El Último Conteo

Anclado en el TiempoLa revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan, (Apocalipsis 1:1)

Esta es la revelación de Jesucristo. Fue dada a Jesús primero por el Padre, y luego fue enviada a Juan en forma simbólica por un mensajero. Juan da sus saludos y luego Jesús comienza en el versículo 8:

Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso. (Apocalipsis 1:8)

Jesucristo puede declarar el fin desde el principio, porque Él es, y era, y ha de venir. Para Sus discípulos, la revelación de Tiempo es especialmente acerca del tiempo de Su Segunda Venida, y Su promesa es repetida cuando Jesús se le aparece a Juan en visión:

Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves.... (Apocalipsis 1:11)

Luego Juan se dio la vuelta y vio una visión ¡de símbolos! Hay un símbolo que nos llama la atención más que los otros. Imagínate a ti mismo en el lugar de Juan, viendo esta visión. Ves los candeleros, ves a Jesús con Su pelo y ropas blancas, Lo ves parado con los pies y la cara resplandecientes, pero algo más llama tu atención.

Si alguien viene a ti para darte algo, esta persona lo sostiene en su mano, y comienza a hablar de lo que tiene en la mano, y mientras lo hace, ¡tu atención es automáticamente atraída a lo que está sosteniendo! Esto es exactamente lo que Juan vio. La espada aguda que sale de la boca de Jesús es la palabra de Dios. Y la palabra de Dios habla (divisivamente, uno podría entender) acerca de lo que Él sostiene en Su diestra: las siete estrellas. Y ese es el tema y el enfoque de la visión. Jesús incluso llamó a las siete estrellas, un “misterio”.

Entonces, ¿qué son estas siete estrellas? Jesús nos dice que son los ángeles de las siete iglesias. Es decir, ellos llevan un mensaje a Su pueblo, y están inseparablemente ligados a ese mensaje. Sus dulces influencias están ligadas a ellos. ¡El mensaje de Orión no existiría sin esas siete estrellas!

Pero “las siete estrellas” es el significado de una palabra hebrea que se refiere a Orión. En todas las partes que es encontrada en la Biblia, está en paralelo poético con Orión. En otras palabras, ¡la Biblia dice que Jesús tenía a Orión en Su diestra!

Adicionalmente, Elena G. de White nos dice que las siete estrellas representan a los ministros de Dios (ver OE 13.3, etc.). ¿Qué era lo que esos ministros tenían que relatar a la iglesia? ¡Los líderes de la iglesia tenían la responsabilidad de remitir la luz de este mensaje al pueblo! Si hubieran hecho eso, habrían sido contado entre esos mensajeros, y ¡habrían sido tan inseparables del mensaje como las mismas siete estrellas! En efecto, donde se encuentran las siete estrellas, ahí está Orión.

Lo que Jesús hace con las siete estrellas que están en Su diestra te puede tomar por sorpresa, ¡a pesar de que lo hayas leído muchas veces antes!

Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza. Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último; (Apocalipsis 1:16-17)

Lóbulo occipital y lóbulo frontal¿Viste eso? Jesús puso sobre Juan la misma mano que sostenía las siete estrellas, diciendo: “No temas”, con la reconfortante reiteración de Su unidad con el Tiempo. ¿Qué hizo? Él puso sobre Juan, ¡las siete estrellas - a Orión! Recuerda que todo esto es la escena de intro­duc­ción de la revelación de Jesucristo, ¡que le fue mostrada a Juan y se le dijo que la distribuyera a Su pueblo! ¡Lo que vio en los capítulos siguientes no es otra cosa que el mensaje de Orión! ¡Orion es la Revelación misma! Así que la bendición en el versículo 3 a aquellos que leen y escuchan “las palabras de esta profecía” ¡se refiere a aquellos que entienden y prestan atención al mensaje de Orión! Y sí, el tiempo “está cerca”, o mejor dicho, “a mano”.

Es interesante observar que, aunque Juan recibió una visión de Orión; él no recibió la comprensión de la misma. Cuando Jesús puso Su mano con las estrellas sobre él, Juan yacía a Sus pies como muerto. En esta posición, Jesús habría puesto Su mano en la parte posterior de la cabeza de Juan... donde se encuentra el lóbulo occipital del cerebro, ¡donde se procesa la visión! No la puso en su frente, como lo ha hecho con nosotros, ¡donde nuestro lóbulo frontal hace posible la comprensión!

Desde el principio en los tiempos de Juan, el Señor declaró el tiempo del fin del mundo, de acuerdo con Su característica distintiva tal como es dada en Isaías 46:10 (anunciando el fin desde el principio). Que Él más tarde haya sido visto recibir el libro de los siete sellos (Orión) es simplemente representativo del hecho de que Él es el único digno de “desatar las ligaduras de Orión” (Job 38:31) y ¡revelar el contenido de ese libro celestial! No habla del momento específico en que Jesús mismo recibió el entendimiento, porque una vez que ascendió a Su Padre, la cercanía de Su unidad no permitiría que un secreto fuera guardado de Él por más tiempo.

Jesús es el Creador, así que naturalmente tiene a Orión en Su mano, porque Él lo creó con Su mano. Pero luego se hizo hombre, y se despojó de Su divinidad. Después de haber ascendido al Padre, el Padre puso todas las cosas en Su mano, incluyendo a Orión y el conocimiento del tiempo, naturalmente. Tres veces, Jesús repitió que es el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Es como si Él está diciendo, “¡Olvídate de esa tontería de que no sé el tiempo!”

Cómo la luz es distribuida

Mientras los discípulos estaban reunidos con Él por última vez antes de Su muerte, Jesús oró a Su Padre para que fuera manifestada la gloria de Su unidad, y que todos Sus discípulos - incluso aquellos de nosotros hoy en día, que creen en Él a través de su palabra - experimentaran la gloria de esa unidad.

Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese. (Juan 17:5)

Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado. (Juan 17:20-23)

El Padre es luz. Fue Su presencia la que fue llamada en el primer día de la Creación, y toda la gloria y la sabiduría encuentran su fuente en Él. La gloria que Jesús recibió del Padre fue un lazo de unidad, y esa unidad es por lo que Él oró para que Sus discípulos también tuvieran unidad de fe con Él. Esta es la gloria que Él sigue otorgándonos hoy.

En la primera línea del libro, Juan describe cómo la luz de la revelación llega a nosotros. Primero el Padre se la da a Jesús, luego Jesús la envía a través de Su ángel a Sus siervos. En el caso de Juan, la luz llegó en forma de una visión. En nuestro caso, la manera no es diferente. El Espíritu Santo trae la luz del Cielo y se la da al hermano John, mientras estudia. No es que el Espíritu no revele algo al resto de nosotros, pero el mensaje del Cuarto Ángel viene claramente a través del estudio de John, y no el nuestro.

Recientemente, un hermano en la fe tuvo un sueño (llamado El Generador Arreglado) donde fue confirmado el papel de John en la diseminación de la luz. No vamos a repasar todos los detalles del sueño aquí, pero comienza con alguien ensamblando dos piezas mecánicas. Luego él ve que se incorporan en una persona, que en sí mismo es una especie de generador que está siendo re-ensamblado. Un hombre toma un cable eléctrico y pone a prueba con cuidado lo ya ensamblado para asegurarse de que no hay un cortocircuito que pudiera dañar el generador. Una vez comprobado que es seguro, lo ensambla por completo y las varias personas allí están felices de tener electricidad de nuevo. Adicionalmente, ahora las casas de los alrededores también tienen luz, y se ve que cada casa tiene suficiente electricidad.

Este sueño refleja las dos partes mecánicas que componen la cadera artificial que ahora el hermano John ha incorporado en su cuerpo. Este fue el paso requerido con el fin de conseguir que el generador funcione de nuevo. Antes de la operación, el hermano John no era capaz de funcionar lo suficiente para estudiar y recibir nueva luz, debido al dolor constante y extremo en el que se encontraba. Ahora, no está debilitado por su cadera, y con la ayuda de una lámpara para que pueda leer donde se acuesta, es capaz de volver a estudiar. Él funciona como el generador que lleva combustible (la palabra de Dios) y con el mantenimiento diario del aceite del Espíritu Santo, la transforma en electricidad (la luz de la verdad presente).

De esta manera, podemos compartir con ustedes la luz que el Espíritu revela de Jesús y del Padre. La oración de Jesús es que seamos “perfectos en unidad”. Esta expresión griega implica un proceso. Somos hechos uno, a medida que el Espíritu Santo nos guía a más y más verdad. A medida que nuestra comprensión es refinada, Él nos conduce a veces a liberarnos de algunas ideas, al igual que los discípulos tuvieron que liberarse de su idea preconcebida de que Jesús iba a establecer un reino terrenal. Ellos aplicaron erróneamente algunas de Sus declaraciones para adaptarlas a sus propias ideas. Pero a medida que continuaron con su Señor, Él los condujo a entender Sus propósitos. Él los llevó a una unidad más estrecha con Él mismo, y por lo tanto con el Padre.

lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo. Estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido. (1 de Juan 1:3-4)

¡No hay mayor alegría que estar unidos en la fe con el Padre y el Hijo! Ese es nuestro deseo, y ese es el deseo de Jesús para ustedes. Es por esto que buscamos fortalecer su fe: para que no pierdan de vista el valor del regalo que el Padre nos ha dado en el conocimiento del tiempo, pero que lo valoren más que cualquier otra cosa, más que sus posesiones y dinero, más que sus propias ideas, más que su reputación y las relaciones, incluso más que la vida y la salud. Si ustedes estiman el vínculo de la unidad de la fe - es decir, si aman la verdad supremamente, entonces la oración de Jesús será respondida para ustedes.

Si clamares a la inteligencia, Y a la prudencia dieres tu voz; Si como a la plata la buscares, Y la escudriñares como a tesoros, Entonces entenderás el temor de Jehová, Y hallarás el conocimiento de Dios. (Proverbios 2:3-5)

Jesús debe tener Su merecido lugar en nuestro corazón por encima de CUALQUIER OTRA COSA, pero si insisten en ser independientes, en lugar de recibir humildemente la luz que viene del Espíritu Santo, entonces eligen lo que desean aceptar. Al hacerlo, se ponen en el lugar del Espíritu Santo y se muestran poco dispuestos a dejar que Él les guíe a Su propia manera. Así, rompen el flujo de luz.

Es fácil ver esto como una pérdida de la individualidad, donde todos tenemos que ser como robots, pero no es así (esta falsa percepción es del diablo, que pinta al pueblo humilde y respetuoso de la ley de Dios como robots, mientras que los soberbios tienen aparente “libertad” para hacer sus propias cosas). En realidad, es simplemente un reconocimiento de que el Espíritu Santo nos está guiando a toda verdad. Podemos plantear preguntas, así como los discípulos le hicieron preguntas a Jesús. Pero ellos no dijeron, “No Jesús, estás equivocado. Creo todo lo que dijiste excepto este punto.” Ellos no siguieron de forma independiente su propio juicio. Más bien, humildemente aceptaron Sus respuestas y buscaron comprenderlas mejor.

