El Último Conteo

Esta serie de artículos de cuatro partes representa el Santo Grial de la fe cristiana. Como tal, desafía la unión de todas las religiones que el Papa Francisco, el representante de todo el mundo católico (por no decir del mundo entero), está buscando llevar a cabo. Su doctrina reduce la creencia en Jesucristo a una mera creencia en el supuesto “amor”,[1] pero lo que él no menciona es que no todas las religiones ofrecen el mismo calibre de amor.

¿Es cierto, que la clase de amor que tu creencia en Jesucristo pone en tu corazón no es diferente al de cualquier otra religión? Te aseguro que después de ingerir este primer artículo de esta serie, no verás la fe cristiana en una luz tan trivial. Además de escribir por un sentido de amor puro a la verdad para la gloria de Dios, nuestro objetivo es, inspirar a los cristianos sinceros (incluyendo protestantes y católicos) a practicar el tipo de amor que Jesús enseñó, y te lo presentaremos de una manera tan clara que no podrás confundirlo con cualquier cosa inferior. La verdad pura está en la copa que Jesús bebió, y eso es de lo que se trata este artículo.

Continuando con la metáfora del Santo Grial, podríamos decir que la parte 1 de esta serie es acerca de la copa, lo que ésta contiene, y lo que significa beberla. La parte 2 es acerca de la certeza de la recompensa para los que la aceptan. La parte 3 trata sobre los herederos legítimos quienes desecharon esa reliquia invaluable, haciéndola de esa manera disponible para ti. La parte 4 la desempaca para que la puedas ver, pero sin poderla tocar todavía. Eso vendrá muy pronto, si eres fiel. ¿Es esto incitante? ¡Lo es!

El fin del mundo

La fe cristiana es acerca del fin del mundo en su mismo corazón. Jesús prometió que Él volvería, y esa es la expectativa que está en el centro de la fe. Ese ha sido el caso desde la época de los padres de la iglesia hasta la actualidad. El amado apóstol, Juan, citó a Cristo de la siguiente manera, en uno de los más famosos y más memorizados pasajes de la Escritura:

No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. (Juan 14:1-3)

Por lo tanto, ya deberíamos saber que la creencia cristiana no es sólo una creencia en un concepto de amor nebuloso como dice el papa y el mundo popular, sino en una promesa tangible de una reunión literal con el Señor en el fin del mundo. Observa que Él no dijo, “te tomaré a mí mismo cuando mueras”. Él dijo: “vendré otra vez”. Jesús prometió regresar a este mundo para recibir a los fieles.

En el transcurso de esta serie de artículos, algunas veces vamos a hablar acerca de líneas de tiempo y fechas y eventos que cumplen la profecía, pero incluso si algunos de los detalles técnicos se te escapan porque todavía no tienes el trasfondo completo, la esencia de nuestro mensaje aún debe penetrar profundamente en tu corazón.

Hasta el papa habla del fin del mundo, y términos similares son usados en su propaganda hoy en día.[2] No cabe duda de que el Papa Francisco ha sido un papa único, pero si eso es algo bueno o algo malo, es de hecho una gran pregunta, incluso entre católicos.[3] Puedes ver el por qué, cuando él reduce la creencia en Jesús – incluyendo Su prometido regreso como la esperanza básica del cristianismo – a nada más especial que la religión de los judíos que niegan que Él vino la primera vez, los musulmanes que rechazan Su identidad como el Hijo de Dios, o las otras religiones que no tienen nada que ver con Él en absoluto. ¿Está tratando él de promover sus objetivos políticos de esa manera, o tiene una motivación aún más siniestra? Lo que aprendas sobre el papa en esta serie de artículos te puede abrir los ojos de par en par. Estamos hablando del fin del mundo, y ¡el líder religioso más eminente en el mundo no desempeñará un papel pequeño!

Es natural imaginar las siete plagas postreras[4] como siendo tan repentinas, horribles y obvias (sin mencionar cortas en duración) que nadie podría confundirlas, pero el Día del Señor abarca un año completo, y dentro de este año los eventos proféticos se están desarrollando en maneras que no son del todo literal. Se necesita un poco de discernimiento para reconocerlas en este momento, pero cosas grandes están sucediendo justo a tiempo de acuerdo con el reloj de Orión, y el hecho de que estamos viviendo en el tiempo de las siete plagas postreras será bastante obvio muy pronto.

Al final de toda esta serie de cuatro partes, los fieles descubrirán algunas de las verdades más sublimes que jamás hayan penetrado la mente humana. ¡Jesucristo viene otra vez! Y no sólo “pronto” o “algún día”. Tenemos el privilegio de vivir en los últimos meses de la generación de la cual Jesús dijo:

De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. (Mateo 24:34-35)

El siguiente versículo, al mismo tiempo confunde a los impíos e inspira a los honestos de corazón para su búsqueda de la santidad:

Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. (Mateo 24:36)

Al decir esto, Jesús no estaba desanimando al hombre de entender el tiempo de Su venida – ¡no, no! Él estaba presentando una promesa para los creyentes y una meta para su desarrollo espiritual. El objetivo es acercarnos al Padre, para entenderlo, para amarlo, para conocerlo y para ser como Él, como dijo el Salvador:

Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. (Mateo 5:48)

Una vez más, la Palabra de Vida confunde a los impíos y confirma a los justos. Los impíos dicen que la perfección en Cristo es imposible mientras que vivamos en la carne mortal, anulando de este modo el mandato de Cristo y negando que Él vino, y venció en la carne – no sólo como nuestro sustituto, sino como nuestro ejemplo. Ellos aman el mundo demasiado como para contemplar que la perfección en Cristo es totalmente alcanzable y al alcance de todos. En este artículo, aprenderás lo que significa crecer hasta la estatura en la plenitud de Jesucristo. Si quieres crecer a la madurez espiritual, entonces quédate con nosotros.

La misericordia divina: La puerta está cerrada

El fin del mundo es el tiempo de la ira de Dios. No es un tiempo de “misericordia divina”, a pesar de las puertas abiertas en las basílicas en todas partes. Jesús estaba oficiando en el templo celestial como el Mediador entre Dios y el hombre por mucho tiempo,[5] y los que le confesaron sus pecados a Él recibieron Su perdón misericordioso, pero ese tiempo ha terminado. En el santuario celestial, Jesús ha terminado Su mediación y ha puesto los pecados de Su pueblo sobre la cabeza de Satanás, el macho cabrío. Habiendo hecho eso, Él ha dejado el santuario por la duración de las siete plagas postreras, que ya han comenzado. Espero que hayas enviado tus pecados con anterioridad al juicio, ¡durante el tiempo de la misericordia!

Los pecados de algunos hombres se hacen patentes antes que ellos vengan a juicio, mas a otros se les descubren después. (1 Timoteo 5:24)

Personas nos han estado escribiendo, pidiendo ayuda para darles sentido a los acontecimientos que han estado sucediendo desde que comenzaron las plagas, para que su esperanza siga siendo fuerte y su fe no tambalee. Aunque podemos seguir animando y educando a aquellos que han encontrado gracia en el tiempo de la misericordia, el hecho es que todos los casos han sido decididos y ya nadie será convencido de cambiar de bando. Escribimos esta nueva serie de artículos por un sentido de amor por la verdad, y para animar y fortalecer a aquellos cuyos pecados ya han sido perdonados, con la esperanza de que podrán perdurar hasta el final.

Algunas personas nos han escrito para preguntarnos – ya sea sinceramente o burlonamente – si ya están eternamente perdidos, porque la gracia ha terminado. Cuando te despiertas y escuchas los pájaros cantando o los carros que van y vienen como siempre, y todo parece aparentemente igual, ¿cómo puede ser éste el fin del mundo? ¿Cómo puede haber terminado la gracia cuando las cosas todavía parecen iguales? Así es exactamente como fue profetizado:

...cuando la decisión irrevocable del santuario haya sido pronunciada y el destino del mundo haya sido determinado para siempre, los habitantes de la tierra no lo sabrán. Las formas de la religión seguirán en vigor entre las muchedumbres de en medio de las cuales el Espíritu de Dios se habrá retirado finalmente; y el celo satánico con el cual el príncipe del mal ha de inspirarlas para que cumplan sus crueles designios, se asemejará al celo por Dios. {CS 601.1}

Así que no pienses que es extraño que la gracia ha terminado sin que un ángel haya tocado personalmente a tu puerta para informarte de lo sucedido. Y más adelante en esta serie de artículos, se hará claro quiénes son esas personas, “de las cuales el Espíritu de Dios se habrá retirado finalmente”. El mundo considera la unidad de todas las religiones bajo la bandera de la tolerancia como siendo la obra del Espíritu Santo (que “se asemejará al celo por Dios”), pero esa es una doctrina diferente a la que el apóstol Juan registró de los labios del Salvador:

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. (Juan 14:6)

¿Está el Papa Francisco hablando el evangelio de acuerdo a Juan al igualar a todas las religiones bajo la bandera del amor, o es éste un evangelio completamente diferente? Aun si quisieras defender el mensaje del Papa Francisco, que dice que Dios es amor y, por lo tanto, la creencia en Dios es creer en el amor, todavía hay un conflicto práctico de entendimiento con respecto a cómo una persona ama. El evangelio dice que Jesucristo es el Camino, y podemos venir a Dios (o al amor por así decirlo) solamente yendo en el camino que Él fue. La definición del verdadero amor y de la piedad está en Jesucristo, y no en ninguna otra religión.

Vamos a analizar esa definición pronto, pero concerniente a la pregunta de si una persona está perdida o no porque el tiempo de la gracia ha terminado, nuestra respuesta es: Depende de cuál era la inclinación de tu corazón al cerrarse la puerta de la gracia. La santificación, el proceso de llegar a ser santo, continúa. Incluso seguiremos creciendo espiritualmente en el Cielo. El asunto aquí es sólo una cuestión acerca de en cuál camino has estado desde que pasaste la bifurcación en la carretera. Es una cuestión de si te has preparado para seguir el Camino estrecho que lleva a la vida, o el camino ancho que lleva a la perdición.

Como la justicia conduce a la vida, Así el que sigue el mal lo hace para su muerte. (Proverbios 11:19)

Probablemente, la gran mayoría de las personas determinaron su curso mucho antes del momento final, cuando el tiempo de la gracia se cerró a la puesta del sol el 17 de octubre de 2015. No es como si la puerta de la gracia fue cerrada de golpe contra una marea de almas potencialmente dignas. Es posible que no te des cuenta, pero los pensamientos y las decisiones cultivados de toda la vida te han hecho quien eres. Ahora, en la prueba final, se hará evidente quién preparó su corazón para seguir a Dios, y quién puso sus afectos en el mundo pasajero.

