El Último Conteo

Originalmente publicado el 16 de mayo de 2014 en alemán en www.letztercountdown.org

Necesitamos echar una mirada en un componente del reloj de Orión que no hemos mirado aún, pero antes de hacerlo, permitamos dedicar un pequeño tiempo a explorar en mayor detalle los divinos números bíblicos en los cuales están basados los cuatro ciclos de Orión.

Los números divinos y la oveja negra

Hemos aprendido la matemática básica de Dios en la presentación de Orión en las diapositivas 67-69. Está basada en los números 3 y 4 y en su suma y producto de 7 y 12, respectivamente. Estos números juegan un papel prominente en la Biblia entera, y así también en el Reloj de Dios.

Para aquellos quienes piensan que estamos tratando con numerología aquí, o que estas cifras no tienen significado, he aquí algunas citas de Elena de White:

Pedro había venido a Cristo con la pregunta: “¿Cuántas veces perdonaré a mi hermano que pecare contra mí? ¿hasta siete?” Los rabinos limitaban a tres las ofensas perdonables. Pedro, creyendo cumplir la enseñanza de Cristo, pensó extenderlas a siete, el número que significa la perfección. Pero Cristo enseñó que nunca debemos cansarnos de perdonar. No “hasta siete—dijo él—, mas aun hasta setenta veces siete”. {PVGM 190.1; COL 243.1}

Recuerden todos que el árbol de la vida lleva doce clases de frutos. Esto representa la obra espiritual de nuestras misiones en la tierra. La Palabra de Dios es para nosotros el árbol de la vida; cada porción de la Escritura tiene su uso; en cada parte de la Palabra hay alguna lección que aprender. Aprended pues cómo estudiar vuestras Biblias. Este Libro no es un montón de retazos; es un educador. Debéis ejercitar vuestros propios pensamientos antes de poder sacar verdadero beneficio del estudio de la Biblia. Los nervios y los músculos espirituales deben ser ejercitados con la Palabra. El Espíritu Santo hará recordar las palabras de Cristo; iluminará la mente y conducirá en la búsqueda (Carta 3, 1898). {CBA 11896.1; 7BC.989.7}

El Ciclo del Juicio dura 168 años. Esto puede ser representado por la siguiente formula, la cual fue dada en el juramento de Jesús a los dos hombres en las orillas del rio en Daniel 12 (ver las diapositivas 70-74 de la presentación de Orión):

7 × (12 + 12) = 168

Un juramento bíblico (repetir a uno mismo siete veces) es un contrato o pacto. Jesús juró (7) cumplir la promesa del antiguo pacto (12) y (+) del nuevo pacto (12) en los últimos días.

Y oí al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río, el cual alzó su diestra [12] y [+] su siniestra [12] al cielo, y juró [7, multiplicación por 7 = juramento bíblico] por el que vive por los siglos, que será por tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo. Y cuando se acabe la dispersión del poder del pueblo santo, todas estas cosas serán cumplidas. (Daniel 12:7)

En el gran ciclo de Orión de 4032 años, encontramos una nueva forma de esta fórmula de Orión:

168 × (12 + 12) = 4032

Esto no debería sorprendernos, porque el Cordero fue inmolado desde la fundación del mundo. Así que, los dos pactos también se planearon desde el principio del mundo (ver Génesis 3:15).

Encontramos el número 168 de nuevo - incluso dos veces - en el Ciclo de las Plagas, el cual dura exactamente 336 días:

168 + 168 = 336

La fórmula básica, que conforma el número 168, causa que los siguientes ciclos son divisibles entre el número de la perfección 7 sin resto.

Gran Ciclo de Orión: 4032 ÷ 7 = 576
Ciclo del Juicio: 168 ÷ 7 = 24
Ciclo de las Plagas: 336 ÷ 7 = 48

Además, en cada caso, el resultado final de la división es un múltiplo entero del número de los dos pactos (12 + 12 = 24) - en otras palabras, los resultados son múltiplos de 24:

Gran Ciclo de Orión: 576 ÷ 24 = 24
Ciclo del Juicio: 24 ÷ 24 = 1
Ciclo de las Plagas: 48 ÷ 24 = 2

Ahora, si miramos al Ciclo de las Trompetas, inmediatamente notamos una gran diferencia:

Los 624 días no son divisibles sin resto entre 168, ni entre 7.

La división 624 ÷ 24 resulta en 26. ¿Cómo debemos entender este inusual número 26, que hasta ahora no hemos encontrado?

Sólo hay una respuesta...

13 + 13 = 26

13 es el número del pacto con Satanás... Satanás siempre quiere ser superior a Dios, y esto es reflejado en el número de su pacto 13 el cual es 1 mayor que 12, el número del pacto de Dios.

Pero tú dijiste en tu corazón: 'Subiré al cielo, Por encima de las estrellas de Dios levantaré mi trono, Y me sentaré en el monte de la asamblea, En el extremo norte. (Isaías 14:13)

Cuando escribimos la fórmula del Ciclo de las Trompetas como sigue, se hace evidente que estamos de hecho hablando sobre un enfrentamiento entre dos ejércitos enemigos:

(13 + 13) × (12 + 12) = 624

Mientras que los 144.000 (12 × 12 × 1000), el remanente de los dos pactos, están luchando por Dios, ellos están confrontándose con sus enemigos del campo de Satanás el cual está compuesto por la alianza de la iglesia y del estado (13 + 13). El Ciclo de las Trompetas muestra una confrontación directa, una batalla real entre el bien y el mal. Así, los eventos que encontraremos para las fechas que Dios nos muestra en el reloj tendrán que ser los eventos de una batalla. Estos eventos reflejarán las acciones de Satanás y traerán toda su malicia a la luz. Así que, el Ciclo de las Trompetas es el ciclo de Azazel, la “oveja negra” de la creación de Dios.

En todos los otros ciclos de Orión, es Dios quien exhorta, reprende, limpia, castiga, y actúa. En el Ciclo de las Trompetas, sin embargo, somos confrontados con las acciones directas de Satanás, y llegaremos a entender cuanto él nos odia. Pero a través de sus terribles ataques, Satanás solamente puede lograr algo contra aquellos que no han aceptado las advertencias de Dios y las verdaderas doctrinas del precedente Ciclo del Juicio. Hasta Yom Kipur de 2014, aún hay tiempo para estudiar lo que hemos sido instruidos para decirles con el Mensaje del Cuarto Ángel. Cualquiera que quiera ponerse firmemente al lado de Dios en esta batalla decisiva por los 144.000, tiene que moldear su vida y su fe de acuerdo a las divinas doctrinas que son desplegadas en el Reloj de Orión y en el Buque del Tiempo. Si queremos permanecer, necesitamos entender y asimilar el carácter de Dios.

Antes de que podamos llegar a una consideración más detallada de los ciclos recientemente encontrados, todavía necesitamos escudriñar dos conceptos proféticos en la Biblia con el fin de obtener una idea más clara de cómo estos ciclos de Orión encajan en el concepto global del plan de salvación de Dios para el universo. Esto nos lleva al libro de Apocalipsis, por un lado, y al libro de Ezequiel por el otro. Allí encontraremos el oro y el colirio para Laodicea.

