Cuánto tiempo se necesita para que un ángel viaje del Cielo para hacer algo en la Tierra? Los estudiantes adventistas de la profecía deben saber que se necesitan siete días:

Juntos entramos en la nube y durante siete días fuimos ascendiendo al mar de vidrio... {PE 16.2}[7]

A Elena de White se le dio a conocer esta duración de viaje desde la Tierra hasta el Cielo para que pudiéramos entender que el simbolismo profético que involucra viajes entre el Cielo y la Tierra significa que debe haber un período de tiempo involucrado. Tiene que haber una demora de siete días desde el pronunciamiento en el Cielo hasta que llegue a la Tierra. En el contexto de la sexta trompeta, estos siete días de viaje corresponden al tiempo necesario para que la voz del altar en el Cielo llegue a la Tierra, los mismos siete días que el Elías moderno esperó por la señal de la lluvia tardía.

No habiendo tomado eso en cuenta, y no habiendo visto ningún acto de Dios el 8 de julio o dentro del período de tres días y medio, los sitios web de ÚltimoConteo fueron suspendidos el 12 de julio. No tenemos un mensaje de engaño. Creemos lo que enseñamos, y cuando publicamos un mensaje, somos capaces de defenderlo y armonizarlo con el conjunto de conocimientos inspirados que tenemos. Por lo tanto, cuando ya no podíamos encontrar una explicación a lo que (no) había sucedido, entonces nos retiramos y los dos testigos de Apocalipsis 11 murieron.

Los dos testigos eran históricamente el Antiguo y el Nuevo Testamentos, pero en la actualidad representan los indicadores de tiempo – el Reloj de Orión y la LGS (el Libro de los Siete Sellos y el Libro de los Siete Truenos) como explicamos en el artículo Fuego en el Monte Carmelo. Nuestro sitio web es donde esos dos libros de las Escrituras – escritos en el firmamento por la mano de Dios – son explicados, por lo tanto, los dos testigos “murieron”, cuando los sitios web fueron desactivados.

En ese día, ni siquiera reconocimos el retardo de tiempo de siete días, mucho menos cuándo debería haber comenzado ese período de siete días. Sin embargo, en retrospectiva, es claro que la puerta de la gracia para la Iglesia se cerró el 8 de julio, pero el veredicto no podía ser pronunciado oficialmente hasta que la Sesión terminara completamente. Todavía había la posibilidad poco probable que una moción fuera levantada más tarde en las reuniones para revertir, aclarar o modificar la decisión que fue tomada el 8 de julio. Cuando la Sesión se cerró, sin embargo, la decisión fue grabada en piedra. No habrá otra Sesión de la Conferencia General antes de que Jesús venga; ¡no habrá ningún otro cambio en el curso de la organización!

Como representantes de la voz de Dios en la Tierra, nuestro cierre involuntario de nuestra página web el 12 de julio, reflejó la voz en el Cielo que pronunció el cierre de la misericordia para Iglesia Adventista del Séptimo Día organizada. La puerta del arca fue cerrada para ellos.

Chart

Hubo muchas cosas que fueron puestas a votación durante esta sesión. Por ejemplo, las 28 Creencias Fundamentales fueron cambiadas para satisfacer los requisitos de las Naciones Unidas en favor de la neutralidad de género. Tales cambios fueron hechos para unirse con el mundo. Ese era el gran programa general de la sesión.

Los delegados y asistentes, en lo que fue históricamente llamado el Desfile de las Naciones, convirtieron la ocasión en una celebración de su nuevo matrimonio blasfemo con las Naciones Unidas. El nombre fue cambiado a Misión en Movimiento para reflejar un “cambio de enfoque”[8] a la misión de seguridad de la ONU (se enfocan en ayudar a los pobres, etc.). Durante el mes que corresponde con el séptimo mandamiento contra el adulterio, la iglesia cometió exactamente ese pecado. Ellos cometieron adulterio con las Naciones Unidas y las falsas religiones del mundo. Esa es la razón para el divorcio proviniendo de la propia boca del Salvador.[9] Como escribimos en ¡Ha Caído Babilonia! - Parte I, la iglesia no ha estado a la altura de Cristo, sino que ha llegado a la altura de la estatua de oro de Nabucodonosor: 60 codos de altura, en esta 60ª Sesión de la Conferencia General. ¡La organización ha caído por completo!

Sólo echen un vistazo a lo que los asistentes estaban adorando en la Sesión:

Escenario

Ellos erigieron pirámides “prismas” en todas partes. Ellos preparan el escenario para que los asistentes estuvieran adorando hacia el Alamo, una iglesia católica. Guardias pasaron dentro y fuera de las paredes de la fortaleza durante toda la semana... ¿Y la gente todavía tiene la desfachatez de pedir señales y prodigios? ¡¿CUÁNTOS MÁS NECESITAS!?

Entonces respondieron algunos de los escribas y de los fariseos, diciendo: Maestro, deseamos ver de ti señal. El respondió y les dijo: La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. (Mateo 12:38-39)

Esos versículos pronuncian el terrible veredicto sobre la Iglesia. Ninguna señal será dada, sino la señal de Jonás, y ya es un hecho que no recibirán la señal de Jonás. Jesús lo expresó así en la parábola del hombre rico y Lázaro.

Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos. (Lucas 16:31)

El castigo para la organización de la Iglesia es que Dios la ha dejado. Él se ha divorciado de ella, porque ha ido a prostituirse tras Babilonia. Como organización, ha cometido el pecado imperdonable contra el Espíritu Santo, y ahora ya no puede oír la súplica de Dios “aunque alguno se levantare de los muertos”.

