El Último Conteo

Jesús con la hoz La mayoría de los cristianos saben que la cosecha de los fieles seguidores de Dios debe venir al final del tiempo. Jesús nos dejó algunas parábolas y pistas en la Biblia para ayudarnos a entender correctamente la cosecha. Muchas personas se preguntan: ¿Por qué prosperan los malvados? Sí, a ellos a menudo les va mucho mejor que a los que quieren vivir de una manera que esté en armonía con Dios. Debe haber una separación entre el trigo y la cizaña eventualmente, la cual se lleva a cabo AHORA, porque el tiempo cuando Dios muestra Su justicia ha llegado.

¿Piensas que perteneces al trigo bueno, o estás viviendo de fiesta en fiesta, sin que nada te importe? ¿Estás realmente seguro de que la puerta de la gracia aún no se ha cerrado o te remuerde la conciencia cuando lees en nuestro sitio web que el tiempo de la gracia se ha acabado? ¿Y qué si realmente ha terminado, a pesar de que los grandes desastres anticipados aún no han golpeado?

¿Les interesa este tema en realidad, o sólo quieren permanecer ignorantes al respecto? ¿Han tocado sus corazones los dos artículos anteriores acerca de los acontecimientos que han tenido lugar y la importancia del descubrimiento del sello del rey Ezequías? ¿Estuvieron felices con la bendición que fue prometida para el fin de los 1335 días, o es sólo mucha palabrería para ustedes? ¿Escalaron la montaña de la verdad y del entendimiento, de la cual mi amigo y hermano Robert escribió, y decidieron poner en sus labios el cáliz de amor abnegado como resultado? ¿Se hizo una realidad para ustedes que ya estamos viviendo en la etapa final de un tiempo que ya ha sido acortado? Me imagino que a pesar de que hayan leído los artículos de mis dos compañeros autores, aún no pueden creerlo. Dios reveló hace mucho tiempo que prácticamente nadie reconocería el tiempo después del cierre de la puerta de la gracia. Elena de White escribió lo siguiente:

Cuando la presencia de Dios se retiró de la nación judía, tanto los sacerdotes como el pueblo lo ignoraron. Aunque bajo el dominio de Satanás y arrastrados por las pasiones más horribles y malignas, creían ser todavía el pueblo escogido de Dios. Los servicios del templo seguían su curso; se ofrecían sacrificios en los altares profanados, y cada día se invocaba la bendición divina sobre un pueblo culpable de la sangre del Hijo amado de Dios y que trataba de matar a sus ministros y apóstoles. Así también, cuando la decisión irrevocable del santuario haya sido pronunciada y el destino del mundo haya sido determinado para siempre, los habitantes de la tierra no lo sabrán. Las formas de la religión seguirán en vigor entre las muchedumbres de en medio de las cuales el Espíritu de Dios se habrá retirado finalmente; y el celo satánico con el cual el príncipe del mal ha de inspirarlas para que cumplan sus crueles designios, se asemejará al celo por Dios. {CS 601.1}

El reconocimiento del cierre de la puerta de la gracia es un acto de FE. No hubo un golpe de una puerta literal con un gran ruido. Fue un evento en el Santuario Celestial, y por lo tanto se necesita fe – una fe que está atenta al espacio abierto en Orión, porque de allí es de donde viene la voz de Dios. Ese es el único lugar donde vamos a encontrar lo que estamos buscando.

O, ¿es el motivo de la indiferencia de ustedes, que piensan que Dios no puede ser tan cruel como para enviar dichas plagas terribles y juicios sobre el mundo? Pero, ¿es necesariamente cierto que Él es el que causa las plagas, de cualquier manera?

Un solo ángel dio muerte a todos los primogénitos de los egipcios y llenó al país de duelo. Cuando David ofendió a Dios al tomar censo del pueblo, un ángel causó la terrible mortandad con la cual fue castigado su pecado. El mismo poder destructor ejercido por santos ángeles cuando Dios se lo ordena, lo ejercerán los ángeles malvados cuando él lo permita. Hay fuerzas actualmente listas que no esperan más que el permiso divino para sembrar la desolación por todas partes. {CS 600.2}

Debido a la indecisión de ustedes, Dios no ha permitido que las plagas ya sean derramadas en su totalidad, pero Él lo permitirá pronto – incluso muy pronto. Satanás, los ángeles caídos, y aquellos que son sus esclavos causarán los inminentes desastres, mas no Dios. Todo culminará con una última lucha en la batalla de Armagedón, cuando Jesús mismo y todos Sus ángeles, literalmente lucharán contra el ejército del mal. ¿Quieren saber cuándo se llevará a cabo eso? Entonces vengan, y sigan leyendo lo que Dios ha revelado.

De cualquier forma, antes de que la medida completa de la destrucción pueda ser permitida para que caiga sobre el mundo, el buen trigo debe ser recogido. Debe haber un pequeño rebaño en este mundo que ha recibido el afecto de Dios. Debe haber aquellos a quienes el Espíritu Santo ya ha marcado por moverse en la dirección espiritual correcta por ser puros de corazón ante los ojos de Dios. Y, sin embargo, nosotros en nuestro pequeño grupo aquí en Paraguay todavía no los conocemos a todos, y aún no sabemos si los vamos a conocer por nombre hasta que los encontremos en la nube blanca. Pareciera como si ellos todavía no se han despertado de su letargo, pero sabemos con certeza que los 144.000 deben estar sellados por el Espíritu Santo ya porque la puerta de la misericordia ha estado cerrada desde el 17/18 de octubre de 2015. Sin embargo, hay otro grupo de personas en estos últimos días quienes en una manera especial darán su testimonio para el Padre Celestial y Su carácter impecable, el cual es representado por la Ley moral[1] también. Este artículo es uno de los últimos para dirigirnos a ustedes y despertarlos, el resto de la multitud la cual nadie podía contar, para que puedan reconocer la gloria del Señor por fe.

El gran mensaje divisivo

Antes de entrar en el tema de la cosecha, tenemos que hablar acerca de los grupos que están involucrados. Estos están desempeñando su papel en el acto final en el escenario mundial en estos últimos días de la historia de la tierra (después del fin de la misericordia), siendo observados por todo el universo.[2] Este artículo está estrechamente ligado a mi otro artículo, Dos Ejércitos, y les recomendaría de todo corazón que refrescaran sus memorias de lo que se habló allí antes de continuar con el estudio de este artículo. Esos artículos van de la mano.

En los dos artículos anteriores de esta serie, mis dos amigos presentaron de una manera amorosa y conmovedora el significado de la vida, que los justos deben reconocer ahora en el fin del mundo. En cambio, mi artículo mostrará con claridad lo afilada que puede ser una espada de doble filo – y que sin duda lo es. Dios no es sólo Misericordia, sino también Justicia, y Él no nos deja en la incertidumbre respecto a lo que esto significa para Él.

Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza. (Apocalipsis 1:16)

Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca. (Apocalipsis 2:16)

Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. (Apocalipsis 19:13-15)

Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos. (Apocalipsis 19:21)

¿Han notado que todas estas son citas del libro de la revelación de Jesucristo como dice el primer versículo de Apocalipsis? Las primeras dos han sido utilizadas a menudo en nuestros artículos. Se encuentran al comienzo del Apocalipsis y son en un sentido una advertencia, y por lo tanto están relacionadas con el período previo al fin de la gracia. Sin embargo, los últimos dos versículos, muestran a Jesucristo con una ropa teñida en sangre. Se refieren a la ira de Dios y la muerte de “los demás”, así que claramente se refieren al tiempo de las plagas. Por lo tanto, debemos preguntarnos, ¿quiénes son “los demás” que son mencionados? Vamos a volver a esto pronto.

Por supuesto no hay una espada de dos filos literal saliendo de la boca de Jesús. Es un símbolo en uno de los libros proféticos más importantes de la Biblia, y por lo tanto necesita ser interpretado. La Biblia misma nos dice lo que significa:

Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; (Efesios 6: 14-18)

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta. (Hebreos 4:12-13)

¡Eso está claro! ¿Quiénes, después de leer esos versículos, todavía pueden negar que la Palabra de Dios les desafía claramente a tomar una decisión, una separación (penetrando hasta partir), y que al final todo va a salir a la luz, y nada quedará oculto? Cualquiera que niegue eso, ha sido abandonado por el Espíritu de Dios, y eso en sí mismo es ya un indicio de que, posiblemente, podría pertenecer a “los demás” ya mencionados que serán aniquilados.

Voy a mencionar reiteradamente en este artículo que el juicio investigador de los muertos y de los vivos ha sido completado, y que cada caso se ha decidido ante el Gran Juez en el gran Día de la Expiación celestial. La pregunta para ustedes personalmente es, ¿cómo eran sus “pensamientos y las intenciones del corazón”, como el versículo de la Biblia lo expresa? La Palabra de Dios ¡fue el principio guía en ese juicio! ¿Reconocieron Su voz y descubrieron Su sello en nuestros artículos?

Una y otra vez, en nuestro sitio web, por nuestros artículos, a través de nuestras Noticias Mundiales, a través de boletines informativos, publicaciones de Facebook, y en muchos mensajes privados, intentamos señalar las abominaciones de este tiempo y la variedad de cosas impuras[3] que no deben ser tocadas[4] pero, sin embargo, han entrado en las iglesias y en el mundo.

No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada. Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra; y los enemigos del hombre serán los de su casa. El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí. El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará. (Mateo 10:34-39)

¿Pudiste distanciarte de todo lo malo, incluso si eso significó problemas en tu familia, o sucumbiste en vez? ¿Usaste el tiempo de preparación, o todavía estás en Babilonia? ¿Puedes beber del cáliz de Jesús, del cual el hermano Robert escribió, y tomar tu cruz como verdadero cristiano? Eso determina si todavía puedes continuar en el camino de la santificación, o si sufrirás lo que Dios tiene preparado para los injustos, y lo que nosotros – mi amigo John y yo – desafortunadamente tenemos que presentarte en nuestros dos artículos.