El carillón del reloj de Dios

Un carillón impresionanteYa he señalado muchas veces que Apocalipsis 4 representa el modelo o plan de construcción para el Reloj de Dios. Casi cada intérprete adventista está de acuerdo que el capítulo empieza en el año 1844 con la apertura de la puerta al Lugar Santísimo:

Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas. (Apocalipsis 4:1)

Ya hemos analizado los siguientes versículos en detalle en los estudios previos:

Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado. [Hemos comprendido que este es el Cinturón de Orión con las tres estrellas, que simboliza el Trío Divino en un trono.] Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda. [Este es Dios Padre en Su trono, ya que Él se fue primero a la sala del juicio en el Lugar Santísimo, como se muestra en el pasaje paralelo de Daniel 7.] Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas. [Los 24 ancianos representan a la rueda de las 24 horas del reloj de Orión.] Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios. [Las siete estrellas de Orión.] Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal [la nebulosa de Orión]; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás. [Los 4 serafines indican el tiempo. Ellos son las manecillas del reloj de Orión.] El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando. [Los serafines también representan las cualidades del carácter de Jesús, lo que es una indicación temprana de que el reloj simboliza al propio Jesús.] Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. [El triple "santo" apunta al Trío Divino, pero "él que ha de venir" es de nuevo Jesús y Su segunda venida, que ha sido representado por el reloj de Orión aún desde su existencia, desde su creación.] (Apocalipsis 4:2-8)

Pero, ¿qué debemos hacer con el siguiente versículo?

Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas. (Apocalipsis 4:9-11)

Cuando la primera versión del estudio de Orión apareció a principios de 2010, me di cuenta de que el modelo del Reloj de Dios en Apocalipsis 4 aún mostró otro componente. En aquel entonces, incluso escribí la primera versión del artículo Siete Pasos a la Eternidad y expliqué este componente. Yo había reconocido correctamente que las escenas de los cuatro seres vivientes y de los ancianos adorando representaban algo como un carillón celestial del Reloj de Dios, porque los serafines simbólicos y los ancianos muestran una función recurrente. Esto ocurriría sólo en ciertos momentos tal cómo funciona un carillón. Los carillones también suenan sólo en ciertos momentos especiales.

En ese artículo traté de armonizar las escenas recurrentes y similares de adoración en Apocalipsis con los sellos que había encontrado en el reloj de Orión. Pero pronto quité el artículo porque me di cuenta de que mi primera interpretación de la posición de los sellos estaba errada, y por lo tanto la interpretación de las escenas del carillón también estaba en cuestión.

Una y otra vez he tratado de armonizar el carillón, pero obviamente el tiempo aún no había llegado. Así que, en las versiones 2 y 3 de la presentación de Orión, nuevos hallazgos aparecieron sin una solución a esta, obviamente importante, función del reloj. Es importante, ya que se menciona tantas veces en el Apocalipsis según el principio literario hebreo de énfasis por la repetición.

Encontramos el Gran Ciclo de Orión a principios de 2013. Seguí la inspiración para utilizarlo como el nuevo contenido para la nueva edición del artículo Siete Pasos a la Eternidad, pero de nuevo, publiqué este nuevo conocimiento sin ser capaz de interpretar a la perfección las escenas del carillón. Es por eso que todavía no lo mencionamos en aquel entonces.

Sólo después de que el Espíritu Santo descendió a nuestro humilde templo en Paraguay en la formal del Cuarto Ángel de Apocalipsis 18 el 31 de enero/1 de febrero de 2014 - sólo después de que Él nos había dado la luz acerca de los dos últimos ciclos de Orión, podría empezar a entender a través de Su guía lo que Dios quiso mostrarnos con el carillón de Su "gran reloj del tiempo" {DTG 23.3}.

He empezado a dar esta breve historia de nuestra recepción de la nueva luz, sin tener en cuenta al lector, que debido a su nacionalidad o circunstancias culturales tal vez no sepa siquiera lo que es un carillón. Así que, permítanme informarles compartiendo el siguiente ejemplo del carillón del Nuevo Ayuntamiento de mi ciudad natal de Múnich, el cual servirá bien para esto.

El carillón más grande de Alemania se encuentra aproximadamente al nivel del tejado del ayuntamiento. Dos acontecimientos de la historia de Múnich se presentan en el área del escenario: el tema principal es la celebración de la boda del Duque Guillermo V con Renata de Lorena del febrero de 1568, en cuya ocasión hubo un torneo de caballeros en la Plaza de María (Marienplatz). En esta competición, el caballero bávaro triunfó sobre su oponente de Lorena. Además de la pareja real y su chambelán, hay otros 16 personajes en la escena. En la planta baja los toneleros están bailando; después de una epidemia de peste severa, los toneleros fueron los primeros en aventurarse de nuevo a las calles para animar a la población con un baile. Desde entonces, la Danza de los Toneleros de Múnich tiene lugar cada siete años.

El carillón, con un total de 43 campanas, es una atracción turística principal que se ejecuta todos los días a las 11 y a las 12 horas, así como a las 5 de la tarde, de marzo a octubre. [Traducido]

También encontré este comentario apropiado en Wikipedia:

Por razones técnicas e históricas, los carillones se encuentran a menudo en los relojes astronómicos o en conexión con campanarios. [Traducido]

¿¡Quién puede negar que el Reloj de Dios en Orión sea un reloj astronómico!?

El carillón del Ayuntamiento de Múnich tiene un parecido con la escena de adoración en Apocalipsis 4 (y recurrencias posteriores):

  1. En el carillón, una escena se muestra en honor de uno o más personalidades de alto rango.
  2. El carillón presenta un acontecimiento histórico como su tema (la boda real, y el fin de la plaga).
  3. Un carillón puede tener más de un evento.
  4. Representa un acontecimiento feliz o un acontecimiento que marca el fin de una época terrible.
  5. Varias figuras representan el evento, y se puede diferenciar ciertas clases (caballeros, bufones, músicos, toneleros).
  6. Ciertas melodías o canciones que están asociados con el evento se reproducen una y otra vez.
  7. El carillón sólo toma lugar en las horas fijas designadas y sigue un calendario preciso.

Vamos a encontrar todos estos elementos una y otra vez en nuestro estudio del carillón del Reloj de Dios.

Ahora nuestra tarea es averiguar cómo funciona este carillón divino, y saber cuándo y por qué suena y qué mensaje Dios nos quiere dar a través de él.

En primer lugar, vamos a hacer una lista de todas las apariciones del carillón divino en Apocalipsis:

CarillónLos versículos del Apocalipsis
1 Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas. (Apocalipsis 4:9-11)
2 Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. (Apocalipsis 5:8-10)
3 Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza. Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos. Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos. Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. (Apocalipsis 5:11-6:1)
4 Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero. Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios, diciendo: Amén. La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén. (Apocalipsis 7:9-12)
5 El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos. Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios, diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado. Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. (Apocalipsis 11:15-18)
6 Después de esto oí una gran voz de gran multitud en el cielo, que decía: ¡Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios nuestro; porque sus juicios son verdaderos y justos; pues ha juzgado a la gran ramera que ha corrompido a la tierra con su fornicación, y ha vengado la sangre de sus siervos de la mano de ella. Otra vez dijeron: ¡Aleluya! Y el humo de ella sube por los siglos de los siglos. Y los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se postraron en tierra y adoraron a Dios, que estaba sentado en el trono, y decían: ¡Amén! ¡Aleluya! (Apocalipsis 19:1-4)

La puerta del Lugar Santísimo se abrió ante Juan (Apocalipsis 4:1) y se le permitió ver el libro con los siete sellos. Ese libro, de acuerdo con Elena de White, abarca toda la historia de la humanidad.

Le preguntamos a Juan lo que vio y escuchó en la visión de Patmos, y él respondió: "Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos. Y vi a un ángel fuerte que pregonaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos? Y nadie en el cielo, ni en la tierra, ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni mirarlo." {20MR 197.1}

Allí en su mano abierta estaba el libro, el rollo de la historia de las providencias de Dios, la historia profética de las naciones y de la iglesia. En este se contenían las declaraciones divinas, Su autoridad, Sus mandamientos, Sus leyes, todo el consejo simbólico del Eterno, y la historia de todos los poderes gobernantes de las naciones. En lenguaje simbólico estaba contenida en ese rollo la influencia de toda nación, lengua y pueblo, desde el comienzo de la historia del mundo hasta su fin. {20MR 197.2}

El carillón toca seis veces en frente de él, y cada vez hay una importante declaración y algunas variaciones que ahora vamos a analizar. No debemos distraernos ya sea por la ubicación del apóstol en el marco del tiempo de la visión, ni por las circunstancias externas de la visión. Tenemos que centrarnos en de cuál evento histórico se habla en cada carillón y lo que ello representa simbólicamente. Luego, para cada carillón simbólico que a John se le permitió ver y oír, sabremos a cuál ciclo y estrella corresponde.