¡Salid de ella!

Si todavía estás apoyando a la organización de la Iglesia, orando por ella, pagando el diezmo de Dios a ella, escuchando sus voces asalariadas o apoyando cualquiera de los ministerios que están bajo su control, ¡entonces estás apoyando sus pecados y recibirás sus plagas! ¡Ahora es el momento para que las personas salgan y sean separadas!

SALID DE ELLA, PUEBLO MIO, PARA QUE NO SEAIS PARTICIPES DE SUS PECADOS, NI RECIBAIS PARTE DE SUS PLAGAS. (APOCALIPSIS 18:4).

Las condiciones que Elena de White dio, ahora se han cumplido:

No debemos introducir el mundo [especialmente la ONU] en la iglesia ni casarlo [juntarnos en el yugo de servicio] con ella, estableciendo así un vínculo de unidad. DE ESA MANERA LA IGLESIA CIERTAMENTE SE [HA CORROMPIDO] CORROMPERÁ; llegará a ser, como se declara en el Apocalipsis, “albergue de toda ave inmunda y aborrecible” [una referencia al presente tema de Apocalipsis 18]. {TM 265.1}

Ella sigue diciendo en la misma carta

Si se relacionan con el mundo, nuestras instituciones se debilitarán; no se podrá confiar en ellas, porque esos elementos mundanos, introducidos y ubicados en puestos de confianza, considerados maestros respetables en su posición educadora, rectora y oficial, serán manejados seguramente por el espíritu y el poder de las tinieblas; no se distinguirá la línea que separa al que sirve a Dios del que no lo sirve. {TM 265.2}

Amigos, si no pueden distinguir quién sirve a Dios y quién no le sirve, ¡entonces están en un terreno peligroso! Si la línea de separación se ha vuelto indistinguible, ¡significa que la organización ha sido trabajada por el espíritu y el poder de las tinieblas! Si no puedes decir quién sirve a Dios y quién no lo hace, entonces estás DENTRO de esa oscuridad, ¡a través de la asociación con el mundo!

¿Sabes a quién sirve Ted Wilson? La organización de la iglesia no puede estar en buen estado cuando el 95% de su liderazgo votó a favor de ¡mantener al hombre que destruyó el Conflicto de los Siglos! ¿Sabes a quién sirve Doug Batchelor, cuando él se levantó contra la ordenación de mujeres, pero se niega a hablar en contra y sigue estando al lado de la organización traidora? ¿A quién sirve David Gates, cuando entiende plenamente que el voto no es acerca de la ordenación de las mujeres, sin embargo, promueve un voto para la unidad? Pastores como estos ¡son manejados por el espíritu y el poder de las tinieblas!

El llamado es a SALIR, pero NO se formará una nueva organización. Ahora es el momento para que te mantengas en pie solo. Los 144.000 son los que no están contaminados con mujeres, lo que significa que no están conectados a ninguna organización para ser contaminados por los pecados corporativos.

Estos son los que no se contaminaron con mujeres [las iglesias], pues son vírgenes [puros]. Estos son los que siguen al Cordero [a Jesús, no a Ted Wilson, no al Papa Francisco] por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero. (Apocalipsis 14:4)

El llamado es para TODAS las iglesias, porque todas las iglesias han caído. Mientras que la Iglesia Adventista estaba celebrando su unión ilícita con el mundo, el Papa Francisco estaba deleitándose de la alegría fanática del culto blasfemo de parte de millones de personas que salieron a las calles de Paraguay, llenos de emoción, muchos gritando a todo pulmón. El broche de oro del papa[10] – también en ese día en que los dos testigos murieron – fue la misa que él celebró en el parque Ñu Guasú en Paraguay, que en sí atrajo medio millón de personas o más. Sus discursos fueron bastante decepcionantes. He aquí una cita:

“¿Cuántas veces pensamos la misión en base a proyectos o programas? ¿Cuantas veces imaginamos la evangelización en torno a miles de estrategias, tácticas, maniobras, artimañas, buscando que las personas se conviertan en base a nuestros argumentos?”, insistió.[11]

No hay ninguna duda que “nuestros argumentos” de la Biblia no convertirán a nadie que tenga las puertas de su iglesia abiertas de par en par para recibir toda clase de pecado, incluso los más degradantes.[12] Si estás en la Iglesia Católica o cualquiera de sus hijas anteriormente-protestantes, el llamamiento del Cielo es el mismo para ti: ¡SAL DE ELLA! ¿Preferirías quedarte para permanecer en el pecado hasta que seas destruido con él? ¡Espero que en lugar quieras ser salvado por la Palabra purificadora de Dios!

La Iglesia Adventista del Séptimo Día organizada ha dirigido por su ejemplo en lo que NO hay que hacer: rechazar la oferta de la salvación hasta que su tiempo se agotó. Esta es la undécima hora de la que Elena de White escribió:

Las filas raleadas serán llenadas por aquellos a quienes Cristo representó como viniendo a la undécima hora. Hay muchos con quienes el Espíritu de Dios está contendiendo. El tiempo de los juicios destructores de Dios es el tiempo de la misericordia para aquellos que [hasta el momento] no han [habían] tenido oportunidad de aprender qué es la verdad... su mano todavía se extiende para salvar, mientras la puerta se cierra para aquellos que no quisieron entrar. {EUD 154.4}[13]

Siete días de prueba severa para los dos testigos

El propio ministerio del Salvador fue identificado excepcionalmente por la profecía de tiempo de las 70-semanas de Daniel:

Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones. Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador (Daniel 9:26-27)

Esto se cumplió precisamente en los tres años y medio del ministerio de Cristo en la Tierra, con Su crucifixión determinando la “mitad” de la semana profética.