¿Por qué cito esos versículos y los traigo de nuevo a sus mentes? Porque quiero ser claro y mostrarles una vez más que el tiempo de ver a través de los lentes de color rosa pasó hace mucho. Ahora es importante mostrar claramente quién está realmente siguiendo el consejo de Jesús, al haberse separado ya. Ahora es importante, identificar cuáles actores están en qué lado de la escena mundial, y qué bandera están ondeando. A Elena G. de White se le mostró la terrible batalla espiritual que arrasó hasta que la puerta de la misericordia se cerró. Lean cuidadosamente:

Vi en visión dos ejércitos empeñados en terrible conflicto. Una hueste iba guiada por banderas que llevaban la insignia del mundo; la otra, por el estandarte teñido en sangre del Príncipe Emanuel. Estandarte tras estandarte quedaban arrastrados en el polvo, mientras que una compañía tras otra del ejército del Señor se unía al enemigo, y tribu tras tribu de las filas del enemigo se unía con el pueblo de Dios observador de los mandamientos. Un ángel que volaba por el medio del cielo puso el estandarte de Emanuel en muchas manos, mientras que un poderoso general clamaba con voz fuerte: “Acudid a las filas. Ocupen sus posiciones ahora los que son leales a los mandamientos de Dios y al testimonio de Cristo. Salid de entre ellos y separaos, y no toquéis lo inmundo, que yo os recibiré, y os seré por Padre y me seréis por hijos e hijas. Acudan todos los que quieran en auxilio de Jehová, en auxilio de Jehová contra los poderosos”. {8TI 48.1}

La batalla seguía rugiendo. La victoria alternaba de un lado al otro. A veces cedían los soldados de la cruz, “como abanderado en derrota”. Isaías 10:18. Pero su retirada aparente era tan sólo para ganar una posición más ventajosa. Se oían gritos de gozo. Se elevó un canto de alabanza a Dios, y las voces de los ángeles se les unieron mientras los soldados de Cristo plantaban su estandarte en las murallas de las fortalezas hasta entonces sostenidas por el enemigo. El Capitán de nuestra salvación ordenaba la batalla y mandaba refuerzos a sus soldados. Su fuerza se manifestaba poderosamente y los alentaba a llevar la batalla hasta las puertas. Les enseñó cosas terribles en justicia, mientras que, venciendo y determinado a vencer, los conducía paso a paso. {8TI 48.2}

Al fin se ganó la victoria. El ejército que seguía la bandera que tenía la inscripción: “Los mandamientos de Dios y la fe de Jesús”, triunfó gloriosamente. Los soldados de Cristo estaban cerca de las puertas de la ciudad, y con gozo la ciudad recibió a su Rey. Se estableció el reino de paz, gozo y justicia eterna. {8TI 48.3}

La iglesia es ahora militante. Ahora nos vemos frente a un mundo sumido en las tinieblas de medianoche, casi completamente entregado a la idolatría. Pero llega el día en que la batalla habrá sido peleada, la victoria ganada. La voluntad de Dios ha de ser hecha en la tierra, como es hecha en el cielo. Entonces las naciones no reconocerán otra ley que la del cielo. Todos formarán una familia feliz y unida, revestidos con las vestiduras de alabanza y agradecimiento: el manto de la justicia de Cristo. Toda la naturaleza, con belleza insuperable, ofrecerá a Dios un constante tributo de alabanza y adoración. El mundo quedará inundado por la luz del cielo. Los años transcurrirán en alegría. La luz de la luna será como la del sol, y la del sol será siete veces mayor que ahora. Sobre la escena cantarán juntas las estrellas de la mañana y los hijos de Dios clamarán de gozo, mientras que Dios y Cristo unirán su voz para proclamar: “No habrá más pecado, ni habrá más muerte”. {8TI 49.1}

Tal es la escena que me fue presentada. Pero la iglesia debe pelear contra enemigos visibles e invisibles, y peleará. Agentes de Satanás en forma humana están en el terreno. Los hombres se han confederado para oponerse al Señor de los ejércitos. Estas confederaciones continuarán hasta que Cristo deje su lugar de intercesión ante el propiciatorio, y se vista las vestiduras de venganza. Los agentes satánicos están en toda ciudad organizando febrilmente en partidos a los que se oponen a la ley de Dios. Los que profesan ser santos y los que son francamente incrédulos se deciden por dichos partidos. Para los hijos de Dios, no es el momento de ser débiles. Ni por un instante podemos dejar de estar en guardia. {8TI 49.2}

La mensajera del Señor tuvo que ver el cambio de un lado a otro de bandos – ¿cómo terminó esto? ¿Demostró el pueblo del juicio de Dios, la Iglesia Adventista del Séptimo Día, que no eran débiles? ¿Mantuvieron guardia en la noche oscura sin quedarse dormidos? Primero vamos a ver cómo les está yendo a los 144.000, que debieron haber salido de sus filas, ya que desempeñan un papel importante y destacado en el último acto. Además del hecho de que hay diferentes opiniones sobre si se trata de un número literal[5] o simbólico, [6] incluso hay una idea de que estamos lidiando con verdaderas vírgenes solteras.

Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente. Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios. (Apocalipsis 14:1-5)

Dado que estamos lidiando con una visión profética aquí, nos enfrentamos con símbolos. Podemos estar seguros de que no habría necesidad de buscar mujeres literales, ni tenemos que preguntar acerca de su virginidad. Los 144.000 son un símbolo de la iglesia pura de Dios, que es descrita como una mujer pura en Apocalipsis 12. Ya describimos los diversos atributos simbólicos de la mujer en el artículo El Fin de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, y no voy a repetir eso aquí.

Que no se contaminaron con mujeres significa, que esta pequeña compañía ya no pertenece a ninguna organización o iglesia. Eso, probablemente, ha sido “pasado por alto” por la mayoría de los adventistas y creyentes de otras iglesias cristianas. No, las iglesias y las organizaciones no salvan, como muchos erróneamente asumen. Por el contrario, a nadie que quiera estar entre los 144.000 le es permitido pertenecer a una organización eclesiástica. En este punto, quiero señalar al vídeo titular de este artículo en nuestro sitio web, que es precisamente sobre eso. Disfrútenlo una vez más, y piensen cuidadosamente acerca de las dos letras diferentes de la canción.

Me puedo imaginar que, para alguna persona u otra, esa es la primera sacudida en este artículo. Ya puedo escuchar el grito: “¿Estoy perdido ahora, o hay todavía alguna oportunidad?”

Sigamos pensando lógicamente. Si los 144.000 no son parte de una organización eclesiástica, lo que está claramente respaldado en la Biblia, ¿para cuándo tenían que ser sus nombres borrados de los libros de sus respectivas organizaciones? ¿Había una fecha de cierre? Sí, en el verdadero sentido de la palabra. En todos los artículos que publicamos en el tiempo entre la sexta trompeta del ciclo de las trompetas (el 8 de julio del 2015) y el fin de la misericordia para la humanidad (el 17/18 de octubre del 2015), explícitamente hicimos llamados para que esas últimas semanas se utilizaran para salir de forma permanente de las iglesias de la organización de la Conferencia General que se estaban hundiendo. Eso fue después de que nos dimos cuenta de que incluso la Iglesia ASD de Dios se había hecho parte de Babilonia, de forma irreversible. Durante ese tiempo, el llamado también fue dado específicamente a la parte de los 144.000 que todavía estaban en otras iglesias y denominaciones cristianas.

Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra [una imagen del tiempo de las plagas], para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol. Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. (Apocalipsis 7:1-3)

Pero cuando la puerta de la misericordia se cerró en la tarde del 17 de octubre de 2015 de acuerdo con los relojes de Dios, comenzó el proceso de soltar los cuatro vientos. De esa manera expiró el límite de tiempo bíblico determinado para el sellamiento de este pequeño grupo de justos a través del Espíritu Santo. Todos los 144.000 ya estaban sellados en la tarde del 17 de octubre, y eso fue sólo posible si no pertenecían oficialmente a ninguna organización eclesiástica.

Examinemos brevemente la cuestión de ¡por qué cancelaron su membresía! No es difícil encontrar la respuesta. Ellos estaban despiertos, tenían un deseo inexplicable por la verdad y, por lo tanto, reconocieron las corrupciones que se estaban introduciendo en todas partes. Gemían y clamaban[7] y buscaron soluciones y respuestas. Ellos creyeron en lo que Jesús dijo y buscaron[8] incesantemente hasta que fueron guiados por el Espíritu Santo al mensaje de Dios en www.ultimoconteo.org. Ellos vieron todas las transgresiones de la iglesia en los últimos 170 años exhibidas en el reloj del juicio celestial de Dios. Tristemente, sólo un puñado de adventistas encontraron el camino para salir de la apóstata iglesia ASD, y aún menos tomaron ese camino en realidad. Sin embargo, Dios también mostró a algunas personas de Sus otros rediles[9] el camino a nuestra página web, milagrosamente, y conocemos algunos de ellos personalmente.

Los caminos de Dios no son siempre nuestros caminos y Sus pensamientos son mucho más altos que los nuestros. La pregunta siempre ha sido, ¿dónde están la mayoría de los 144.000 que ya han sido recogidos y sellados? Sabemos tan poco como Elías, quien también se sentía solo, pero los 7.000 que eran fieles a Dios sí existían, y ellos cumplieron con su obligación. Y ¿cuál es el deber de los 144.000 en el tiempo de plagas? ¿Es su alta vocación simplemente permanecer sin pecado en un tiempo en que no hay intercesor, o van a ayudar activamente como trabajadores de la cosecha?

Para responder esta pregunta plenamente, una vez más debemos tratar de entender un pasaje de la Biblia muy conocido:

Después de esto vi a otro ángel [el Espíritu Santo en la lluvia tardía] descender del cielo con gran poder; y la tierra fue alumbrada con su gloria. Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites. Y oí otra voz del cielo [Jesús o el Padre mismo], que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades. Dadle a ella como ella os ha dado, y pagadle doble según sus obras; en el cáliz en que ella preparó bebida, preparadle a ella el doble. (Apocalipsis 18:1-6)

La obra del Espíritu Santo en la lluvia tardía está terminada. La lluvia tardía fue derramada a partir del 2010 a través del mensaje de Orión y ha hecho su obra. Los obreros de la última hora de trabajo del día (los 144.000) fueron encontrados a través de este mensaje. Ellos aprendieron una canción en particular,[10] antes de las plagas, y van a cantarla en las plagas también, ¡como veremos dentro de poco!

Luego otra voz salió del cielo, que hace el llamado a salir de todas las iglesias de Babilonia y de derramar el cáliz de la venganza sobre ellas. Sin lugar a dudas, este llamado viene en el tiempo de las plagas, y tenemos que pensar quién está haciendo este llamado y a quién es dirigido.

¿A quién se refiere Dios como “mi pueblo” en este texto? Todo aquel al que se le permite realizar el viaje a la nebulosa de Orión en la nube blanca en el regreso de Cristo es sin duda parte del pueblo de Dios: los 144.000, las personas de la resurrección especial, y también la gran multitud de la primera resurrección. Sin embargo, acabamos de ver que los 144.000 habían salido por completo de Babilonia antes de las plagas, por lo que este llamado no puede aplicarse a los 144.000. Por lo tanto, es razonable suponer que los 144.000 ¡son los que hacen ese llamado como los representantes en la Tierra de la voz de Dios desde el Cielo!

Para recalcar esto, verifiquemos cuándo cayó Babilonia realmente. Al leer, presten atención al hecho de que el mensaje del Cuarto Ángel de Apocalipsis 18:1-3 es en realidad una repetición del mensaje del segundo ángel de Apocalipsis 14:

El mensaje del segundo ángel de Apocalipsis 14 fue proclamado por primera vez en el verano de 1844, y se aplicaba entonces más particularmente a las iglesias de los Estados Unidos de Norteamérica, donde la amonestación del juicio había sido también más ampliamente proclamada y más generalmente rechazada, y donde el decaimiento de las iglesias había sido más rápido. Pero el mensaje del segundo ángel no alcanzó su cumplimiento total en 1844. Las iglesias decayeron entonces moralmente por haber rechazado la luz del mensaje del advenimiento; pero este decaimiento no fue completo. A medida que continuaron rechazando las verdades especiales para nuestro tiempo, fueron decayendo más y más. Sin embargo, aún no se puede decir: “¡Caída, caída es la gran Babilonia, la cual ha hecho que todas las naciones beban del vino de la ira de su fornicación!” Aún no ha dado de beber a todas las naciones. El espíritu de conformidad con el mundo y de indiferencia hacia las verdades que deben servir de prueba en nuestro tiempo, existe y ha estado ganando terreno en las iglesias protestantes de todos los países de la cristiandad; y estas iglesias están incluidas en la solemne y terrible amonestación del segundo ángel. Pero la apostasía aún no ha culminado [en el transcurso de la vida de Elena de White]. {CS 385.2}

La Biblia declara que antes de la venida del Señor, Satanás obrará con todo poder, y con señales, y con maravillas mentirosas, y con todo el artificio de la injusticia”, y que todos aquellos que “no admitieron el amor de la verdad para” ser “salvos”, serán dejados para que reciban “la eficaz operación de error, a fin de que crean a la mentira”. 2 Tesalonicenses 2:9-11 (VM). La caída de Babilonia no será completa sino cuando la iglesia se encuentre en este estado, y la unión de la iglesia con el mundo se haya consumado en toda la cristiandad. El cambio es progresivo, y el cumplimiento perfecto de Apocalipsis 14:8 está aún reservado para lo por venir. {CS 386.1}

De esta cita podemos ver claramente que se trata de la unión de las iglesias con el mundo, y que todos los pueblos o las naciones han bebido del vino de Roma. ¿Tengo realmente que recordarles acerca de los últimos años y décadas en las cuales Roma extendió la mano por todos lados, ofreciendo su vino a todas las denominaciones cristianas? Vas a escuchar mucho más sobre eso en este artículo. Los luteranos fueron unos de los primeros en caer a su adulación, y todas las otras iglesias protestantes y carismáticas hicieron lo mismo. Sí, incluso los valdenses que fueron cruelmente asesinados por Roma en la Edad Media ¡estaban felices de besar las manos de su antiguo enemigo! La supuestamente fiel Iglesia Adventista jugó exitosamente con el fuego y ahora también se encuentra sentada en la hoguera, que está lista para ser encendida en el fuego de las plagas. Y el gran mediador, el “Papa” Francisco, logró recientemente unir a todas las naciones bajo él. Informamos acerca de todo esto, y puedes leerlo en todo nuestro sitio web. Por lo tanto, estamos completamente justificados al decir que Babilonia ha caído completamente, ya que “la unión de la iglesia con el mundo” está “completamente consumada en toda la cristiandad”.