Para decirlo en términos del Ayuntamiento de Múnich: no nos importa que el carillón suene todos los días a las 12 horas, sino queremos saber qué evento simboliza el carillón. Fue la boda del Duque Guillermo V con Renata de Lorena en 1568 una vez, y la otra vez fue el final de la terrible plaga de 1515 a 1517.

1° carillón: la creación

Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas. (Apocalipsis 4:9-11)

Aunque en la visión el apóstol se encuentra en 1844, los adoradores nombran claramente el motivo de su adoración: La Creación. Es algo difícil de juzgar por el texto si es Dios Padre o el Hijo el homenajeado aquí. Pero después de todo, era la voluntad de Dios Padre que todo sea creado a través de Su Hijo. Vamos a examinar los otros carillones, y entonces quedará claro que el motivo de cada solemne escena es siempre algo grande que Jesús hizo. El Cordero, como tal, no aparece hasta el capítulo 5, que nos llevará a Su siguiente gran logro.

De todos modos, no importa para nuestro análisis en este momento si están el Padre o el Hijo o ambos siendo honrados aquí, porque la Creación fue la decisión de todo el Consejo Divino. Se llevó a cabo con el fin de crear al hombre, que iba a remplazar al tercio caído de las huestes angélicas. Este fue un evento importante en el sexto día de la creación, que se ha marcado para siempre en un carillón de Orión.

Dios creó al hombre para la gloria divina, para que después de pasar por la prueba y la aflicción la familia humana pudiera llegar a ser una con la familia celestial. El propósito de Dios era repoblar el cielo con la familia humana, si hubiera demostrado obediencia a cada palabra divina. Adán había de ser probado para ver si iba a ser obediente, como los ángeles leales, o desobediente. Si hubiese soportado la prueba, hubiera instruido a sus hijos tan solamente en un sendero de lealtad. Su mente y sus pensamientos habrían sido como la mente y los pensamientos de Dios. Habría sido enseñado por Dios como su labranza y edificio. Su carácter habría sido modelado de acuerdo con el carácter de Dios (Carta 91, 1900). {CBA 1581.4; 1BC.1082.4}

Explicamos el comienzo del primer Gran Ciclo de Orión de 4032 años en el artículo Navidad 2.0, y todo empezó con Saiph, la estrella del caballo blanco, que señalaba exactamente al 27 de octubre de 4037 a.C. (fecha Juliana) como la tarde del viernes de la creación del primer Adán. A partir de entonces, los seis milenios de historia de la humanidad comenzaron a seguir su curso hacia la segunda venida de Jesús. El texto bíblico habla de la creación como un acto completo en tiempo pasado, que enfatiza el fin del acto creativo de Dios corto antes de la puesta del sol del viernes como el punto culminante.

En aquel entonces en nuestro estudio, nos preguntábamos si el Gran Ciclo comenzaría con la terminación del acto de la creación o con la caída de Adán. El carillón ahora nos da la prueba bíblica clara de que no era el evento más triste en la historia de la humanidad, sino uno muy feliz, que puso en marcha el cómputo de tiempo para este planeta en el plan de salvación.

2° carillón: primer advenimiento de Jesús y la crucifixión

Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. (Apocalipsis 5:8-10)

La estrella del caballo blanco del completado Gran Ciclo de Orión dio la vuelta de nuevo después de exactamente 4032 años y señaló el nacimiento del segundo Adán, que venció donde el primer Adán había fallado. Se había alcanzado el segundo paso importante en el plan de salvación. El Hijo de Dios se convirtió en el hombre Jesús en la carne y había entrado a Su servicio divinamente designado aquí en la tierra. Ese servicio finalmente conduciría a la justificación y la redención de los humanos, por medio de Su sacrificio que ellos aceptan en amor y obediencia.

Nosotros, los Adventistas del Gran Sábado, incluso sabemos la fecha exacta de la encarnación de Jesús, como hemos explicado en el artículo Navidad 2.0. Este gran acontecimiento universal tuvo lugar el 27 de octubre nuevamente, esta vez en el año 5 a.C., en perfecto acuerdo con el plan de 70 semanas que fue mostrado al Profeta Daniel. Jesús fue crucificado y Su sangre fue derramada a la mitad de la última semana el 25 de mayo de 31 d.C. Jesús fue crucificado y nos compró con Su sangre, tal como se dice en los versículos de arriba.

Es un poco difícil separar con exactitud los dos carillones de Apocalipsis 5, porque ocurren tan juntos, uno tras otro. Uno suena en la entrega del libro de los siete sellos, y el otro toca en la apertura del primer sello, como veremos en la siguiente sección.

En el Capítulo 5, se plantea la cuestión de quién tenía derecho a recibir el libro de los siete sellos de la mano del Padre y de abrir sus sellos. Sabemos que Jesús entró en el Lugar Santísimo en octubre de 1844, que era el posible segundo Día de la Expiación. Su Padre se había ido el mes anterior en la primera posibilidad para el Día de la Expiación. Una visión de Elena G. de White nos dice lo que pasó:

Los que se levantaron cuando se levantó Jesús, tenían los ojos fijos en él mientras se alejaba del trono y los conducía un trecho [el mes entre el primer y segundo Yom Kipur de 1844]. Alzó entonces su brazo derecho, y oímos su hermosa voz decir: “Aguardad aquí; voy a mi Padre para recibir el reino; mantened vuestras vestiduras inmaculadas, y dentro de poco volveré de las bodas y os recibiré a mí mismo.” Después de eso, un carro de nubes, cuyas ruedas eran como llamas de fuego, llegó rodeado de ángeles, adonde estaba Jesús. El entró en el carro y fué llevado al lugar santísimo, donde el Padre estaba sentado. {PE 55.1; EW 55.1}

El Único que era digno de recibir el libro y el reino era Jesús, el Cordero que fue inmolado. Todo se remonta al gran evento central en el plan de redención, y Saiph es la estrella que de nuevo lo apunta en la finalización del Gran Ciclo de Orión. Sin embargo, es con motivo de la celebración de la entrega del libro que Juan ve una actuación de este carillón en honor de la encarnación y la crucifixión de Jesús. No debemos dejarnos engañar al conectar este carillón directamente con 1844, porque ese no es el acontecimiento histórico más importante al que Dios llama la atención a través de este carillón.