La sexta trompeta menciona esa semana profética en términos detallados, dividiendo la historia de los dos testigos en dos períodos de tres días y medio que corresponden a las dos mitades de la última semana de la profecía de Daniel. No es una repetición idéntica de la profecía de Daniel, pero tiene muchos elementos relacionados para narrar la historia de lo que está sucediendo ahora en la sexta trompeta.

Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará. Y sus cadáveres estarán en la plaza de la grande ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado. Y los de los pueblos, tribus, lenguas y naciones verán sus cadáveres por tres días y medio, y no permitirán que sean sepultados. Y los moradores de la tierra se regocijarán sobre ellos y se alegrarán, y se enviarán regalos unos a otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de la tierra. Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron. (Apocalipsis 11:7-11)

Los dos testigos vinculan el ministerio de Jesucristo con el de los 144.000. Su obra fue interrumpida después de tres años y medio, pero el ministerio de los 144.000 completa los tres años y medio restantes a través del juicio de los vivos como las líneas de tiempo de Daniel 12 lo muestran – el tiempo del testimonio de los dos testigos. El mensaje de Orión fue publicado en el 2010, y la LGS fue publicada en la primavera de 2012 a principios de los tres años y medio del juicio de los vivos; los dos testigos comenzaron su testimonio combinado justo a tiempo.

En días literales, podemos ver cómo el ejemplo de Jesús guía a este ministerio. La historia de los dos testigos es la historia de nuestro movimiento. Alnitak (Él que fue herido: Jesús) es la Fuente de toda nuestra fuerza, y damos gloria a Él. Hemos viajado por las calles figurativas “donde también nuestro Señor fue crucificado”, y también se nos quitó la vida cuando los sitios web del ÚltimoConteo fueron apagados en el Internet. El enemigo nos venció. En ese momento, ellos celebraron sus matrimonios ilícitos, representados por Sodoma, y su mundanidad, representado por Egipto.

Voy a contarles un poco acerca de nuestros siete días cuando estuvimos tendidos “muertos” en la calle, pero leyendo esto, ya saben que resucitamos de nuevo, como la profecía siempre lo ha dicho. Después de los dos períodos de tres días y medio – un total de siete días – nuestro sitio web fue activado de nuevo.

Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron. (Apocalipsis 11:11)

Presten atención especial a la secuencia de los eventos aquí. Primero, el Espíritu de vida de Dios entró en ellos, y se levantaron sobre sus pies. Esa es una descripción exacta de nuestra decisión de poner la página web de nuevo en línea. En esa misma mañana, nuestro grupo de estudio recibió un sueño de uno de nuestros miembros en la forma de Joel 2:28. Se trataba de un cáliz con siete niveles marcados en él, cada nivel representando una advertencia de las trompetas hasta que la copa de la iniquidad estaría llena. El líquido llegó hasta la sexta marca, demostrando que la ira divina será retenida hasta que la copa esté completamente llena.

El sueño confirmó la necesidad de levantarnos de nuevo y dar esta advertencia. Además, nos llevó a comprender en el Reloj de las Trompetas por qué no ocurrió un gran evento destructivo en el comienzo de la sexta trompeta. Considera una vez más la visión de Elena de White sobre el tiempo de sellamiento, en el que actualmente estamos:

El sellamiento

Al principiar el santo sábado 5 de enero de 1849, nos dedicamos a la oración con la familia del Hno. Belden en Rocky Hill, Connecticut, y el Espíritu Santo descendió sobre nosotros. Fui arrebatada en visión al lugar santísimo, donde vi a Jesús intercediendo todavía por Israel. En la parte inferior de su ropaje, llevaba una campanilla y una granada. Entonces vi que Jesús no dejaría el lugar santísimo antes que estuviesen decididos todos los casos, ya para salvación, ya para destrucción, y que la ira de Dios no podía manifestarse mientras Jesús no hubiese concluido su obra en el lugar santísimo y dejado sus vestiduras sacerdotales, para revestirse de ropaje de venganza. Entonces Jesús saldrá de entre el Padre y los hombres, y Dios ya no callará, sino que derramará su ira sobre los que rechazaron su verdad. Vi que la cólera de las naciones, la ira de Dios y el tiempo de juzgar a los muertos, eran cosas separadas y distintas, que se seguían una a otra. También vi que Miguel no se había levantado aún, y que el tiempo de angustia, cual no lo hubo nunca, no había comenzado todavía. Las naciones se están airando ahora, pero cuando nuestro Sumo Sacerdote termine su obra en el santuario, se levantará, se pondrá las vestiduras de venganza, y entonces se derramarán las siete postreras plagas. {PE 36.1}