Por lo tanto, el mensaje del segundo ángel está completamente cumplido, y ha llegado el tiempo del otro llamado, o que suene el cántico nuevo, “¡Salid de ella!”

El llamamiento al remanente del pueblo de Dios que todavía puede ser llamado a salir de Babilonia durante el tiempo de plagas debe llevarse a cabo de forma continua en los próximos meses. Los 144.000 que fueron sellados como las primicias para Dios darán el fuerte clamor. Este artículo revelará el tiempo exacto cuando será hecho con toda su fuerza. Por favor, sean pacientes conmigo ¡hasta que lleguemos a eso!

Hagamos un resumen de los grupos de personas que participan en el tiempo de las plagas, y de qué lado están luchando.

  • Los 144.000 que ya salieron de Babilonia con prontitud antes del fin de la misericordia y fueron sellados. Ellos están pasando por el tiempo de las plagas con vida y están dando el fuerte clamor.

  • Aquellos que seguirán siendo llamados a salir de Babilonia por los 144.000 durante el tiempo de las plagas. Ellos son parte de los “justos” que ya habíamos encontrado en el artículo de los Dos Ejércitos, en el que escribimos lo siguiente acerca de ellos:

Ha sido muy difícil armonizar este versículo bíblico con “sólo los 144.000” porque creíamos que ellos eran los únicos que podrían haber salido de la gran tribulación. ¡Ahora ya tenemos un mejor entendimiento!

Los muchos “justos”, nunca o sólo parcialmente han oído el mensaje del Cuarto Ángel, y sin embargo formarán la mayoría de los salvos en estos últimos días. Por lo tanto, para ellos el tiempo nunca más volverá a ser una prueba, como lo predijo Elena de White. Pero será la prueba para pertenecer a los 144.000. Todo él que haya entrado en contacto con el mensaje del Cuarto Ángel y lo haya rechazado, no tiene ninguna afiliación con los 144.000, e incluso ¡habrá cometido el pecado imperdonable contra el Espíritu Santo!

Ellos saldrán de Babilonia y sufrirán la persecución con los 144.000. De esa manera, ellos perderán sus vidas físicas, pero serán resucitados en la resurrección especial y experimentarán el regreso de Jesús.

  • Por último, tenemos a “los demás” de Apocalipsis 19:21 a los que Jesús matará con Su Palabra cuando regrese. Ellos están luchando del lado de Satanás. Desafortunadamente, este será el grupo más grande. Vamos a hablar de su destino más adelante.

Ahora solamente queda una pregunta por responder, específicamente, ¿cómo serán llamados a salir estos “justos”? Algunos de ustedes recibirán su siguiente sacudida al responder esta pregunta, cuando se den cuenta a través de cuál mensaje llega la cosecha:

Ahora debe darse en todas partes del mundo el mensaje del ángel que sigue al tercero. Debe ser el mensaje de la cosecha, y toda la tierra será iluminada con la gloria del Señor. —Carta 86, 1900. {EUD 177.2}

Sí amigos, ¡ahí está! Después del tres viene el cuatro, ¿cierto? Es el mensaje del Cuarto Ángel, que había sido dado primero a los adventistas desde el 2010 y ahora está siendo dado a todos aquellos que lo deseen, especialmente en el ciclo de las plagas. Servirá como el mensaje de la cosecha. Los mensajes del segundo y tercer ángeles terminaron cuando la puerta de la misericordia se cerró y el tiempo de las plagas comenzó. La luz que recibimos posteriormente está incluida en esta serie de artículos de cuatro partes. De hecho, esta serie es lo que ha sido dado para el tiempo de la cosecha. Es la bendición de la cual el hermano Ray habló en su artículo.

El llamado a salir de Babilonia, que sólo los 144.000 han seguido hasta el momento, ahora se hace aún más fuerte, ya que es dado por los 144.000 a todos los cristianos en el mundo quienes todavía no han oído nada sobre el Cuarto Ángel y Su mensaje. De los cuales, los “pensamientos y las intenciones del corazón” están en armonía con Dios, a pesar de que todavía están en Babilonia. Mi amigo John mostrará en su artículo que las plagas se están desarrollando de una manera inesperada, así que todo agravará en un punto culminante. Hasta entonces, todavía hay tiempo para salir a toda prisa de Babilonia para que puedan escapar de lo que ya ha sido decidido.

Prometí mostrarles cuán afilada es la espada de Dios. Tan triste como esto puede sonar, por un lado, es tan agradable en el otro: los 144.000 son hallados y sellados y no falta ninguno. No sabemos dónde están, cómo Dios les ha guiado, y los detalles de cómo Él en Su sabiduría los usará ahora, pero por el momento no es importante. Vamos a saber en el tiempo adecuado, si es Su voluntad. ¡Alabado sea Dios!

Cantad a Jehová cántico nuevo; [el cántico de los 144.000] Su alabanza sea en la congregación de los santos. Alégrese Israel en su Hacedor; Los hijos de Sion se gocen en su Rey. [¡Jesús es coronado desde el comienzo del ciclo de plagas!] Alaben su nombre con danza; Con pandero y arpa a él canten. Porque Jehová tiene contentamiento en su pueblo; Hermoseará a los humildes con la salvación. Regocíjense los santos por su gloria, Y canten aun sobre sus camas. Exalten a Dios con sus gargantas, Y espadas de dos filos en sus manos, Para ejecutar venganza entre las naciones, Y castigo entre los pueblos; Para aprisionar a sus reyes con grillos, Y a sus nobles con cadenas de hierro; Para ejecutar en ellos el juicio decretado; Gloria será esto para todos sus santos. Aleluya. (Salmos 149:1-9)

Eso también significa que nadie más será añadido a este pequeño grupo de los 144.000. Amigos, ese tren específico ya ha salido de la estación, especialmente para la Iglesia ASD que debió haber suministrado a la mayoría de los viajeros a bordo y esforzado para estar entre los 144.000. Pero hay esperanza todavía, como fue explicado anteriormente, para todos aquellos quienes realmente no han escuchado nada acerca del mensaje del Cuarto Ángel, y quienes no lo rechazaron voluntariamente, pero que están ahora saliendo de Babilonia sabiendo muy bien que les costará su vida terrenal. La inclinación de sus corazones tiene la aprobación de Dios, y ustedes aprenderán por qué en el próximo artículo.

Para aquellos que se despiertan cuando un “fuego del cielo” literal viene sobre ellos, y todavía piensan que tienen una oportunidad, sólo tenemos una devastadora cita más de Elena G. de White, que duele al menos tan profundamente y penosamente como los versículos de la Biblia que ya han sido citados:

Entonces vi que Jesús se despojaba de sus vestiduras sacerdotales y se revestía de sus más regias galas. Llevaba en la cabeza muchas coronas, una corona dentro de otra. Rodeado de la hueste angélica, dejó el cielo. Las plagas estaban cayendo sobre los moradores de la tierra. Algunos acusaban a Dios y le maldecían. Otros acudían presurosos al pueblo de Dios en súplica de que les enseñase cómo escapar a los juicios divinos. Pero los santos no tenían nada para ellos. Había sido derramada la última lágrima en favor de los pecadores, ofrecida la última angustiosa oración, soportada la última carga y dado el postrer aviso. La dulce voz de la misericordia ya no había de invitarlos. Cuando los santos y el cielo entero se interesaban por la salvación de los pecadores, éstos no habían tenido interés por sí mismos. Se les ofreció escoger entre la vida y la muerte. Muchos deseaban la vida, pero no se esforzaron por obtenerla. No escogieron la vida, y ya no había sangre expiatoria para purificar a los culpables ni Salvador compasivo que abogase por ellos y exclamase: “Perdona, perdona al pecador durante algún tiempo todavía.” Todo el cielo se había unido a Jesús al oír las terribles palabras: “Hecho está. Consumado es.” El plan de salvación estaba cumplido, pero pocos habían querido aceptarlo. Y al callar la dulce voz de la misericordia, el miedo y el horror invadieron a los malvados. Con terrible claridad oyeron estas palabras: “¡Demasiado tarde! ¡demasiado tarde!” {PE 280.3}

Quienes habían menospreciado la Palabra de Dios corrían azorados de un lado a otro, errantes de mar a mar y de norte a oriente en busca de la Palabra del Señor. Dijo el ángel: “No la hallarán. Hay hambre en la tierra; no hambre de pan ni sed de agua, sino de oír las palabras del Señor. ¡Qué no dieran por oír una palabra de aprobación de parte de Dios! Pero no; han de seguir hambrientos y sedientos. Día tras día descuidaron la salvación, estimando en más las riquezas y placeres de la tierra que los tesoros y alicientes del cielo. Rechazaron a Jesús y menospreciaron a sus santos. Los sucios permanecerán sucios para siempre.” {PE 281.1}

Muchos de los impíos se enfurecieron grandemente al sufrir los efectos de las plagas. Ofrecían un espectáculo de terrible agonía. Los padres recriminaban amargamente a sus hijos y los hijos a sus padres, los hermanos a sus hermanas y las hermanas a sus hermanos. Por todas partes se oían llantos y gritos como éstos: “¡Tú me impediste recibir la verdad que me hubiera salvado de esta terrible hora!” La gente se volvía contra sus ministros con acerbo odio y los reconvenía diciendo: “Vosotros no nos advertisteis. Nos dijisteis que el mundo entero se iba a convertir, y clamasteis: ‘¡Paz, paz!’ para disipar nuestros temores. Nada nos enseñasteis acerca de esta hora, y a los que nos precavían contra ella los tildabais de fanáticos y malignos que querían arruinarnos.” Pero vi que los ministros no se libraron de la ira de Dios. Sus sufrimientos eran diez veces mayores que los de sus feligreses. {PE 281.2}

La parábola del trigo y de la cizaña

El trigo y la cizaña mezclados Ahora echemos un vistazo a la bien conocida parábola del trigo y de la cizaña, la cual Jesús presentó a Sus discípulos. Jesús explica en Mateo 13, a partir del versículo 24, que Satanás esparce la mala semilla entre la buena semilla, y en respuesta a la pregunta de si los obreros deben arrancar la cizaña que estaba creciendo, Jesús dio el buen consejo de dejarlos crecer juntos hasta el tiempo de la cosecha.

Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero. (Mateo 13:30)

Los discípulos no entendieron de inmediato la parábola del Señor, así que Jesús la explicó de nuevo:

Entonces, despedida la gente, entró Jesús en la casa; y acercándose a él sus discípulos, le dijeron: Explícanos la parábola de la cizaña del campo. Respondiendo él, les dijo: El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre. El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo. El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles. De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo. Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes. Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga (Mateo 13:36-43)

Podemos imaginarnos esto de la manera que ya hemos tratado de describir en el artículo, Las Lágrimas de Dios. Hay una última prueba final para cada persona, la cual resultará positivamente o negativamente (sin gracia). Y esa prueba se iniciará con los ancianos, y luego irá más lejos en Su iglesia y continuará hacia el exterior. No olvides eso, porque vamos a descubrir más adelante que la cizaña debe ser recogida primero en la iglesia de Dios y debe ser atada en manojos antes de que el buen trigo pueda ser cosechado con una hoz. Incluso descubriremos, en qué punto en el tiempo sucederá esto. Por favor, tengan en cuenta que la frase “el lloro y el crujir de dientes” está directamente relacionada con la cosecha y el fuego o el horno, que a su vez es una descripción de la destrucción de los impíos antes de que Jesús venga de nuevo. Vamos a encontrar esa frase unas cuantas veces más. Conocimientos maravillosos están escondidos detrás de ella.

Elena de White confirmó el entendimiento de que el trigo y la cizaña están hablando de personas en la iglesia (mundial) de Dios:

Los siervos de Cristo se entristecen al ver a los verdaderos y los falsos creyentes mezclados en la iglesia. Anhelan hacer algo para limpiar la iglesia. Como los siervos del padre de familia, están listos para desarraigar la cizaña. Pero Cristo les dice: “No; porque cogiendo la cizaña, no arranquéis también con ella el trigo. Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega”. {PVGM 50.1}

Tiempo para que tu decidasCabe señalar que la tan esperada y anhelada “limpieza de la iglesia” de hecho, no ocurre hasta que ya no hay más misericordia. Por favor, recuerden la sexta trompeta del ciclo de las trompetas, cuando desafiamos a la Iglesia Adventista del Séptimo Día en conjunto con todo el mundo cristiano a unirse a nosotros en el Monte Carmelo para ver con quién está realmente Dios. ¿Descendió el fuego del cielo ya? Y, ¿ejecutó Dios por completo el juicio de los impíos ya? No, pero el proceso de limpieza comienza con la gente mostrando de qué lado se encuentran, al igual que los sacerdotes de Baal sacrificaron en su propio altar y Elías en otro. Las úlceras malignas y pestilentes del pecado, descritas en la primera plaga, se hacen visibles y tangibles. ¡Todo viene a la luz! Al final de este artículo, tendrán la horrible comprensión de que lo que comenzó en la sexta trompeta en el tiempo de la gracia irrumpirá completamente sin misericordia en la sexta plaga.

Echemos un breve vistazo a la observación de que Betelgeuse representa conflicto y separación en cada ciclo de los siete sellos. Ya explicamos en la presentación de Orión que, en 1914, comenzó la Primera Guerra Mundial, y con ella, una prueba especial para el pueblo de Dios: la cuestión de si nosotros, como cristianos, podemos participar en el servicio militar. Con esta pregunta, Dios puso a prueba la lealtad de Su pueblo al sexto mandamiento: “No matarás”. También, el sábado del cuarto mandamiento se hizo una prueba de una manera especial. Estaba claro que un soldado en el servicio militar no podría guardar el sábado si esto entrara en conflicto con las órdenes de sus comandantes. Elena de White tenía una posición estrictamente en contra del servicio militar y lo declaró así en consecuencia.

Debido a estos conflictos, la iglesia fue dividida. Los que querían ser fieles a su Dios, a pesar de los peligros de la encarcelación o de la muerte por parte de sus compatriotas, fueron traicionados por sus propios hermanos y hermanas que escogieron obedecer las leyes de los hombres sobre las leyes de Dios. Ellos fueron excluidos de la iglesia y entregados a las autoridades. Aquellos que fueron fieles a Jesús, murieron como mártires en aquellos años de la guerra, al igual que sus predecesores durante el primer ciclo de los sellos, quienes murieron en el tiempo de la persecución cristiana por parte de los romanos.

Por lo tanto, después de esto, había dos iglesias: La Iglesia Adventista del Séptimo Día, que cayó más y más en la apostasía, y aquellos miembros que habían sido fieles a Dios, que tuvieron que reorganizarse como Adventistas del Séptimo Día Movimiento de la Reforma después de varios intentos fallidos para reconciliarse con la Iglesia madre.

Mencionamos esto de nuevo aquí porque es muy posible que un cisma empiece a manifestarse en la tercera plaga otra vez, esta vez por causa de los problemas actuales de controversia (la ordenación de las mujeres, tolerancia hacia LGBT, etc.). En cualquier caso, el asunto importante ya está cocinándose a puerta cerrada. Es sólo una cuestión de tiempo antes de que se manifieste un cisma. Así que ¡manténganse atentos, y observen qué pasará!

Cristo ha enseñado claramente que aquellos que persisten en pecados manifiestos deben ser separados de la iglesia; pero no nos ha encomendado la tarea de juzgar el carácter y los motivos. El conoce demasiado bien nuestra naturaleza para confiarnos esta obra a nosotros. Si tratásemos de extirpar de la iglesia a aquellos que suponemos cristianos falsos, cometeríamos seguramente errores. A menudo consideramos sin esperanza a los mismos a quienes Cristo está atrayendo hacia sí. Si tuviéramos nosotros que tratar con estas almas de acuerdo con nuestro juicio imperfecto tal vez ello extinguiría su última esperanza. Muchos que se creen cristianos serán hallados faltos al fin. En el cielo habrá muchos de quienes sus prójimos suponían que nunca entrarían allí. El hombre juzga por la apariencia, pero Dios juzga el corazón. La cizaña y el trigo han de crecer juntamente hasta la cosecha; y la cosecha es el fin del tiempo de gracia. {PVGM 50.2}

La ola del último examen Aquí incluso obtenemos un indicio de que la cosecha debe ser después del FIN de la gracia. Cualquiera que haya leído nuestros artículos más recientes sabe que el juicio investigador ya ha terminado y que el tiempo de la gracia terminó. Ahora estamos en el tiempo de las plagas, así que podemos esperar que el Señor revelará aún más sobre Su reloj de las plagas en Orión. Algunos que reconocen la voz de Dios caerán sobre sus rodillas en asombro y gratitud para agradecer a Dios por este artículo, pero para la mayoría de la gente, será nada más que otro sonido de trueno. ¿Ves cómo es separada la paja del trigo y como tu fe es puesta a prueba? El agrupamiento de los impíos en manojos ya ha comenzado, y en el artículo las Lágrimas de Dios, nosotros anticipamos cómo ese proceso se extenderá por todo el mundo.

El lloro y el crujir de dientes

Recuerda, entre los que están destinados para el fuego de Dios, habrá “¡lloro y crujir de dientes!” ¿Alguna vez has buscado en la Biblia esa frase exacta para saber si hay más luz para este punto en el tiempo? La expresión se encuentra exactamente siete veces en el idioma original (los números de Strong son G2805 para lloro/llanto y G1030 para crujir). Debe ser un motivo para reflexionar, cuando Dios usa Su número de la perfección para esto.

Pedro había venido a Cristo con la pregunta: “¿Cuántas veces perdonaré a mi hermano que pecare contra mí? ¿Hasta siete?” Los rabinos limitaban a tres las ofensas perdonables. Pedro, creyendo cumplir la enseñanza de Cristo, pensó extenderlas a siete, el número que significa la perfección. Pero Cristo enseñó que nunca debemos cansarnos de perdonar. No “hasta siete—dijo él—, más aun hasta setenta veces siete”. {PVGM 190.1}

Consideremos brevemente cada uno de los versículos donde aparece la frase y veamos lo que Dios quiere mostrarnos en relación con la cosecha y el fuego consumidor. Ya hablamos acerca de una de las parábolas en la sección anterior.

La siguiente historia es sobre el centurión de Capernaum, quien mostró gran fe. ¡Eso es exactamente lo que Jesús pide y quiere ver! ¿Hallará Él fe cuando venga?

Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos; mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Entonces Jesús dijo al centurión: Ve, y como creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora. (Mateo 8:10-13)

Miedo y llanto en la oscuridadEn aquel tiempo, Jesús estaba hablando de Su pueblo, los judíos. Ellos no Lo reconocieron, sino que Lo rechazaron. Y Jesús los echó fuera. Ellos habían recibido varias invitaciones por la gracia de Dios, pero ellos rehusaron cada una de ellas. El lloro y el crujir de dientes representaban sus muertes eternas, al igual que para la Iglesia Adventista del Séptimo Día en la Segunda Venida de Jesús, que persistentemente rehusó la voz y el mensaje de Dios desde Orión. En las alturas del Monte Carmelo, ellos escogieron hacer su sacrificio en el altar equivocado, y eso demostró una vez más, que la puerta de la gracia de Dios para ellos ya se había cerrado. Poco tiempo después, el 17/18 de octubre de 2015, el tiempo de la gracia para el resto del mundo también terminó, y el Espíritu Santo terminó Su sellamiento de los justos entre la humanidad. Pareciera como si el centurión gentil, quien mostró más fe que el pueblo elegido, representa aquellas ovejas de los otros rediles quienes son halladas dignas.

La Biblia dice que el siervo del centurión fue sanado en aquella misma hora. Recuerden eso, porque en el próximo artículo aprenderán más acerca de la hora en que Jesús recompensará a los fieles, transformando a los fieles vivos y resucitando a los justos muertos.

En la siguiente parábola, Jesús habla de un rey que prepara la boda de su hijo y convida a invitados que no quieren venir. Eso corresponde a la invitación de los judíos cuando Jesús vivió entre ellos, y quienes deberían haberlo aceptado. Por otra parte, hubo una invitación en el período después de que clavaron a Jesús en la Cruz, y Dios usa la imagen de los animales que fueron preparados, como una referencia al sacrificio de Jesús en la Cruz. Pero el pueblo judío todavía no quería venir a la boda, y Dios les arrojó a las tinieblas de afuera, donde había el “lloro y el crujir de dientes”, como ya lo aprendimos del evento anterior. Pero en Su misericordia, Dios hizo una tercera invitación (en la era cristiana) y, he aquí, el salón se llenó.

Y entró el rey para ver a los convidados, y vio allí a un hombre que no estaba vestido de boda. Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Mas él enmudeció. Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Porque muchos son llamados, y pocos escogidos. (Mateo 22:11-14)

Atamiento después del juicio investigador La visita del rey con los invitados corresponde al juicio investigador de los muertos (22 de octubre de 1844 al 27 de octubre de 2012) y el de los vivos (6 de mayo de 2012 al 17/18 de octubre de 2015). Un ángel (Guillermo Miller) anunció al mundo el amanecer de la “hora del juicio” (Apocalipsis 14:6-7), y ahora vemos esos versículos siendo completados durante el período del “segundo Miller”. Ese juicio está terminado, y eso significa que el tiempo de la gracia ha terminado, y que cada caso ha sido decidido ante Dios. O el Espíritu Santo puso Su marca en tu frente, o no. O la inclinación de tu corazón es correcta, o no. O utilizaste el tiempo de preparación de manera efectiva, o no. El mensaje de Orión fue dado a la Iglesia Adventista como un mensaje de arrepentimiento. Jesús quería limpiar y blanquear la ropa de la iglesia, pero, o no reconocieron Su voz o ellos conscientemente la rechazaron. Sin embargo, Dios no sólo visitó a la Iglesia Adventista en el juicio de los vivos, sino a todos los que profesan ser cristianos de todas las denominaciones.