Deberíamos preguntarnos también brevemente, por qué en el Gran Ciclo de Orión, Saiph no apunta a la cruz, sino a la encarnación de Jesús. En la vasta escala del Gran Ciclo, se podría suponer que es porque los 34 años de la vida del Señor sólo cubren una o dos marcas del reloj. Sin embargo, podemos explicar por qué no fue directamente la cruz la que fue elegida para el carillón (aunque por supuesto se menciona). Por un lado, hemos dicho en repetidas ocasiones que la encarnación de Jesús, y la consiguiente pérdida de Sus poderes divinos - tales como la omnipresencia - es casi un sacrificio aún mayor que la propia cruz. Por otro lado, podemos ver en la secuencia de los carillones que siempre marcan eventos alegres. Aunque la crucifixión representa un acontecimiento feliz en su efecto redentor, uno todavía tiene sentimientos encontrados acerca de si uno realmente quiere llamarlo un "acontecimiento feliz". Eso es probablemente por lo que Dios escogió la encarnación de Jesús, y Elena de White confirmó que el Reloj de Orión sí apunta a la misma:

Así también fue determinada en el concilio celestial la hora en que Cristo había de venir; y cuando el gran reloj del tiempo marcó aquella hora, Jesús nació en Belén. {CT 36.3; CS 28.3; CTr.34.3}

3° carillón: la apertura del primer sello

Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza. Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos. Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos. Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. (Apocalipsis 5:11-6:1)

Podemos asociar los versículos de Apocalipsis 5:11-13 con la entrada solemne de Jesús en el Lugar Santísimo (22 de octubre de 1844). Después de esto viene la entrega del libro con los siete sellos, que tomó dos años terrestres. Entonces, el nuevo carillón en un sentido marca la finalización de la entrega solemne. En contraste con la forma en que el principal acontecimiento histórico del sacrificio de Jesús (5 a.C. al 31 d.C.) fue traído a nuestra memoria por la actuación del carillón en el preludio del Ciclo del Juicio (1844), ahora estamos viendo un carillón que tanto tiene lugar en el momento preciso en que el profeta está ubicado en su visión, como representa al gran acontecimiento histórico mismo: la apertura del primer sello.

Basado en la historia adventista, esto tuvo lugar en diciembre de 1846 cuando los primeros adventistas - especialmente Jaime y Elena de White - aceptaron la verdad del sábado. Después de todo el ensuciamiento del evangelio y de la cada vez peor apostasía de las iglesias, Dios finalmente tuvo de nuevo una iglesia pura en la tierra: la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Iba a ser el buque previsto del Señor para llevar el mensaje de los tres ángeles. (Por favor tengan en cuenta que los números de los capítulos y versículos en la Biblia se añadieron más tarde, y que Apocalipsis 6:1 debe leerse junto con los versículos anteriores de Apocalipsis 5 con el fin de ver claramente que los dos carillones marcan el comienzo y el final de la solemne ceremonia de la entrega del libro de los siete sellos.)

¿Cuál estrella apunta a este evento histórico y maravillosamente alegre de la apertura del primer sello? Una vez más, no es otra que Saiph, la estrella del Caballo Blanco y del León de la tribu de Judá. Así que, el comienzo del segundo ciclo de Orión para el juicio es especialmente reconocido por un carillón en el plan de Dios.

Si creemos que ya entendemos el esquema y esperamos encontrar un carillón cada vez que llegamos a Saiph en cada ciclo, entonces seremos decepcionados o sorprendidos en el próximo carillón...

4° carillón: el sellamiento cumplido de los 144.000

Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero. Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios, diciendo: Amén. La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén. (Apocalipsis 7:9-12)

Para saber dónde estamos en el flujo del tiempo, debemos leer los versículos que preceden a esta escena:

Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol. Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel. De la tribu de Judá, doce mil sellados. De la tribu de Rubén, doce mil sellados. De la tribu de Gad, doce mil sellados. De la tribu de Aser, doce mil sellados. De la tribu de Neftalí, doce mil sellados. De la tribu de Manasés, doce mil sellados. De la tribu de Simeón, doce mil sellados. De la tribu de Leví, doce mil sellados. De la tribu de Isacar, doce mil sellados. De la tribu de Zabulón, doce mil sellados. De la tribu de José, doce mil sellados. De la tribu de Benjamín, doce mil sellados. (Apocalipsis 7:1-8)

El carillón viene después de que los 144.000 están completamente sellados y también después de que se ha alcanzado el número total de los mártires (la gran multitud de Apocalipsis 7:9) para testificar para Dios Padre. Eso es cuando simbólicamente ellos están ante el trono con sus vestiduras blancas de la justificación por la fe.

El comienzo de la intensa fase de persecución en el quinto sello se muestra en Orión con Saiph para otoño de 2014. El profeta Juan ya está al fin de esta fase, por lo que el carillón no puede ser una referencia a eso. Tampoco puede significar el inicio del Ciclo de las Trompetas en el 1° de febrero de 2014 - que por supuesto también comienza con Saiph - debido a que la intensa fase del sellamiento de los 144.000 recién comenzaba con la primera trompeta. Tendremos que pensar cuidadosamente acerca de por qué no encontramos carillones para esos dos pasajes de Saiph.

Sin embargo, por nuestros estudios preliminares es muy fácil determinar en qué día de la historia humana el carillón de Apocalipsis 7 suena... es el 17 de octubre de 2015. Es el día en que nuestro Señor cesará Su servicio de intercesión y comenzará a cambiar Sus vestiduras sacerdotales a Sus vestiduras reales. Es también el día en que se cerrará la puerta de la misericordia para el resto de la humanidad. Después de eso, nadie excepto los 144.000 alcanzará la venida de Jesús y será salvo. Todos los mártires habrán terminado de dar su testimonio en ese momento. Podemos estar seguros de que Apocalipsis 7 reconoce justo este momento histórico con un carillón.

Pero ¿por qué es el cierre de la puerta de la gracia para la humanidad una ocasión de alegría para Dios? Porque entonces se habrá decidido finalmente el juicio del Padre. Se habrá peleado la batalla final por las almas de los hombres. Todo el mundo habrá hecho su decisión y escogido un lado o el otro, y lo único que queda será el año de las plagas en el que nadie va a cambiar más su decisión o su lado. Dios y el universo habrán ganado la mayor victoria si - sí, sólo si - los 144.000 realmente fueron encontrados y sellados para ese entonces.

Entonces, todos los ángeles, los cuatro seres vivientes y los ancianos pueden legítimamente caer sobre sus rostros como la gran multitud mencionada previamente...

Diciendo: Amén. La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén. (Apocalipsis 7:12)

Esto expresa la clara victoria del Padre en contra de la prosecución del adversario Satanás, en el conflicto por Su gloria y poder. Todos los ángeles son testigos de que seres creados (los 144.000 y los mártires), han cumplido su parte en el plan de redención. Sin embargo, todavía hay una última obra que hacer... los 144.000 todavía tienen que pasar por el tiempo de las plagas sin intercesor y sin pecar.

5° carillón: el comienzo del tiempo de las plagas

Sólo una semana después, que en tiempo terrenal - y más aún en tiempo celestial - es sólo un momento, estamos de vuelta a pasar a Saiph...

El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos. Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios, diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado. Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. (Apocalipsis 11:15-18)

En busca del acontecimiento histórico al que se hace referencia en este carillón, no debemos dejarnos engañar por el primer versículo, que viene antes del carillón. El primer versículo de esta secuencia, Apocalipsis 11:15, es sólo una confirmación más de nuestra opinión de que el sonido de la séptima trompeta es sobre el cuarto carillón que muestra la victoria de Dios Padre y el Hijo (Su Ungido). Ya habrá sido desenmascarada la mentira de Satanás que no existieran ni siquiera 144.000 seres creados que reconocieran la autoridad de Dios por amor y obedecieran Sus mandamientos justos. Pero en ese momento, la prueba definitiva para el universo todavía tiene que comenzar. Los 144.000 deben mostrar su lealtad al Dios del universo a través de la obediencia no sólo en palabras, sino también en hechos por el poder del Espíritu Santo, que les llevará a través de este gran tiempo de angustia con 372 raciones diarias.

Al concluir el Ciclo de las Trompetas el 17 de octubre de 2015, Satanás habrá perdido el caso y por lo tanto su poder sobre la tierra finalmente se le quitará. El 24 de octubre de 2015, Jesucristo estará vestido con Su manto real. En ese día, los veinticuatro ancianos tendrán plena razón al decir que "has tomado Tu gran poder, y has reinado." Ya sea que lo crean o no, todo el mundo verá esto confirmado el 25 de octubre de 2015, cuando el estallido de rayos gamma de la primera plaga caiga sobre los impenitentes.