Vi que los cuatro ángeles iban a retener los vientos mientras no estuviese hecha la obra de Jesús en el santuario, y que entonces caerían las siete postreras plagas. Estas enfurecieron a los malvados contra los justos, pues los primeros pensaron que habíamos atraído los juicios de Dios sobre ellos, y que si podían raernos de la tierra las plagas se detendrían. Se promulgó un decreto para matar a los santos, lo cual los hizo clamar día y noche por su libramiento. Este fue el tiempo de la angustia de Jacob. Entonces todos los santos clamaron en angustia de ánimo y fueron libertados por la voz de Dios. Los 144.000 triunfaron. Sus rostros quedaron iluminados por la gloria de Dios. Entonces se me mostró una hueste que aullaba de agonía. Sobre sus vestiduras estaba escrito en grandes caracteres: “Pesado has sido en balanza, y fuiste hallado falto.” Pregunté acerca de quiénes formaban esta hueste. El ángel me dijo: “Estos son los que una vez guardaron el sábado y lo abandonaron.” Los oí clamar en alta voz: “Creímos en tu venida, y la proclamamos con energía.” Y mientras hablaban, sus miradas caían sobre sus vestiduras, veían lo escrito y prorrumpían en llanto. Vi que habían bebido de las aguas profundas, y hollado el residuo con los pies—pisoteado el sábado—y que por esto habían sido pesados en la balanza y hallados faltos. {PE 36.2}

Entonces el ángel que me acompañaba dirigió de nuevo mi atención a la ciudad, donde vi cuatro ángeles que volaban hacia la puerta. Estaban presentando la tarjeta de oro al ángel de la puerta, cuando vi a otro ángel que, volando raudamente, venía desde la dirección de donde procedía la excelsa gloria, y clamaba en alta voz a los demás ángeles mientras agitaba algo de alto abajo con la mano. Le pregunté a mi guía qué significaba aquello, y me respondió que por el momento yo no podía ver más, pero que muy pronto me explicaría el significado de todas aquellas cosas que veía. {PE 37.1}

El sábado por la tarde, enfermó uno de nuestros miembros, y solicitó oraciones para recobrar la salud. Todos nos unimos en súplica al Médico que nunca perdió un caso, y mientras el poder curativo bajaba a sanar al enfermo el Espíritu descendió sobre mí y fuí arrebatada en visión. {PE 37.2}

Vi cuatro ángeles que habían de hacer una labor en la tierra y andaban en vías de realizarla. Jesús vestía ropas sacerdotales. Miró compasivamente al pueblo remanente, y alzando las manos exclamó con voz de profunda compasión: “¡Mi sangre, Padre, mi sangre, mi sangre, mi sangre!” Entonces vi que de Dios, sentado en el gran trono blanco, salía una luz en extremo refulgente que derramaba sus rayos en derredor de Jesús. Después vi un ángel comisionado por Jesús para ir rápidamente a los cuatro ángeles que tenían determinada labor que cumplir en la tierra, y agitando de arriba abajo algo que llevaba en la mano, clamó en alta voz: “¡Retened! ¡Retened! ¡Retened! ¡Retened! hasta que los siervos de Dios estén sellados en la frente.” {PE 37.3}

Pregunté a mi ángel acompañante qué significaba lo que oía y qué iban a hacer los cuatro ángeles. Me respondió que Dios era quien refrenaba las potestades y que encargaba a sus ángeles de todo lo relativo a la tierra; que los cuatro ángeles tenían poder de Dios para retener los cuatro vientos, y que estaban ya a punto de soltarlos, pero mientras aflojaban las manos y cuando los cuatro vientos iban a soplar, los misericordiosos ojos de Jesús vieron al pueblo remanente todavía sin sellar, y alzando las manos hacia su Padre intercedió con él, recordándole que había derramado su sangre por ellos. En consecuencia se le mandó a otro ángel que fuera velozmente a decir a los cuatro que retuvieran los vientos hasta que los siervos de Dios fuesen sellados en la frente con el sello de Dios. {PE 38.1}

Desde el principio del mensaje de Orión, siempre habíamos entendido la sangre de Jesús aplicándose al ciclo del juicio del Reloj de Orión. Cuando recibimos los ciclos de las trompetas y de las plagas del Reloj de Orión, los reconocimos como lo que el ángel comisionado agitaba de arriba abajo. Cuando el ciclo de las trompetas se desarrolló sin mayores eventos destructivos, entendimos que los “retened” habían detenido la destrucción. Ese es el principio de revelación progresiva en acción, pero no estaba completo.

En el Misterio de Ezequiel tratamos de aplicar los cuatro “retened” del reloj de las trompetas desde la segunda hasta la quinta trompetas. Luego revisamos esa noción en el artículo El Vómito de Dios, diciendo que los cuatro “retened” se aplicaron a la primera hasta la cuarta trompetas. Pero nunca pudimos armonizar esta visión completamente, hasta ahora. El Señor nos permitió entender esto de forma incremental porque Él quería que Sus advertencias fueran dadas y escuchadas.

Toda la visión es sobre el tiempo del sellamiento de los 144.000, que corresponde al tiempo del ciclo de las trompetas, y no el ciclo de juicio. Eso significa que los cuatro gritos de Su sangre ¡se aplican al ciclo de las trompetas también! La siguiente ilustración muestra la interpretación correcta:

Trumpet Clock

Esto es exactamente lo que Apocalipsis 7:1 dice: los cuatro ángeles tienen que ser “detenidos” [o retenidos], mientras que las líneas del trono siempre han representado la Cruz como ya se ha descrito en la presentación de Orión. Con Su sangre, Jesús está suplicando desde la cruz simbólica en el Cielo por Su pueblo.

Lo que esto significa es que la destrucción que debería haber acompañado el comienzo de la sexta trompeta también ha sido retenida hasta el final de todo el ciclo, cuando empiecen las plagas.