Esta fue una cuestión importante en los tiempos de Jesús, porque cuando Él les dijo a Sus seguidores que tenían que beber Su sangre y comer Su carne, la mayoría de ellos fueron tamizados, porque a pesar de que les gustó la mayoría de las cosas que Él dijo, no creyeron que Él fue enviado por el Padre, por lo tanto, utilizaron Sus palabras difíciles de entender como “evidencias” en Su contra. Pero Sus verdaderos discípulos creyeron que el Padre Lo había enviado, así que aceptaron Sus palabras y trataron de entender su significado más profundo.

Esto es similar en nuestro caso. Si creen que el Espíritu Santo está liderando este movimiento, entonces recibirán aspectos difíciles de entender y reflexionarán sobre ellos, y traerán preguntas al Espíritu Santo naciendo de un deseo de comprender, en lugar de formular de forma independiente su propio juicio, y entonces tal vez “preguntar” después de haber tomado una decisión, de manera que la “pregunta” se convierte en un ataque, tal como, “Si estamos en el tiempo de las plagas, ¿cómo es que no veo a nadie quejándose de úlceras en la piel?”

El Espíritu Santo envió el mensaje y compartimos a medida que aprendemos, pero Él siempre deja lugar para la duda (para poner a prueba el corazón) y preguntas (para mantenernos humildes). Oramos para que sus corazones respondan con más prontitud con palabras como, “Señor, ayúdanos a entender la primera plaga mejor” o bien dirigiéndose a nosotros con preguntas como, “¿Tienen alguna luz adicional con respecto a la primera plaga?” Entonces podemos compartir o aclarar nuestra comprensión de la naturaleza simbólica de las plagas, etc.

Antes del quebrantamiento es la soberbia, Y antes de la caída la altivez de espíritu. (Proverbios 16:18)

Por lo tanto, sean humildes, para que no caigan, y obtengan entendimiento más que plata u oro. Es doloroso ver estas cosas causar la caída de algunos de nuestros seguidores, como ha sucedido ya. No queremos que eso le ocurra a ninguno de ustedes. Confiamos que vean la verdad de esto y entiendan.

Son las siete estrellas - los mensajeros líderes, los que están inseparablemente unidos con el mensaje - que están en la mano de Jesús, y como Él dijo de esas ovejas que están en Su mano, nadie puede arrebatarlas. ¡Esto no quiere decir que no tienen necesidad de estar alerta! El consejo de Pablo es para que todos presten atención:

Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. (1 de Corintios 10:12-13)

Estas palabras son a la vez una solemne advertencia contra la complacencia y un entendimiento reconfortante de que, en cualquier prueba, podemos vencer, ya que Él abre el paso para escapar. Él es nuestra dependencia.

Jesús considera a cada uno de ustedes quienes escuchan Su voz en Orión ¡como la niña de Sus ojos! Ustedes están siguiéndole y creen que el Padre ha enviado al Espíritu Santo con este mensaje. Sin embargo, no todos ustedes están igualmente cerca del Padre, al igual que Jesús tenía unos pocos discípulos que estaban más cerca de Él que los otros. Por lo tanto, ¡no dejen que su vigilancia decaiga! ¡No permitan que las dudas se formen! Todos tenemos que recordar con frecuencia las razones por las cuales creemos este mensaje (¡y hay muchas!). Cuiden el uno del otro y fortalezcan el más débil entre ustedes. Sean el guarda de sus hermanos. De esta manera, crecerán en la fe y la preparación espiritual, porque es una guerra espiritual en la que estamos involucrados. A medida que continuamos descubrirán algunos detalles importantes de esta guerra.

El verdadero “Francisco”, por favor, póngase de pie

Pongamos los nombres en claro: para este tema nos referiremos a Francisco de Asís - (c. 1181-1226) como “San Francisco” y al papa actual como “Papa Francisco”. Eso hace que sea claro, porque uno no puede llegar a ser un santo hasta después de haber muerto, y el Papa Francisco no ha muerto (todavía).Sin dejar de mencionar que el Papa Francisco está tan lejos de ser un santo como alguien lo podría estar, y ¡San Francisco te daría a conocer eso!

Antes de escuchar lo que San Francisco tiene que decir acerca del Papa Francisco, debemos aclarar algunas cosas acerca de quién era realmente San Francisco, para ver la credibilidad de sus palabras. Una fuente alemana llamada Der Theologe [El Teólogo] contrasta las intenciones reales y las acciones de la persona histórica con lo que la Iglesia dice sobre él, y cómo la Iglesia lo ha usado (y lo sigue usando) para sus propios fines.

San Francisco era el hijo de un comerciante rico, pero renunció a sus riquezas para seguir a Jesús incondicionalmente. En ese aquel entonces, había un grupo popular de herejes llamados los cátaros que estaban fuera de la Iglesia, al parecer tratando de seguir a Jesús en simplicidad. La Iglesia, bajo el Papa Inocencio III, montó una campaña de 20 años contra los cátaros y, finalmente, los aniquiló. Otro grupo, los valdenses, también sufrió terriblemente de la misma manera. (Curiosamente, el acercamiento del Papa Francisco a los valdenses de la actualidad no tocó sus corazones, y ellos rechazaron sus disculpas.)

San Francisco inicialmente ayudó a su padre en el comercio, pero de repente decidió dejar el exitoso negocio para seguir a Jesucristo sin reservas. Él sólo quería vivir por el Evangelio en sencillez, pero el Papa Inocencio III vio una oportunidad para usarlo. Las creencias de San Francisco deberían haber puesto la etiqueta de hereje sobre él, pero el Papa Inocencio III lo perdonó con el fin de establecer un orden eclesiástico como una alternativa a los movimientos humildes y amantes de la paz de los cátaros, los valdenses, y otros. Poco antes de la muerte de San Francisco, y en contra de su voluntad, la Iglesia fundó una orden monástica estrictamente regulada y basada en sus ideales.

Ahora ya pueden empezar a preguntarse quién es el verdadero Francisco: ¿Tomó el Papa Francisco el nombre Francisco en honor a San Francisco quien no quería una orden eclesiástica regulada por la Iglesia, o el San Francisco que fue manipulado por el Papa Inocencio III? Esto es sólo el principio.

Dos años después de la muerte de San Francisco, el Papa Gregorio IX invalidó y destruyó su testamento escrito, y lo canonizó - en contra de su voluntad. También en este caso, ¿de cuál San Francisco tomó el Papa Francisco su nombre? ¿Del San Francisco, que no quería ser llamado “santo”, o el San Francisco a quien el Papa Gregorio IX canonizó para sus propios fines? ¿Ha dejado el Papa Francisco a los muertos en paz, o ha canonizado apresuradamente a papas para sus propios fines, como Gregorio IX lo hizo? Hay más aún.

San Francisco se apegó al principio de la pobreza, pero la Iglesia quería recolectar riquezas. Por lo tanto, la Iglesia revisó los ideales de la orden franciscana para facilitar que la Iglesia recolectara dinero. Recolectó de diversas fuentes, incluyendo las cruzadas, documentos falsificados, confiscación de propiedades de las víctimas de la Inquisición y la quema de brujas, venta de indulgencias, venta de cargos, comercio de esclavos y extorsión. ¿Tomó el Papa Francisco el nombre en honor a San Francisco el mendigo, o del San Francisco el santo patrón de una rama del sistema de acaparamiento de dinero de la Iglesia? ¿Ha hecho el Papa Francisco algo significativo para distribuir la riqueza de la Iglesia a los necesitados?

Eso es probablemente suficiente regurgitación de Der Theologe para dejar claro que hay otro lado del tocayo del Papa Francisco - un lado que está más cerca de la sencillez cristiana y menos de un defensor de la Iglesia. Eso añade seriedad a sus palabras, especialmente sus últimas palabras.

No somos católicos, y no creemos que San Francisco está en el Cielo ahora mismo. Él está descansando en la tumba. Al parecer él adaptó su vida a la luz que tenía, y en ese caso será levantado de los muertos y se le dará vida eterna de acuerdo a la promesa de Jesús:

Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquél que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. (Juan 6:40)

El “último día” al que Jesús se refiere cuatro veces en ese capítulo, es la fecha de Su segunda venida, pero también es una referencia al último gran día de la fiesta de los tabernáculos (mencionado en Juan 7:37). Literalmente, el “último día” es el fin del mundo.

San Francisco está esperando en la tumba para ese día, pero poco antes de morir, él dio una advertencia importante acerca del impostor que tomaría su nombre. Citando del libro Obras del Seráfico Padre San Francisco de Asís, traducción en inglés publicada en 1882:

Poco antes de morir, San Francisco de Asís reunió a sus seguidores y les advirtió de los problemas venideros, diciendo: Sean fuertes, mis hermanos, tomen fuerza y crean en el Señor. Se acerca rápidamente el tiempo en el que habrá grandes pruebas y tribulaciones; abundarán perplejidades y disensiones, tanto espirituales como temporales; la caridad de muchos se enfriará, y la malicia de los impíos se incrementará.

Es evidente que San Francisco estaba pensando en el fin del mundo tal como es descrito en Mateo 24:12. (Por cierto, San Francisco declaró públicamente que no llamaría a nadie “Padre”, sino al Padre celestial, como Jesús enseñó en Mateo 23: 9. Como es evidente por la forma en que se refieren a San Francisco como “santo padre” en textos en inglés, el que registró el texto no estaba en sintonía con las enseñanzas de Cristo.) Continuando con la cita:

Los demonios tendrán un poder inusual; la pureza inmaculada de nuestra Orden y de otras, se oscurecerá en demasía, ya que habrá muy pocos cristianos que obedecerán al verdadero Sumo Pontífice y a la Iglesia Romana con corazones leales y caridad perfecta. En el momento de esta tribulación [es decir, el fin del tiempo] un hombre, elegido no canónicamente, se elevará al Pontificado, y con su astucia se esforzará por llevar a muchos al error y a la muerte.

El Papa Francisco claramente se ajusta al perfil aquí como un hombre elegido no canónicamente después de la inaudita renuncia papal.

Entonces, [es decir, durante ese tiempo] los escándalos se multiplicarán, nuestra Orden se dividirá, y muchas otras serán destruidas por completo, porque se aceptará el error en lugar de oponerse a él.

¿Hubo escándalos (como las fugas de información en el Vaticano) descontrolados en ese tiempo? Sí. Es interesante que la “destrucción” de completas órdenes eclesiásticas es descrita como “se aceptará el error en lugar de oponerse a él”. ¡Cuán acertado! La batalla de hoy no se trata de matanza y destrucción literal, sino de la destrucción de la verdad a través del consentimiento pasivo o tácito del error. La batalla es sutil, y aquellos que no se oponen activamente al error son destruidos sin saberlo.