Esta serie de artículos puede fortalecerte para tu gran prueba si ya estás en el camino correcto y tus pecados fueron confesados y perdonados, mientras que la gracia perduró, pero no es para convencer o convertir a nadie que está en el camino equivocado. El tiempo para eso ya pasó.

Hay un intervalo de siete días entre el fin del ciclo de las trompetas del Reloj de Orión y el comienzo del ciclo de las plagas, y ese período de siete días comenzó el 17/18 de octubre de 2015 (según los límites del día hebreo[6]), cuando la verdadera “puerta de la misericordia divina” fue cerrada en el templo en el Cielo. Durante esa semana, Jesús puso los pecados de Su pueblo en el macho cabrío, Satanás. Aquellos que no reconocieron y confesaron sus pecados antes de eso todavía están teniendo que cargar con ellos, y tendrán que morir físicamente y eternalmente. Al final de esos siete días, el 24/25 de octubre de 2015, Jesús se quitó Sus vestiduras sacerdotales y se puso Sus vestiduras reales y Su corona. En los artículos de esta serie, serán extraídas ricas vetas de la verdad del libro de Apocalipsis, y tendrás la oportunidad de ver cuán importante es la coronación de Jesús para entender la ira de Dios y el fin del mundo.

El secreto del Padre

Aquellos que han valorado a Jesús, y han puesto sus corazones a seguir Su ejemplo en este último año en la Tierra están en un viaje que lleva a la vida. Y la promesa de Jesús para ellos es que el Padre les dará a conocer el tiempo de la venida de Cristo y del fin del mundo.

Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas. (Amos 3:7)

Como dijo Jesús en presencia de Sus seguidores:

Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo... (Hechos 1:7-8)

Esas palabras no fueron sólo para los discípulos de 31 d.C., sino también para nosotros, sobre los cuales el fin del mundo ha llegado. Jesús explicó que el conocimiento del tiempo del fin fue reservado por el Padre, y sería dado con poder por el Espíritu Santo. ¡Estamos aquí! El Espíritu Santo vino y ya se fue, y el poder del Padre acompaña Su mensaje.

Las siete plagas postreras abarcan un año completo desde el 24/25 de octubre de 2015 hasta llegar a la Segunda Venida, el 23/24 de octubre de 2016. Pronto verás cuán preciso el Reloj de Dios está marcando, y que ¡incluso el tiempo de la llegada de los santos al mar de vidrio está indicado allí! El reloj ya ha señalado dos de los siete principales hitos (plagas) en el tiempo del fin a medida que la historia avanza apresuradamente hacia su clímax, y los dos últimos artículos de esta serie te mostrarán los hitos restantes que vienen rápidamente – y muchas cosas más.

Comprender el fin del mundo siempre ha sido el Santo Grial de la fe cristiana, y para el final de este artículo, obtendrás una apreciación más profunda de lo que significa beber de esa copa sagrada. Reconocer el tiempo del fin es parte de la más alta vocación de la humanidad caída, al igual que Jesús mismo reconoció Su propia vocación a través de una comprensión de las profecías hebreas que apuntaban al tiempo de Su propio nacimiento, ministerio y sacrificio.

El apóstol Pedro lo expresó hermosamente como el objetivo final de la fe cristiana:

Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero... Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos. A éstos se les reveló que no para sí mismos, sino para nosotros, administraban las cosas que ahora os son anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles. Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado; (1 Pedro 1:3-13)

El Espíritu Santo ha bajado del Cielo otra vez en estos últimos días, desde Orión como les ha sido predicado e informado a ustedes, testificando de los sufrimientos y de la gloria de Cristo. Es el Cáliz de Su sangre, como lo simboliza el vino de la Cena del Señor, y es el milagro (traducido como poder en Hechos 1:8), que certifica la autenticidad de este mensaje, como verás en el artículo del hermano Ray (Parte 2). El milagro es que el reloj señala a los eventos y los eventos ocurren justo a tiempo.

Observa cómo el apóstol Pedro se refiere a esta revelación como conteniendo “cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles”, es decir, el tiempo de la Segunda Venida, que fue reservado por el Padre hasta la “revelación de Jesucristo” como es indicado en Mateo 24:36 (mencionado anteriormente). El libro de Apocalipsis comienza con esas mismas palabras como su auto descripción – la Revelación de Jesucristo – así que, en otras palabras, cuando el fin del mundo tal como es descrito en el libro de Apocalipsis haya llegado (y ya lo ha hecho), entonces sabremos (y nosotros ya sabemos) la fecha en que Jesús volverá para llevar a Su pueblo al Cielo.

La Cruz viene antes de la corona

An Overview of Last Day Events

La gráfica de descripción general a la derecha (haz un clic para ampliar) es tomada del artículo Las Lágrimas de Dios, donde mostramos que la segunda plaga en el reloj de Orión está posicionada exactamente 1335 días[7] desde el día de la Pascua de 2012. Hay mucho significado en eso que vamos a explorar en breve, pero en ese artículo sólo llegamos al punto de señalar a esto como una indicación de que las cosas grandes no deben esperarse al comienzo de la primera plaga, sino en la segunda plaga.

Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días. (Daniel 12:12)

En la gráfica, los 1335 días aparecen tres veces:

  1. En relación con los acontecimientos celestiales,

  2. En relación con los acontecimientos terrenales,

  3. En conexión con los acontecimientos celestiales, pero retrasados

Por cierto, si les das un vistazo de cerca a los eventos en la gráfica, verás que nuestro ministerio antecede al papa, y nuestras experiencias, incluso sin saberlo, predijeron lo que él está haciendo. Ahora, el papa está empezando a advertir sobre eventos actuales del mundo que llevan al fin del mundo, pero ¡nosotros hemos estado advirtiendo desde el 2010 acerca de fechas futuras específicas y eventos que han sucedido! El punto es que, mientras que muchas personas llaman al Papa Francisco el falso profeta de Apocalipsis (aunque de hecho él es algo aún más siniestro), él podrá tratar de liberarse de esas acusaciones al hacer profecías que se cumplirán, sólo para hacerse ver como un verdadero profeta en lugar del falso profeta. Sólo recuerda, nosotros te advertimos primero con fechas precisas – y la evidencia está aumentando. Satanás es el gran imitador, pero hay algunas cosas que él simplemente no puede imitar.

Después del fin de los primeros 1335 días el 24/25 de octubre de 2015, no pareció que fuimos “bendecidos” lo suficiente como para cumplir la promesa de Daniel 12:12 mencionada anteriormente. Por lo tanto, correctamente inferimos que la bendición invisible que creíamos que deberíamos haber recibido en ese día no debe ser visible para nosotros hasta después de la demora que nos llevaría a la segunda plaga. Una de las razones para eso que mencionamos fue, que era para traer la prueba final de fe a nuestro grupo, pero es más profundo que eso.

Un principio muy conocido de la profecía bíblica es ilustrado en esta demora de 40 días. El principio es que los grandes períodos proféticos a menudo comienzan y terminan de manera complementaria. Eso significa que tenemos la oportunidad de explorar la relación entre el comienzo y el fin de los 1335 días para encontrar el significado más profundo que Dios ha escondido en el diario de esos días.

Ya en el 2012, nuestro pequeño grupo de estudio, que estaba dispersado a través de varios continentes, reconoció que los 1335 días comenzarían el 27 de febrero de ese año. Hicimos los preparativos físicos que pudimos de acuerdo a nuestro entendimiento en ese momento, y advertimos a nuestros amigos y familiares. Actuamos en fe, y esperamos que el tiempo del fin comenzara con las bolas de fuego del cielo, de acuerdo con nuestra comprensión de las profecías en aquel entonces. Obviamente el fuego no descendió en ese día, pero nuestra experiencia de grupo en el fin del tiempo había comenzado en verdad – completa con burlas, rechazos, y todo lo demás. Aunque no entendimos completamente lo que estábamos haciendo en ese momento, habíamos tomado el primer paso en nuestro viaje para encontrar el Santo Grial, que era simplemente creer que la profecía de tiempo podría ser entendida por aquellos que conocen a Dios, y tratar de hacerlo a través del estudio de la Palabra de Dios en la fe de que Él nos guiaría a través del poder del Espíritu Santo.

A raíz de esa primera decepción de nuestro movimiento, descubrimos que un período de 40 días estaba situado entre el 27 de febrero al 6 de abril de 2012 (día de la Pascua), y vimos por fe que los eventos trascendentales estaban teniendo lugar en el santuario celestial al principio, en el medio y al final de esos 40 días. Entendimos que Dios estaba sometiéndose a un juicio, dejando a Jesús a cargo del juicio de los vivos, que estaba a punto de comenzar. El Padre mismo estaba yendo a tribunal para ser sujeto a investigación y a juicio. ¡Qué humillación para el Dios del universo! A Su manera – sometiéndose a Sí mismo a un juicio involucrando testigos humanos – Él estaba recorriendo los pasos que Su hijo había tomado en el huerto de Getsemaní casi dos milenios antes.

Es por eso que los 40 días terminaron en la Pascua, y es por eso que ¡la Pascua en el 2012 cayó en los mismos días de la semana como en el año de la crucifixión de Cristo! Nosotros aquí en la Tierra quienes participaríamos como testigos, teníamos que entender el caso del Padre, y la Pascua – la muerte de Cristo – había de ser nuestro libro de texto.

Jesús le dijo: El que me ha visto a mí, ha visto al Padre... (Juan 14:9)

Para ser testigos para el Padre, tuvimos que aprender de Cristo.