Con el estudio y la confirmación de sueños como ese, realmente se puede decir que el “Espíritu de vida” o el “Espíritu viviente” entró a los dos testigos, y ellos se levantaron sobre sus pies. Nos pusimos de pie por nuestra propia voluntad, una vez que fuimos revividos con la vida proviniendo de Dios. Ese fue el primer evento, sólo nos pusimos de pie. Entonces el pueblo temió, ¡y no es de extrañar por qué!

La ira que ha sido refrenada con misericordia durante las trompetas será derramada sin misericordia en las plagas. Las plagas serán castigos por los asuntos acerca de los cuales las trompetas han advertido. Las plagas serán causadas por la explosión de la supernova de Betelgeuse, como se explica en la serie la en la serie La Ira de Dios, y muestra cuan enojado está Dios debido a los eventos a los que las trompetas apuntan, incluyendo la decisión de la Iglesia ASD del 8 de julio. Dios está TAN ENOJADO con la Iglesia Adventista del Séptimo Día, que Él podría haber explotado Betelgeuse ¡ahora mismo en la sexta trompeta! Lee o vuelve a leer la serie La Ira de Dios para que sepas ¡cuán enojado Él esta! Sólo está conteniéndose a sí mismo UNA ULTIMA VEZ para aquellos que no han tenido la oportunidad de conocer la verdad todavía.

Sin embargo, esto no significa que no habrá destrucciones grandes en absoluto durante el marco de tiempo de la sexta trompeta. Las bolas de fuego en cumplimiento del sexto sello todavía están pendientes por suceder antes de que el tiempo de gracia general se cierre, pero ese es un tema para otro artículo. 

(Anotación de agosto de 2016: Para obtener más información sobre el cumplimiento del sexto sello clásico, véase la adición al artículo La Historia se Repite, parte II. El cumplimento del sexto sello repetido es explicado en la adición al artículo Señales del Fin y las diapositivas 101-114 de la Presentación de Orión.)

Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: Subid acá. Y subieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron. (Apocalipsis 11:12)

Con la publicación de este artículo, nosotros cumplimos la siguiente parte acerca de una voz del Cielo (Apocalipsis 18:4) que dice “Subid acá”. Las iglesias han caído, lo que es una posición inferior. “Subir acá” significa llegar a una posición más alta. Estamos hablando acerca de doctrinas. Las doctrinas verdaderas elevan el carácter, mientras que las falsas doctrinas lo degradan.

La voz los llamó para que suban al cielo en una nube. Esta es una referencia visual para los 144.000, que están siendo llamados a subir a un terreno más alto, a la verdad elevada, que se representa como una nube en el cielo:

Vi en el cielo otra señal, grande y admirable: siete ángeles que tenían las siete plagas postreras; porque en ellas se consumaba la ira de Dios. Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. (Apocalipsis 15:1-2)

Los que han estudiado la presentación de Orión saben que el mar de vidrio es la hermosa nebulosa de Orión, que es transparente y mezclada con el fuego de las estrellas. Los 144.000 son representados como estando de pie sobre el mar de vidrio en el cielo al comienzo de las plagas. La Biblia no enseña acerca de un rapto antes de la tribulación, así que este versículo debe estar representando la condición de los 144.000 como vencedores.

De la misma manera, los dos testigos son llamados a “subir” a la nube. Esa es la esencia de este artículo. Es un llamamiento a los 144.000 a “subir” al Monte Sion, al monte de la verdad, a tierras más altas, donde el torrente de la iniquidad no puede arrastrarlos por la corriente.

Lo que queda por ser visto es el cumplimiento de los siguientes versículos:

En aquella hora hubo un gran terremoto, y la décima parte de la ciudad se derrumbó, y por el terremoto murieron en número de siete mil hombres; y los demás se aterrorizaron, y dieron gloria al Dios del cielo. (Apocalipsis 11:13)

El terremoto puede ser uno literal por venir, o se podría tratar del gran zarandeo espiritual que debe tener lugar en los próximos tres meses, hasta la séptima trompeta. El tiempo lo dirá con certeza.

¿Hijos de la luz o hijos de las tinieblas?

El 16 de julio fue el 100° aniversario de la muerte de Elena G. de White. Dios no tenía la intención de que ella muriera. Él tenía la intención de que la iglesia de su época hiciera la obra que Él le había dado para preparar la Segunda Venida de Jesús en 1890. La muerte de Elena de White en 1915 sigue siendo un recordatorio escalofriante de que los hombres de hoy tanto como en el pasado pueden obstaculizar la obra de Dios. Su muerte es uno de los eventos que fueron registrados tanto en el Mensaje de Orión como en la Lista de los Gran Sábados.

Durante la semana, tuvimos motivos para reflexionar acerca de esto. Ella murió a las 3:40 pm (dentro de la hora novena de acuerdo al cómputo hebreo). La muerte de Jesús fue también a la hora novena,[14] cuando el sacrificio de la tarde se escapó.[15] La oración de Elías fue en el momento del sacrificio de la tarde. Todas estas cosas deben dirigir nuestras mentes al sacrificio que los 144.000 como sacerdotes deben estar dispuestos a hacer.