El siguiente versículo resume todos los eventos que ocurrirán justo antes y durante el Ciclo de las Plagas:

Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. (Apocalipsis 11:18)

¿Cuándo se airarán las naciones? Los cuatro vientos de la Tercera Guerra Mundial serán desatados en la sexta trompeta. Eso se está anunciando visiblemente en todas las trompetas precedentes también, pero hasta ahora esto ha sido ignorado por la mayoría. En ese momento, los vientos de la sexta trompeta ya no serán retenidos, y así las naciones se enojarán y lucharán entre sí.

La ira de Dios vendrá justo en el primer pasaje de Saiph en el Ciclo de las Plagas. La petición de los mártires bajo el altar del quinto sello será entonces cumplida, y la recompensa será dada a aquellos que no se arrepienten. Aquellos que han destruido la tierra con sus guerras (presumiblemente con armas nucleares) recibirán ahora su juicio de Betelgeuse y de los siete ángeles de las plagas. La recompensa para los fieles de Dios llegará al fin del año de las plagas. Aprendimos todo esto del maravilloso y gozoso carillón de Dios al comienzo del año de las plagas. El período de incertidumbre será entonces terminado, y se levantarán las restricciones que el juicio ha puesto sobre Dios. Dios finalmente será capaz de cuidar a Su pueblo con todo Su poder sin más consideración a las acusaciones de Satanás. Aquellos quienes han sufrido la experiencia de Job como nosotros, y que han pasado por la experiencia de Ezequiel cuando él estaba llevando los pecados del pueblo de Dios (Ezequiel 4) - aquellos quienes durante años han tenido que soportar las burlas, la indiferencia y el rechazo de sus propios hermanos mientras daban estos últimos mensajes de la gracia de Dios - aquellos son los que pueden estimar la alegría con la que el año de las plagas comenzará para todos los que entonces verán la confirmación de su verdadera gran esperanza de la manifestación gloriosa del Señor.

6° carillón: el fin del tiempo de las plagas

Después de esto oí una gran voz de gran multitud en el cielo, que decía: ¡Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios nuestro; porque sus juicios son verdaderos y justos; pues ha juzgado a la gran ramera que ha corrompido a la tierra con su fornicación, y ha vengado la sangre de sus siervos de la mano de ella. Otra vez dijeron: ¡Aleluya! Y el humo de ella sube por los siglos de los siglos. Y los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se postraron en tierra y adoraron a Dios, que estaba sentado en el trono, y decían: ¡Amén! ¡Aleluya! (Apocalipsis 19:1-4)

La fecha de la destrucción del Nuevo Orden Mundial de la gran ramera ya está marcada en nuestro diagrama general de las líneas de tiempo de Daniel. Lo siguiente ocurrirá el 24 de septiembre de 2016, exactamente 30 días antes de la venida de nuestro Señor:

El séptimo ángel derramó su copa por el aire; y salió una gran voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho está. Entonces hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra. Y la gran ciudad [el Nuevo Orden Mundial] fue dividida en tres partes [la alianza del dragón, el falso profeta y la bestia se rompe], y las ciudades de las naciones cayeron; y la gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del ardor de su ira [la sentencia contra la gran ramera del carillón de Apocalipsis 19]. Y toda isla huyó, y los montes no fueron hallados. Y cayó del cielo sobre los hombres un enorme granizo como del peso de un talento; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande [la gente todavía blasfema a pesar de todas las siete plagas, ya que todavía faltan 30 días para la venida de Jesús]. (Apocalipsis 16:17-21)

La sangre de los siervos del Señor será vengada, y las almas bajo el altar sólo tendrán que “esperar” un mes más hasta su resurrección. Nos encontramos de nuevo en la estrella Saiph. El León de Judá, el Rey de reyes, habrá ejecutado justamente Su venganza como Sus justos se Le habían pedido. Él habrá revertido el proceso de la creación para aquellos que no quieren vivir para siempre en Su reino de amor y justicia. Él habrá sustituido todas las advertencias con gracia de las trompetas con castigos sin piedad. ¡Hecho está! El Ciclo de las Plagas ha terminado, pero a pesar de toda la alegría que hay por ello en el cielo y entre los justos, todavía no hay nadie entre los vivos injustos que darían gloria a Dios. Menos de 30 días quedan hasta que lo que está escrito en Apocalipsis 3:9 llegue a pasar:

Entonces conoció la sinagoga de Satanás que Dios nos había amado, a nosotros que podíamos lavarnos los pies unos a otros y saludarnos fraternalmente con ósculo santo, y ellos adoraron a nuestras plantas. Pronto se volvieron nuestros ojos hacia el oriente, donde había aparecido una nubecilla negra del tamaño de la mitad de la mano de un hombre, que era, según todos comprendían, la señal del Hijo del hombre. {PE 15.1; EW.15.1}

Los carillones faltantes

Con cuatro ciclos de Orión y por lo tanto cuatro vueltas del reloj, llegamos a la estrella del caballo blanco, Saiph, un total de ocho veces. Sin embargo, "sólo" encontramos seis carillones. ¡Tiene que haber una razón de por qué! Los carillones faltantes de los pasajes de Saiph son:

  1. El otoño de 2014, en el Ciclo del Juicio
  2. 31 de enero/1° de febrero de 2014, en el comienzo del Ciclo de las Trompetas

Si queremos completa armonía en nuestra interpretación, tenemos que entender por qué no hay carillones durante estos dos pasajes de Saiph.

¿Qué va a pasar en otoño de 2014? Vamos a llegar a la estrella del caballo blanco en el Ciclo del Juicio, y por lo tanto la fase "caliente" del quinto sello finalmente empezará:

Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos. (Apocalipsis 6:9-11)

Una y otra vez quiero hacer hincapié en que este quinto sello consta de dos fases. En la primera fase, las "almas bajo el altar" se quejan de que Dios, obviamente, tiene demasiada paciencia con los habitantes de la tierra. Con impaciencia y con tono de reproche dirigen su petición urgente por la venganza a Dios... "¿Hasta cuándo…no juzgas y vengas?” ¿No es éste el mismo lenguaje que usamos mientras esperamos con impaciencia los grandes acontecimientos visibles, como las bolas de fuego y la Ley Dominical? El quinto sello empezó a abrirse en 2010 con el mensaje de Orión, y estuvimos esperando el comienzo de la persecución ya para 2012 con el juicio de los vivos. Pero aún tuvimos que esperar todo un año de gracia hasta que los grandes movimientos en el Vaticano tomaran lugar. Hubo la renuncia papal sensacional, la elección del primer papa jesuita y el establecimiento de sus generales en todo el mundo - todo lo cual predijimos al día. Pero después de todo eso, de nuevo se puso un poco más tranquilo para el pueblo adventista, que sólo está ansioso por la Ley Dominical. Al parecer no hay nada más que pueda despertarlo de su letargo de la "Bella Durmiente".

El principio del Ciclo de las Trompetas prometió mayores eventos. Rusia quemó la hierba verde de la Crimea y cayó como una montaña ardiendo de fuego en el mar de los pueblos de Europa en el este de Ucrania, pero ni siquiera eso podría impedir que los burladores sigan burlándose de Dios y de nosotros. Todavía declaran temerariamente que todo es nulo y nada y fuera de armonía con los textos proféticos. En la próxima parte de esta serie de artículos, voy a mostrar lo equivocados que están, y que incluso fue profetizado que las advertencias se enriquecerían con tanta gracia que los escépticos tendrían suficiente oportunidad para alimentar sus dudas.