No se te olvide que el “lloro y el crujir de dientes” tiene algo que ver con el fuego y la quema y la oscuridad. Estos manojos – atados de pies y manos – se quemarán, y más adelante aprenderás cuándo será esto. Desafortunadamente, pocos se han asegurado de su elección.

El cuarto caso en el que se produce esta frase es en la parábola de la pesca en el mar.

Separación de los peces

Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar, recoge de toda clase de peces; y una vez llena, la sacan a la orilla; y sentados, recogen lo bueno en cestas, y lo malo echan fuera. Así será al fin del siglo: saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes. Jesús les dijo: ¿Habéis entendido todas estas cosas? Ellos respondieron: Sí, Señor. El les dijo: Por eso todo escriba docto en el reino de los cielos es semejante a un padre de familia, que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas. (Mateo 13:47-52)

Debe ser claro que los peces representan a personas que profesan haber aceptado a Cristo, al igual que los invitados en el salón de bodas en la parábola anterior. Pero una vez más, los peces deben ser clasificados para separar a los buenos de los podridos. Si algo está podrido, entonces, apesta como una úlcera mala. La carne se pudre, y por lo tanto apunta al tiempo de plagas, por lo que la primera plaga describe exactamente eso. No ha de ser entendido sólo literalmente, sino espiritualmente. Representa especialmente al pecado. El pecado queda revelado. Todo el mundo debe decidir de qué lado está luchando. No hay nada oculto que no vaya a salir a la luz. ¿Se dieron cuenta de que las imágenes de la úlcera vuelven una y otra vez? La úlcera no se ve bien. Esta duele, y el que la tiene llora. Huele mal. En pocas palabras, viene ante los sentidos en todas las formas. Lo que es descrito aquí es una representación de la lepra bíblica, y el resultado de la condición era la exclusión del leproso de la familia y del público en general, y el destierro a un lugar remoto. Les aconsejo que tomen todos estos puntos muy en serio, porque la diversión se acabó.

También es interesante que Jesús les preguntó explícitamente a Sus discípulos, si ellos lo entendían. Fue la respuesta afirmativa de “Sí, Señor”, que resultó en Su identificación de los escribas como los padres de familia. ¿Dónde están los “sabios” de Daniel 12 que brillan como las estrellas y pueden descifrar el juramento en el mismo capítulo en el fin del tiempo? ¿Dónde están los padres de familia, que están despiertos y conscientes del tiempo?

Eso nos lleva a la quinta ilustración que Jesús quiere mostrarnos:

Un padre de familia despierto

Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis. ¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo? Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así. De cierto os digo que sobre todos sus bienes le pondrá. Pero si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir; y comenzare a golpear a sus consiervos, y aun a comer y a beber con los borrachos, vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, y lo castigará duramente, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes. (Mateo 24:42-51)

Dios ya reveló el tiempo de la segunda venida de Jesús cuando Él derramó el mensaje de la lluvia tardía. En el marco actual de referencia, no tenemos que hablar de un posible conocimiento del tiempo en algún momento en el futuro, como era necesario hacerlo casi 2.000 años atrás. Hoy podemos decir que los sabios y fieles escribas – los padres de familia de este tiempo – pueden SABER definitivamente la hora si aceptan el mensaje de Orión. ¡Ese es el alimento a tiempo! Muchos han rechazado este alimento de la verdad presente, de la misma manera como ellos dejaron 12 o 7 canastas llenas de pan, en la alimentación de los cinco mil judíos y los cuatro mil gentiles, respectivamente, cuando Jesús los invitó a cenar con Él. Oh, ¡si sólo mostraran más interés! Esas historias – incluyendo el encuentro intermedio con el Señor caminando hacia los discípulos en el agua – ¡podrían llenar un artículo por si solos! De esas historias también se puede deducir en qué tiempo estamos.

Los padres de familia que han aceptado el mensaje de Orión ya no matarán el tiempo con cosas sin importancia, ya que anticiparán la venida del Señor. Ellos conocen la hora. ¿La conoces tú también?

Es interesante que precisamente este pasaje es utilizado a menudo para supuestamente demostrar que nadie puede saber el tiempo de la venida de Jesús. Por el contrario, hoy nos muestra el polo opuesto, al igual que Apocalipsis 3:3 dice que los que velan CONOCEN la hora. Por otra parte, Jesús viniendo como un ladrón en la noche no significa que Él vendrá silenciosamente, porque todo ojo Le verá. Más bien, Él señala el hecho de que muchos, no habiendo vigilado, estarán sin preparación y por lo tanto no Lo estarán esperando.

Vamos a usar estos versículos de nuevo en el próximo artículo, cuando hablemos más a fondo acerca de la pregunta de ¡cuándo será esta hora de la cual no saben!

Nuestro sexto pasaje en la Biblia es acerca de la parábola de los talentos. Todo el mundo sabe que todo ser humano ha recibido talentos y habilidades de parte de Dios que no deben ser enterrados y no deben dejarse marchitar. En lugar de eso, debemos usar nuestros talentos para el éxito de los planes de Dios para la salvación y la redención.

Separando las ovejas y los cabritos

Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. (Mateo 25:29-33)

Una vez más, podemos ver que estos versículos son especialmente aplicables a la Iglesia ASD, porque recibió gran luz y Dios los bendijo abundantemente durante mucho tiempo. Pero ellos enterraron el regalo de la luz del Cuarto Ángel (el mensaje de la lluvia tardía), así que lo que tenían, les fue quitado. El mensaje del tercer ángel termina con el cierre de la puerta de la gracia, y con el inicio de las plagas, porque era una advertencia sobre las plagas. Ya que las plagas han comenzado, esa Iglesia no tiene nada más de que advertir. Debió haberse unido al Cuarto Ángel para dar sonido al fuerte clamor, pero no lo quiso hacer. Mientras tanto, el resto del mundo cristiano se considera rico como Laodicea, aunque puedes considerar acertadamente a la mayoría de las personas cristianas como meramente cristianos nominales o tradicionales quienes están todavía en Babilonia. ¿Piensan realmente que esas personas recibirán las bendiciones de Dios, o en vez estarán del lado de los cabritos?

Esto se pone cada vez más y más interesante, porque aquí es descrito un tiempo cuando Jesús realmente y literalmente vendrá con todos los ángeles. Eso significa que estos versículos deben hablar sobre el tiempo después del cierre de la puerta de la gracia, o, en otras palabras, el tiempo de las plagas. Incluso es posible encontrar el tiempo con mayor precisión; el tiempo en que Jesús comenzará Su viaje desde Orión a la Tierra ahora puede ser comprobado bíblicamente también. Ese será un tema para el próximo artículo...

Es de destacar que el símbolo de los justos es una oveja o un cordero, y es fácil identificarlos como los que aún no han sido llamados a salir quienes se han vestido del carácter de Jesús. Ellos están parados a la diestra del Señor. ¿Alguna vez han echado un vistazo al reloj de las plagas para ver dónde estaría el 24 de octubre de 2016? La venida de Jesús caería dentro del segmento que se extiende desde la séptima plaga a la línea del trono a la diestra de Jesús, ¡a donde Él pone las ovejas para llevárselas con Él cuando Él venga otra vez! Entonces, ¿no debería haber también un tiempo en que los cabritos, que están pereciendo en el fuego con un lloro y un crujir de dientes, son puestos en el lado izquierdo? Te sorprenderás de lo que Dios ha revelado y cómo el ciclo de las plagas puede ser completamente confirmado usando la Biblia solamente. Todas estas cosas son pequeños indicios que deben fortalecer nuestra fe más y más.

Y, por último, llegamos al séptimo lugar en la Biblia que se refiere al lloro y el crujir de dientes.

Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando, y encaminándose a Jerusalén. Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán. Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad. Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos. Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Y he aquí, hay postreros que serán primeros, y primeros que serán postreros. (Lucas 13:22-30)

La puerta estrecha Estos versículos están claramente hablando sobre el cierre de la puerta de la gracia, diciendo que de antemano tienes que ir a través de una puerta estrecha, pero sólo unos pocos lo lograrán. La puerta estrecha es el camino estrecho, la verdad única que sólo puede venir de Jesús. El mensaje (de Orión) del Espíritu Santo, que ilumina a todo el mundo con Su gloria, debió haber guiado los corazones de los cristianos por el camino estrecho. El verdadero reavivamiento y la reforma habrían sido el resultado, para que el Espíritu Santo pudiera haberlos sellado. Todos aquellos que pensaban que estaban siguiendo a Jesús, pero fueron hallados faltos, estarán llorando y lamentando y crujiendo sus dientes. Ellos serán resucitados después del juicio de 1.000 años en el Cielo y entonces se verán a sí mismos parados afuera de la Ciudad Santa. Entonces viene el último fuego consumidor de todo mal, después del último ataque de Satanás contra la Ciudad Santa con todos los injustos. Ni una pizca de pecado permanecerá por más tiempo. ¿Cuántos cristianos nominales tendrán que experimentar eso, simplemente porque se negaron a aceptar el mensaje final de Dios? ¿Te encontrarás tú mismo en completa oscuridad también?

¿Pueden ver cuánta información se encuentra en estos siete pasajes? ¿Ven cómo el Espíritu Santo siempre trae cosas antiguas y nuevas y arroja nueva luz sobre ellas? ¿Ven lo importante que es conocer el tiempo ahora? Si es así, entonces ahora las cosas realmente se pondrán emocionantes...

La cosecha y la vendimia

Encontramos una descripción muy similar de la cosecha en Apocalipsis 14. Muchos adventistas conocen este capítulo, porque contiene los mensajes de los tres ángeles. Pero, como se mencionó anteriormente, la advertencia del tercer ángel (Apocalipsis 14:9) se ha hecho obsoleta ya que la puerta de la gracia ya se ha cerrado y el tiempo de las plagas ha comenzado. Cualquiera que sea bautizado o permanezca en esa iglesia a partir del 17/18 de octubre de 2015, y por lo tanto acepta o apoya las enseñanzas falsificadas de la organización ASD, desafortunadamente está perdido. A ellos les falta la luz del Cuarto Ángel de Apocalipsis 18, que fue descrita por Elena G. de White de la siguiente manera:

Vi ángeles que apresuradamente iban y venían de uno a otro lado del cielo, bajaban a la tierra y volvían a subir al cielo, como si se prepararan para cumplir algún notable acontecimiento. Después vi otro ángel poderoso, al que se ordenó que bajase a la tierra y uniese su voz a la del tercer ángel para dar fuerza y vigor a su mensaje. Ese ángel recibió gran poder y gloria, y al descender dejó toda la tierra iluminada con su gloria. La luz que rodeaba a este ángel penetraba por doquiera mientras clamaba con fuerte voz: “Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible.” Aquí se repite el mensaje de la caída de Babilonia, tal como lo dió el segundo ángel, con la mención adicional de las corrupciones introducidas en las iglesias desde 1844. La obra de este ángel comienza a tiempo para unirse a la última magna obra del mensaje del tercer ángel cuando éste se intensifica hasta ser un fuerte pregón. Así se prepara el pueblo de Dios para afrontar la hora de la tentación que muy luego ha de asaltarle. Vi que sobre los fieles reposaba una luz vivísima, y que se unían para proclamar sin temor el mensaje del tercer ángel. {PE 277.1}

Otros ángeles fueron enviados desde el cielo en ayuda del potente ángel, y oí voces que por doquiera resonaban diciendo: “Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte en sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades.Este mensaje parecía ser un complemento del tercer mensaje, pues se le unía como el clamor de media noche se añadió en 1844 al mensaje del segundo ángel. La gloria de Dios reposaba sobre los pacientes y expectantes santos, quienes valerosamente daban la postrera y solemne amonestación, proclamando la caída de Babilonia y exhortando al pueblo de Dios a que de ella saliese para escapar a su terrible condenación. {PE 277.2}

Ya hemos explicado en varios artículos que la organización ASD se ha hecho parte de Babilonia, por lo que debes entender por qué ahora un bautismo en esta iglesia involucra la muerte eterna. La Iglesia no se arrepintió cuando había tiempo para el arrepentimiento. ¿Han considerado que debió haber tenido cuidado de no rechazar al Cuarto Ángel, porque sin Su mensaje están sin preparación en la hora de la tentación, tal como lo advirtió Apocalipsis 3:10? Se sorprenderán cuando lean en el próximo artículo cuando será esa hora. Ésta seguramente vendrá, porque los preparativos para ella ya han sido hechos.