Amigos, este no es el momento de fijar sus mentes en cosas terrenales. ¡Ahora es el tiempo de sacrificio! La sexta trompeta fue marcada para una cierta hora, no sólo un día determinado, para recordarles que es el tiempo de sacrificio en el momento del desate de los cuatro ángeles de la sexta trompeta,

...que estaban preparados para la hora [especial], día, mes y año, a fin de matar a la tercera parte de los hombres. (Apocalipsis 9:15)

¿Estás preparado para tu hora de sacrificio? Estamos viviendo en el atardecer de la historia de la Tierra. Incluso estamos viviendo en la tarde del gran Día de la Expiación, y aun hasta en la tarde del ciclo de las trompetas del Reloj de Orión. Es hora del sacrificio de la tarde, antes de que las plagas caigan al anochecer. Cada uno de los 144.000 sacerdotes de Dios tendrá que hacer su propio sacrificio como lo hicimos nosotros esta semana. No pudimos ver a través de los portales de nuestra tumba. No sabíamos si este ministerio iba a volver a la vida. El hecho es, que volvió a la vida porque NOSOTROS dimos un paso adelante de nuevo.

Jesucristo, nuestro gran ejemplo, nos mostró cómo vencer a nuestros enemigos por Su ejemplo – al dar Su vida. Su mayor victoria fue ganada a través de lo que parecía ser Su mayor derrota. ¿Qué significa que el Desafío del Monte Carmelo no fue seguido por un acto de juicio ejecutivo de parte de Dios? ¿Estuvo la iglesia presente? ¿Acaso la iglesia tomó el reto? ¡No! Y si ni siquiera se unieron al reto, ¿a qué iba responder Dios? Es por ello que ninguna señal fue dada, sino la señal de Jonás como he dicho antes.

Después del sacrificio de Elías, una gran masacre tuvo lugar. El Señor hará Su masacre de los sacerdotes de Baal en las plagas. La pregunta es, ¿cuánta evidencia necesita el Israel de Dios antes de postrarse juntos y decir: “¡Jehová es el Dios, Jehová es el Dios!”[16] y los adventistas del Gran Sábado son Sus siervos?

Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río [la compañía de Ted Wilson], o a los dioses de los amorreos [la compañía del Papa Francisco] en cuya tierra habitáis [bajo la autoridad de las Naciones Unidas]; pero yo y mi casa serviremos a Jehová. (Josué 24:15)

Algunas de las cosas que hemos aprendido durante este tiempo en la tumba podrían haber sido conocidas de antemano. Entonces no habríamos sufrido tanto, pero por otro lado Dios tiene una manera de enseñarnos a través de nuestras experiencias. En nuestra desesperación, clamamos a Dios y encontramos que Él está muy cerca de nosotros. Una de las cosas que podríamos haber visto fácilmente es la siguiente:

El primer ay pasó; he aquí, vienen aún dos ayes después de esto. (Apocalipsis 9:12)

En ese versículo, se nos recuerda que la quinta trompeta incluyó una duración específica de cinco meses. Incluimos una gráfica en el artículo Ha Caído Babilonia, Parte II, que muestra el marco de tiempo exacto de los cinco meses. El versículo anterior muestra que el ay de la quinta trompeta tiene una fecha de finalización determinada, y la única fecha de finalización que se nos ha dado en la profecía de la quinta trompeta es el final de los cinco meses. El último día del primer ay fue el viernes, 17 de julio de 2015. Eso significa que el profeta habló desde su punto de vista en un día inmediatamente después del 17 de julio, cuando él dijo en Apocalipsis 9:12 que “el primer ay pasó”. Juan el Revelador estaba escribiendo desde el punto de vista del sábado 18 de julio. Además, él dice que dos ayes vienen, pero aún no han llegado. Eso significa que, ¡el segundo ay no puede iniciar antes del domingo 19 de julio, sólo basándonos en éste texto combinado con el conocimiento que ya teníamos! De hecho, la sexta trompeta comenzó el 8 de julio, pero el segundo ay tuvo que empezar un poco más tarde.

Por otra parte, todos vimos ya para el 26 de junio que la línea de tiempo presentada en el artículo La Muerte de los Gemelos no era correcta. Es un poco vergonzoso que ninguno de nosotros, ni aquí, ni en nuestro grupo de estudio, ni entre nuestros seguidores, pudo ver el problema y resolverlo hasta que estábamos desesperadamente rogando al Señor: “Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos?”[17] Pero en medio de nuestra desesperación, llegó la luz. ¿Ruegas tú por la luz también? ¿Estás tú entre los hijos de la luz?, de quienes está escrito:

Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. (1 de Tesalonicenses 5:1-5)

¿Te diste cuenta de cuál mes de mandamiento viene después del primer ay? ¿Te diste cuenta que se trata de robo? ¿Qué gran robo han cometido los hijos de las tinieblas (especialmente en la iglesia), que justificaría que Jesús los sorprendiera como un ladrón? ¡El castigo siempre corresponde con el crimen!

¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición [la lluvia tardía] hasta que sobreabunde. (Malaquías 3:8-10)

La maldición del segundo ay, cuando la lluvia tardía es esperada después del Desafío de Elías, lógicamente debe comenzar en el mes del mandamiento que corresponde al robo, y no más temprano. Y si somos hijos de la luz, la fecha no nos debe tomar por sorpresa.

Los otros grandes sábados

Elías no sabía de inmediato con certeza que la lluvia iba a venir ni cuándo vendría. Él informó a Acab por fe, pero luego se fue a la cima de la montaña solo y le pidió a su siervo que buscara una nube. En el artículo Fuego en el Monte Carmelo, nosotros erróneamente interpretamos esta escena como perteneciendo a las plagas, cuando el pueblo de Dios buscará la nube de Su venida, pero la historia está hablando claramente acerca de la lluvia tardía para bendecir al pueblo de Dios, no sobre la Segunda Venida.