Habrá tal diversidad de opiniones y cismas entre la gente, entre los religiosos y entre el clero, que, si esos días no se acortaren, según las palabras del Evangelio, aun los escogidos serían inducidos a error, si no fuere que serán especialmente guiados, en medio de tan grande confusión, por la inmensa misericordia de Dios. Entonces, nuestra Regla y nuestra forma de vida serán violentamente combatidas por algunos, y vendrán terribles pruebas sobre nosotros. Los que sean hallados fieles recibirán la corona de la vida, pero ¡ay de aquellos que, confiando únicamente en su Orden [es decir, dejando la membrecía en una iglesia que aprueba el error], se dejen caer en la tibieza!, porque no serán capaces de soportar las tentaciones permitidas para prueba de los elegidos. Aquellos que preserven su fervor y se adhieran a la virtud con amor y celo por la verdad, han de sufrir injurias y persecuciones; serán considerados como rebeldes y cismáticos, porque sus perseguidores, empujados por los malos espíritus, dirán que están prestando un gran servicio a Dios mediante la destrucción de hombres tan pestilentes de la faz de la tierra.

Eso suena muy parecido a Elena G. de White en Primeros escritos, pág. 33, donde ella habla de que ellos quieren “raernos de la tierra”. Tengan en cuenta que aquellos que “preserven su fervor y se adhieran a la virtud con amor y celo por la verdad” es a lo que se llama “fundamentalismo” en la actualidad. Una vez más vemos el concepto de destrucción y haríamos bien en recordar cómo San Francisco definió anteriormente la destrucción.

Pero el Señor ha de ser el refugio de los afligidos, y salvará a todos los que confían en Él [quienes están orando por liberación {PE 34.1}]. Y para ser como su Cabeza [Cristo], estos, los elegidos, actuarán con esperanza, y por su muerte comprarán para ellos mismos la vida eterna [noten: la salvación no es por las obras, sino que la vida eterna es el regalo de Dios]; eligiendo obedecer a Dios antes que a los hombres, ellos no temerán nada, y han de preferir perecer antes que consentir en la falsedad y la perfidia. Algunos predicadores mantendrán silencio sobre la verdad, y otros la hollarán bajo sus pies y la negarán. La santidad de vida se llevará a cabo en medio de burlas, proferidas incluso por aquellos que la profesarán hacia el exterior, pues en aquellos días Nuestro Señor Jesucristo no les enviará a éstos un verdadero Pastor, sino un destructor.

¿Quién es el destructor? ¿Quién es este pontífice no electo canónicamente que afirma ser un “pastor”, pero es realmente un destructor, sembrando el error en lugar de oponerse a él? La Biblia lo nombra de la siguiente forma:

Y tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión. [margen: “O, destructor”]. (Apocalipsis 9:11)

En otras palabras, podríamos tomar la definición de la Biblia y volver a exponer las palabras de San Francisco de la siguiente forma: “... pues en aquellos días Nuestro Señor Jesucristo no les enviará a éstos un verdadero Pastor, ¡sino a Apolión!” Desde la tumba, oímos a San Francisco haciendo eco a lo que dijimos en Satanás desenmascarado, El Regreso de Quetzalcóatl, etc.

¿A cuál Francisco le crees? ¿Al Papa Francisco, el sembrador de la falsedad y de la perfidia, o a San Francisco, quien nombró a este impostor de los últimos tiempos como el destructor? Un sitio web en inglés incluso dice:

Se ha rumoreado que San Francisco también dijo que el falso papa del que estaba advirtiendo tomaría su propio nombre (“Francisco”), pero no hemos podido verificar esta información o encontrar una fuente para ello. [Traducido]

El francés

El nombre “Francisco” no fue el nombre que se le dio a San Francisco al nacer. Fue un apodo que su padre comerciante le dio más tarde. Siendo que tuvo mucho éxito en el comercio con Francia, es fácil imaginar que probablemente equipó a su hijo con todo lo francés, ganándose de esa manera el apodo de Francisco, o francés, o quizás simplemente le dio el nombre debido a su propio éxito en Francia. Cualquiera que sea el caso, fueron los lazos de su padre con Francia lo que le dio el nombre por el cual le conocemos.

La Iglesia Católica también está involucrada en la comercialización, no sólo literalmente, sino simbólicamente según Apocalipsis 18:11-12. La mercancía espiritual de la Iglesia son sus doctrinas, enseñanzas, tradiciones y valores. En ese sentido, el Papa Francisco también tiene lazos con Francia, porque se ha unido a las Naciones Unidas en apoyo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual se originó en Francia durante la Revolución Francesa como su credo fundamental en lugar de los Diez Mandamientos. Él está vestido de mercancía espiritual francesa, la cual él ayuda a vender al resto del mundo. De hecho, el Papa Francisco defiende los derechos “humanos” LGBT, pero no defiende el “No cometerás adulterio.”

Los que están ayudando a su “padre” el Papa Francisco a vender su mercancía francesa pronto conocerán el fracaso descrito en Apocalipsis 18, si no dejan todo para seguir a Jesús sin reservas, como lo hizo el joven San Francisco. Incluso nosotros hemos estado participando (sin saberlo) en la comercialización de la ramera de Babilonia y debemos parar ahora que lo reconocemos, como explicaremos un poco más tarde.

La conexión del Papa con Francia no debería ser una sorpresa para los estudiantes de la profecía, porque deberían saber que las tres ranas de la sexta plaga históricamente han sido interpretadas como una referencia a Francia. Hoy, sin embargo, podemos interpretar mejor el simbolismo de las tres ranas, ya que la profecía es dada “... para que cuando suceda, creáis.”

El llamado de las tres ranas

Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas;(Apocalipsis 16:13)

¿Quiénes son estas tres ranas? El dragón se refiere a Satanás mismo, el “destructor” quien conocemos como el Papa Francisco. ¿Es Satanás un espíritu inmundo? Sí, lo es, y las palabras del Papa Francisco son las palabras mismas de Satanás. En la sexta plaga, el dragón llamará a los líderes de todas las religiones a Asís para orar por la paz. Desafortunadamente no hemos encontrado aún esto en la prensa en el idioma Español, pero afortunadamente, sitios católicos en el idioma alemán (Vatican Radio y kath.net) nos han puesto al tanto del gran secreto: El Papa Francisco está organizando silenciosamente lo que podríamos llamar el Tercer Encuentro Mundial de las Religiones por la Oración por la Paz en Asís, sólo por darle un título. ¿Y cuándo? Del 18 al 20 de septiembre del 2016, justo cerca del final de la sexta plaga, ¡cuando, según la Biblia, el mundo se reúne para el Armagedón!

La “bestia” es una referencia a la mencionada en Apocalipsis 17:3 que está montada por la mujer en escarlata. La ramera, el papado, ha estado visiblemente montando o controlando a la bestia de las Naciones Unidas desde septiembre 25 del 2015, cuando el Papa Francisco se dirigió a los líderes de todas las naciones del mundo en la sede de la ONU. De esta manera, la boca de la bestia es el portavoz de la ONU, es decir, Ban Ki-Moon. La ONU también está llamando a todo el mundo para buscar la paz en la sexta plaga, al declarar el Día Internacional de la Paz, que es designado anualmente para el 21 de septiembre. El tema del Día para el 2016 es “Los Objetivos de Desarrollo Sostenible: elementos constitutivos de la paz”. El mismo Ban Ki-Moon, dará inicio a los eventos el 16 de septiembre en una ceremonia en Japón. Dos ranas han hablado...

El falso profeta – como pueden adivinar – no es nuevamente el Papa Francisco, como muchos afirman. El falso profeta representa al protestantismo apóstata, y la nación líder que fue fundada en los principios de republicanismo y del protestantismo es la nación de los Estados Unidos. Ésta apostató a nivel nacional al aprobar la ley del matrimonio homosexual por el Tribunal Supremo el 26 de junio de 2015. Por lo tanto, rechazó sus raíces protestantes y los Diez Mandamientos a favor de los Derechos Humanos (incluyendo los LGBT). El falso profeta habla el idioma de Francia. Representando al protestantismo de los E.E.U.U., los líderes de las iglesias de la nación se reunirán para orar el 21 de septiembre de 2016. De la boca de esas tres entidades salen “espíritus inmundos a manera de ranas” para hacer el llamado de batalla especial de la sexta plaga. El sitio electrónico, para “The Gathering” (La Reunión), revela el mensaje de ocultismo detrás de Asís.

The Gathering

En el título, noten la letra “A” estilizada con la luz brillante en su borde. Es una pirámide con el sol alineado exactamente al costado de la pirámide. En otras palabras, ¡todo se remonta al antiguo culto al sol! ¡Es satanismo, escasamente encubierto!

El 21/22 de septiembre, la fecha para el evento “The Gathering”, habrá un equinoccio. Muchas de las antiguas pirámides fueron construidas de manera que, en los equinoccios de primavera y otoño, los lados de la pirámide hagan transición de la sombra a la iluminación o viceversa. Un ejemplo especialmente revelador es la pirámide de Chichén Itzá, que representa gráficamente el regreso de la serpiente emplumada en el equinoccio.

La “A” estilizada también alude a Asís, adonde el “dragón” mismo está haciendo su propio llamado a la oración. Quitándole la “A” al título del evento “THE GATHERING”, quedamos en un lado con una palabra y una letra “THE G” (LA G) y con las palabras “THE RING” (EL ANILLO) en el otro lado. El primer lado tiene alusiones sexuales y simboliza a la masonería, y el otro lado alude al “Anillo Único” que confiere poder para dominar a todos los demás en El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo.

Tres Anillos para los Reyes Elfos bajo el cielo.
Siete para los Señores Enanos en palacios de piedra.
Nueve para los Hombres Mortales condenados a morir.
Uno para el Señor Oscuro, sobre el trono oscuro
en la Tierra de Mordor donde se extienden las Sombras.
Un Anillo para gobernarlos a todos. Un Anillo para encontrarlos,
un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas
en la Tierra de Mordor donde se extienden las Sombras.

— Epígrafe de El Señor de los Anillos

En conjunto, esto significa el intento más grande de Satanás de violar a la humanidad – para decirlo en términos corteses. Él literalmente quiere penetrar la humanidad y dominarla como parte de sus tácticas de guerra en su gran batalla contra Dios. Es la última orgía antes del fin del mundo. Este tema es aun abiertamente visible en Europa, puesto que el Papa Francisco (Satanás, el dragón) está animando a los europeos a que se reproduzcan con los migrantes como una forma de revitalizar a Europa, pero el asunto más profundo es acerca de violar el alma. La violación, sin embargo, no es realmente la palabra adecuada, ya que ésta implica resistencia y renuencia por parte de la víctima. En realidad, Satanás está seduciendo al mundo, haciendo que disfrute lo que él le está haciendo. Sólo demasiado tarde – “la mañana después” – es cuando el mundo se dará cuenta de que ha sido traicionado por espíritus engañadores y doctrinas de demonios.