Sería bueno que cada día dedicásemos una hora de reflexión a la contemplación de la vida de Cristo. Debiéramos tomarla punto por punto, y dejar que la imaginación se posesione de cada escena, especialmente de las finales. Y mientras nos espaciemos así en su gran sacrificio por nosotros, nuestra confianza en él será más constante, se reavivará nuestro amor, y quedaremos más imbuídos de su Espíritu. Si queremos ser salvos al fin, debemos aprender la lección de penitencia y humillación al pie de la cruz. {DTG 63.2}

Tuvimos que ir con Jesús en espíritu, para celebrar la conmemoración de la Cena del Señor y beber la copa de la Pascua que Él bebió. Al principio, su sabor es del rico, dulce jugo de la uva, pero los residuos son amargos:

Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre. Y cuando hubieron cantado el himno, salieron al monte de los Olivos. (Mateo 26:27-30)

Al igual que ellos cantaban un himno, los 144.000 también tienen una canción especial para cantar[8] después de beber de la copa de la comunión del Señor. Es el cántico de Moisés y del Cordero,[9] insinuado en muchas ocasiones en nuestros artículos anteriores y ahora presentado claramente en esta serie. Sólo los 144.000 pudieron aprender esa canción, porque es la canción de sus experiencias en beber la copa con Jesús.

Como fue el caso en el 2012, la Pascua del 2016 también cae en los mismos días de la semana como en el año de la crucifixión. Además, coincide con la cuarta plaga, de la cual aprenderás más adelante en esta serie. Esos son indicadores que muestran cuán importante será esta Pascua, pero el tiempo para pintar los postes del corazón con la sangre de Cristo ha pasado. Ahora es el tiempo de la retribución sobre los que rechazaron un sacrificio, que fue tan grande que, para poderlo apreciarlo correctamente, tienes que seguir el consejo dado anteriormente (el contemplar la magnitud del sacrificio de Jesús).

El amor abnegado de Cristo

Cuando vemos el sacrificio que Jesús hizo, empezamos a observar lo que distingue el amor cristiano del amor de cualquier otra religión o ideología en el mundo. Jesús – siendo el Hijo de Dios – sacrificó Sus atributos divinos en la encarnación para convertirse en humano para siempre. ¡Hagamos una pausa! Esto es algo profundo, y debe ser leído lentamente y cuidadosamente para captar cada palabra. Ponte en Sus zapatos. Sí, ponte en los zapatos de Jesús – porque la nación santa[10] es una nación de sacerdotes, después de todo, y Él es nuestro ejemplo, por ninguna otra razón que nosotros siguiéramos en Sus pasos. Jesús quiso identificarse con la humanidad caída para que Él pudiera redimirnos por Su sacrificio.

Para asegurarnos los beneficios de su inmutable consejo de paz, Dios dió a su Hijo unigénito para que llegase a ser miembro de la familia humana, y retuviese para siempre su naturaleza humana. {DTG 17.1}

Contempla eso, y deja que penetre en tu mente. Imagínate lo que significa la omnipresencia – la habilidad de estar en cualquier lugar y en todas partes independiente del tiempo – ¡y a qué limitación tan grande se sometió Él mismo, al convertirse en humano! Jesús ya no puede hacer eso como humano. Imagínate lo que significa la omnisciencia – la habilidad de saber todas las cosas – el fin desde el principio, independientemente del tiempo – y cuánto sacrificó Jesús al nacer como un bebé, y aprender y crecer como tú y yo. Imagínate lo que significa la omnipotencia – la habilidad de poder hacer cualquier cosa – y lo indefenso que Él se hizo a Sí mismo por nuestro bien. ¡Qué sacrificio tan grande fue el sólo nacer humano! Está más allá de nuestra habilidad el comprender plenamente a lo que Jesús renunció, y sin embargo se nos aconseja meditar con nuestra imaginación precisamente en esos puntos. Jesús creció y maduró como un ser humano, sin ninguna ventaja que nosotros no tenemos.

En algún momento, Él se dio cuenta de que Él era el Hijo de Dios por identidad, y que era Su llamado el ser el Salvador del mundo. Él renunció a la carpintería y vivió Su convicción, dedicándose a hacer el bien. Luego, en Getsemaní, Él tomó sobre Sus hombros humanos el peso de la culpa del pecado del mundo, desde Adán hasta el fin del tiempo. Él había tomado sobre Sí mismo redimir al mundo; Él comprendió que el destino del mundo estaba en Sus hombros. A medida que los pecados del mundo fueron imputados a Él y el Padre se ocultó de Su Hijo, Jesús sintió el peso eterno de la pérdida. Él se dio cuenta de que el pecado era tan ofensivo a Dios Padre, que al tomar nuestros pecados sobre Sí mismo, Él podría ser borrado por la eternidad.

El Salvador no podía ver a través de los portales de la tumba. La esperanza no le presentaba su salida del sepulcro como vencedor ni le hablaba de la aceptación de su sacrificio por el Padre. Temía que el pecado fuese tan ofensivo para Dios que su separación resultase eterna. Sintió la angustia que el pecador sentirá cuando la misericordia no interceda más por la raza culpable. El sentido del pecado, que atraía la ira del Padre sobre él como substituto del hombre, fué lo que hizo tan amarga la copa que bebía el Hijo de Dios y quebró su corazón. {DTG 701.2}

Jesús luchó con eso:

Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú. (Mateo 26:39)

Después de suplicar tres veces en oración, Jesús decidió dar Su vida eterna por ti y por mí. Él eligió ausentarse del Cielo para siempre, si eso es lo que se necesitaría para que los pecadores estén presentes. ¡Qué abnegación demostró Jesús!

que perdones ahora su pecado, y si no, ráeme ahora de tu libro que has escrito. (Éxodo 32:32)

¡Ese es el cántico de Moisés y del Cordero! ¡Esa es la canción de los 144.000! Es abnegada, y semejante a Cristo. ¡No es de extrañar que una persona de tal carácter brillaría con un resplandor santo! Pone en vergüenza a la patética pregunta de “¿Puedo yo ser salvo, incluso ahora que el tiempo de la gracia ha terminado?” Pregúntate si tal persona ¡ha crecido hasta la estatura de plenitud (la madurez espiritual) de Jesucristo! Pregúntate si esta clase de amor es ¡representado en alguna otra religión de este mundo!

Habiendo tomado Su decisión de seguir adelante con el sacrificio, el ángel Gabriel se Le apareció en Getsemaní para fortalecer a nuestro Señor. El ángel Le mostró a Jesús los muchos que se salvarían como resultado, a fin de alentarlo a ser fiel a Su decisión, porque la prueba no había terminado.

En la Cruz, la oscuridad Lo envolvió. Jesús se sintió abandonado por Dios. El sentido de separación Le hizo sentir que había fracasado, que Él ya no era aceptado por Dios, que la humanidad se perdería, y que la culpabilidad completa de la raza perdida descansaba en Él porque era Su llamado el interceder por ellos.

A la hora nona, las tinieblas se elevaron de la gente, pero siguieron rodeando al Salvador. Eran un símbolo de la agonía y horror que pesaban sobre su corazón. Ningún ojo podía atravesar la lobreguez que rodeaba la cruz, y nadie podía penetrar la lobreguez más intensa que rodeaba el alma doliente de Cristo. Los airados rayos parecían lanzados contra él mientras pendía de la cruz. Entonces “exclamó Jesús a gran voz, diciendo: Eloi, Eloi, ¿lama sabachthani?” “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” Cuando la lobreguez exterior se asentó en derredor del Salvador, muchas voces exclamaron: La venganza del cielo está sobre él. Son lanzados contra él los rayos de la ira de Dios, porque se declaró Hijo de Dios. Muchos que creían en él oyeron su clamor desesperado. La esperanza los abandonó. Si Dios había abandonado a Jesús, ¿en quién podían confiar sus seguidores? {DTG 702.4}

El, el Expiador del pecado, soporta la ira de la justicia divina y por causa tuya se hizo pecado. {DTG 703.2}

Separado y aparentemente abandonado por Dios, Jesús sintió que Él no había podido redimir a la humanidad – que el pecado que Le fue imputado era demasiado grande.

La esperanza no le presentaba su salida del sepulcro como vencedor ni le hablaba de la aceptación de su sacrificio por el Padre. {DTG 701.2}

Es por eso que Su primera y principal preocupación después de Su resurrección era saber de parte del Padre si Su sacrificio había sido suficiente.[11] Pero Jesús no falló – Él no perdió la fe hasta el momento de Su muerte. Él bebió los residuos amargos de la copa de la ira de Dios.

¿Alguna vez has experimentado una Pascua como esa? En el 2012, nosotros prometimos solemnemente testificar para el Padre en Su juicio, y estábamos dispuestos a dar nuestras vidas por los demás si fuese necesario.[12] Esa fue la primera fecha para la cual dimos advertencias públicas del evento de las bolas de fuego, que esperábamos que marcarían el comienzo del fin del tiempo. Ahora sabemos cuándo las bolas de fuego caerán en realidad – y tú también lo sabrás antes de terminar de leer el artículo del hermano Gerhard (Parte 3) en esta serie. Habíamos emprendido un camino de fe, pero ¡poco habíamos concebido a donde conduciría! Sólo habíamos empezado a beber la copa.

A veces personas nos dicen que quieren estar entre los 144.000 para que puedan permanecer con vida para ver a Jesús venir. Para ellos, suena como un buen club al cual pertenecer, con buenos beneficios. Es una reminiscencia de la solicitud de los apóstoles Santiago y Juan de estar al lado de Jesús en el Reino.

Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, postrándose ante él y pidiéndole algo. El le dijo: ¿Qué quieres? Ella le dijo: Ordena que en tu reino se sienten estos dos hijos míos, el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda. Entonces Jesús respondiendo, dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo he de beber, y ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado? Y ellos le dijeron: Podemos. El les dijo: A la verdad, de mi vaso beberéis, y con el bautismo con que yo soy bautizado, seréis bautizados; pero el sentaros a mi derecha y a mi izquierda, no es mío darlo, sino a aquellos para quienes está preparado por mi Padre. (Mateo 20:20-23)

Aquellos que tienen una visión tan de color de rosa de lo que significa estar entre los 144.000 estarán amargamente decepcionados. ¡Ellos no saben lo que piden! Primero tuvieron que beber la copa – toda la copa. ¿Puede una persona atreverse a desear ser un sacerdote de Dios sin aprender lo que significa interceder con su propia vida, como Jesús intercedió por él? Después de todo, ¡eso es lo que los sacerdotes hacen! Los sacerdotes fueron ordenados más de veinte veces en la ley levítica a hacer expiación por los demás. ¡Ese era su trabajo!

Nota que no estamos hablando de la intercesión sin valor al estilo católico. Sólo Dios puede perdonar los pecados, pero si comprendemos cuán malo es nuestro pecado, y estamos seguros de que nuestros pecados han sido perdonados por Dios, entonces también vamos a entender algo del amor de Dios. Reconoceremos que no somos más dignos que otros, sin embargo, Dios estaba dispuesto a perdonarnos por amor a Cristo.