Es un resultado lamentable. Los adventistas debieron haberse dado cuenta de que el muy citado capítulo 14 de Apocalipsis no termina con el mensaje del tercer ángel. Echemos un vistazo a los versículos 14 al 20 ahora, y consideremos lo que podrían significar en la actualidad porque sin duda hemos reconocido en la sección anterior que el tiempo de la cosecha ha llegado.

Miré, y he aquí una nube blanca; y sobre la nube uno sentado semejante al Hijo del Hombre, que tenía en la cabeza una corona de oro, y en la mano una hoz aguda. (Apocalipsis 14:14)

Nebulosa Cabeza de Caballo en Orión Los que ya han leído el mensaje de Orión conocen exactamente de cual nube blanca está hablando la Biblia aquí. Ella está representada por la Nebulosa Cabeza de Caballo, y debe quedar claro por la descripción de la persona que ha tomado asiento en ella, que es nuestro Señor Jesús-Alnitak. Ahora, tal vez, pueda surgir una pregunta: ¿Qué es lo que nos muestra que Jesús ya no está en el santuario intercediendo por nosotros para que podamos recibir todavía la misericordia de Dios Padre? La respuesta es: ¿Realmente lleva puesta una corona de oro un sumo sacerdote, o esa parte de su atuendo corresponde a la de un rey? Es bien sabido que después de cerrar la puerta de la gracia, Jesús deja a un lado Sus vestiduras sacerdotales, y se pone Su manto real. Por lo tanto, sabemos con certeza que estos versículos sobre el tiempo de la cosecha están tratando con el tiempo después del cierre de la puerta de la gracia. La hoz en Su mano derecha, como podemos aprender de Elena G. de White,[11] es una referencia al tiempo cuando el trigo maduro, que corresponde a los justos que aún no han sido encontrados, es finalmente tomado de esta tierra. ¿Recuerdan – lo que mencioné anteriormente – que la mano derecha corresponde al segmento entre Saiph y la línea del trono, cuando Jesús regresará y finalmente recibirá a todos los redimidos en la nube blanca para llevarlos en el viaje a la Nebulosa de Orión? Vamos a demostrar esto en el próximo artículo, sólo con la Biblia. ¿Está claro ahora por qué Él tiene la hoz en Su mano derecha? ¿Está claro por qué “la diestra del SEÑOR hace proezas”?[12]

Lo que hemos aprendido hasta ahora es que Jesús ha dejado el santuario celestial como Rey y ahora está a la espera en la nube blanca hasta que...

Y del templo salió otro ángel, clamando a gran voz al que estaba sentado sobre la nube: Mete tu hoz, y siega; porque la hora de segar ha llegado, pues la mies de la tierra está madura. (Apocalipsis 14:15)

Rey con la hoz en la nube blanca Esto se está poniendo interesante ahora. Otro ángel entra en la escena. Esto implica que el “uno” de antes también era un ángel. Tengan en cuenta que Jesús es llamado a veces el “arcángel Miguel”. Por lo cual es legítimo decir que esta escena ya está hablando acerca de dos ángeles: Jesús mismo, y otro ángel que sale del templo. No se les olvide que el ángel sale del templo, porque no todos los ángeles que veremos en los siguientes versículos salen del templo.

De acuerdo con esta escena, parece como si Jesús estuviera esperando que el segundo ángel clame a gran voz con la orden señalando el tiempo para cosechar. Interesantemente, aquí otra vez se está dando el tiempo en términos precisos de la hora, como en los versículos de la Biblia que vimos anteriormente.

Y el que estaba sentado sobre la nube metió su hoz en la tierra, y la tierra fue segada. (Apocalipsis 14:16)

Está claro que el primer ángel, Jesucristo mismo o los 144.000 en Su lugar, comienzan a cosechar el grano maduro (los justos que serán llamados a salir por los 144.000) después del clamor del segundo ángel. Así que si supiéramos cuándo se lleva a cabo esta comunicación en el Cielo, entonces también podríamos saber cuándo este proceso comenzará. Bueno, ¿tienen algunos de ustedes ya alguna idea?

Sería legítimo preguntar en este punto si el mensaje de Orión utiliza ángeles de cualquier modo para representar a las manecillas del reloj que indican el tiempo...

Reloj de las Plagas en Orión ¿Qué significaría si la descripción aquí en Apocalipsis 14 coincide exactamente con el ciclo de las plagas, y qué si Dios quiere darnos una comprensión más profunda del tiempo de las plagas? Echemos un vistazo a la imagen a la derecha.

Aunque hay siete ángeles de las plagas, el plan de construcción para el reloj de Dios, como es descrito en Apocalipsis 4, describe a cuatro “seres vivientes” especiales (bestias) o ángeles para simbolizar las cuatro estrellas exteriores de Orión. Tratemos de hacer rápidamente un resumen de lo que hemos aprendido en el contexto de la gráfica. Saiph es la estrella del “caballo blanco” y corresponde al primer ángel, Jesucristo. El 17/18 de octubre de 2015, Jesús arrojó el incensario en el Lugar Santísimo, terminó el servicio de intercesión y cerró la puerta de la gracia para la humanidad. Él cambió Sus vestiduras el 25 de octubre de 2015 y tomó Su lugar en la nube blanca, como es expresado en el versículo 14 del capítulo 14.

Luego, el segundo ángel, representado por Betelgeuse, entra en escena. Él clama al primer ángel (Jesús), diciendo que la cosecha está madura y que Él debe meter la hoz y cosechar la Tierra. Ahora vemos la fecha cuando Jesús comienza a cosechar a los “justos maduros y preparados, pero aún no informados”: es a partir del 9 de marzo de 2016.

Pero ahora debemos considerar a Mateo 13:30 de nuevo, ya que afirma que el atar en manojos de la cizaña debe suceder antes de que comience la cosecha del trigo. Lo que estudiamos en relación con los siete eventos en la sección anterior es claro ahora. De la primera a la tercera plaga, la cizaña es atada. Comienza con el santuario y continúa a través del mundo. Cada persona reconoce abiertamente de qué lado está. Es la prueba final sin misericordia, que todos deben pasar en la cosecha. Si Ted Wilson publica fotos de la fiesta de Navidad anual de la Conferencia General, haciendo gala en un traje de Medellín, Colombia, que es uno de los centros de los jesuitas en América Latina,[13] o si alguno de sus empleados está usando trajes de renos navideños,[14] o árboles de Navidad son exhibidos en el fondo, y no por el simple propósito de recibir ofrendas a lo cual Elena de White dio consideración,[15] entonces la polarización es el resultado como parte del proceso del atar en manojos de que estamos hablando. Si la gente da la bienvenida al Año de la Divina Misericordia de Satanás y caminan a través de la puerta abierta[16] de cualquier catedral, ellos se están agregando a sí mismos a los manojos de la cizaña. Si la gente todavía alaba a los falsos profetas y predicadores y continúa rellenando sus bolsillos con dinero,[17] entonces se está agrupando junto con ellos. Si la gente está feliz por la canonización de la “Madre Teresa”[18] porque con ella hay otro santo al que se puede orar, entonces, se está agrupando con los idólatras. Si la gente todavía piensa que toda y cualquier cosa tiene que ser tolerada, y que la homosexualidad[19] es un paso en la dirección de la modernización y que es bueno, entonces se está agrupando con los inmundos.

¿Entienden? Ya estamos en el tiempo de la atadura de la cizaña, mientras que Jesús está sentado en la nube blanca esperando la “orden para cosechar”, que no es otra cosa más que el informe de que la atadura de la cizaña ha sido completada. Aquellos que no pasan la prueba final, que les es presentada, serán desarraigados para siempre, y posteriormente arrojados al fuego, como ya hemos estudiado. Por un lado, serán arrojados al fuego de las plagas literales que nadie sobrevivirá excepto los 144.000, pero una vez más, por otro lado, después del juicio de los mil años de todos los impíos desde el principio del tiempo, Jesús traerá sobre ellos el último fuego que consume todo. Sus nombres serán borrados, y no les dejará ni raíz ni rama.

Una pregunta sigue sin respuesta: ¿Cuándo será cosechada la Tierra por completo, como dice el versículo 16? Por favor, se paciente, y pronto vamos a descubrir más. ¿No creen que la luz de Dios, la cual Él envía a su debido tiempo, es perfecta y armoniosa? Sentémonos y continuemos nuestro estudio para ver qué tiene reservado todavía Apocalipsis 14 para nosotros.

Salió otro ángel del templo que está en el cielo, teniendo también una hoz aguda. (Apocalipsis 14:17)

Este versículo nos dice que aún un tercer ángel viene, y que éste como el anterior viene del templo. Interesantemente, él también tiene una hoz. Realmente tenemos que hacer la pregunta de si éste ángel tiene la intención de competir con nuestro Señor Jesús. Para ese momento, la cizaña ya ha sido arrancada, atada y está lista para el fuego. Sigamos leyendo...

Y salió del altar otro ángel, que tenía poder sobre el fuego, y llamó a gran voz al que tenía la hoz aguda, diciendo: Mete tu hoz aguda, y vendimia los racimos de la tierra, porque sus uvas están maduras. (Apocalipsis 14:18)

Ahora se pone realmente interesante. Hay muchas cosas sucediendo en el Cielo, ¿no te parece? Un cuarto ángel entra en la escena – esta vez desde el altar – con poder sobre el fuego. ¡No te olvides de eso! Vamos a hablar de eso en un momento.

Este cuarto ángel le dice al tercer ángel con la hoz que debe cortar las uvas de la Tierra. Así que, aquí vemos un paralelo con los dos primeros ángeles, porque el tercer ángel también espera a que el cuarto ángel le dé la señal para comenzar a cosechar las uvas. Por favor considera la gráfica otra vez. Bellatrix simboliza al tercer ángel, que se hace “visible”, el 22 de abril de 2016. En otras palabras, él sale del templo, pero tiene que esperar hasta que Rigel le dé la orden de cortar las uvas el 1 de agosto de 2016.