Por lo tanto, la rana fue elegida para ilustrarlos. Cuando escuchas su cacofonía de llamadas ruidosas en la noche, es porque están buscando a un compañero. Sin embargo, las ranas machos tienen una práctica de apareamiento abierto, y no necesariamente se limitan a las hembras, pero hacen el acto con quienquiera o con cualquier cosa que esté en su camino, si tienen el deseo de hacerlo. Esto se refleja en el llamado a la unidad (croac), dejando de lado las diferencias de cada uno (croac), y uniéndose por un objetivo común (croac). Tampoco se trata sólo de las “otras” iglesias... Walter Veith es conocido por su discurso de “pégate a la banca” de la iglesia (croac), que es muy similar a una de las posiciones de apareamiento de las ranas (especialmente para las ranas gordas de Laodicea con alcance limitado), donde el macho simplemente se pega a sí mismo a la parte posterior de la hembra mientras hacen el acto.

Es época de apareamiento para las iglesias y Satanás está listo para fertilizarlas con su semilla de tolerancia para toda clase de pecado – especialmente el pecado sexual – para obtener la paz. Con el fin de hacer que su llamado se escuche desde una distancia mayor, utilizan su saco vocal, que sirve como un micrófono incorporado. Del mismo modo, las celebridades y los medios de comunicación populares sirven como sacos vocales para el espíritu unificador de Asís... un micrófono incorporado para el Nuevo Orden Mundial.

Lengua pegajosaSin embargo, la semejanza con las ranas no se limita a sus llamadas y prácticas sexuales. Ellas son bien conocidas por su poderosa lengua pegajosa que atrapa súbitamente a presas desapercibidas, y al igual que la serpiente, las ranas también tienen una lengua bífida en su propio estilo. Las palabras de estos demonios son pegajosas y engañosas, y tienen el poder para agarrar y consumir el alma desprevenida. Su camuflaje hace que la presencia de la rana no sea percibida y así como una mariposa errante sin sospechar nada pasa las flores atractivas, el espíritu inmundo agarra rápidamente el alma de aquellos atraídos a la idea de la “paz mundial” sin el anclaje del conocimiento del tiempo de la visitación de la tierra. ¡Vaya cacofonía que son las llamadas de estas ranas, en comparación con la dulce música de las arpas de Dios!

El hombre de Asís

La sexta plaga comienza el 1° de agosto de 2016, por lo que deberíamos ver este llamado de batalla especialmente en este período de tiempo. De hecho, ya podíamos oír los murmullos de este llamado desde hace varias semanas...

El 1° de agosto de 2016 es el 800o aniversario de la supuesta visión de San Francisco, y el 4 de agosto, el Papa Francisco hará una “peregrinación personal” a aquel mismo sitio en Asís para valerse de la indulgencia de que sus pecados sean perdonados por hacer eso (Fuente: Radio Vaticana). Este es un mensaje cargado de implicaciones, pero desafortunadamente una persona “común y corriente” solamente verá esto como un papa humilde mostrando devoción al hacer petición a su tocayo.

La verdad es que tenemos que volver a evaluar algunas de las cosas que hemos dicho recientemente acerca de la gracia en el tiempo de las plagas. Las plagas son un tiempo sin misericordia; Dios nos ha mostrado misericordia a nosotros por medio del mensaje de Orión, que es Su gracia para ayudarnos a atravesar el tiempo sin misericordia sin que caigamos, pero es la única misericordia en el tiempo de las plagas. Son nuestras raciones diarias, justo lo suficiente para mantenernos. Aquellos que no tienen el mensaje de Orión están sin misericordia, claro y simple, porque son llevados por doquiera por todo “viento” que sale de la boca de las tres ranas. Incluso, nosotros estamos en peligro también, si no continuamos caminando en la luz, y es por eso que fue tan importante que la cadera del hermano John fuera operada, para que no tuviera tantos problemas con dolores físicos y discapacidades para poder escuchar la voz de Dios nuevamente.

Así que cuando oímos que el Papa Francisco va a una peregrinación para obtener el perdón de sus pecados - un papa “infalible” pidiendo perdón de pecados - podemos reconocer que él está haciendo la declaración más fuerte que le es posible hacer en contra de nuestras creencias: que TODAVIA HAY perdón de pecados (dice él), aunque sabemos que Jesús ya no está ministrando en el Lugar Santísimo. Él está hablando una mentira, porque él es el padre de la mentira.

Digiere eso por un momento. La sexta copa empieza a ser derramada el día en que comienza la celebración de la peregrinación en Asís. El papa, incluso comenzó a orar por la paz en Asís un día antes, mostrando sus intenciones para Asís. Dentro de unos días, justo cerca de ese comienzo, el Papa Francisco visitará Asís. Cualquier día cercano, él anunciará la reunión por la oración en Asís prevista para finales del período de tiempo de la sexta plaga. Durante el mes y medio en curso, las religiones mundiales se prepararán para esa reunión en Asís. Luego, justo cerca del final de la sexta plaga, la reunión se llevará a cabo del 18 al 20 de septiembre, hasta donde sabemos ahora. En otras palabras, toda la sexta plaga es acerca de Asís. Se trata de la preparación para, o más bien la prevención de la Tercera Guerra Mundial, o como muestra la oración del papa del 31 de julio, el terrorismo, que en conjunto con la crisis migratoria está presionando las relaciones internacionales al borde de la Tercera Guerra Mundial. Eso significa que Asís no es otro que el Armagedón simbólico mencionado al final de la sexta plaga, ¡adonde los tres espíritus inmundos reúnen a todos los pueblos para la batalla!

Las ciudades hermanadas

Pero, ¿por qué Armagedón? ¿Por qué eligió Dios ese nombre para simbolizar la última batalla? Debe haber un mensaje en el nombre.

De acuerdo con los comentarios bíblicos, como nuestro propio comentario bíblico adventista, la palabra Armagedón significa ya sea “monte de Meguido” o el “monte del testimonio”, dependiendo de cómo se traza la etimología. El primero sería un nombre geográfico de un lugar en el norte de Israel, mientras que el segundo tiene connotaciones de la montaña santa de Dios, que es simbólica de Su trono y trae el tema del Gran Conflicto a la profecía. Después de todo, el Armagedón es la gran batalla en la que Satanás trata de ascender al trono de Dios y sentarse en el monte del testimonio (Isaías 14:13).

Cuando echamos un vistazo a la historia de Asís, encontramos que es una ciudad hermanada de Armagedón:

La etimología del nombre Asís

Los romanos la llamaron “Asisium” y “Asís” (Propercio [50-15 a.C.]). Pero, aparentemente, “Asisium” fue simplemente la romanización de un nombre más antiguo, porque Asís, como ha sido demostrado por estudios arqueológicos, pre-existía la conquista romana.

Ya que se encuentra en un lugar donde se reunían muchas personas de diferentes entornos culturales y lingüísticos (umbros, etruscos y picenos), parece poco probable que podamos establecer la raíz original del nombre “Asís”. En este sentido, algunos eruditos han dicho con toda razón que la investigación sobre la etimología de Asís, en la actualidad, “parece estar varada en un ‘limbo de postulados’”.

Noten: el énfasis original. Esta ambigüedad en el origen del nombre refleja la ambigüedad en el significado de Armagedón.

En el pasado, las cosas parecían mucho más claras. Por ejemplo, Domenico Bruschelli escribió con certeza casi absoluta que “[...] Asís, o los Antiguos ‘Asisium’, ‘Aesisium’ y también ‘Assisium’, tomó su nombre de la montaña ‘Asi’ o ‘Asio’, que la domina.

Noten el paralelo: una corriente de pensamiento es que el nombre provino de la montaña que la domina, al igual que se dice que Armagedón es derivado del monte Meguido.

Múltiples y repetidos escritores apoyaron esta afirmación; ‘Asisium’ cui super incumbit Mons Asius dictus, a quo traxisse nomen videtur’ (Asís, en la que se encuentra el monte Asio, del que parece que ha derivado su nombre”), dice John Blaeu. Raffaele Volterra dice...: ‘Huic Mons imminet Asis, qui oppido dedit nomen’ [...] (“Esta [Asís] está dominada por la colina ‘Asís’, que dio su nombre a la ciudad fortificada”) [2].

Hoy en día, con el avance de los estudios, la pregunta, aunque no ha sido resuelta más allá de toda duda e incertidumbre, ha dado un paso adelante. Fue establecido que “Asisium” es de una forma lingüística típica de Umbría, y junto con otra forma más antigua, “Asís”, que es sugerida por una línea de Propercio. R. Rossi escribe:

“[...] considera seriamente la plausibilidad de la forma lingüística ‘Asís’, certificada por Propercio y contemporánea a la forma común ‘Asisium’. ‘Asís’ constituye, pues, la forma más antigua del nombre de la ciudad de Umbría del Monte Subasio (el origen pre-romano de la ciudad, del cual no hay duda), mientras que ‘Asisium’ es la romanización de ‘Asís’ el nombre de Umbría... Los datos que definen a Asís como una ciudad de Umbría son: a) el nombre de la ciudad, b) el lenguaje utilizado en los documentos oficiales, c) las instituciones observadas hasta principios del primer siglo a.C. [...]” [3].

Partiendo de esta base, generalmente aceptada, y sabiendo que los topónimos se refieren a características geográficas del sitio, tales como ríos, arroyos, montañas y colinas, las suposiciones se reducen esencialmente a dos. “Asisium” podría venir de la montaña “Asio”, como pensaba Bruschelli, o del Río “Assino”.

¿Así que todo se ha resuelto? ¡No! Recientemente una tercera opción ha sido propuesta, que, como hemos visto, ahora disfruta de una considerable consideración. De acuerdo con esta hipótesis, “Asís” significa “la ciudad de ‘astore’ [que significa “halcón” o “ave de presa”].”

G. Bonfante escribe lo siguiente: “[...] Kretschmer en ‘Glotta’, XXII, 1934, n° 162 ya ha señalado que el nombre de Asís, en el latín ‘Asisium’, pertenece a la categoría de los nombres ilirios formados con el sufijo ‘-isio’ (o ‘-usio’). Estos nombres se derivan generalmente de un nombre de animal, y tenemos, en efecto,’Brund- isium’ y ‘ Brund- usium’, hoy Brindisi’ de ‘Brund’ una (‘caput-cervi’ [‘cabeza de ciervo’]...

... Por lo que el carácter del nombre ilirio ‘Asisium’ es confirmado como siendo de ‘Asusìa’, el nombre de la ciudad iliria llamada ‘Asseria’ o ‘Aserie’ por autores que usan el latín [...]” [4]

La derivación posible como “Ciudad de Halcón” tiene orígenes muy antiguos. De hecho, los hallazgos arqueológicos del sitio de Asís se refieren a “una capa pre-indoeuropea” en estrecha relación con los etruscos.