Cuando entendemos cuánto nos ama Dios, entonces estamos en una posición para negociar con Él, al igual que Moisés, diciendo: “Mira, yo también estaba en pecado, y sé lo mucho que me amas –”

que perdones ahora su pecado, y si no, ráeme ahora de tu libro que has escrito. (Éxodo 32:32)

¿Sabías que eso era lo que significó ser como Cristo, y estar entre los 144.000? ¡Ofrecer tu propia vida eterna por el beneficio de otros! Tal vez ahora estás satisfecho de conformarte con el martirio, o incluso sólo ser un limpiador de calles en el Cielo. Sólo hay un problema: tú también tienes que beber tu copa aún si no es tan amarga como la de los 144.000.

Si, después de conocer las profundidades del amor de Dios por ti, voluntariamente te niegas a beber tu copa, es como si Le estuvieras diciendo a Jesús: “Si yo fuera tú, no hubiera hecho ese sacrificio.” Estarías diciendo que las almas que Él vino a salvar (como la tuya) no valen ese alto precio. ¡Pero tú realmente vales eso!

Solamente a la luz de la cruz puede estimarse el valor del alma humana. {HAp 221.1}

Cuando entiendes la alta vocación de los 144.000 y que ellos son el antídoto al pecado, y que el bienestar futuro del Cielo en sí depende de ellos, entonces comienzas a darte cuenta del verdadero valor del alma humana. En otras palabras, un alma tiene el valor de todo lo que Jesús entregó – todo el Cielo – porque todo estaría perdido sin los 144.000 para proteger al universo de que el pecado jamás se levante una segunda vez.

Amigo, realmente eres tan valioso, pero sólo si te ofreces a ti mismo. Si entierras tu tesoro, es carente de valor para todos los fines prácticos. Pregúntate si has llegado a la estatura de plenitud de Jesucristo, y si intercederías por otras almas indignas por medio de renunciar a tu propio lugar en el Cielo por ellos, como Cristo lo hizo por ti, si esto fuera posible.

Gethsemane

La victoria de la Cruz

Jesús exclamó: “Consumado es”.[13] “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”.[14]

Y mientras, sumiso, se confiaba a Dios, desapareció la sensación de haber perdido el favor de su Padre. Por la fe, Cristo venció. {DTG 704.3}

Jesús inclinó Su cabeza y ¡murió en victoria! El Papa Francisco no estaba en lo correcto al decir que “Jesucristo, cuya vida, humanamente hablando, acabó en un fracaso: en el fracaso de la cruz”. [15] El sacrificio fue total; Jesús tuvo éxito en redimir a la raza humana. Cuando un corazón humano es quebrantado en la Cruz y se derrite en la calidez del verdadero amor sacrificial, entonces “humanamente hablando” es un testimonio de que Jesús fue victorioso a través de la Cruz.

¡El sacrificio de Jesús fue aceptado y Él salió de la tumba como vencedor! Del mismo modo, Moisés fue levantado y su ofrecimiento de ser borrado no fue tomado. El omnisciente Dios sabe mejor.

Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará. (Mateo 16:25)

Sin embargo, las apariencias engañan, y también lo hacen los pensamientos y las intenciones del corazón. Sólo la Palabra de Dios tiene la autoridad final con respecto a quién es apto para el Cielo y quién no lo es. No es seguro juzgar incluso tu propio corazón a través de ningún otro estándar, mucho menos el corazón de otra persona.

Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras. (Jeremías 17:9-10)

La gracia ha terminado, y estamos en el tiempo de la prueba final. ¿Cuál es tu calificación en la escala de la Cruz? ¿Aprecias el sacrificio que fue hecho por ti? Cuando tus opciones se reducen a negar a Cristo (o a tus hermanos semejantes a Cristo) o morir, ¿qué escogerás? El omnisciente Dios pronto te dirá si hiciste un sacrificio aceptable como Cristo o no, como Moisés o no. En el último artículo de esta serie (Parte 4), el hermano John te revelará la fecha exacta en que Dios tendrá una reunión especial con sólo los 144.000 para decirles si su sacrificio fue completo y aceptable, y si realmente sus vidas eternas les serán quitadas.

Parte de lo que significa amar a los demás es hacer todo lo posible para ayudarlos a permanecer libres del pecado. Eso es lo que el lavado de los pies en la Última Cena simbolizaba. En la iglesia de la cual yo vengo, se llamaba la “ordenanza de humildad”, que en realidad es un nombre muy acertado, ya que fue ordenada como la manera de recordar la humildad de Cristo y practicarla entre nosotros como creyentes.

Lo gracioso es que, aparte de la posible leve vergüenza de exponer tus pies descalzos a alguien a quien es posible que no lo hicieras en otras circunstancias, el servicio de lavado de pies no es especialmente humillante en sí mismo como lo era en los días de los discípulos. En su día, había un estigma asociado con lavar los pies porque ese era el trabajo de la clase sirviente. El lavar los pies de otra persona era ponerse más abajo que ella en rango. ¿Te has preguntado alguna vez lo que la ordenanza de humildad debería significar en un nivel más profundo hoy? ¿Cómo puede ser un recordatorio de la humildad de Cristo, si no hay nada especialmente humilde al respecto?

Lavar los pies es simbólico de lavar la suciedad que conduce al pecado. No estamos hablando de la vida pecaminosa del pasado, que fue lavada por el bautismo en la sangre de Cristo, sino la acumulación diaria de polvo que se pega a nuestros pies sólo porque caminamos sobre caminos terrosos. Cristo le dijo a Pedro que todo su cuerpo estaba limpio, en referencia a la conversión y el bautismo, pero sólo sus pies necesitaban ser lavados. En otras palabras, se trata de las ofensas entre hermanos que “se adhieren a nosotros” y los resentimientos que resultan de nuestras interacciones diarias en nuestro camino por este mundo imperfecto.

Estas palabras significaban más que la limpieza corporal. Cristo estaba hablando todavía de la purificación superior ilustrada por la inferior. El que salía del baño, estaba limpio, pero los pies calzados de sandalias se cubrían pronto de polvo, y volvían a necesitar que se los lavase. Así también Pedro y sus hermanos habían sido lavados en la gran fuente abierta para el pecado y la impureza. Cristo los reconocía como suyos. Pero la tentación los había inducido al mal, y necesitaban todavía su gracia purificadora. Cuando Jesús se ciñó con una toalla para lavar el polvo de sus pies, deseó por este mismo acto lavar el enajenamiento, los celos y el orgullo de sus corazones. Esto era mucho más importante que lavar sus polvorientos pies. Con el espíritu que entonces manifestaban, ninguno de ellos estaba preparado para tener comunión con Cristo. Hasta que fuesen puestos en un estado de humildad y amor, no estaban preparados para participar en la cena pascual, o del servicio recordativo que Cristo estaba por instituir. Sus corazones debían ser limpiados. El orgullo y el egoísmo crean disensión y odio, pero Jesús se los quitó al lavarles los pies. Se realizó un cambio en sus sentimientos. Mirándolos, Jesús pudo decir: “Vosotros limpios estáis.” Ahora sus corazones estaban unidos por el amor mutuo. Habían llegado a ser humildes y a estar dispuestos a ser enseñados. Excepto Judas, cada uno estaba listo para conceder a otro el lugar más elevado. Ahora, con corazones subyugados y agradecidos, podían recibir las palabras de Cristo. {DTG 602.4}

Es orgullo lo que nos causa ofendernos y albergar malos sentimientos. Tenemos un concepto interno de la jerarquía de quién es mejor, y cuando alguien dice o hace algo que molesta esa jerarquía, naturalmente nos ofendemos.

Una de las cosas más humillantes que se puede hacer es aceptar las críticas de alguien a quien consideras ser inferior. Sin embargo, Jesús nos ordenó lavar los pies unos a otros, o, en otras palabras, ayudarnos unos a otros a deshacernos de las ofensas acumuladas. Es un principio general que somos ciegos a nuestras propias faltas, pero podemos ver fácilmente los defectos de los demás. Es como la alegoría de las cucharas largas[16] – es por eso que tenemos que permitir que otros nos digan cuáles son nuestros defectos. Esa no es una tarea fácil, ¡especialmente cuando estamos concentrados en ellos y viendo sus propias faltas!

Washing of feetSe dice que una persona debe estar dispuesta a dar su vida por alguien antes de reprenderlo de un error. De hecho, eso está muy cerca de la verdad. ¿Entiendes ahora por qué es necesario beber la copa de la Cena del Señor, y estar dispuestos a sacrificar como Él lo hizo como hemos explicado en la sección anterior? Al hacerlo, tú voluntariamente te haces un rango menor que la otra persona, y esa es la clave para poder llegar a su corazón al lavarles sus ofensas. Cuando tu hermano entiende que tú realmente renunciarías a tu lugar en el Cielo para que él esté allí, entonces su corazón se derrite, y él puede confiar en que tú, por encima de todo, tienes su mayor interés en mente. ¡Eso es lo que significa reprender con amor! Ahí es cuando la ordenanza (la ley) de humildad se convierte en la artillería (las armas) de humildad que conquista corazones: es el arma de la Cruz. Así es como los siervos de Dios podrán prevenir que el pecado se levante por segunda vez.

Cuando tu hermano necesita que sus pies sean lavados – antes de que la tierra se endurezca en pecado – y tú quieres ayudarlo, primero tienes que ser como Cristo. Tienes que madurar hasta Su estatura, y eso significa beber la copa que Él bebió. Eso significa humillarte a ti mismo y ofrecer tu lugar en el Cielo para él.

No juzguéis, para que no seáis juzgados... ¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano. (Mateo 7:1,5)

Para juzgar a tu hermano de un error, tienes que primero permitir ser juzgado. Sacar la viga de tu propio ojo, significa tener la disposición de arriesgar una condenación peor para ti por el bienestar de tu hermano. Cuando estás dispuesto a sacrificarte por él, entonces eres apto para confrontarlo con sus errores. Entonces puedes interceder por tu hermano errante. Así es como lavan los pies los unos a los otros. Esto es especialmente importante ahora que Jesús ha terminado Su intercesión en el Cielo por el tiempo de las plagas.

Los siervos de Dios deben mostrar que ellos pueden mantener el pecado a raya entre sus hermanos aquí en la Tierra antes de que se les pueda confiar esa obra a lo largo del universo no caído.