Elías fue a la cima de la montaña:

... Y dijo a su criado: Sube ahora, y mira hacia el mar. Y él subió, y miró, y dijo: No hay nada. Y él le volvió a decir: Vuelve siete veces. (1 Reyes 18:43)

No hubo “nada”. No había ni rastro de la lluvia tardía durante los siete días después de la Sesión de la Conferencia General. Seis veces el informe regresó con un: nada. La gente se moría de hambre, el ganado se estaba muriendo y la tierra estaba reseca. ¡Sin duda la fe de Elías fue puesta a prueba!

Cuando el séptimo informe regresó, finalmente él supo que la lluvia estaba en camino. De manera similar, no podíamos decir exactamente cuándo la lluvia vendría hasta que llegamos al séptimo día de nuestra muerte. Entonces entendimos, y las señales se hicieron evidentes.

... A la séptima vez dijo: Yo veo una pequeña nube como la palma de la mano de un hombre, que sube del mar... (1 Reyes 18:44)

La lluvia de ElíasEse mismo sábado, el 18 de julio, los residentes de California estuvieron contentos de recibir unas pocas gotas de lluvia en medio de su propia sequía larga, sin darse cuenta de la gravedad de lo que esto significa. Me duele el corazón por tales quienes han tenido las mayores oportunidades, pero han descuidado hacer uso de ellas.

La señal más profunda, sin embargo, fue el primer creciente de la luna nueva que fue oficialmente vista el viernes por la noche, haciendo del sábado 18 de julio de 2015 un sábado de luna nueva. El primer día de cada mes en el antiguo Israel era un día de fiesta. Las trompetas eran tocadas para señalar el nuevo mes. El primer día del séptimo mes era incluso un sábado anual muy especial llamado el Día de las Trompetas. ¿Podría haber un vínculo entre los sábados de los nuevos meses y el ciclo de las trompetas del Reloj de Orión?

Sí. Este comienzo particular del nuevo mes (el sábado, 18 de julio) no es sólo el comienzo del mes del mandamiento acerca del robo, sino que también es mencionado en una profecía que es muy relevante para la situación actual:

Han obrado perversamente contra el SEÑOR, Porque han tenido hijos ilegítimos [por adulterio]. Ahora los devorará la luna nueva [el mes del octavo mandamiento] junto con sus heredades. (Oseas 5:7, NBLH)

Ellos han tomado de Dios, y por eso será tomado de ellos. Pero hay un resquicio de esperanza para los fieles:

Venid y volvamos a Jehová; porque él arrebató, y nos curará; hirió, y nos vendará. Nos dará vida después de dos días; en el tercer día nos resucitará, y viviremos delante de él. Y conoceremos, y proseguiremos en conocer a Jehová; como el alba está dispuesta su salida, y vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia tardía y temprana a la tierra. (Oseas 6:1-3)

Los tres días alrededor de este Gran Sábado especial del nuevo mes son los tres días profetizados para la resurrección del ministerio de los dos testigos. El día de la preparación recibimos entendimiento acerca de cuándo vendría el segundo ay. En el segundo día, el sábado, fuimos reavivados al descansar en nuestra tumba figurativa, como lo hizo Jesús en Su tumba literal. El domingo fuimos resucitados con Él en la forma de los dos testigos.

Entonces respondieron algunos de los escribas y de los fariseos, diciendo: Maestro, deseamos ver de ti señal. El respondió y les dijo: La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches. (Mateo 12:38-40)

Resulta que, hubo exactamente un otro día de luna nueva que cayó en un día sábado durante el ciclo de las trompetas del Reloj de Orión: el 21 de febrero de 2015, el día después de la Cumbre antiterrorista de Obama en la Casa Blanca de la quinta trompeta. Todos estos sábados de lunas nuevas podrían haberse conocido antes de ahora. Podemos ver ahora que el comienzo exacto de cada ay está marcado por un Gran Sábado:

  1. El primer ay comienza después del sábado 21 de febrero de 2015

  2. El segundo ay comienza después del sábado 18 de julio de 2015

  3. El tercer ay comienza después del sábado 24 de octubre de 2015

Por lo tanto, los siete días de nuestra búsqueda de la señal de la lluvia han terminado. ¡Ahora viene!

La hora está avanzada

Lo que le está pasando a la parte apóstata de la Iglesia Adventista del Séptimo Día es una advertencia para el mundo. Los siete días entre el cierre de la gracia para la Iglesia y el comienzo del segundo ay son una advertencia acerca de lo que sucederá con todo el mundo.

En poco tiempo, en el momento (inicialmente inaudible) del sonido de la séptima trompeta el 18 de octubre de 2015, la puerta de la gracia se cerrará para toda la humanidad, y las siete plagas postreras comenzarán a caer siete días más tarde. Si Jesús hubiera podido regresar en los días de Elena G. de White, las plagas hubieran abarcado sólo los últimos siete días de la historia humana. Lo que Dios creó en siete días, Él también podría haber destruido en siete días.

Sin embargo, debido a que “lo que pudo haber sido”[18] en los días de Elena G. de White no sucedió, el mundo está en un estado de moralidad mucho peor, y provoca un fuego mucho más caliente para consumir la inmundicia. En lugar de tener la cuestión del sábado vs el domingo como la prueba moral, tenemos el asunto de la rectitud vs la sodomía que no sólo es una cuestión de conciencia, sino de nuestra propia naturaleza como seres humanos. ¡Qué tan profundo se ha hundido el mundo bajo las olas de la inmoralidad! Solo siete días de plagas habrían sido necesarios en 1890, ¡pero ahora se necesita un año completo para limpiar la suciedad que tenemos en nuestras manos al acercamos al 18 de octubre de 2015!