Asís también podría tener un significado antiguo de Ciudad de Halcón. Hagamos un resumen de los paralelos:

Armagedón...Asís...
...fue una ciudad fortificada ...fue una ciudad fortificada
...está situada en un valle ...está situada en un valle
... tiene ambigüedad en lo que respecta al origen del nombre ...tiene ambigüedad en lo que respecta al origen del nombre
...viene de la transliteración griega de la palabra hebrea Harmageddon. ...proviene de la romanización de un nombre usado más antiguamente: Asi o Asio.
...se ha pensado que ha recibido su nombre de la montaña dominante, el monte Meguido ...se ha pensado que ha recibido su nombre de la montaña dominante, el monte Asi (o Asio)
...también podría derivarse de una palabra más primitiva que significa congregación ...también podría tener un origen más antiguo que significa “Ciudad de Halcón”
...es un lugar de reunión, proféticamente ...es un lugar de peregrinación
...es el lugar al que Satanás llama a sus fuerzas para luchar contra el Señor ...es el lugar al que el Papa Francisco llama a los líderes religiosos para orar por la paz mundial
...era una ciudad en la tierra (Israel) del pueblo caído de Dios ...es una ciudad en la tierra (Italia) de la sede (Roma) del cristianismo caído

Ahora pueden ver por qué Dios escogió Armagedón para representar la última batalla. El nombre ilustra las características de la verdadera ciudad hermanada en la que se llevará a cabo la batalla. ¡Nunca antes ha habido una explicación tan buena de por qué el nombre Armagedón fue elegido para representar la escena de la batalla final!

Las similitudes son bastante claras, pero la comparación nos deja con una gran pregunta: ¿Cómo es que una reunión por la paz tiene algo que ver con la congregación para la guerra?

Principados, potestades, gobernadores de las tinieblas, huestes espirituales de maldad

El Apocalipsis es un libro de símbolos, por lo que una reunión para la batalla en un lugar geográfico, probablemente, no significa literalmente eso - no esperaríamos que una pequeña ciudad antigua con el nombre de Asís sea el sitio de la Tercera Guerra Mundial. Si examinamos las diversas interpretaciones de la batalla de Armagedón, podemos ver que hay bastante espacio para la interpretación, incluyendo la posibilidad de que no es una batalla física en lo absoluto.

Otros (aquí y aquí, por ejemplo, sólo por nombrar algunos sin apoyar todas sus ideas) han reconocido que la batalla de Armagedón debe ser una batalla espiritual, una batalla entre el bien y el mal. Algunos de los puntos señalados son:

  • La advertencia de “guardar las ropas” es obviamente figurativa de permanecer en Cristo, lo que indica una batalla espiritual.

  • Los tres “espíritus inmundos” indican - como mínimo - un aspecto espiritual para el Armagedón.

  • Sería inconsistente interpretar tantas imágenes extrañas del Apocalipsis como teniendo un significado simbólico, y luego dar la vuelta para insistir que el Armagedón debe ser una batalla literal con armas físicas.

El Armagedón es la “batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso”. Como tal, ¿podrá ser una batalla física? Dios es espiritual, y el dragón (Satanás) es espiritual, por lo que la lógica dictaría que la batalla entre ellos y sus ejércitos también debe ser espiritual. Sí, involucra a personas físicas, pero la batalla en sí no se combate con armas físicas, sino con armas espirituales.

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. (Efesios 6:12)

Eso es exactamente lo que representa Asís. El mundo entero no viajará literalmente a Asís para combatir en una guerra, sino los líderes espirituales del mundo se reunirán allí. Los gobernadores de las tinieblas de este mundo se reunirán allí, y sus armas no son misiles y bombas atómicas. Es un evento espiritual. Es una batalla espiritual en una guerra espiritual entre Dios Todopoderoso y Sus enemigos.

En este tiempo, cuando el Espíritu Santo está siendo retirado del mundo, es un grave error elegir el lado de Satanás. Sin el Espíritu Santo, una persona está disponible para ser poseída por demonios, y ahora Jesús no está ministrando en el Santuario para facilitar exorcismos. Esto es algo serio. El texto de la sexta plaga dice que los principales líderes del mundo no hablan meras palabras humanas, sino las palabras de los espíritus inmundos. En otras palabras, están poseídos. A medida que las personas comunes y corrientes eligen de qué lado estar, ellas son poseídas también.

Sólo unas pocas personas de entre todo el mundo asistirán a Asís físicamente, pero billones con la misma mentalidad y propósito estarán de su lado. ¿Quién, después de todo, NO estaría en favor de orar por la paz mundial? Esto nos lleva de nuevo a la gran pregunta: ¿Cómo es que una reunión por la paz tiene algo que ver con la congregación para la guerra? Es una guerra espiritual – bueno – pero, ¿cómo puede ser orar por la paz el acto definitivo de guerra contra Dios? ¿Por qué ve Dios este encuentro en Asís como una declaración de guerra?

Hágase Tu voluntad

Cuando oramos, debemos someter nuestra voluntad a la voluntad de Dios. Si no lo hacemos, entonces nos hacemos a nosotros mismos el dios, y reducimos a Dios a un genio en la botella, cautivo a nuestros deseos. No es aceptable orar en contra de la voluntad de Dios cuando Su voluntad ha sido puesta en claro, de lo contrario nos planteamos en contra de Él.

A veces no estamos del todo seguros de cuál sea la voluntad de Dios, y podemos orar como Jesús oró, “Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú.” (Mateo 26:39) No hubiera sido aceptable que Jesús insistiera o exigiera que la copa pasara de él, porque eso no hubiera sido un acto de sumisión de Su parte. Allí vemos que el principio de autoridad y sumisión explicado hacia el final de El Vómito de Dios y el Fin de la Gracia es muy importante para nuestra relación con Dios y cómo oramos.

La sumisión no significa debilidad en nuestras oraciones. Debemos acercarnos confiadamente al trono de Dios como Pablo aconsejó en Hebreos 4:16, especialmente en pedir lo que Dios ha prometido y en la medida en que entendemos Su voluntad. Pero pedir deliberadamente algo contrario a Su voluntad es una forma de rebelión.

“Bueno”, dices: “pero, ¿cómo es orar por la paz en contra de la voluntad de Dios? ¿No es la paz siempre una buena cosa? ¿Cómo puede la oración por la paz estar en contra de la voluntad de Dios?”

Para responder esto, todo lo que tenemos que hacer es mirar a los ejemplos que Dios ha dado en la Escritura. Los Salmos de David, por ejemplo, están llenos de oraciones por la victoria en la batalla en contra de los enemigos de David, aunque David era un hombre conforme al corazón de Dios. ¡David no oró por la paz, sino por la victoria en la guerra!

Elena G. de White dice que en el tiempo de las plagas los santos oran por su “liberación” (de los enemigos, lo que es guerra) y no por la paz. Por otra parte, el Nuevo Testamento nos da un ejemplo aún mejor:

Por lo demás, hermanos, orad por nosotros, para que la palabra del Señor corra y sea glorificada, así como lo fue entre vosotros, y para que seamos librados de hombres perversos y malos; porque no es de todos la fe. (2 Tesalonicenses 3:1-2)

Allí está – Pablo está pidiendo oraciones de liberación de los hombres perversos y malos. ¿Es esa una oración por la paz? No. ¿Es esa una oración por la tolerancia? No.

Los traductores de la Biblia versión King James utilizan una palabra suave allí para la palabra “perverso”. Otras traducciones, como la de español, usan la palabra “perversos” u otro lenguaje más fuerte. El margen de mi Biblia versión King James, dice “Gr, absurdo”, lo cual describe con bastante exactitud a esta generación, con todo su alboroto acerca del uso de los baños y la locura de los migrantes. ¿Podrá cualquier persona cuerda decir que debemos orar para estar en paz con semejantes disparates?

¿Cuál es la voluntad de Dios al respecto? ¿Quiere Dios que la tierra esté en paz con los LGBT por todos lados? ¿¡Quiere Dios que oremos por la paz con la legislación austriaca, que ahora permite el incesto entre los musulmanes!? Qué es lo que la Palabra de Dios – que nunca cambia – dice:

No te echarás con varón como con mujer [es decir, gay]; es abominación. (Levítico 18:22)

No vestirá la mujer traje de hombre [es decir, transgénero], ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que esto hace. (Deuteronomio 22:5)

Amigos, Dios ha hecho bastante clara Su voluntad sobre estos asuntos. El orar para estar en paz en un mundo que no sólo práctica tal abominación, sino también litiga en contra de los que están en contra de ella, es dar la espalda a Dios. Estamos viviendo en un tiempo en que el mundo debe ser destruido como Sodoma y Gomorra. Estamos viviendo ya en un tiempo prestado. Y ese es precisamente el tema en cuestión: no es un tiempo para la paz.

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora... tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz. (Eclesiastés 3:1,8)

Estamos viviendo en el tiempo de las plagas, que es un tiempo de guerra entre Dios y los impíos. ¿Debemos orar contra la guerra, contra Dios? ¡Dios nos libre! Ahora pueden entender por qué esta tercera oración por la paz en Asís equivale a la batalla de Armagedón, mientras que los dos anteriores no lo fueron: Es acerca del tiempo en que es realizada.

Si vamos a la presentación Orión y miramos la diapositiva 92, recordarán que el cuarto sello, que corresponde a la estrella de Rigel y al año 1986, se trataba de la participación pública de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en el primer Día Mundial de la Oración por la Paz de todas las religiones en Asís. Por supuesto, la iglesia siempre negó que era cualquier tipo de participación oficial, pero ahora el ciclo de las plagas confirma que el encuentro de Asís fue el evento correcto al que el reloj señalaba y por el cual la iglesia fue reprendida. La sexta plaga también está marcada por la estrella Rigel, y también resalta a Asís como el tema principal.

En 1986, la participación de la iglesia en la oración por la paz fue un pecado porque era en contra del consejo de Dios de no unirse con las falsas religiones, pero orar por la paz no estaba directamente en contra de la voluntad de Dios en ese tiempo. No era el tiempo para que Dios luchara en la batalla de Armagedón. El mundo no se había pasado de la raya en cuanto al tema con los LGBT, y no había hecho leyes contra aquellos que defienden lo que es correcto y decente. No había cruzado el límite de su tiempo de gracia.

La misma estrella, Rigel, marcó la sexta trompeta en el ciclo de las trompetas del reloj de Orión. Eso es cuando la Iglesia ASD – como la culminación de grandes campañas de oración – cruzó la línea en territorio prohibido al votar acerca de la pregunta capciosa de la unidad con (o a pesar de) la ordenación de mujeres en la Sesión de la Conferencia General en San Antonio, Texas. Eso fue un presagio en la escala adventista de lo que está sucediendo ahora en una escala mundial. Hoy en día, la campaña de oración es acerca del territorio prohibido de unidad con (o a pesar de) la tolerancia de LGBT, y “The Gathering” (La Reunión) en los EE.UU. para este evento se lleva a cabo incluso de nuevo en Texas.