Por último, pero no por ello menos importante, la Pascua es acerca de partir el pan con tus hermanos y hermanas. Eso simboliza compartir y comer el alimento espiritual, para que ellos también puedan ser alimentados y fortalecidos. ¿Necesito decirte que compartas este mensaje con otros?

La bendición al final

Recuerda, al final de los 1335 días de eventos invisibles en el santuario celestial, nosotros esperábamos una bendición según la promesa registrada por Daniel.

Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días. (Daniel 12:12)

El NiñoEn ese mismo día, el 23/24 de octubre de 2015, recibimos una señal que nos confirmó, como fue explicado en el artículo Las Lágrimas de Dios. Fue la tormenta más fuerte de la historia que tocó tierra en la costa del Pacífico. Ésta se convirtió en categoría 5 en un período de menos de 24 horas desde el momento que alcanzó el estatus de huracán. Luego, aún más repentinamente, los vientos de la tormenta estallaron en lágrimas de lluvia, cuando llegó a la costa – una imagen sincera de la tristeza de Dios por los que habían rechazado Su misericordia. El tiempo realmente había llegado, para que comenzaran las plagas. En la actualidad, podemos ver que las lluvias siguen llegando como resultado del efecto de la corriente de El Niño, hasta el punto de que la NASA incluso advierte de que podría convertirse en el peor fenómeno de El Niño en la historia, amenazando a decenas de millones de personas con hambre, escasez de agua y enfermedades.[17]

Sin embargo, al comienzo de la primera plaga, no habíamos reconocido aún el papel que El Niño jugaría. Estábamos esperando que las plagas, comenzaran con algo un poco más sacudidor para la población en general. Era una prueba para nosotros para ver si nuestra fe y amor continuarían – no muy diferente de la primera decepción de nuestro movimiento. Esperábamos una bendición, pero sólo recibimos una señal.

Uno debe tener tenacidad al reclamar las promesas de Dios. Nosotros no nos dimos por vencidos; reconocimos rápidamente el período de 40 días hasta la segunda plaga, y luego entendimos que la bendición de los 1335 días debe llegar al final de los 40 días. Los 40 días al inicio de los 1335 días condujeron a la Pascua, pero los 40 días al final condujeron a la segunda plaga. Recuerda, el principio profético es que existe una relación especial entre la manera en que comienza un período y la manera en que termina.

En ambas ocasiones, los 40 días comenzaron con nuestra expectativa de un acontecimiento mundial grande y problemático. En ambas ocasiones, nosotros reconocimos rápidamente un período de 40 días.

En el primer caso, reconocimos que el punto medio de los 40 días cayó en un sábado. Entendimos que los 40 días representaron la salida figurativa del Padre a través del Lugar Santo al mismo tiempo que nuestra entrada simbólica, lo que significaba que íbamos a cruzar caminos con el Padre, en sentido figurado, en el punto medio en ese día de sábado especial, y que íbamos figurativamente a recibir el candelero de parte del Padre. Ese ya era nuestro entendimiento en el 2012. ¿Y si aplicamos estos conceptos para el segundo caso de 40 días aquí al final? ¿A dónde caería el punto medio?

40 Days, comparison

Inmediatamente después de los 1335 días, contamos los 40 días de forma inclusiva a partir del sábado, 24 de octubre de 2015, hasta el miércoles, 2 de diciembre de 2015. El día intermedio, el día 20o desde el final, fue el viernes, 13 de noviembre – el día de los ataques terroristas de París. Algunas 130 personas murieron en el punto medio de la primera plaga... y espero que sepas cuán crucial fue ese evento para la unificación de Europa y el mundo contra el ISIS. A pesar de la realidad evidente de que la crisis migratoria había traído un ejército de terroristas dentro de Europa, las naciones todavía hicieron todo en su poder para mantener abiertos los canales de migración. El terror fue el tema de las noticias por días, hasta que finalmente Rusia y los EE.UU. también llegaron a bordo y la gran Conferencia sobre el Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidas del 2015, tomó el escenario mundial, allí de nuevo en París.

Es mucho más profundo que eso, sin embargo, debido a que el Acuerdo de París fue apenas adoptado en esa conferencia, pero aún no ha entrado en vigor. Está programado para ser firmado en vigor por las naciones del mundo, el 22 de abril de 2016, la fecha exacta de la cuarta plaga. Ay, ¡eso significa mucho! Las naciones se están preparando para dar su poder al líder moral interino de este mundo – el Papa Francisco – en un esfuerzo por “salvar el planeta” de la destrucción total. El hermano John hablará más sobre esto, pero lo que ya está claro en este momento es que las plagas son consecuencias de decisiones humanas, no juicios divinos arbitrarios. Dios ha retirado Su misericordia, y eso significa que la humanidad está a punto de sufrir las consecuencias naturales de sus propias decisiones depravadas.

Sin embargo, volviendo a nuestra comparación, deberíamos preguntarnos en este punto: ¿Qué tiene que ver cruzar caminos con el Padre en sábado y recibir un candelero en el primer caso, con los ataques terroristas en París en el segundo caso? De acuerdo con el calendario de Dios, el primer creciente de la luna nueva se hizo visible al atardecer en ese mismo viernes, 13 de noviembre. Eso significa que los ataques terroristas tuvieron lugar durante las horas del sábado en el primer día del mes hebreo. Bíblicamente hablando, el primer día del mes se llama la luna nueva (técnicamente la primera luna creciente visible), y como explicamos en la noticia mundial La Ascensión de Babel, eso lo califica como un Gran Sábado cuando cae en un sábado semanal. También explicamos en ese mismo artículo de noticias que Dios marca los eventos mundiales con Grandes Sábados, incluyendo esos días cuando el nuevo mes comienza en sábado.

Por lo tanto, Dios señaló a los ataques terroristas del 13 de noviembre a través de un Gran Sábado en Su calendario, mostrando más detalladamente el papel del sábado en la profecía y confirmándonos como Adventistas del Gran Sábado. Así es como nuestro sábado de punto intermedio en el primer caso se refleja en el segundo caso. Nuestro principio de interpretación fue validado. Los Grandes Sábados son una lámpara a nuestros pies, resaltando los acontecimientos mundiales principales que están trazando el curso del apocalipsis.

Ahora, si el inicio y el punto medio de los 40 días corresponden, ¿qué hay acerca del final? Realizamos una hermosa Cena del Señor al final de los 40 días en el primer caso, donde, literalmente, partimos pan y bebimos jugo de uva en memoria de nuestro Señor. Bebimos de la copa. 1335 días más tarde, qué deberíamos esperar, ¡sino la bendición completa de Daniel 12:12! ¡La recompensa de los justos!

Pero todavía no literalmente – porque todavía estamos hablando de los eventos invisibles del santuario celestial, que entendimos por la fe – pero, por favor, ¡entiende cuán grande es esto! Esta serie de artículos es la expresión de la bendición que recibimos, y lo que recibimos, lo compartimos contigo. Si eres fiel, esta bendición que recibimos en espíritu se convertirá en una realidad tangible para ti cuando Jesús regrese el 24 de octubre de 2016 – que es ¡el final de los 1335 días de eventos visibles![18]

Mayordomos de las riquezas de Su gloria

Te has preguntado alguna vez: ¿Cómo pudo Dios Padre resucitar a Jesús sin deshacer el sacrificio que Él había hecho? Jesús había dejado de lado Su divinidad, y tomó la forma de la humanidad para siempre. Era un sacrificio permanente, pero puesto que Jesús fue completamente fiel y justo como ser humano, glorificando a Dios perfectamente, Dios estaba plenamente justificado en resucitarlo como cualquier otro ser humano justo. Dios resucitó a Jesús como un ser humano, y lo glorificó como nosotros seremos glorificados:

Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. (1 Juan 3:2)

Oh amigo, ¿entiendes cuán cerca está trayendo Dios al hombre ¡a Sí mismo!? ¿Entiendes lo que significa que nuestro Hermano – nuestro Hermano (humano) de carne y sangre – ha subido al trono de Dios Todopoderoso?

Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono. (Apocalipsis 3:21)

Sería una blasfemia hablar de sentarse en el trono de Dios, si ¡Jesús mismo no lo hubiera prometido! ¿Puedes imaginarte cómo sería eso? ¿Cómo sería sentarse con Jesús en la sala del trono del omnisciente, omnipresente y omnipotente Dios!? ¿Qué significa que ¡Jesús nos ha dado el Espíritu Santo!?

Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. (1 Corintios 2:9)

¿Lo ves? Dios nos ha dado ¡un cheque en blanco! El TODOPODEROSO ha escrito un ¡CHEQUE EN BLANCO! Sólo tienes que ¡poner tu precio, y cobrarlo!

¿Tienes una buena imaginación? ¿Cómo te imaginas que será el Cielo? El Cielo excede lo que te imaginas. ¿Cómo imaginan tus hermanos que será el Cielo? Éste supera su imaginación también. ¿Que han visto los profetas de los cielos con sus propios ojos en visiones y sueños? ¡El Cielo sobrepasa eso! “¡Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman!”

Estoy seguro de que todavía no entiendes la magnitud de esto. ¿Puedo tratar sólo un poco de instigar tu imaginación? Dios conoce el fin desde el principio, por lo que Su conocimiento no está limitado por el tiempo, ¿verdad? Y Dios no está limitado a estar en un solo lugar en un solo punto en el tiempo, así que Su presencia y acciones tampoco están limitadas por el tiempo, ¿verdad? ¿Sería justo decir desde nuestra perspectiva limitada que el trono de Dios es una máquina del tiempo de algún tipo? ¿Me darías esa libertad de imaginación? Orión, por cierto, es un reloj después de todo, y sin duda no carece de características. ¿Por qué no podría ser también una máquina del tiempo? ¡Despierta tu corazón para reflexionar de nuevo acerca de lo que el Todopoderoso puede hacer!

¿Te has preguntado alguna vez cómo enjugará Dios toda lágrima de tus ojos?[19] ¿Te gustaría tener una sesión en la máquina del tiempo para regresar al momento cuando Satanás te hizo daño, para reescribir tu vida de acuerdo a cómo hubiera sido si él nunca hubiera existido?[20] ¿Enjugaría eso tus lágrimas? ¿Y qué si Dios pasara mil años con nosotros haciendo precisamente eso: trayendo justicia para todos los redimidos mientras que revisa y juzga los casos de los impenitentes? ¡A quién le importa cuánto tiempo tome esto! – ¡Es maravilloso! – ¡Sólo utiliza la máquina del tiempo! Dios borrará la memoria de Satanás y destruirá sus obras,[21] para volver a hacer al mundo ¡como si él nunca hubiera existido! Después del milenio, la destrucción final de Satanás será sólo el último acto ceremonial para eliminar su cascaron vacío.