Sigamos leyendo para ver lo que sucede después:

Y el ángel arrojó su hoz en la tierra, y vendimió la viña de la tierra, y echó las uvas en el gran lagar de la ira de Dios. Y fue pisado el lagar fuera de la ciudad, y del lagar salió sangre hasta los frenos de los caballos, por mil seiscientos estadios. (Apocalipsis 14:19-20)

La cosecha de las uvas de babilonia ¡Ay no, ahora se torna desagradable! Cuando el cuarto ángel llama al tercer ángel (el 1 de agosto de 2016) para que él comience a cortar, entonces las uvas serán lanzadas en el lagar de la ira de Dios. Esto hace muy claro que la verdadera ira de Dios no vendrá antes del 1 de agosto de 2016, sino que debe comenzar después de eso. Además, el tercer ángel debe primero hacer su obra de llenar el lagar desde el principio de agosto de 2016 en adelante. Por lo tanto, parece como si la sexta plaga es el llenado del lagar. Eso significa que la ira de Dios debe ser la séptima plaga, donde el vino es pisado (lee Apocalipsis 19:10-16). Hay confirmación perfecta para esto, ¡la cual vamos a presentarles en el próximo artículo!

Ahora también tendría sentido concluir que el primer ángel, Jesús, debe completar la cosecha del trigo bueno para la sexta plaga. Un grupo será bendecido en ese tiempo, y para el otro habrá un baño de sangre.

El hecho de que el vino es pisado afuera de la ciudad es otro indicio de que la gran multitud de los justos en realidad será encontrada y recogida hasta el comienzo de la sexta plaga. Ellos son los que, junto con los 144.000 pronto entrarán en la Ciudad Santa. A los ojos de Dios, ellos serán completamente contabilizados en el “inventario celestial” empezando el 1 de agosto de 2016, ya que habrán sido recolectados en “el granero” para ese entonces.

Ahora, alguien podría venir y decir que Jesús es la vid, así que ¿cómo puede ser que las uvas representan algo malo, un grupo que sufre la ira de Dios? Leamos lo que Jesús mismo dice al respecto:

Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. (Juan 15:1-6)

Esto arroja luz sobre el asunto y explica por qué debe haber dos ángeles con hoces. Específicamente, hay una vid verdadera, y por ende también debe haber una vid falsa. Las uvas que están conectadas con Jesús y que dan buen fruto son los 144.000 quienes ya salieron de Babilonia y son limpiados y purificados. Sus frutos – sus caracteres – son semejantes al de Cristo. Ellos son los que están conectados a Jesús y han aceptado Su mensaje de Orión. ¡Esos son los que dan testimonio para el Padre! Pero aquellos que escuchan el fuerte clamor de los 144.000 en el tiempo de las plagas también traerán sus buenos frutos.

Los otros que una vez habían crecido en la vid verdadera, Jesús, pero que dieron malos frutos, son comparables a la cizaña, que está siendo atada actualmente. Tal fruta podrida y ramas marchitas serán lanzadas en el fuego junto con los otros manojos de la cizaña.

¿Dónde está la vid falsa, cuyas uvas debe cortar el tercer ángel con la hoz y juntarlas para la ira de Dios? ¿Hay una vid falsa en esta tierra, de cuyas uvas también se hace vino? ¿No sabes quién es la madre de todo vino falso, de quien todas las naciones beben sus falsas doctrinas?

Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas; con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación. Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos. Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. (Apocalipsis 17:1-5)

Oh, queridos católicos, protestantes y líderes religiosos carismáticos, e incluso ustedes cabezas de las religiones orientales, ustedes reyes y presidentes del mundo, ustedes que han elegido a esta “mujer” como su cabeza... ¿Cuánto tiempo pasará hasta que entiendan quién es realmente? ¿Es tan difícil aceptar que sólo hay un sistema religioso, donde son usados el púrpura y el escarlata y sus iglesias están llenas de ostentación y donde se bebe de una copa de oro? ¿Ahora saben cuál ángel de las plagas describe el trono de la bestia exactamente? ¿Ahora reconoces la diferencia entre el cáliz que el hermano Robert describió y el del Papa Francisco?

El papa y la copa de oro, los colores de los cardenales y de los obispos

Especialmente en estos días, el mundo ha aceptado al representante de esta iglesia como su líder. Todos los países del mundo aceptaron el acuerdo sobre el clima de la ONU bajo la motivación del Papa Francisco. Él incluso ha intervenido personalmente para evitar el fracaso del acuerdo. [20] ¿Ya le descubrieron el juego? Él es el falso Cristo, Lucifer y Satanás mismo, disfrazado como un ángel de luz.

¡Él es definitivamente la vid mala! Satanás imita a Dios, de cualquier forma, que él pueda, y ustedes lo han elegido como su rey. ¿Saben que ¡la hora (Apocalipsis 17:12) en la cual él reinará en toda su fuerza viene pronto!? Es la “hora de la tentación”, de la cual la mayoría de ustedes no estarán protegidos (la misma hora que Apocalipsis 3:10 menciona). ¿Les gustaría saber cuándo será?

¿Les puedo hacer una pregunta? ¿Por qué dijo Jesús en Mateo 7:15-23, y en Lucas, que no es posible recoger uvas de una zarza?

No es buen árbol el que da malos frutos, ni árbol malo el que da buen fruto. Porque cada árbol se conoce por su fruto; pues no se cosechan higos de los espinos, ni de las zarzas se vendimian uvas. El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca. (Lucas 6:43-45)

¿Has pensado en lo que significa la parábola de Jotam? Ya hemos hablado acerca de esto en el artículo Trompetas con Sonido Certero. Los árboles, simbolizando a los creyentes, finalmente le piden a la zarza si él quiere ser rey sobre ellos.

Cuando se lo dijeron a Jotam, fue y se puso en la cumbre del monte de Gerizim, y alzando su voz clamó y les dijo: Oídme, varones de Siquem, y así os oiga Dios. Fueron una vez los árboles a elegir rey sobre sí, y dijeron al olivo: Reina sobre nosotros. Mas el olivo respondió: ¿He de dejar mi aceite, con el cual en mí se honra a Dios y a los hombres, para ir a ser grande sobre los árboles? Y dijeron los árboles a la higuera: Anda tú, reina sobre nosotros. Y respondió la higuera: ¿He de dejar mi dulzura y mi buen fruto, para ir a ser grande sobre los árboles? Dijeron luego los árboles a la vid: Pues ven tú, reina sobre nosotros. Y la vid les respondió: ¿He de dejar mi mosto, que alegra a Dios y a los hombres, para ir a ser grande sobre los árboles? Dijeron entonces todos los árboles a la zarza: Anda tú, reina sobre nosotros. Y la zarza respondió a los árboles: Si en verdad me elegís por rey sobre vosotros, venid, abrigaos bajo de mi sombra; y si no, salga fuego de la zarza y devore a los cedros del Líbano. (Jueces 9:7-15)

Espero que ahora sepan quién ofrece el vino falso – significando las doctrinas falsas – al mundo, y ¡a quién han elegido!

En este contexto, sólo les puedo aconsejar que lean Jeremías 25, comenzando con el versículo 12, para que no haya ninguna duda ya de que Babilonia seguramente será destruida. Interesantemente, la ONU también estaba celebrando su 70º aniversario en el 2015. Realmente hemos llegado a los últimos meses y días de este mundo, aunque la mayoría de la gente todavía cree que el tiempo de la gracia sigue continuando, y que Jesús todavía está observando pacientemente los malos hechos en la Tierra.

Todos los que no están creciendo en la vid verdadera produciendo buen fruto, recibirán toda la ira de Dios. En cualquier caso, está claro ahora que habrá sangre en la sexta plaga, porque aun si eres cuidadoso en la vendimia, algunas uvas serán aplastadas, y cuanto más lleno se ponga el lagar, tantas más uvas serán aplastadas bajo el peso adicional. Pero, ¿el ángel con la hoz realmente tendrá cuidado con las uvas cuando sabe que están destinadas para la ira de Dios? Seguramente no.

Todavía tenemos que seguir la pista de por qué el cuarto ángel (Rigel) es el único que sale desde el altar, y lo que significa que él tiene poder sobre el fuego. Hay un pasaje apropiado en la Biblia en el libro de Ezequiel, “nuestro” libro, que nos dice lo que está sucediendo con el ángel del fuego. Por favor, recuerda que nosotros a menudo nos hemos referido a Ezequiel 9, donde el Espíritu Santo marca a las personas sinceras y es seguido por otros cinco “hombres” que ejecutan un terrible sacrificio de aquellos que no fueron marcados. Al final del ciclo de las trompetas, el Espíritu Santo llevó el mensaje al Cielo que el sellamiento había sido completado, que fue el cierre de la puerta de la gracia para la humanidad. Pero el ciclo de las trompetas se llevó a cabo durante el tiempo de la gracia, y Jesús se interpuso con Su sangre cuatro veces e intervino cuatro veces (clamando “¡Retened!”), de modo que la amenazante destrucción se aplazaría para el siguiente ciclo. El ciclo de las plagas es el único ciclo que queda, y ya estamos en éste. ¡No hay otras posibilidades! ¿Lo entiendes? ¡El fin del mundo está aquí!

En el próximo capítulo de Ezequiel, encontramos lo siguiente:

Miré, y he aquí en la expansión que había sobre la cabeza de los querubines como una piedra de zafiro, que parecía como semejanza de un trono que se mostró sobre ellos. Y habló al varón vestido de lino, y le dijo: Entra en medio de las ruedas debajo de los querubines, y llena tus manos de carbones encendidos de entre los querubines, y espárcelos sobre la ciudad. Y entró a vista mía. Y los querubines estaban a la mano derecha de la casa cuando este varón entró; y la nube llenaba el atrio de adentro. Entonces la gloria de Jehová se elevó de encima del querubín al umbral de la puerta; y la casa fue llena de la nube, y el atrio se llenó del resplandor de la gloria de Jehová. Y el estruendo de las alas de los querubines se oía hasta el atrio de afuera, como la voz del Dios Omnipotente cuando habla. Aconteció, pues, que al mandar al varón vestido de lino, diciendo: Toma fuego de entre las ruedas, de entre los querubines, él entró y se paró entre las ruedas. Y un querubín extendió su mano de en medio de los querubines al fuego que estaba entre ellos, y tomó de él y lo puso en las manos del que estaba vestido de lino, el cual lo tomó y salió. Y apareció en los querubines la figura de una mano de hombre debajo de sus alas. (Ezequiel 10:1-8)

En la presentación de Orión, explicamos detalladamente lo que son estas ruedas, y cómo este pasaje coincide con Apocalipsis 4 y 5 y Ezequiel 1. Aquellos que no saben acerca de estas cosas deben estudiarlas, porque es conocimiento básico que se necesita para entender el Reloj de Dios en Orión. Pero por el propósito de continuar con este estudio, todo lo que necesitan saber es que las cuatro estrellas exteriores de Orión en conjunto constituyen las ruedas del reloj, y en medio de ellas está el templo de Dios con el altar – las tres estrellas del cinturón, junto con la Nebulosa de Orión.

El sonido de los querubines, que son las cuatro manecillas del reloj (o estrellas indicadoras), corresponden a la voz de Dios Todopoderoso cuando Él habla. ¿Recuerdan que Elena de White dijo en su primera visión que Dios iba a proclamar el tiempo cuando Él derramaría el Espíritu Santo en la lluvia tardía?[21]El Todopoderoso hizo exactamente eso cuando dio la comprensión de Su reloj a un hombre a quien se le permitió verlo y leerlo: John Scotram, el segundo Miller. No, no fue a Ted Wilson al que Dios le dio la comprensión del tiempo, ni a nadie del IIB (Instituto de Investigación Bíblica). Ni siquiera fue Walter Veith o Esteban Bohr. Tampoco fue el “tío” David Gates o Doug Batchelor. Ni siquiera fue el pastor Andrew Henriques, o Hugo Gambetta, ni Kenneth Copeland, Rick Warren, Joel Osten, Benny Hin, Billy Graham o cualquier otra “estrella” en el mundo religioso. ¡Ya es hora de que ustedes los justos que aún no han sido encontrados allá afuera en el mundo, finalmente reconozcan y acepten la voz de Dios!