Lo que la Iglesia ASD hizo en la sexta trompeta irrevocablemente cerró la puerta de la gracia para esa iglesia. La puerta había estado en el proceso de cerrarse por mucho tiempo, pero cuando la séptima trompeta sonó, eso la selló. A continuación, la puerta de la gracia comenzó a cerrarse para el mundo, y se ha ido cerrando plaga tras plaga. Cuando la sexta plaga haya terminado y todo el mundo esté reunido – ya sea en Texas, en Asís, o en cualquier lugar a lo ancho del mundo bajo la dirección de la ONU – entonces la puerta de la gracia para toda la humanidad será sellada para la hora de la verdad.

Ahora es el tiempo para que el Señor pelee. Son 30 años después de la reunión de 1986 en Asís, y ¡es tiempo para que el Señor venga! (Por cierto, el 30 en números romanos es XXX, relacionado con IXXI si se desarma una X, ambos de los cuales tienen gran importancia en el mundo de lo oculto.) Es tiempo de que el Señor haga guerra contra el dragón y lo venza. Ahora es el tiempo para que la ira de Dios sea vaciada pura, a medida que el cáliz de la ira de Dios se desborda. Ahora es el tiempo de orar día y noche por la liberación, como Elena G. de White profetizó – liberación de este mundo pervertido y absurdo, como Pablo nos autorizó a orar , incluso en un tiempo en que no había plagas. Es tiempo para orar por la venida de Jesús, no para orar por la paz, como diciendo “No, por favor no vengas todavía...” sino buscar la venida de Jesús, porque nadie más se convertirá.

que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día [de destrucción] os sorprenda como ladrón. (1 Tesalonicenses 5:3-4)

Todo el que ora por la paz mundial está en la oscuridad. No tienen el conocimiento del tiempo, así que serán completamente destruidos. Sólo aquellos que conocen el tiempo pueden hacer las cosas correctas en el tiempo correcto. No es malo orar por la paz, ¡excepto en el tiempo de las plagas cuando Dios ya ha decidido venir! Orar por la paz es una declaración de guerra contra Dios. Sólo se puede hacer lo correcto si estás en la luz. Si estás en la oscuridad, automáticamente harás las cosas mal.

La aniquilación

De la parte anterior, podemos ver cómo la oración por la paz en este tiempo está en contra de la voluntad de Dios, pero queda por demostrar de qué forma es una batalla de guerra. Sabemos que es una batalla espiritual, pero siguen siendo personas físicas reales las que están involucradas en ella. Dios tiene representantes de Su reino aquí en la tierra, y la guerra espiritual contra Dios se manifiesta en contra de Su pueblo.

¿Cuáles personas son “atacadas” por la oración por la paz en Asís? Los católicos no son atacados por las oraciones por la paz. Los adventistas no son atacados – seguramente ellos estarán orando junto con ellos. Otras religiones no son atacadas. ¡Los únicos que son atacados son los que saben que este no es tiempo para la paz! Somos los únicos atacados, debido a nuestra comprensión del tiempo, que es el sello de que pertenecemos al reino de Dios. Cualquier otra persona puede estar de acuerdo con una oración por la paz sin comprometer (más) su fe.

El comentario bíblico adventista sobre Apocalipsis 16:16 da un entendimiento un poco más claro de la batalla, ya que describe el panorama figurativo del lugar llamado Armagedón:

Según el segundo punto de vista, que destaca el significado figurado de las diversas expresiones de los vers. 12-16 (ver com. vers. 12), sería la “condición” o estado mental en que se congregarán los reyes de la tierra: el pacto [acuerdo] para aniquilar al pueblo de Dios (ver com. cap. 16:14; 17:13).

¿¡Entienden cuán importante es esto!? ¡La oración en Asís es para ANIQUILARTE A TI Y A MI! ¿Estás cuidando tu espalda? ¿Sabes cómo te quiere matar el enemigo, no físicamente, sino aniquilarte eternamente? Este es el famoso decreto de muerte, y no se trata de muerte literal, ¡sino de matar tu fe! Es una aniquilación espiritual. Elena G. de White la comparó con el decreto de los días de Ester:

Decreto de muerte similar al que emitió asuero

El decreto que se promulgará finalmente contra el pueblo remanente de Dios será muy semejante al que promulgó Asuero contra los judíos. Hoy los enemigos de la verdadera iglesia ven en el pequeño grupo que observa el mandamiento del sábado [ahora su gemelo: rechazar la igualdad LGBT], un Mardoqueo a la puerta. La reverencia que el pueblo de Dios manifiesta hacia su ley, es una reprensión constante para aquellos que han desechado el temor del Señor y pisotean su sábado [ahora el matrimonio]. —La Historia de Profetas y Reyes, 444 (1914). {EUD92 262.3}

Vi después que los magnates de la tierra consultaban entre sí, y Satanás y sus ángeles estaban atareados en torno de ellos. Vi un edicto del que se repartieron ejemplares por distintas partes de la tierra, el cual ordenaba que si dentro de determinado plazo no renunciaban los santos a su fe peculiar y prescindían del sábado [permitían que el matrimonio se derrumbara] para observar el primer día de la semana [aceptar la tolerancia LGBT], quedaría la gente en libertad para matarlos. —Primeros Escritos, 282 (1858). {EUD92 262.4}

Si el pueblo de Dios pone su confianza en él [el Señor] y por fe depende de su poder, los ardides de Satanás serán derrotados en nuestro tiempo tan notablemente como en los días de Mardoqueo. —ST 22 de febrero de 1910. {EUD92 263.1}

¿Cuándo estaba el Papa Francisco (Satanás) atareado en torno de los líderes principales de la tierra, que se consultaban entre sí? Los líderes principales de la tierra son los líderes de las naciones del mundo, quienes se “consultaron entre sí” el año pasado en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas el 25 de septiembre de 2015. Al igual que en los días de Asuero, ese evento fue traducido a todos los idiomas del mundo conocido. El hecho de que era el Día de la Expiación fue ampliamente difundido en muchos círculos religiosos (aunque la mayoría cometió un error en sus cálculos de calendario, diciendo que el Día de la Expiación cayó el día 23).

¿Cuál fue el mensaje o decreto del papa? Habló de la necesidad de la paz en términos de la guerra siendo una grave amenaza para el medio ambiente. Junto con el empuje para la paz es la idea de que el “fundamentalismo” es la causa del terrorismo, el cual quita la paz. Enfatizó la necesidad de la tolerancia y la necesidad de seguir impulsando el sistema de leyes de la ONU, que tiene como objetivo proteger los “Derechos Humanos” a expensas de los Diez Mandamientos. Por lo tanto, la Asamblea General de la ONU el 25 de septiembre del 2015, fue el ¡decreto emitido a todos los pueblos del mundo, condenando a los verdaderos fundamentalistas (en el buen sentido) creyentes en la Biblia al silencio, o a la muerte espiritual, en la actualidad!

Como en el tiempo de Ester, la “matanza” debe llevarse a cabo alrededor de un año después del decreto. Pueden ver cómo el énfasis acerca de la paz en la Asamblea General culmina en la oración por la paz en Asís casi un año más tarde, o exactamente un año gregoriano desde la Asamblea General hasta la séptima plaga. De hecho, el decreto en el tiempo de Ester fue dado en el primer mes, y la matanza debía suceder en el duodécimo o el último mes de (Adar). La Asamblea General se llevó a cabo en el primer mes del año civil de la Biblia (que comienza en el otoño, en comparación con el año religioso que comienza en la primavera), y la séptima plaga se iniciará en el último mes antes de que comience el próximo año civil al igual que en el tiempo de Ester.

Cuando todo el mundo ora por la paz a lo largo de la sexta plaga, ¿qué crees que pasará en la séptima plaga? ¿La guerra o la paz? ¿Qué piensas? ¿Qué ocurre si se trata de algo diferente de lo que crees?

Esto es algo muy crítico, y recuerda que aquí no sólo tú alma o la mía están en peligro. Somos los súbditos del reino de Dios en la tierra, y si somos aniquilados, si nuestra fe muere – el reino de Dios caerá en manos del enemigo. “¿Hallaré fe en la tierra?”, pregunta Jesús. El Gran Conflicto depende de nosotros, queridos amigos, y verán en las siguientes secciones que hemos estado como Elena G. de White describió – la iglesia de Dios a punto de caer – ¡pero NO debemos caer! Y alabado sea el Señor, porque con Su liderazgo “no vamos a caer”.

Ester representa a los “144.000” entre el pueblo de Dios. Ella intercedió con su vida ante el rey Asuero, como los 144.000 interceden con sus vidas delante de Dios, por el bien del resto del pueblo de Dios que está bajo la pena de muerte.

Esta aniquilación no es simplemente una muerte espiritual, que llevaría a la segunda muerte – es aún más que eso. Sería una victoria completa para Satanás en el conflicto de los siglos. Si este plan de Asís funciona para matarnos – nuestro pequeño grupo – haciendo que “nada ocurra” al comienzo de la séptima plaga, entonces Dios pierde. Mardoqueo a la puerta del rey – simbolizando a Jesús en Orión – compartirá Su destino.

¿Entienden cuán completa sería esta “aniquilación” para nosotros? Si (aparentemente) resulta que Dios contesta las oraciones en Asís y concede más tiempo, entonces nuestro mensaje y movimiento morirán aún antes de que naciesen. Sería sólo una coincidencia lógica de ideas, a la par de Harold Camping. Esto significaría que Dios nunca habló a través de Orión desde el principio, todas las armonías carecerían de sentido, Jesús no vive en Orión y el tiempo nunca será conocido. El que Satanás gane la batalla de Asís/Armagedón no sólo significaría nuestra aniquilación, sino la de Dios mismo. Entonces la humanidad puede hacer lo que quiera sin consecuencias, sin importar cuán pervertido y corrupto sea. ¡Esto es muy profundo! Esta es la batalla en la que se decide todo. Debemos tener cuidado de como actuamos, lo que anunciamos. Si hacemos algo mal, Satanás gana la batalla. ¡No podemos permitir que alguno de ustedes caiga!

El engaño catastrófico

Estamos inundados por todas partes con los medios de comunicación y programación sobre el fin del mundo. De acuerdo a Wikipedia, ha habido alrededor de unas cincuenta películas de largometraje sobre el fin del mundo solo desde el 2010, y muchas, muchas más antes de ese año. Eso es mucha programación procedente de Hollywood y otras fuentes satánicas.