Oh amigo, ¡esto es precisamente lo que Dios prometió hacer desde Su trono y desde la Ciudad Santa!

Y Jehová de los ejércitos hará en este monte [la Ciudad Santa] a todos los pueblos banquete de manjares suculentos, banquete de vinos refinados, de gruesos tuétanos y de vinos purificados. Y destruirá en este monte la cubierta con que están cubiertos todos los pueblos, y el velo que envuelve a todas las naciones. Destruirá a la muerte para siempre; y enjugará Jehová el Señor toda lágrima de todos los rostros; y quitará la afrenta de su pueblo de toda la tierra; porque Jehová lo ha dicho. (Isaías 25:6-8)

Ves, es desde “este monte” como una figura de la Ciudad Santa, donde Dios tendrá esta maravillosa fiesta, y hará esta maravillosa obra de destruir la sombra del pecado que cubre a toda la gente y vela a todas las naciones. El hermano John te dirá la fecha de esa fiesta maravillosa – ¡pero espera! ¿Realmente lo entiendes? ¿Entiendes que Jesús personalmente servirá y coronará a cada uno de los santos? ¿Cómo? Normalmente, para que un hombre sirva a tantos ¡le tomaría una eternidad sólo para una comida! Pero con ¡la máquina del tiempo, no hay problema! Todo lo que tiene que hacer es marcar el mismo momento una y otra vez, y cada vez Él puede ir a otra persona de forma individual y personal – ¡todo aparentemente en el mismo momento! ¡Imagínalo!

Como mayordomo de las riquezas de la gloria de Dios, podrías hacer eso también. Si eres un administrador fiel, entonces tú podrás servir a los seres no caídos que habitan cualquiera de los vastos reinos de la creación de Dios puestos bajo tu dominio. Así como Jesús sirve, de la misma manera los mayordomos de Su casa también sirven.

El privilegio que Dios ha dado a la humanidad a través de Jesucristo es prometido a un grupo especial. Todos los justos de todos los tiempos serán reyes y sacerdotes en el Cielo, reinando con Cristo por mil años:

Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años. (Apocalipsis 20:6)

Pero un lugar especial está reservado en la Ciudad Santa para los siervos de Dios que reinarán para siempre jamás.

Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán, y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes. No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos. (Apocalipsis 22:3-5)

Los que habitarán en la Ciudad Santa deben tener el nombre de Dios en sus frentes. Deben ser miembros de la iglesia de Filadelfia, y sellados con el sello especial que contiene la promesa especial de nunca tener que salir del templo de Dios:

Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. (Apocalipsis 3:12)

Ellos tienen un lugar permanente en el templo, porque su reinado nunca acabará.

No entrarán y saldrán como quienes mendigan un lugar. {HAp 471.4}

Ellos ¡no mendigan un lugar en templo de Dios! Ni siquiera tendrán que hacer una cita para ¡visitar el centro de comando del universo! Otros mendigarán para una audiencia, pero ellos tendrán lugares permanentes y residencias permanentes como Ezequiel describió:

Lo consagrado de esta tierra será para los sacerdotes, ministros del santuario, que se acercan para ministrar a Jehová; y servirá de lugar para sus casas, y como recinto sagrado para el santuario. (Ezequiel 45:4)

En el último artículo (Parte 4) de esta serie, descubrirás las fechas exactas en que los sacerdotes de Dios serán consagrados para el servicio, cuánto tiempo tomará, y cuándo comenzará el reino milenario con Cristo. ¡Imagínalo! ¡La agenda de Dios para esos días ya está en nuestras manos!

Hasta ahora, muy pocas personas han sido selladas con el sello de la iglesia de Filadelfia. Podemos inferir que ellos ya deben tener la inclinación correcta de carácter, porque el período de prueba (el tiempo de la gracia) ya ha terminado, pero todavía tienen que ser reunidos en Filadelfia. Sí, en esta serie te darás cuenta cuándo se llevará a cabo la cosecha, y para cuándo debe ser completada.

Pero la bendición no es para todos. La Biblia habla de una clase de personas que llorarán y crujirán los dientes porque fueron pesados y hallados faltos. Ese tema será presentado en la Parte 3, donde aprenderás acerca del trigo y de la cizaña, y las uvas del lagar de la ira de Dios.

El Dios omnisciente conoce el corazón. Aquellos que no beban la copa del Señor voluntariamente o dignamente serán obligados a beber de ella en la forma de las siete plagas postreras.

De manera que cualquiera que comiere este pan [lea estos artículos], o bebiere esta copa del Señor [ofrecer su vida para los demás] indignamente [sin la voluntad de sacrificarse], será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa. Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí. (1 Corintios 11:27-29)

La copa del Señor es la copa de la ira de Dios; Ésta es la misma copa:

Sintió la angustia que el pecador sentirá cuando la misericordia no interceda más por la raza culpable. El sentido del pecado, que atraía la ira del Padre sobre él como substituto del hombre, fué lo que hizo tan amarga la copa que bebía el Hijo de Dios y quebró su corazón. {DTG 701.2}

¿Estás buscando evitar la copa? Es un asunto del corazón, porque...

... si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor [amor abnegado (ágape)], de nada me sirve. (De 1 de Corintios 13:3)

Si no la bebes voluntariamente, ¡tendrás que beberla por defecto!

Todo el que procure salvar su vida, la perderá; y todo el que la pierda, la salvará. (Lucas 17:33)

Para el corazón malvado y no regenerado, es la copa de la indignación de Dios, de la cual ¡Jesús ya vació los residuos amargos en nombre del hombre! Oh, que los hombres ¡agradecieran el sacrificio! Aquellos que desprecian la sangre del Salvador deben aun beber la ira de un Dios ofendido, quien hizo ¡tal costosa y liberal provisión para su salvación! El último artículo de esta serie revelará, usando las Escrituras, exactamente cuándo los impíos beberán la copa de la ira del Dios Todopoderoso.

Llenando la copa, plaga por plaga

The cup of God's wrathUna y otra vez, hemos recibido señales que confirman nuestros estudios, sin embargo, los observadores mundanos no pueden verlas. Ellos piensan que es sólo una coincidencia, o que es simplemente nuestro intento de adaptar los eventos casuales del día a fechas preestablecidas. Jesús explicó este problema, diciendo:

La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Y dejándolos, se fue. (Mateo 16:4)

Interesantemente, ellos deseaban una señal de un hombre que había sanado a los enfermos, echado fuera demonios, multiplicado los alimentos y realizado otros milagros. ¿No fueron esas suficientes señales? El punto es que, las señales se dan para confirmar a los justos, no para convencer a los malvados. A pesar de que una persona tiene la obligación de probar todas las cosas, debe llegar un momento cuando la fe es establecida, y los que tienen fe son bendecidos de una manera que nadie más lo puede ser. Jesús animó a Sus discípulos a contemplar el poder de la fe, y les prometió que iban a mover montañas si ellos tenían fe.

Y viendo una higuera cerca del camino, vino a ella, y no halló nada en ella, sino hojas solamente; y le dijo: Nunca jamás nazca de ti fruto. Y luego se secó la higuera. Viendo esto los discípulos, decían maravillados: ¿Cómo es que se secó en seguida la higuera? Respondiendo Jesús, les dijo: De cierto os digo, que si tuviereis fe, y no dudareis, no sólo haréis esto de la higuera, sino que si a este monte dijereis: Quítate y échate en el mar, será hecho. Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis. (Mateo 21:19-22)

Jesús no dijo que necesitaban una montaña de fe, sino que esa fe – incluso la fe del tamaño de un grano de mostaza – haría todas las cosas posibles, incluyendo el mover de una montaña:

... que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible. (Mateo 17:20)

La higuera ya se ha marchitado. Lo que estás a punto de ver a continuación es una montaña de evidencia aumentando en apoyo del Reloj de Dios, y a medida que la montaña de evidencia crece, o bien confirmará la fe que ya tienes, o te aplastará en tu incredulidad.

Recuerda las plagas de Egipto. A excepción del aparente “truco de magia” de convertir la vara en una serpiente, las otras plagas eran cosas que podrían ser negadas de manera plausible y atribuidas a simples condiciones climáticas y otros fenómenos naturales. Aguas que se convirtieron en sangre,[22] ranas, piojos, moscas, pestilencia, ulceras, granizo, langostas, tinieblas, y finalmente la muerte de los primogénitos. Hasta el final, los egipcios negaban simples condiciones naturales como evidencia, y negaron que el tiempo de los eventos fue algo sobrenatural.

Al final, el escepticismo será aplastado de forma definitiva por la montaña de evidencias, pero nadie se va a beneficiar por ésta. Cada caso ya ha sido decidido. La evidencia se levantará en testimonio contra los enemigos de Dios. Sólo aquellos que ya han estado caminando por la fe serán bendecidos por ella. Los que no mostraron fe no recibirán la bendición que Dios ha prometido.

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. (Hebreos 11:6)

La copa de la ira de Dios, las plagas, se está llenando rápidamente. Hay varios principios que te ayudarán a entender las plagas. Por encima de todo, las plagas hacen paralelo y se basan en las trompetas. Lo que hemos escrito acerca de las trompetas en diversos artículos, e incluso la manera en que se interpretaron durante la era cristiana, es relevante para las plagas.

El hecho de que las plagas hacen paralelo con las trompetas indica algunas cosas específicas:

  1. Algo proféticamente significativo debería ocurrir en el primer día de cada plaga para confirmar la fecha que ya está indicada en el ciclo de las plagas del reloj de Orión.

  2. Algo proféticamente significativo debería ocurrir en los Grandes Sábados (si hay alguno) que ocurran en el transcurso de una plaga.

  3. Las plagas comienzan pequeñas e incrementan en gravedad, como las trompetas.

  4. Las plagas son acumulativas, como las trompetas.

  5. Los tres ayes tienen una contraparte en la quinta, sexta y séptima plagas, que son excepcionalmente severas.

Las trompetas fueron advertencias, diciendo “si haces esto (la trompeta) entonces eso (la plaga) seguirá”. Las advertencias de Dios no son arbitrarias; existe una clara relación de causa y efecto en acción. Las consecuencias de las acciones adoptadas por el mundo durante el ciclo de las trompetas fueron retenidas y diferidas hasta el tiempo de las plagas, pero éstas vienen sin duda.