Ese cambio en la duración de las plagas también explica muchas de las declaraciones de Elena de White, en las que ella veía ciertos acontecimientos sucediendo muy cerca de la Segunda Venida. Los acontecimientos que ella vio muy cerca del momento cuando la nube ya era visible como la señal del Hijo del hombre, nosotros experimentamos durante un tiempo prolongado (pero que todavía pasa rápidamente).

Tan cierto como que Elena de White murió hace 100 años, quedan solamente 100 días desde el aniversario de su muerte hasta que el reloj termine. Estos no corresponden a los 100 días de oración de la Conferencia General de los Adventistas del Séptimo Día. Estos son los últimos 100 días de la oración propia hasta que el grande y terrible año de la ira de Dios comience después del Día de la Expiación y el Gran Sábado del 24 de octubre de 2015. El juicio investigador comenzó en el Día de la Expiación en 1844, y terminará en el Día de la Expiación en el 2015.

No esperes hasta que el tiempo indicado por el reloj se acabe. No esperes al 70º aniversario de las Naciones Unidas, cuando la profecía de Jeremías encontrará su cumplimiento:

Y cuando sean cumplidos los setenta años, castigaré al rey de Babilonia y a aquella nación por su maldad, ha dicho Jehová, y a la tierra de los caldeos; y la convertiré en desiertos para siempre.... Porque así me dijo Jehová Dios de Israel: Toma de mi mano la copa del vino de este furor, y da a beber de él a todas las naciones a las cuales yo te envío. (Jeremías 25:12,15)

Noé, la gente en la montaña Entonces los siete días de Noé se aplicarán de nuevo y por última vez.

Noé también esperó siete días dentro del arca antes que las lluvias torrenciales cayeran, y su historia sirve de ejemplo para el cierre de la gracia –especialmente para el mundo, pero en parte también para la Iglesia en la sexta trompeta. Las lluvias torrenciales son especialmente simbólicas de la lluvia tardía, que es derramada ahora a torrentes destructivos sobre aquellos que tuvieron la oportunidad, pero no tomaron refugio en el arca de la verdad. Para los que no tuvieron la oportunidad, la misericordia aún perdura sólo un poco más de tiempo.

Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo [excesivamente] y bebiendo [vino], casándose [con gays] y dando en casamiento [a lesbianas], hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. (Mateo 24:37-39)

La familia de Noé estuvo siete días en el arca antes que la lluvia comenzara a descender sobre la tierra. En ese tiempo se prepararon para su larga permanencia en ella mientras las aguas cubrieran la tierra. Fueron días de blasfemas diversiones para la multitud incrédula. Puesto que la profecía de Noé no se cumplió inmediatamente después de su entrada en el arca, ésta creía que el patriarca estaba engañado... {HR 68.2}

Al igual que el año en el que Noé estuvo encerrado dentro del arca, el pueblo de Dios tendrá que apiñarse en el arca de la verdad durante el año de las plagas. ¿Estás preparado para eso? ¡Aprende tu lección del ejemplo negativo de la parte apóstata de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cuyo tiempo de gracia se ha cerrado como fue profetizado! Esto comenzó después del día del primer creciente de la luna nueva del 18 de julio tal como Oseas lo indicó:

Irán con sus rebaños y sus ganados En busca del SEÑOR [San Antonio], pero no Lo encontrarán; Él se ha retirado de ellos. Han obrado perversamente contra el SEÑOR, Porque han tenido hijos ilegítimos. Ahora los devorará la luna nueva junto con sus heredades. Toquen la bocina en Guibeá, La trompeta en Ramá. Suenen alarma en Bet Avén: ¡Estáte alerta, Benjamín! Efraín será una desolación en el día de la reprensión; En las tribus de Israel Yo hago saber lo que es cierto. Los príncipes de Judá son como los que mueven los linderos; Sobre ellos derramaré Mi furor como agua [de la lluvia tardía]. (Oseas 5:6-10, NBLH)

¡Oh, si tan sólo el mundo pudiera conocer el tiempo de su visitación! Numerosos son todavía los que no han oído la verdad que debe probarlos en este tiempo. El Espíritu de Dios contiende todavía con muchos. El tiempo de los juicios destructores divinos es tiempo de gracia para quienes no han tenido oportunidad de conocer la verdad. El Señor los mirará con amor. Su corazón compasivo se conmueve; su brazo está todavía extendido para salvar, mientras que la puerta ya se cierra sobre aquellos que rehusaron entrar. {9T 80.2}

Por favor no desperdicies tu última oportunidad.

< Anterior                      Siguiente >

1.
Según el tiempo medido desde el momento en que el liderazgo de la Conferencia General aprobó oficialmente la iniciativa de oración llamada Operación Lluvia Global hasta la Sesión de la Conferencia General en San Antonio. 
2.
Los dos artículos anteriores explican por qué la ordenación de las mujeres es equivalente a transgredir el sábado. 
5.
Apocalipsis 11:13 – En aquella hora hubo un gran terremoto… 
6.
Apocalipsis 8:2 – Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas 
9.
Mateo 19:9 – Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera 
14.
Mateo 27:46,50 
16.
1 de Reyes 18:39 – Viéndolo todo el pueblo, se postraron y dijeron: ¡Jehová es el Dios, Jehová es el Dios! 
17.
Marcos 4:38 
18.
Video Oficial de la Iglesia Adventista, Lo que pudo haber sido (Vimeo)