¿Recuerdan cómo el papa declaró un año de misericordia justo al mismo tiempo, que nosotros creemos que ya no hay más gracia? Debemos tener cuidado si nos encontramos en acuerdo con lo que dice Satanás. Él mezcla el error con la verdad, así que tenemos que usar discernimiento. Por ejemplo, el mensaje de Orión es de hecho la misericordia de Dios hacia nosotros que creemos, y éste incluye raciones diarias para este tiempo sin misericordia. En ese sentido, tenemos una cierta clase de misericordia... pero eso no es de lo que el papa está hablando con su Año de Divina Misericordia. ¡Aquellos que no creen en el mensaje de Orión no reciben misericordia!

Cataclismo¿Cómo podemos usar el mismo principio para discernir lo que es verdadero y lo que es falso acerca de los mensajes del fin del tiempo con los que Satanás nos ha bombardeado a través de los medios de entretenimiento? Películas destacadas describen diversos escenarios del fin del mundo, incluyendo:

  • Un impacto de asteroide de nivel de extinción

  • Inundaciones (ya sea por el derretimiento del hielo polar o por tsunamis)

  • Un calentamiento global

  • Un enfriamiento global

  • Robots tomando el control del mundo

  • Un Holocausto nuclear

...y la lista continúa. En cada caso, el fin del mundo es presentado como un evento que cambiará el mundo alterando por completo la vida tal como la conocemos. ¿Podrían ser correctos estos escenarios? Tal vez, teóricamente... todos son escenarios con diferentes grados de plausibilidad. Sin embargo, una cosa está clara: todos no pueden ser la verdad. El mundo sólo terminará una vez, y si termina por un asteroide, entonces no terminará por una guerra nuclear. ¡Las películas no pueden ser todas congruentes, por lo que algo debe estar mal!

La multitud de falsos profetas en el mundo están dando el mismo mensaje. Cada uno de ellos desde Ernie Knoll hasta la última profetisa “Fulanita de tal” tiene algo que decir acerca de los próximos eventos catastróficos.

Satanás está dando un mensaje, y no es un “mensaje mixto” de cuántas posibles maneras podría acabar el mundo. Hay un mensaje común en todo: que el fin del mundo es tan drásticamente disruptivo que no es posible que ninguna persona pueda NO saber que el mundo ha llegado a su fin.

Comparen eso con nuestra experiencia en la fe de Orión. Cuanto más compartimos, más nos encontramos con el escepticismo. La gente simplemente no lo ve. Alguien comentó recientemente: “No creo que el mundo terminará tan pronto... Bueno, tal vez si hubiera una guerra nuclear, entonces lo podría creer.”

¡Guau! ¿¡Ven lo que eso significa!? ¡Ese es el efecto de la programación de los medios de entretenimiento! SI se ve como uno de los escenarios de la película, ENTONCES la gente lo creería. En cambio, nosotros hemos entendido y creído que Jesús viene basado en comparativamente escasa evidencia tangible, por la fe en la Palabra de Dios, y no por ver el PEM (pulso electromagnético) explotando sobre las ciudades del mundo.

Sin embargo, nosotros también hemos estado predicando cataclismos casi desde el primer día, empezando con las infames “bolas de fuego” de los dos pequeños sueños de Elena de White. También consideramos algunos de los otros escenarios. Últimamente, hemos dirigido nuestra atención a la Tercera Guerra Mundial como el escenario probable para el fin del mundo. En todos los casos, no estamos predicando de manera diferente que Hollywood – ¡que el fin del mundo será tan catastrófico que nadie podría dudar de ello!

Si Hollywood lo está predicando, debemos tener mucho cuidado, porque probablemente es una mentira. Aunque, por otro lado, se necesita discernimiento. Satanás mezcla la verdad con el error, así que sólo porque hay películas del fin del mundo acerca de guerra nuclear, eso no quiere decir que no puede suceder. Pero ya no estamos tan seguros de que va a suceder.

Pensamos que finalmente la gente se despertaría y el mensaje se propagaría como la pólvora, pero tengan en cuenta que hay miles de sitios acerca del fin del mundo de los cuales la gente puede escoger. ¿Quién puede decir que el centro de atención se volvería a nuestro mensaje? Eso podría ser solo una ilusión. Además, tenemos que preguntarnos si la guerra mundial es realmente la forma elegida por Dios para anunciar el día y la hora por segunda vez, como creemos que va a pasar en la séptima plaga. El anuncio tendría que venir a través de algo que es un poco menos hecho por el hombre, y un poco más espiritual, ¿no creen? Además, ese método ha sido intentado en el pasado... por ejemplo, en la Primera y Segunda Guerras Mundiales, por no mencionar otras catástrofes. ¿No es ese un método demasiado común como para calificarlo como Dios anunciando el día y la hora?

Las religiones mundiales estarán orando por la paz mundial. ¿Podría ser que la amenaza de una guerra mundial es una manipulación completa y Satanás contestará sus oraciones por la paz, con un “cese al fuego” entre sus diferentes facciones? Es posible que él haría eso solo para destruirnos con la mayor decepción de un evento que no suceda. Recuerden, el Armagedón es una batalla espiritual, y el objetivo de Satanás es destruir nuestra fe, no nuestra carne.

Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. (Mateo 24:6)

La sexta plaga, en la cual nos encontramos ahora, es la preparación para el Armagedón. La batalla en sí es la séptima plaga. ¿Qué tal si la batalla – la batalla espiritual – es una batalla de fe a pesar de no haber una guerra mundial, ningún cataclismo, nada de nada? ¿Permaneceremos firmes? ¿Nos quitará Satanás nuestra fe con un resonar de “paz, paz”?

Sabemos que después de que digan “paz y seguridad” en la reunión de Asís, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina. Lo que no sabemos es qué tan repentina. Repentina no significa de inmediato; sino significa, sin previo aviso, y eso podría indicar la segunda venida misma, al final de la séptima plaga, y no una guerra mundial al comienzo de la séptima plaga. Después de la oración por la paz, todo el mundo será sosegado por una falsa sensación de seguridad que es la RAZÓN por la cual la destrucción viene repentinamente, o de forma inesperada. Lean el versículo de nuevo para ver si notan algo:

que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día [de destrucción] os sorprenda como ladrón. (1 Tesalonicenses 5:3-4)

He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza. (Apocalipsis 16:15)

Jesús viene “como un ladrón”, y Pablo dice que el día de la destrucción, no nos sorprenderá “como ladrón” porque tenemos la luz. La misma expresión es utilizada, lo que podría significar que el día de la destrucción no es otro que el día de, o poco tiempo antes de, la segunda venida. ¡Eso podría ser otra pista de que debemos caminar por fe a través de casi toda la séptima plaga! Podría ser, pero no estamos seguros. Tal vez la guerra mundial o alguna otra catástrofe realmente sucederá, pero tenemos que estar preparados para el peor de los escenarios posibles que pondrá a prueba nuestra fe. Esta es una batalla de fe, y hay que estar armados adecuadamente para que podamos esquivar todo lo que el enemigo arroja hacia nuestro camino.

El secamiento del Éufrates

La sexta plaga comienza con el secamiento del río Éufrates. Por supuesto, esto es simbólico y no habla sobre el secamiento literal del Éufrates literal, lo que ha estado sucediendo durante muchos años. Se está hablando del último de los cuatro ríos que fluían desde el Edén, simbolizando el agua de vida que fluye del trono de Dios, como se explica en El Misterio de Ezequiel.

El Éufrates simboliza las corrientes de vida espiritual que fluyen de nuestro ministerio, así que ¿qué quiere decir que el Éufrates se seca al comienzo de la sexta plaga? Es muy sencillo... No tenemos nada más que dar a la gente. Nos encontramos en el punto en el que Elena G. de White profetizó cuando dijo que los santos dijeron a los demás: “No tenemos nada para ustedes.” No es que nosotros mismos no tengamos luz, sino que sabemos que no sería de beneficio para ellos porque no aman la verdad. Lo que decimos es locura para ellos. Ellos no se prepararon para ello. Ellos no recibieron la luz a medida que llegó, y no siguieron la luz. Es como las cinco vírgenes prudentes con aceite en sus lámparas que ya no pueden dar aceite a los demás, no sea que ellas mismas se queden sin aceite. Estamos en el punto en que es peligroso tratar de convencer a otros, ¡porque puede ser que ellos más bien nos hagan disuadir de la verdad! No puedes razonar con alguien que esté poseído por un demonio no sea que también seas subyugado.

Mantengamos esto en perspectiva. Debemos cuidar de nuestros hermanos, dondequiera que se encuentren. Si hay personas en cualquier lugar con los que tenemos contacto, tenemos que tener mucho cuidado de nutrir a cualquiera que esté en el camino correcto, pero distanciarnos de aquellos que lo han rechazado. No podemos gastar nuestro precioso “aceite” del Espíritu Santo tratando de convencer a aquellos que no quieren ser convencidos.

Esta no es una elección arbitraria, como si sólo estamos tratando de hacer cumplir la profecía de la sexta plaga. Es el resultado de entender que, posiblemente, no habrá una guerra mundial. E incluso si hay una guerra mundial, no podemos seguir poniéndola delante de la gente, porque entonces creerían porque vieron, y no debido a la fe. El Éufrates se está secando – ya no tenemos nada más que ofrecer. Si la séptima plaga comienza sin algo impactante, no importa qué luz recibamos para comprender la situación y mantener nuestra propia fe, no vamos a ser capaces de defender nuestra fe ante el mundo con evidencia.

En ese punto, estaríamos colgando de la cuerda desde el Cielo por pura fe en la Palabra de Dios contra la burla total de parte del mundo.

Ante nosotros, del otro lado del abismo, había un hermoso campo de verde gramilla de más o menos quince centímetros de alto. No veíamos el sol, pero suaves y brillantes rayos de luz semejantes a oro y plata finos descendían sobre esta campiña. Nada que hubiera visto jamás sobre la tierra podía compararse en belleza y gloria con esta pradera. Pero ¿podríamos alcanzarla? era nuestra inquietante pregunta. Si la cuerda se rompía, moriríamos. De nuevo se escucharon angustiosos susurros: “¿Cómo se sostiene la cuerda?” Por un momento vacilamos antes de aventurar una respuesta. Luego exclamamos: “Nuestra única esperanza consiste en confiar plenamente en la cuerda. Hemos dependido de ella durante todo el difícil trayecto. Ahora no nos fallará”. Aún la duda nos angustiaba. Entonces escuchamos las palabras: “Dios sostiene la cuerda y no hay por qué temer”. Luego los que venían detrás repitieron las mismas palabras y agregaron: “El no nos fallará ahora, puesto que hasta aquí nos ha traído a salvo”. {2TI 528.1}

Debemos estar anclados en Dios, quien sostiene la cuerda. Debemos estar preparados para lo que pueda venir, y fortalecernos a nosotros mismos ahora, durante la sexta plaga, para la batalla espiritual que se avecina en la séptima plaga. Al llegar al 25 de septiembre, si no pasa nada, nuestro mensaje se secará por completo. Es triste que ayudamos a Babilonia al advertir sobre cataclismos durante tanto tiempo. Al igual que el Éufrates, hemos suministrado a Babilonia con nuestro mensaje. Hemos cavado nuestra propia tumba, en ese sentido. Tal vez eso es a lo que Elena G. de White se refirió cuando dijo que “inmediatos al trono se encuentran los que fueron alguna vez celosos en la causa de Satanás...”