Ya hemos mencionado el huracán Patricia y los ataques terroristas de París como el cumplimiento de la primera plaga. Espiritualmente hablando, las erupciones volcánicas de la primera trompeta simbolizan la “úlcera” o la llaga de la primera plaga. En el sentido más general, representa a todo el pecado. La aparición de las úlceras en la primera plaga significó que los pecados se manifestarían, y vimos eso muy claramente en el mundo religioso. Personas e iglesias enteras comenzaron a tomar su posición mostrando su verdadera naturaleza. Al momento de escribir este artículo, la Iglesia Adventista del Séptimo Día ha hecho público que tiene un anciano transexual (LGBT).[23] Las úlceras de la primera plaga están alzando sus feas cabezas.

Para ilustrar la relación de causa y efecto, podríamos ver cuándo sonó la primera trompeta. Recibimos la maravillosa y extensa luz acerca de los ciclos de las trompetas y de las plagas del reloj de Orión en ese día (el 31 de enero / 1 de febrero de 2014), que nos dio la fecha exacta de cada trompeta y de cada plaga del Apocalipsis. Sin embargo, recibir nueva luz no es una advertencia en sí misma. Para entender lo que fue la advertencia de la primera trompeta, tienes que darte cuenta de que la portadora de la luz debería haber sido la Iglesia Adventista, pero porque rehusó aceptar la nueva luz, nosotros la recibimos en su lugar. La advertencia es: Si no aceptas la luz que viene a ti, caerás en una oscuridad completa y total. Ahora con transexuales sirviendo como ancianos ordenados, vemos cuán grande es esa oscuridad. ¿Has leído la Revista Adventista últimamente? Ha estado repleta de retórica ecuménica, lo que muestra que la Iglesia está directamente en contra de la verdad y en el lado de Satanás. Sus pecados se han vuelto visibles públicamente.

Donde la primera trompeta fue una advertencia por rechazar la luz, la primera plaga es el castigo. Ésta comenzó con el discurso de clausura del papa en el Sínodo Ordinario de los Obispos en Roma el 25 de octubre de 2015. Ese sínodo representaba el gran objetivo final del Concilio Vaticano II y todo el sistema del sínodo. Y ¿cómo terminó la Iglesia ASD después de rechazar la luz que Dios le confirió? ... atrapada en la trampa de la confusión ecuménica.

El Papa Francisco terminó su sínodo sin precedentes de la primera plaga, diciendo: “Hoy es un tiempo de misericordia”.[24] Con esa declaración falsa, él ha sumergido al mundo en la oscuridad, y todo el que rechace la luz de la verdad acabará atrapado en esa red, tarde o temprano, por una razón u otra. Él se ha puesto a sí mismo directamente contra el mensaje del Cielo, que dice que las plagas comenzaron ese mismo día. Tú estás tomando tu prueba final sin ninguna posibilidad para tomar un reexamen. Así que, ¡da todo lo que tienes!

La montaña negra

En el frente político, interpretamos la hierba verde de la primera trompeta como un símbolo de Crimea, y vimos a finales de febrero de 2014 y al final de la primera trompeta que Crimea fue anexada por Rusia. La montaña ardiendo de la segunda trompeta era un símbolo de la participación de Rusia en Ucrania Oriental cuando se intensificó la crisis de Crimea. Esas cosas están escritas en el artículo titulado Trompetas con Sonido Certero. Por lo tanto, la segunda trompeta estaba advirtiendo de una guerra europea a gran escala, pero esa amenazante guerra fue frenada por Dios por Su misericordia. Ahora estamos en el tiempo de las plagas, y los cuatro ángeles que están reteniendo los cuatro vientos del conflicto están soltándolos. Eso lo puedes ver muy claramente por los eventos que ocurrieron en la fecha de la segunda plaga, que fue el 2 de diciembre de 2015.

Uno de los grandes eventos de ese día fue que la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) invitó al país de Montenegro a unirse a ella, lo que fue una gran provocación para Rusia. Vladimir Putin dio un discurso de advertencia diciendo que Rusia tomaría represalias contra la OTAN y que Turquía (un miembro de la OTAN) se arrepentiría por el derribamiento de la aeronave rusa. Dios marcó esos eventos como eventos claves que conducirán hasta la última gran batalla. Lo que es especialmente interesante acerca de este acontecimiento es que Putin dijo en su discurso que ¡esto está conectado a la crisis de Crimea!

En su discurso el Sr. Putin hizo una conexión directa entre la anexión de Crimea por parte de Rusia el año pasado y la lucha actual en contra el terrorismo, diciendo que Rusia estaba mostrando su “confianza” como un “Estado fuerte e independiente, con una historia de 1.000 años de antigüedad”. [25]

La noticia misma ¡está conectando las plagas con las trompetas! Sin embargo, el retraso sólo ha intensificado la severidad; lo que amenazó ser una guerra europea en la segunda trompeta ahora amenaza con ser una guerra mundial total en la segunda plaga.

Sin embargo, no la anticipes todavía. Elena de White dijo algo que nos da aún más información sobre por qué – incluso ahora en el tiempo de las plagas – los conflictos en el mundo no están estallando en guerras terribles todavía.

Cuatro ángeles poderosos retienen los poderes de esta tierra hasta que los siervos de Dios sean sellados en sus frentes. Las naciones del mundo están ávidas por combatir; pero son contenidas por los ángeles. [A] Cuando se quite ese poder restrictivo, vendrá un tiempo de dificultades y angustia. Se inventarán mortíferos instrumentos bélicos. Barcos serán sepultados en la gran profundidad con su cargamento viviente. Todos los que no tienen el espíritu de la verdad se unirán bajo el liderazgo de agentes satánicos; pero serán retenidos hasta que llegue el tiempo de la gran batalla del Armagedón. – Comentario Bíblico Adventista 7:978 (1900). {EUD 203.3}

Para entender este párrafo, primero tenemos que entender que ella habla de dos períodos de tiempo diferentes. En las primeras dos oraciones, antes del punto [A] en el párrafo, ella habla del tiempo de la gracia cuando el sellamiento se está realizando y los cuatro vientos del conflicto mundial son retenidos. Ese período de tiempo terminó al atardecer del 17 de octubre de 2015, y dado que ella estaba viviendo en el tiempo de la gracia, ella escribió esas frases en tiempo presente.

Luego en el punto [A] ella cambia y comienza a hablar de otro período de tiempo que vendría después de eso. Desde su punto de vista era todavía futuro, así que ella escribió en el tiempo futuro, diciendo lo que “vendrá”. Ella dijo que el tiempo de dificultad y de angustia “vendrá”, pero para nosotros hoy ya ha llegado el 25 de octubre de 2015, cuando las plagas comenzaron. Desde el punto [A] hasta el final del párrafo, ella escribió acerca del tiempo de las plagas, mencionando algunas de las dificultades y dándonos un panorama general de todo el tiempo.

Ella declaró que, en el tiempo de las plagas, “Todos los que no tienen el espíritu de la verdad se unirán bajo el liderazgo de agentes satánicos”. Satanás está colocando a su pueblo en posición, agrupando su ejército. Él está reuniendo a su ejército de manera similar a cómo nosotros estamos reuniendo al pueblo de Dios a Filadelfia, quienes enviaron sus pecados de antemano para ser perdonados antes de que la gracia terminara.

Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro. (Mateo 24:31)

En la primera plaga, vimos la primera señal visible que Satanás estaba reuniendo sus fuerzas. Vimos explotar la crisis migratoria, porque los ataques de París mostraron que el ISIS, efectivamente había entrado a Europa a través de la migración de los refugiados. Fue la prueba de que la misión del Caballo de Troya fue un éxito. Los cuatro vientos se están soltando, pero no están completamente sueltos todavía.

Elena de White dijo algo muy importante en la declaración anterior que no es natural o intuitivo para nosotros pensar. Ella dijo “serán retenidos” hasta un tiempo determinado. Eso significa que, incluso durante las plagas, ¡Satanás no tiene el control total hasta un cierto tiempo! Se le permite alistarse, pero su ejército se mantiene bajo control, hasta un tiempo determinado.

Satanás está formando sus tropas. Formar significa “disponer las tropas de forma ordenada”.[26] Eso es lo que Satanás está haciendo ahora, pero la batalla misma aún no ha comenzado. Uno podría naturalmente preguntar: ¿Cuándo empezará? ¿Cuándo será quitada la restricción por completo para que Satanás cause sus estragos?

Eso será contestado en un artículo más adelante, pero en la segunda plaga ya vimos el primer logro importante en la formación del ejército de Satanás – pero no fuera de control. Así como el artículo de BBC News citado anteriormente, una noticia de Actualidad Mundo conectó la afrenta a Rusia (la invitación de la OTAN a Montenegro) con el conflicto que se reagudizó con las primeras muertes en Ucrania al sonido de la segunda trompeta:

Ministros de Exteriores de la OTAN rompieron contacto formal con Rusia en abril del año pasado después de que Moscú anexó península de Crimea de Ucrania y desató el conflicto en el este de Ucrania, que ha matado a más de 8.000 personas.[27]

Eso muestra cómo este evento en el derramamiento de la segunda plaga es de hecho la respuesta al ataque de Rusia contra Ucrania en la segunda trompeta del año pasado. Causa y efecto están en acción, pero a pesar de las tensiones entre Rusia y Turquía que siguieron, las fuerzas han sido “retenidas”.

La montaña hermosa

Mientras que Europa todavía estaba en estado de shock por los ataques terroristas en París, los Estados Unidos recibieron su propio toque de terrorismo. También exactamente en el primer día de la segunda plaga, terroristas atacaron una fiesta en San Bernardino, California.

Aunque las noticias se mostraron reticentes a declarar algún motivo para el tiroteo cerca de la localidad mayormente Adventista de Loma Linda en el mismo día, el 2 de diciembre, es evidente por la historia inicial que los atacantes eran islamistas árabes y que estaban aparentemente ofendidos por la celebración de las fiestas. Varios de los heridos fueron trasladados a Loma Linda (el hospital adventista principal). La mujer que organizó la fiesta también era adventista.