Luego viene la promesa de Jesús en el pasaje de la Biblia de arriba de que la fase de muerte y persecución vendrá, y luego el número de almas que esperaran desesperadamente bajo el altar se completará. El período pequeño de los dos años y medio de paz entre la primavera de 2012 y el otoño de 2014 se acabará. Ay de todos aquellos que no han comprendido el texto ni reconocido que el Ciclo del Juicio de Orión siempre ha señalado al otoño de 2014 en el hemisferio norte. Aunque ya ha habido tres versiones de la presentación de Orión, cada una adornada con nuestro creciente conocimiento, las fechas de los años y la lectura original del gran reloj del tiempo nunca han cambiado. Desde enero de 2010, cada lector podía ver con sus propios ojos el único año futuro que está marcado en la esfera del Reloj de Orión en el Ciclo del Juicio: 2014. Saiph apunta a este año en curso, específicamente al Día de la Expiación.

Por desgracia, esto no es de ninguna manera un acontecimiento alegre que deba ocurrir ahora. Sólo hay una parte muy pequeña de la Iglesia Adventista, que está purificada y aprobada por Dios. La gran mayoría de los trabajadores de la 11° hora no se han encontrado aún, y ellos incluso tienen que venir de otras denominaciones fuera de la Iglesia Adventista, puesto que es tan apóstata que, entre sus 18 millones miembros, ni siquiera 144.000 pueden ser encontrados como testigos para Dios Padre.

Estas circunstancias por sí solas son suficientes para nosotros entender por qué ningún carillón gozoso está sonando en este momento. La situación que estamos viviendo aquí en el frente en Paraguay también es más que alarmante y preocupante. Estamos en la fase de Elías, quien desesperadamente Le preguntó a Dios:

El [Elías] respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida. (1 Reyes 19:14)

Y Dios le respondió:

Y yo haré que queden en Israel [en las iglesias cristianas] siete mil [144.000], cuyas rodillas no se doblaron ante Baal, y cuyas bocas no lo besaron. (1 Reyes 19:18)

¡No vemos a los 144.000! Nuestro número es pequeño, y parece que la pequeña iglesia verdadera de Dios caerá o perecerá. Y, sin embargo, nuestra confianza en las promesas de Dios todavía trasciende cualquier duda. Esta es la motivación y la fuerza impulsora para continuar y no dejar que nuestro amor por los hermanos se enfríe. No los estamos dejando en la ignorancia y la oscuridad sin transmitirles nuestro conocimiento a ellos, que se ha extendido a diario por el Espíritu Santo, si quieren escucharlo o no. Con cada nueva publicación - ya sea en nuestro sitio web o en Facebook - se nos acusa de hablar con odio, usar tácticas de miedo, alarmismo y de ser sin amor, a pesar de que justo el amor de Dios es, de hecho, lo que nos impulsa a seguir advirtiendo a los hermanos y a limpiar su saliva de nuestros rostros.

Así, ambos pasajes de Saiph tienen lugar en los momentos de mayor tensión en la Corte Suprema del Juicio en el Cielo, así como bajo el sudor de Getsemaní para los pocos testigos de Dios el Padre que han sido encontrados hasta el momento. Llamamos a este tiempo, el juicio de los vivos, porque las personas que viven ahora tienen que levantarse de la mayoría apóstata como la última generación.

Incluso la Biblia se refiere a la fase del juicio de los vivos como el silencio en el cielo durante la apertura del séptimo sello. Hemos demostrado en la primera parte de esta serie de artículos que el silencio cubre el período de 1260 días o 3 años y medio, que abarca desde el 6 de mayo de 2012 hasta el 17 de octubre de 2015. Los dos pasajes de Saiph donde no hay sonidos del carillón caen justo en este período extremadamente tenso. Todo el universo contiene la respiración y desea saber si suficientes testigos para el Padre pueden ser encontrados para que Él gane el caso. No es de extrañar que no hay carillón en este tiempo, con el fin de no interrumpir este silencio en el cielo. En última instancia, la ausencia de estos carillones proporciona aún más prueba de que fuimos conducidos por el Espíritu Santo en nuestra interpretación porque es Él quien "os hará saber las cosas que habrán de venir." (Juan 16:13)

El caballo blanco y la purificación

Ahora hemos encontrado los hitos del plan de salvación de Dios para el universo en el Reloj de Dios en Orión. Cada vez que llegamos a la Estrella del Caballo Blanco en un ciclo, estamos siendo testigos de un acontecimiento histórico que representa un nuevo giro en el gran plan para liberar al universo del pecado. La siguiente tabla resume todos estos hitos, una vez más:

CarillónCicloPaso de SaiphFechaEvento de Purificación
1 Gran Ciclo de Orión 1 27 de octubre de 4037 a.C. La humanidad es creada para sustituir a los ángeles caídos del cielo. El primer Adán caería, pero el segundo Adán junto con la última generación desarrollará el antisuero contra el pecado en el universo. Una raza humana purificada remplazará un día a los ángeles inmundos.
2 Gran Ciclo de Orión 2 27 de octubre de 5 a.C. Jesucristo, el segundo Adán, se convierte en humano para morir en la cruz por los pecados de la humanidad. Su vida y disposición al sacrificio será el modelo para la última generación. La justificación por la fe recibió su fundación. Donde el primer Adán se había convertido en impuro, Jesús vivió una pura vida ejemplar.
3 Ciclo del Juicio 1 Diciembre de 1846 Hay una iglesia purificada en la tierra, que también ha aceptado la verdad del sábado. La apertura de los siete sellos ha comenzado, así como el juicio investigativo, y la última generación está siendo desarrollada para resistir durante el año de las plagas sin intercesión. Dios se limpia una nación de reyes y sacerdotes.
ninguno Ciclo de las Trompetas 1 1° de febrero de 2014 La luz del Cuarto Ángel se da totalmente en la revelación de los ciclos de las trompetas y las plagas. La autoridad para profetizar estos últimos ciclos en nombre de Dios llega a Paraguay. Mientras tanto, la última gran batalla antes del Milenio comienza contra el ejército de Satanás.
ninguno Ciclo del Juicio 2 Otoño de 2014 Esta es la última etapa de limpieza importante en el juicio investigativo. Esto es el comienzo de la fase "caliente" del quinto sello y el comienzo de los desastres que guiarán a la Ley Dominical. El trigo será separado de la cizaña bajo circunstancias difíciles.
4 Ciclo de las Trompetas 2 17 de octubre de 2015 Ha muerto el último mártir, y todos los 144.000 están sellados. Ahora Dios realmente tiene un pueblo limpio - la última generación - en la tierra, quienes habían dado su testimonio y pueden ahora soportar la última prueba sin Intercesor en el tiempo de las plagas.
5 Ciclo de las Plagas 1 25 de octubre de 2015 La tierra ha sido liberada de las pretensiones al poder de Satanás, y ahora el Señor Jesús tiene el pleno derecho a ser también el Señor de la tierra. Ahora pueden venir Sus castigos. El falso Cristo, que ya camina la tierra, no puede hacer nada contra las plagas purificadoras. El estallido de rayos gamma de Betelgeuse representa el verdadero fuego purificador que Guillermo Miller creyó haber encontrado al final de la profecía de las 2300 tardes y mañanas.
6 Ciclo de las Plagas 2 24 de septiembre de 2016 La tierra será limpiada del Nuevo Orden Mundial y la Gran Ramera. Esto allana el camino para la segunda venida de Jesús. Los imperios del mundo se desmoronaron y las ciudades de los paganos son destruidas. En las alturas simbólicas del santo Monte de Sion, la última generación de Dios está esperando por la liberación de la mano de sus enemigos y por la resurrección de sus amigos y familiares en la segunda venida de Jesús 30 días más tarde.

El clímax del Gran Conflicto

Cualquiera que haya estado prestando atención ya habría descubierto el torcimiento inusual en el medio de los ciclos. El Ciclo de las Trompetas comienza el 1° de febrero de 2014, antes de que el Ciclo del Juicio alcance a Saiph en otoño del mismo año. Estudiantes diligentes de la profecía ya están familiarizados con esta torsión porque la estructura especular compone todo el libro de Apocalipsis (así como muchos otros libros proféticos).