¿Pueden identificar a los participantes en esta visión? No nos confundamos. Las cuatro manecillas del reloj de Dios, que nos muestran el tiempo en que algo tiene que suceder son una cosa, pero las verdaderas Personas que están ejecutando el juicio son Dios Padre, Jesucristo que se encarga de la siega del trigo, y el Espíritu Santo que cosecha las uvas. Es Dios Padre mismo que ordena al Espíritu Santo, el hombre vestido de lino, a “entrar” en el templo y tomar carbones y derramarlos sobre la ciudad. Un querubín extendió su mano, lo que significa que una mano del reloj “apunta” a una fecha. Él toma carbones encendidos del altar y los pone en la mano del Espíritu Santo, que luego “sale” fuera del templo a cumplir con Su deber. Así que esta escena apunta exactamente al 1 de agosto de 2016, cuando el cuarto ángel (un querubín) pone el fuego en la mano del tercer ángel (el Espíritu Santo). Entonces la obra que el Espíritu Santo tiene que hacer se hace “visible”. ¡Fascinante! ¿Qué creen que va a suceder?

¿Te diste cuenta que el atrio de adentro y el templo fueron llenos con la nube? Eso es inmediatamente un recordatorio a Apocalipsis 15:8, donde el templo también se llenó de humo de la gloria de Dios. Sabemos que representa el tiempo de las plagas, en el cual estamos viviendo. Esto también verifica en donde está el Espíritu Santo en la actualidad, desde una perspectiva bíblica... Sí, Él se retiró completamente de la tierra el 17/18 de octubre de 2015 después de haber marcado a los 144.000 de acuerdo a Ezequiel 9. El pequeño rebaño ahora está subsistiendo con las 372 porciones diarias del “Espíritu Santo”, que Él dejó para ellos especialmente para este tiempo sin intercesión.

He aquí una breve descripción, para que puedan repasar lo que ya hemos destacado en nuestro estudio hasta el momento:

Segmentos de la cosecha

Así que, en Ezequiel 10, ahora hemos encontrado al ángel que tiene los carbones encendidos en sus manos. ¿Leyeron lo que debía hacer con ellos? “¡Llena tus manos de carbones encendidos de entre los querubines, y espárcelos sobre la ciudad!” ¿Qué pasará el 1 de agosto de 2016, cuando el tercer ángel (el Espíritu Santo) arroje Sus carbones encendidos sobre la ciudad de Babilonia? ¿Sobre qué hemos advertido tantas veces, que Dios ha retardado tanto tiempo? ¿Por qué Elena de White dice que debemos específicamente estudiar las plagas? ¿Se necesita realmente una imagen para que puedan imaginar los carbones volando?

Bolas de fuego

Sí, sin duda, estas son ¡las bolas de fuego! ¿Oyeron? ¡Las bolas de fuego!

¿Cuánta deducción bíblica necesitan todavía para finalmente despertar y salir de Babilonia? ¿No es este clamor lo suficientemente fuerte ya? Este es el corte de las uvas de Babilonia y el llenado del lagar. Es el evento más grande y más horrible antes de que la ira de Dios estalle y el lagar sea pisado. Éste es el evento que fue profetizado para la hora exacta:

El sexto ángel tocó la trompeta, y oí una voz de entre los cuatro cuernos del altar de oro que estaba delante de Dios, diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Eufrates. Y fueron desatados los cuatro ángeles que estaban preparados para la hora, día, mes y año, a fin de matar a la tercera parte de los hombres. Y el número de los ejércitos de los jinetes era doscientos millones. Yo oí su número. (Apocalipsis 9:13-16)

¿Ves ahora cómo la sexta trompeta está conectada a la sexta plaga? El desatamiento de los cuatro vientos comenzó con el fin de la gracia o la primera plaga, y este proceso se completará el 1 de agosto de 2016 con el desatamiento del cuarto ángel, cuando la última restricción de los cuatro vientos sea quitada. Cuando se habla de “la hora” que corresponde a la sexta trompeta o segundo ay, también tenemos que considerar este versículo con el objetivo de tener una idea completa:

En aquella hora hubo un gran terremoto, y la décima parte de la ciudad se derrumbó, y por el terremoto murieron en número de siete mil hombres; y los demás se aterrorizaron, y dieron gloria al Dios del cielo. El segundo ay pasó; he aquí, el tercer ay viene pronto. (Apocalipsis 11:13-14)

Podemos muy bien imaginar que una “granizada de bolas de fuego” resultaría en un gran terremoto. Sin embargo, el terremoto cuando Jesús abra las tumbas de los justos muertos será el terremoto considerablemente más grande que jamás haya sacudido a la tierra. No debemos confundir los dos. Pero, aun así, ¿qué debemos esperar de este terrible juicio de Dios en la sexta plaga? Elena de White vio lo siguiente en dos visiones diferentes:

En la mañana del viernes pasado, justamente antes de despertar, se me presentó una escena sumamente impresionante. Tuve la sensación de que despertaba del sueño en un lugar que no era mi casa. Desde las ventanas veía una terrible conflagración. Grandes bolas de fuego caían sobre las casas, y de ellas salían dardos encendidos que volaban en todas direcciones. Era imposible apagar los incendios que se producían, y muchos lugares estaban siendo destruidos. El terror de la gente era indescriptible. Desperté después de cierto tiempo y descubrí que estaba en mi hogar.—El Evangelismo, 25-26 (1906). {EUD 24.3}

Una escena muy impresionante pasó ante mí en visiones nocturnas. Vi una inmensa bola de fuego que caía en medio de un grupo de hermosas casas que fueron destruidas instantáneamente. Oí a alguien decir: “Sabíamos que los juicios de Dios visitarían la tierra, mas no pensábamos que vendrían tan pronto”. Otros dijeron en tono de reproche: “Vosotros que sabíais estas cosas, ¿por qué no dijisteis nada? ¡Nosotros no lo sabíamos!—Joyas de los Testimonios 3:296 (1909). {EUD 24.4}

Esto todavía no está hablando de la destrucción total de la Tierra, pero es un desastre global “indescriptible” del que estamos tratando. ¿Ven cuán terrible será la recolección de las uvas de Babilonia? Y ahora saben cuándo los manojos de cizaña, que ahora están siendo atados, ¡se prenderán en fuego! ¡Escuchen, adventistas! ¡Esto es especialmente para ustedes! Y porque sabemos que entonces ustedes se dirigirán a sus pastores con grandes acusaciones contra ellos, les decimos de antemano de modo que por lo menos puedan creerlo cuando suceda. Llegará un tiempo en el que ustedes se postrarán ante los 144.000 y admitirán que teníamos la verdad.[22]

Mirad que no desechéis al que habla. Porque si no escaparon aquellos que desecharon al que los amonestaba en la tierra, mucho menos nosotros, si desecháremos al que amonesta desde los cielos. La voz del cual conmovió entonces la tierra, pero ahora ha prometido, diciendo: Aún una vez, y conmoveré no solamente la tierra, sino también el cielo. Y esta frase: Aún una vez, indica la remoción de las cosas movibles, como cosas hechas, para que queden las inconmovibles. (Hebreos 12:25-27)

Muchos han rechazado Su voz del Cielo (desde Orión) y han rechazado de ese modo al Espíritu Santo. Ese es el pecado imperdonable contra el Espíritu Santo, especialmente ahora que la puerta de la gracia está cerrada y el Espíritu Santo se ha retirado de la Tierra.

Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo! (Hebreos 10:30-31)

Dios mismo luchará en ese tiempo por las ovejas a la diestra del Señor (el área entre Saiph y la línea del trono) y estarán salvas y seguras y escondidas en Su mano derecha, pero será una experiencia terrible para los cabritos, la cizaña y las uvas falsas, cuando ellos caigan en Sus manos.

Echad la hoz, porque la mies está ya madura. Venid, descended, porque el lagar está lleno, rebosan las cubas; porque mucha es la maldad de ellos. (Joel 3:13)

Una cosa es más que segura: Jesús no vendrá en el 2019, como dicen algunos falsos profetas. Ni siquiera en el 2031 o en cualquier otro momento en un futuro lejano. Él vendrá a tiempo el 24 de octubre de 2016 como el reloj de Dios ha estado mostrándolo desde hace años. ¿Lo crees tú también? Entonces sal de Babilonia rápidamente y sufre la persecución venidera con nosotros.[23]

Espero que el impacto que recibieron hoy haya penetrado profundamente y les mantenga despiertos. Voy a terminar mi artículo con un versículo que será el tema principal del próximo y último artículo de mi amigo John Scotram. Las uvas simbólicas están siendo pisoteadas en la imagen, pero ¡pronto será sangre literal!

Y fue pisado el lagar fuera de la ciudad, y del lagar salió sangre hasta los frenos de los caballos, por mil seiscientos estadios. (Apocalipsis 14:20)

Pisando el lagar

< Anterior                      Siguiente >

1.
Éxodo 20:1-10 – Los Diez Mandamientos 
2.
1 Corintios 4:9 – Porque según pienso, Dios nos ha exhibido a nosotros los apóstoles como postreros, como a sentenciados a muerte; pues hemos llegado a ser espectáculo al mundo, a los ángeles y a los hombres. 
3.
2 Corintios 6:14-18 – No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo. Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré, Y seré para vosotros por Padre, Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso. 
4.
Isaías 52:11 – Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella; purificaos los que lleváis los utensilios de Jehová. 
5.
Los 144.000 santos vivientes reconocieron y entendieron la voz; pero los malvados se figuraron que era fragor de truenos y de terremoto. Cuando Dios señaló el tiempo, derramó sobre nosotros el Espíritu Santo, y nuestros semblantes se iluminaron refulgentemente con la gloria de Dios, como le sucedió a Moisés al bajar del Sinaí. {PE 14.2} 
6.
Apocalipsis 7:4 – Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel. (Dios en Su sabiduría no dejó en claro si se trata de un número puramente simbólico o literal. Hay una razón para eso. ¡Él deja abierta las posibilidades! En realidad, podría haber 144.000 primicias encontradas, pero también muchos más o muchos menos. En ese caso, el multiplicador de 1.000 significaría "muchos" y el 12 x 12 significaría aquellos que guardaron los dos pactos, es decir, la gran multitud. Al final sabremos cuántos realmente estaban entre los 144.000, pero hay evidencia bíblica de que será mucho menor de lo que el número 144.000 sugiere.) 
7.
Ezequiel 9:4 – y le dijo Jehová: Pasa por en medio de la ciudad, por en medio de Jerusalén, y ponles una señal en la frente a los hombres que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella. 
8.
Mateo 7:8 – Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. 
9.
Juan 10:16 – También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor. 
10.
Apocalipsis 14:3 – Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. 
11.
Elena G. de White: Primeros escritos, pág.14.2 
12.
Salmo 118:15-16 – Voz de júbilo y de salvación hay en las tiendas de los justos; La diestra de Jehová hace proezas. La diestra de Jehová es sublime; La diestra de Jehová hace valentías. 
21.
Elena G. de White: Primeros Escritos pág. 14.1 
22.
Apocalipsis 3:9 – He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado. 
23.
y entonces todos los escogidos de Dios, comprendiendo claramente que poseíamos la verdad, salieron y sufrieron la persecución con nosotros. {PE 33.2}