Es interesante que la pérdida de popularidad de Ben Carson en las encuestas electorales presidenciales[28] llegó justo en ese momento. Carson es un profeso adventista y un médico, y el terrorismo que golpeó tan “cerca de casa” parece haberlo mostrado como inadecuado para ser el hombre fuerte “para un tiempo como este”. Desafortunadamente, él ya no sirve más como el antitipo de Ester que muchos adventistas engañados creían que él era.

Podemos nuevamente ver la conexión entre la segunda trompeta y la segunda plaga si nos fijamos en lo sucedido. En la segunda trompeta estaba el “día de los cuatro papas”, que involucró la canonización de dos papas. Canonizar a alguien requiere que ellos (supuestamente) hubieran realizado milagros. La mayoría de estos milagros son de sanación, y en la fecha de la segunda plaga el papa reiteró que el fundamentalismo es una enfermedad. En otras palabras, el papa estaba identificando una supuesta enfermedad particular que a él le gustaría erradicar: el fundamentalismo. Por supuesto, tú sabes que la definición del fundamentalismo incluye a personas cuyo único mal es creer en la Biblia, así que su declaración es un ataque frontal contra Dios. La advertencia era: si te inclinas a los papas (de la segunda trompeta) que hicieron milagros, entonces, el papa te “curará” del fundamentalismo (en la segunda plaga). ¿Ves, cómo funciona?

Sin embargo, volviendo a los eventos en San Bernardino, debe señalarse que el evento llevó a la segunda bestia de Apocalipsis 13 – los EE.UU. – directamente a la guerra mundial de Francia contra el terrorismo (ISIS), que comenzó en la primera plaga, al igual que cómo el bombardeo del avión de pasajeros de Rusia llevó a Rusia a la guerra. En ese sentido, es fácil ver cómo era un logro más en la formación del ejército de Satanás para el último gran conflicto, y es por eso que Dios lo marcó en Su reloj.

Gran Bretaña también votó a favor de entrar en la guerra en Siria el 2 de diciembre, y condujo bombardeos apenas unas horas más tarde en la mañana del 3 de diciembre. De esa manera, otro jugador muy importante entró en el combate exactamente el primer día de la segunda plaga. Claramente, ¡Satanás está agrupando sus tropas para el conflicto final! ¿Ves la evidencia aumentando?

También salió en un informe oficial en el mismo día que Irán ha estado trabajando en armas nucleares hasta el 2009 por lo menos. Gran parte del informe es inconcluso, pero ya que Irán es un país islámico, es obviamente un gran problema si tienen armas nucleares (o incluso planes para ellas), ya que es probable que ellos vayan a aliarse con sus compañeros islamistas contra la decadencia occidental en algún momento mientras los conflictos aumentan.

La montaña de azúcar

La noticia de la donación de Zuckerberg[29] del 99% de los $45 mil millones para el futuro de su hija, también llegó a los medios el 2 de diciembre, la fecha de la segunda plaga. (El dinero va a la fundación de su esposa, así que el “regalo” en realidad no sale del control de su familia.) En su carta a su hija, él dice que el dinero será designado para la promoción de la “igualdad”, entre otras cosas. El hecho de que ellos llamaron a su hija “Max” (el nombre de un varón) muestra de cuál clase de igualdad ellos realmente están hablando: no sólo igualdad de género, sino también equivalencia de género, o, en otras palabras, la agenda LGBT.

A medida que los ejércitos están siendo formados para el último gran conflicto, este anuncio muestra una vez más que la cuestión LGBT es primordial. Aquellos que se ponen del lado de la igualdad como el mundo lo define, se encontrarán en el lado equivocado del conflicto. La crítica de Satanás contra el gobierno de Dios siempre ha sido sobre el asunto de la autoridad. Él quería igualdad con el Hijo de Dios en el Cielo. Él quería igualdad de autoridad, e igualdad de derechos.

Lo que él no pudo hacer en el Cielo, lo está haciendo aquí en la Tierra. Él está alterando la jerarquía del matrimonio y está reemplazándola con la equivalencia total – al punto de que no importa si eres un hombre o una mujer o cualquier otra cosa. Llama a tu hija Max, porque “¡A quién le importa! ¡Ya no hay diferencia!”

La igualdad de las mujeres es un elemento importante de la agenda de la ONU (Organización de las Naciones Unidas). Como estamos en el año del 70o aniversario de la ONU, Zuckerberg se une a la celebración mundial de los logros de ésta. Sin embargo, él no es el único. ¿Qué hace la élite rica con su dinero para celebrar sus logros y difundir sus filosofías? Ellos hacen películas... y cosechan las ganancias de taquilla a cambio de que ¡las masas permitan ser adoctrinadas a través del entretenimiento!

La gran película que estuvo en las noticias regularmente dentro de la segunda plaga fue La Guerra de las Galaxias: El despertar de la fuerza. Los comentaristas señalaron que las escenas de combate aéreo sofisticado de la película eran una conmemoración de la Segunda Guerra Mundial. El lanzamiento de la película este año es sólo una parte más de la celebración del 70o aniversario de la ONU, que surgió de las cenizas de la Segunda Guerra Mundial.

Lo que las masas no saben cuándo ven películas sólo para entretenerse, es que todo se trata de educación. Ellos te están programando. La Guerra de las Galaxias es otro caso de Max, la hija de Zuckerberg, excepto que esta vez es la heroína llamada Rey. Ella es la estrella del universo – y su nombre es “Rey” – una palabra que da indicación a pertenecer al género masculino y que sobresale por sus cualidades superiores. Fíjate, que podrían haberla llamado Reina, lo cual es más apropiado para una mujer, pero no lo hicieron. ¡Hicieron a una niña, el rey del universo! ¿Entiendes qué burla es esta?[30]

El cáliz de la ira de Dios se está llenando, y cuando la séptima plaga empiece, estará completamente lleno. Entonces toda restricción será quitada, y Su furia se derramará con toda su fuerza sobre los impenitentes. ¡Ay de aquellos que no tienen refugio en el día de la ira!

Hay otro acontecimiento digno de mención antes de dar la palabra al hermano Ray. ¿Escuchaste acerca de la crisis financiera en la China que provocó que los mercados cerraran después de sólo 29 minutos de negociaciones?[31] Esto provocó que el Banco Real de Escocia advirtiera a los inversionistas a que “vendan todo”. Los efectos de la caída de la bolsa china se han hecho sentir en todo el mundo, y los analistas de todo el mundo están pintando un panorama sombrío para la economía de este año – por muchas otras razones también,[32] no sólo la caída en la China.

Esto es, una vez más, la segunda trompeta regresando para acosar al mundo ahora en la segunda plaga. La última sección del artículo Trompetas con Sonido Certero explicó cómo los barcos son un símbolo para la economía y el comercio mundial, y mostró cómo Europa estaba siendo especialmente afectada en ese momento. Esta vez, las consecuencias no serán retenidas misericordiosamente como lo fueron durante el tiempo de las advertencias de las trompetas. Y esta vez, no sólo Europa, sino el mundo entero está siendo afectado. Lo que está comenzando ahora seguirá empeorando, y agravará los problemas del mundo, a medida que las plagas restantes lleguen.

Hemos cubierto al menos tres montañas de evidencias que comenzaron a aparecer cuando la segunda plaga fue derramada, y esa evidencia seguirá creciendo. Sin embargo, hubo una cuarta montaña de evidencia que apareció en las noticias el 2 de diciembre de 2015 para marcar la segunda plaga, y lo más importante – el final de los 1335 días. Fue la señal de la bendición que estábamos esperando, que ha conducido a esta serie de artículos, y el hermano Ray compartirá esa montaña de evidencia contigo en el próximo artículo...

< Anterior                      Siguiente >

4.
Apocalipsis 15:6 – y del templo salieron los siete ángeles que tenían las siete plagas... 
5.
Hebreos 9:24 – Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios: 
6.
En el calendario de Dios, el día comienza a la puesta del sol de la noche anterior y se extiende hasta la puesta del sol de ese día. Para evitar ambigüedad cuando nos referimos a fechas en el calendario de Dios, escribimos la fecha (Gregoriana) común incluyendo ambos números asociados con el día, separados con una barra. Por ejemplo, en vez de escribir, 24 de octubre de 2016 (una fecha que es medida de media noche a media noche) para el día de la Segunda Venida, escribimos 23/24 de octubre de 2016, lo que muestra el día hebreo empezando a la puesta del sol del 23 y terminando a la puesta del sol del 24. 
7.
Daniel 12:12 – Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días. 
8.
Apocalipsis 14:3 – Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. 
9.
Apocalipsis 15:3 – Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos. 
10.
1 Pedro 2:9 – Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable. 
11.
Juan 20:17 – Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios. 
12.
Nuestra experiencia en el año 2012 está registrada en la serie Advertencia Final
13.
Juan 19:30 – Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu. 
14.
Lucas 23:46 – Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró. 
16.
Cáritas América Latina y El Caribe, Las cucharas largas  
18.
Ver la gráfica bajo el título "La Cruz-viene antes de la corona" para una descripción de los tres períodos de 1335 días. 
19.
Apocalipsis 21:4 – Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. 
20.
Abdías 1:16 – De la manera que vosotros bebisteis en mi santo monte, beberán continuamente todas las naciones; beberán, y engullirán, y serán como si no hubieran sido. 
21.
1 Juan 3:8 – El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. 
23.
Iglesia Adventista del Séptimo Día de Hollywood, Hollywood Life – 12 de diciembre de 2015, [inglés] 
29.
El nombre Zuckerberg es alemán y significa “montaña de azúcar”. 

Somos la GranjaNubeBlanca en YouTube!

Canal GranjaNubeBlanca

Desde noviembre de 2016 estamos publicando nuevos estudios en GranjaNubeBlanca. Con la certificación del Notario celestial, nuestro plazo para publicar artículos ha terminado, ¡pero no es el fin de nuestra obra! Las profecías se están cumpliendo a toda velocidad, y con el comienzo del primer ay el 5 de diciembre de 2017, hay mucho que compartir que se presta para ser comunicado por un medio diferente: videos.

Te invitamos a suscribirte, compartir y visitar a menudo para que puedas seguir informado sobre los últimos desarrollos proféticos y obtener un mejor entendimiento del último mensaje de advertencia enviado a un mundo moribundo. En Su misericordia, Dios ha dado un marco profético en el cual los eventos actuales (de los últimos días) pueden ser entendidos apropiadamente, de modo que a través de este mensaje, ¡te damos las noticias de hoy ayer!