En su ensayo alemán sobre la estructura literaria del libro de Apocalipsis, Rolf J. Pöhler de la Universidad Adventista de Friedensau escribe:

Que el Apocalipsis es una unidad inseparable y entrelazada está claro no sólo a través de su patrón simétrico, sino, además, sus partes individuales también están conectadas entre sí en un patrón de quiasmo entrelazado. Cualquiera que haya tratado de delinear limpiamente las principales secciones del libro una de la otra, sin embargo, es confrontado con la forma en que el libro es reacio a ser descompuesto de esa manera en sus partes componentes. Se necesita una reformulación, que es radical a la mente analítica occidental: en vez de aislar los ciclos individuales de la visión y separarlos el uno del otro, es importante reconocer la forma en que mutuamente se entrelazan y qué significado tiene esto para la interpretación. [Traducido]

Una representación gráfica de la estructura de los capítulos de Apocalipsis ilustra claramente lo que el autor dice:

Organización especular de Apocalipsis

Ahora comparemos la estructura de los acontecimientos históricos que señala el carillón celestial. El prólogo es la guerra en el cielo y la expulsión de un tercio de los ángeles a la tierra. Se corresponde con el epílogo del milenio y el fin ulterior de todo pecado en el universo. Este es el gran marco del plan de salvación de Dios para el universo, desde la primera aparición del pecado hasta su completa y eterna extinción.

Organización especular de los carillones

Uno puede ver a simple vista que ambos diagramas tienen exactamente la misma estructura básica del quiasmo entrelazado. Esto es sorprendente si tenemos en cuenta que, sin los ciclos de Orión, nunca habría sido posible descubrir los dos carillones que están "escondidos" durante el período de silencio en el cielo.

Vamos a encontrar algo más a través de los ciclos de Orión en el artículo sobre El Misterio de Ezequiel. Esa conexión bíblica nos dará información específica sobre los acontecimientos en el Ciclo de las Trompetas que nadie podría haber reconocido antes. Así, el libro de los siete sellos que Jesús escribió en los cielos, demuestra una vez más ser una valiosa adición a los libros de la Biblia, y la Biblia misma apunta a su existencia y nos pide que lo comamos (Ezequiel 2:9-3:3). Todo aquel que niega la existencia de este libro no sólo niega a Elena de White, que la confirmó, sino también niega a la Biblia misma. Es un argumento falso de muchos (apóstatas) protestantes de retirarse a "sola scriptura" en tales casos negando la importancia o la existencia de libros extra-bíblicos en la interpretación de la profecía, cuando la misma Biblia lo requiere.

Por ejemplo... Pablo nos dice:

Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. (Romanos 13:1-2)

¿Cómo puedo saber lo que requieren las autoridades si no conozco las leyes de mi país? ¿Y dónde están las leyes escritas? En los respectivos libros de derecho. Si niego su existencia y me retiro a "sola scriptura", entonces yo no puedo obedecer a las autoridades como exige la Biblia, porque todos los libros extra-bíblicos serían inexistentes o de poca importancia para mí. ¿Entienden lo que quiero decir? ¿Cuánto peor nos comportamos cuando negamos la existencia de los libros sagrados celestiales que Jesús mismo ha señalado?

Al comparar directamente los dos lados de la estructura de quiasmo entrelazado de los carillones, de acuerdo a cómo ellos son revelados en el libro celestial de los siete sellos, podemos descubrir aún más bellas armonías que hasta hoy han estado ocultas a los ojos humanos:

Creación del hombre para la repoblación del Cielo
vs.
La séptima plaga destruye el Nuevo Orden Mundial de los hombres

El propósito de la creación de la humanidad se vio claramente en este artículo con una cita de Elena de White. 6.000 años de pecado debían transcurrir en este planeta hasta que Dios hubiere limpiado el número total de Sus "reyes y sacerdotes". Estos deben remplazar a los rebeldes en el cielo, que hace mucho tiempo se habían levantado contra Dios y habían declarado Sus órdenes injustas. Estos rebeldes encontraron a sus seguidores en la tierra en las personas que van de los constructores de la Torre de Babel todo el camino hasta los que tiran las cuerdas del Nuevo Orden Mundial y quieren establecer el dominio del mundo de Satanás. Pero (ojalá) Dios Padre va a ganar el proceso contra los rebeldes y su líder, y de este modo gana el derecho de destruir el reino del acusador para siempre con las plagas. La séptima plaga terminará esta destrucción del imperio mundial de Satanás.

La primera venida de Jesucristo y Su muerte en la cruz
vs.
La primera plaga cae para castigar aquellos que no son de Jesús

Un nivel más alto en el quiasmo, el momento más grande y hermoso en el plan de salvación se compara con el más triste y miserable. Dios dio a Su Hijo unigénito, por amor a los hombres, para que todos los que le amen y le acepten reciban la vida eterna. Pero la gran mayoría de las personas que viven en el planeta hoy en día no pasarán la gran prueba. En otras palabras, se han condenado a sí mismos a la muerte eterna porque negaron la voz que hablaba desde el cielo y no quisieron aceptar el gen de la vida. Todos ellos - sin excepción - van a sufrir la primera muerte en las plagas a más tardar, y después del milenio la muerte segunda. Aquellos quienes transgreden el Sábado del Señor y aceptan la marca de la bestia, la observancia del domingo, incluso conseguirán una plaga especialmente desagradable que hará de su transgresión de los mandamientos de Dios una marca visible en su propio cuerpo. Como Jesús fue presentado en la cruz desollado y desfigurado a la multitud curiosa, así ahora Dios presenta a la humanidad la consecuencia de rechazar Su gracia.

Jesucristo abre el primer sello en el juicio
vs.
El quinto sello se abre por completo para la obra de los testigos

La apertura del primer sello fue hecha por el jinete del caballo blanco; Jesucristo mismo fundó la Iglesia Adventista del Séptimo Día en la tierra. Cuando aceptaron la verdad del sábado, hubo una vez más un pequeño grupo de personas en la tierra que realmente podrían ser descritos como el pueblo de Dios. Durante 168 años, hasta el fin del juicio de los muertos, ellos tenían la responsabilidad de advertir a la gente de no aceptar la marca de la bestia. El mensaje del tercer ángel tenía que preparar a las personas a ser testigos de Dios Padre y de fortalecerlas y armarlas para la última gran batalla en el juicio de los vivos. En la fase "caliente" del quinto sello, este grupo de personas, compuesto por los mártires y los 144.000 tendrá que demostrar si van a permanecer fieles a Dios bajo persecución y amenazas de muerte. El torcimiento que conocemos de la estructura básica del Apocalipsis representa ahora ambos pasajes de Saiph en el Ciclo del Juicio como estando en perfecta relación. ¡Tal armonía se encuentra en los carillones, advirtiéndonos desde el Cielo para permanecer fiel a Dios en todas las circunstancias!

Primera trompeta: el sellamiento de los 144.000 comienza
vs.
La séptima trompeta concluye el sellamiento de los 144.000

El 31 de enero/1° de febrero de 2014 el Cuarto Ángel de Apocalipsis 18 descendió con poder, y a través de Él pudimos reconocer los Ciclos de las Trompetas y las Plagas. Vamos a mostrar con más detalle en un próximo artículo, que el tiempo del sellamiento de los 144.000 ya comenzó. Esto se muestra en Ezequiel 9 por el hombre con el tintero de escribano. Durante este tiempo - al menos hasta la sexta trompeta - los cuatro vientos siguen estando retenidos de manera que el sellamiento de los 144.000 se pueda completar. Estará terminado cuando todos los 144.000 testigos de Dios Padre puedan en su totalidad ser presentados ante el Juez Supremo del universo, y Él pueda dejar Su servicio de intercesión en el Lugar Santísimo al sonido de la séptima trompeta y emitir Su sentencia a favor de Dios Padre. Entonces, los imperios del mundo pertenecerán a nuestro Señor. Una vez más se junten los pasajes por Saiph en el Ciclo de las trompetas, como anteriormente los pasajes por Saiph en el Ciclo del Juicio, y se ponen en perfecta armonía por la estructura del cruce apocalíptico.

El quiasmo - la estructura literaria - no refleja nuestra forma habitual de leer un libro, en el que el clímax se alcanza generalmente al fin de la obra literaria. El quiasmo se construye en capas como una pirámide, y la parte superior de la pirámide representa la culminación de toda la obra. Los carillones abarcan toda la historia de la humanidad desde la creación de Adán hasta el fin de las plagas; así que, a través de la visión que Él dio a Juan, Jesús mismo nos explica cuáles eventos cuentan como el corazón del plan de salvación para Dios y el universo. Ellos son los dos carillones en el centro del quiasmo, que son inaudibles por el silencio en el cielo: El tiempo del sellamiento de los 144.000 y el tiempo del testimonio de los mártires y otros perseguidos bajo las Leyes Dominicales. Ambos eventos corren casi en paralelo con una diferencia de tiempo de sólo ocho meses en los últimos 624 días del juicio de los vivos. El sellamiento de los 144.000 empezó el 1° de febrero de 2014, mientras que la persecución no comenzará hasta otoño de 2014. Hasta entonces, todavía habrá misericordia y tiempo para el estudio y la preparación de los caracteres.

El punto culminante de la Gran Controversia es la gran batalla que se lleva a cabo en este momento entre los que han hecho su pacto con Satanás (13 + 13) y los que han hecho su pacto con el Rey de reyes (12 + 12). Lo que señalé en la primera parte de esta serie es ahora confirmado bíblicamente y definitivamente: no es la Batalla de Armagedón la que es el pico del conflicto entre el bien y el mal, sino más bien nuestro tiempo presente de la guerra espiritual contra las fuerzas del mal (y lamentablemente también contra los hermanos influenciados por ellos).

El verdadero clímax final de la Gran Controversia, por lo tanto, depende de los seres creados - es decir, nosotros los humanos. El Cielo está en silencio observando si vamos - o no - a lograr hacer las obras mayores que Jesús profetizó de nosotros. ¿Vamos a demostrar que somos dignos de Nuestra Alta Vocación?

Una vez más... el Trio Divino

Si tenemos en cuenta sólo los carillones "audibles" y excluimos los "ocultos" por un momento, podemos ver que Dios presenta la obra del Trío Divino de nuevo en la forma de una estructura con dos tripletes.

Los tres primeros carillones son indicativos de la obra creadora en la historia del plan de salvación para el universo:

  1. El nacimiento de la humanidad (4037 a.C.) por decisión de Dios Padre
  2. El nacimiento o la encarnación de Jesucristo (5 a.C.) como Su sacrificio voluntario
  3. El nacimiento de la iglesia purificada (1846) a través de la obra del Espíritu Santo

Los últimos tres carillones "audibles" están puestos en el quiasmo como los actos de terminación. Todo lo que se inició en los primeros tres carillones es terminado en los últimos tres.

  1. El 17 de octubre de 2015, al sonido de la séptima trompeta, el Espíritu Santo derramará las 372 raciones diarias para los 144.000 para el tiempo de las plagas. La última generación, que debe emerger de la fe adventista (no de la organización), estará lista para su prueba final.
  2. El 25 de octubre de 2015, Jesucristo, vestido de ropas reales, ordenará que comiencen las plagas. El castigo se iniciará para Sus enemigos que Lo rechazaron a Él y a Su sacrificio.
  3. El 24 de septiembre de 2016, Dios Padre declarará que el plan de la redención en la tierra se ha terminado porque la humanidad ahora puede cumplir su propósito original: "El séptimo ángel derramó su copa por el aire; y salió una gran voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho está." (Apocalipsis 16:17) Por lo tanto Jesús recibe el derecho de arrebatar a Su pueblo de la tierra para poblar el Cielo de nuevo... Ahora, Su Segunda Venida puede suceder.

No quiero terminar este artículo sin señalar, cuán pocos de toda la humanidad en realidad entrarán por la puerta estrecha. Esto debería hacernos a todos tristes, porque el Trío Divino realmente ha hecho todo lo posible para dar a cada uno una oportunidad perfecta para recibir la vida eterna. Nos corresponde a nosotros, luchar para alcanzar la perfección del carácter de Dios y querer vivir una vida sin pecado en toda santidad. Entonces el hacer es que Dios obrará en nosotros como lo prometió en Filipenses 2:13.

Cada lector debe preguntarse a sí mismo si realmente pertenece a este grupo y presta atención al consejo del Espíritu de Profecía:

Esforcémonos con todo el poder que Dios nos ha dado para estar entre los ciento cuarenta y cuatro mil (The Review and Herald, 9 de marzo de 1905). {CBA 11871.5; 7BC 970.10}

Si es así, ustedes también reconocerían las tres características de las tres partes del sello de los 144.000, como Apocalipsis 3:12 lo describe:

Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.

¡Examinaos a vosotros mismos!

No es Su voluntad que entren [el pueblo de Dios] en controversias por cuestiones que no los ayudarán espiritualmente, tales como: ¿Quiénes han de componer los 144.000? Fuera de duda, esto lo sabrán dentro de poco los que sean elegidos de Dios. —Mensajes Selectos 1:205 (1901). {EUD 227.1; LDE.269.1}

Si tenemos que luchar por estar entre los 144.000, ¿crees que sería una buena motivación para esforzarse porque no queremos ver la muerte? ¿Qué significa realmente vestirse del carácter de Jesús? ¿Qué era lo que Jesús estaba dispuesto a renunciar para el universo, de modo que todos los seres creados pudieran seguir viviendo en él? ¡Pregunten a los hermanos en las iglesias adventistas (u otras denominaciones cristianas), qué renunciarían a fin de que seres que nunca antes hayan visto o conocido puedan vivir! ¿Qué estarían dispuestos a renunciar de manera que su Amigo y Hermano, Jesús - que murió para ellos - pueda ganar la victoria y Su Padre pueda ser justificado? ¿Saben por qué Jesús dijo lo siguiente, o necesitan ustedes todavía más leche porque no pueden soportar ciertas cosas?

Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará. (Mateo 16:25)

Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. (Juan 15:13)

Y ya que sé cómo la mayoría de ustedes piensa, les hago una pregunta más impactante aquí al fin de este artículo: ¿Creen ustedes que Jesús estaba hablando de la primera muerte física con la esperanza de resurrección, o de la segunda muerte que significa dejar de existir por la eternidad?

< Anterior                       Siguiente >

Somos la GranjaNubeBlanca en YouTube!

Canal GranjaNubeBlanca

Desde noviembre de 2016 estamos publicando nuevos estudios en GranjaNubeBlanca. Con la certificación del Notario celestial, nuestro plazo para publicar artículos ha terminado, ¡pero no es el fin de nuestra obra! Las profecías se están cumpliendo a toda velocidad, y con el comienzo del primer ay el 5 de diciembre de 2017, hay mucho que compartir que se presta para ser comunicado por un medio diferente: videos.

Te invitamos a suscribirte, compartir y visitar a menudo para que puedas seguir informado sobre los últimos desarrollos proféticos y obtener un mejor entendimiento del último mensaje de advertencia enviado a un mundo moribundo. En Su misericordia, Dios ha dado un marco profético en el cual los eventos actuales (de los últimos días) pueden ser entendidos apropiadamente, de modo que a través de este mensaje, ¡te damos las noticias de hoy ayer!