Lo que hicimos sin una plena comprensión no es un pecado, pero lo importante es que no suministremos más a Babilonia. El Éufrates debe secarse con el fin de que caiga Babilonia. Nuestro mensaje va a morir, pero con esa muerte vamos a ganar la guerra si mantenemos la fe hasta el final.

Sólo los 144.000 llegarán hasta el final con un alma viva, una fe viva. No se trata de la vida física.

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. (Hebreos 11:1)

De modo que el momento en que lleguemos a la famosa visibilidad que siempre hemos estado buscando, debe ser el momento de la venida misma, o un poco antes.

No con ejército, ni con fuerza

Las plagas llenan el capítulo 16 del Apocalipsis, después el capítulo 17 explica a la ramera, y luego el capítulo 18 describe la destrucción de Babilonia. Es lógico que la séptima plaga ocupará la destrucción de Babilonia, lo que llamamos la “Hora de la Verdad”. Hemos estado predicando la caída de Babilonia el 25 de septiembre desde el 2013, cuando armamos nuestra descripción general de los Eventos de los Últimos Días, que muestran las líneas de tiempo de los 1290 y 1260 días de eventos visibles que terminan en esa fecha. Entonces, no hace mucho tiempo, obtuvimos más luz sobre el mes de 28 días como una “hora” en el reloj. Por lo tanto, nuestro entendimiento ha sido confirmado y mejorado a medida que nos acercamos más a esa hora de la destrucción de Babilonia.

Y los reyes de la tierra...harán lamentación sobre ella...diciendo: ¡Ay, ay, de la gran ciudad de Babilonia, la ciudad fuerte; porque en una hora vino tu juicio! (de Apocalipsis 18:9-10)

¿Qué describe Apocalipsis 18? Definitivamente la destrucción de Babilonia, pero ¿será una destrucción por medio de una guerra mundial? Difícilmente. Si entendemos el simbolismo correctamente, entonces la mercancía de Babilonia no está hablando de bienes literales. Se está hablando de las falsas enseñanzas, mentiras, supersticiones, tradiciones y otras cosas que el mundo compra, y a través de las cuales están atrapados.

Nos encontramos frente a la mayor batalla espiritual de todos los tiempos, y como hemos visto en las secciones anteriores, la oración por la paz en Asís demuestra que no está dirigida a ningún otro pueblo en el mundo entero, excepto a esta pequeña comunidad de fe que cree de acuerdo a Orión, que es el tiempo para la batalla de Armagedón, y no para la paz. El mundo entero está en contra de nosotros, ¡pero debemos mantenernos firmes, porque sabemos las razones de nuestra fe, y sabemos lo que está en juego!

Tenemos que ganar la guerra, y ¿cómo lo haremos? ¿Ganaremos la guerra si estamos dependiendo de una gran catástrofe para confirmar nuestra fe? La Biblia dice que la guerra no se gana por grandes eventos, sino por el Espíritu Santo:

Entonces respondió y me habló diciendo: Esta es palabra de Jehová a Zorobabel, que dice: No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos. (Zacarías 4:6)

¿Qué es lo que quiere decir Dios cuando dice que triunfaremos por “Mi Espíritu”? Es el Espíritu Santo, claramente, pero conocemos al Espíritu Santo por otro nombre: el Cuarto Ángel. Es el mensaje del Cuarto Ángel – el mensaje del Espíritu Santo – que es suministrado por el aceite que fluye de los olivos a las siete lámparas (Zacarías 4:2-3). Es a través del mensaje de Orión que nuestra fe está anclada en el regreso de nuestro Señor Jesucristo, el 24 de octubre de 2016. Nuestra fe no está anclada en la Tercera Guerra Mundial (o cualquier otra catástrofe) sino en la Palabra de Dios.

Tenemos que estar preparados para todas las posibilidades que puedan ocurrir. Tenemos que estar preparados para una interpretación completamente espiritual de las plagas si no hay una guerra mundial. Tenemos que deshacernos de la idea del tiempo de las plagas con catástrofes como tipo de película. Dios no está interesado en la muerte de miles de personas que mueren en una guerra mundial o en otra catástrofe porque no son Su pueblo. Lo que le importa a Dios es si NOSOTROS morimos, ¡porque somos Su pueblo, y si morimos, entonces Él muere! Todas las catástrofes son una cortina de humo; realmente se trata de una sola pregunta: ¿¡ENCONTRARÉ FE!? No se trata de supervivencia física, sino sobre si tu fe sobrevivirá hasta el final. Elena G. de White escribió acerca de eso de la siguiente manera:

Por más que un decreto general [25 de septiembre, 2015] haya fijado el tiempo en que los observadores de los mandamientos puedan ser muertos [25 de septiembre, 2016], sus enemigos, en algunos casos, se anticiparán al decreto y tratarán de quitarles la vida antes del tiempo fijado. Pero nadie puede atravesar el cordón de los poderosos guardianes colocados en torno de cada fiel. Algunos son atacados al huir de las ciudades y villas [saliendo de las iglesias]. Pero las espadas levantadas contra ellos se quiebran y caen como si fueran de paja. Otros son defendidos por ángeles en forma de guerreros... {MSV 277.1}

La visión de Elena G. de White habla en un lenguaje simbólico. ¿Qué representa una “espada” simbólicamente? ¡La palabra de Dios! Nuestros enemigos utilizan la Palabra de Dios en contra de nosotros, por ejemplo, citando Mateo 24:36, pero su falacia de hombre de paja no se sostiene ante nuestra defensa. Sus Biblias no tienen poder en sus manos.

Como es indicado en la cita, los enemigos no son conscientes del tiempo. Tenemos siete mil millones de personas en contra de nosotros que creen que la fijación de fechas es errónea. De eso es de lo que se trata, y es por eso que están orando por una extensión de tiempo a través de la paz. Su objetivo no es evitar la guerra, sino de matar nuestra fe. Pueden hacer la guerra o no hacer la guerra cada vez que quieran, esto es sólo un gran espectáculo. La reunión de Asís para orar por la paz es para que creamos que, si no pasa nada el 25 de septiembre, es debido a que su oración fue escuchada.

Tenemos que entender los planes del enemigo, como dice en Tras Líneas Enemigas. Él planea quitarnos nuestra fe, y si él puede hacer eso, entonces estamos muertos. Si nuestra fe es probada por unos días después del comienzo de la séptima plaga, tal vez Dios permitirá que el loco Kim Jong-Un presione el botón rojo para iniciar una guerra nuclear, ¿quién sabe? No podemos decir que no va a pasar, pero parece probable que no pasará. Nuestra fe debe mantenerse hasta el final, y si no perdemos la fe, entonces Jesús puede venir.

Apocalipsis 18 habla sobre la caída de todo el sistema babilónico. Todo el sistema babilónico se derrumbará por causa de un pequeño número de personas en la tierra. ¡Ese es nuestro poder! ¡Ese es el poder del mensaje del Cuarto Ángel! Un pequeño número de personas que no pierden la fe en la segunda venida.

Si alguno de ustedes borra de su mente el 24 de octubre del 2016, como mostramos en nuestro perfil de Facebook, entonces perdemos la guerra. Comprendan la seriedad de esto, y que Jesús sólo dijo que las siete estrellas no pueden ser arrancadas de Su mano. Debes proteger tu fe vigilantemente. Hay 24 tronos alrededor del trono de Dios – hay “144.000” que no deben morir. Si uno de ustedes cae, podría ser lo suficiente como para dar como resultado una guerra perdida.

Vengo como ladrón

Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él...pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado. (1 de Juan 1:5,7)

Es una promesa tantas veces repetida que muchos cristianos la han aprendido de memoria. Pero, ¿te das cuenta de lo que dice? Hay un gran “SI” allí. Si queremos saber si realmente creemos en Jesús, como todos los cristianos afirman, entonces podemos evaluar si estamos caminando en la luz que Él nos ha dado. ¡Sólo entonces tenemos comunión los unos con los otros y con el Padre, y sólo entonces la sangre de Jesucristo nos limpia de todo pecado!

Es una triste realidad que muchos de los que dicen ser seguidores de Jesús, en la realidad caminan en la oscuridad. El caminar en la oscuridad no se refiere a aquellos que simplemente no tienen luz mayor, sino se refiere a aquellos que eligen más las tinieblas que la luz. Esto se puede ver claramente cuando se presentan Escrituras claras a las personas, pero en lugar de considerar la luz de la Biblia, escogen sus propias tradiciones. Ellos no quieren caminar en la luz, porque no están dispuestos a hacer el sacrificio necesario. Ellos sólo quieren sentirse bien consigo mismos.

El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. (Juan 3:18-19)

Muchos dicen que todo lo que es necesario es “creer en el Señor”, y serás salvo. Y eso es cierto, pero ¿qué significa creer en el Señor? Esta cita nos da la respuesta de manera inversa: si los que no creen están condenados porque amaron más las tinieblas que la luz, entonces ¡los que creen deben amar la luz y venir a la luz! Pablo entendió esto cuando escribió a los Tesalonicenses:

Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. (1 Tesalonicenses 5:1-6)

Él sabía que ellos creían y que eran hijos de la luz, es decir, que amaban la luz en vez de la oscuridad. Esta es la razón que él dio, para que aquel día de la destrucción repentina no vendría sobre ellos como un ladrón. Él sabía que luz vendría que los preservaría de la sorpresa, y simplemente les animó a velar sobriamente por esta.

El mensaje de Orión es ¡la luz que Pablo insinuó que vendría! Es acerca de la venida de Jesús, no se trata de la Tercera Guerra Mundial. Una de las cosas que diferencia a este mensaje de otros mensajes de tiempo es que está lleno de significado espiritual y relevancia para la perfección del carácter cristiano necesario para recibir al Señor sin ver la muerte. Destaca la revelación de verdades importantes a través de la historia de la Iglesia Adventista, y deja en claro la diferencia entre el camino de Dios y el camino del diablo. Es el último gran faro de la verdad para guiar el camino a casa en estas escenas finales antes de la Segunda Venida.

Por eso ¡es muy importante darse cuenta de cuál es su propósito y lo que no lo es! Nos podría haber gustado si pudiéramos decir con certeza que un gran evento ocurriría en un día determinado, y cuando llegue el día, sucede tal y como lo esperábamos, y entonces todo el mundo se maravilla sobre la exactitud profética del mensaje en nuestras manos. Pero ¿es ese el propósito del mensaje? ¿Es para que podamos experimentar esa reivindicación finalmente? ¡No! ¡Es para que podamos estar preparados para encontrarnos con Aquel que amamos y hemos estado esperando toda nuestra vida en conocer! Lo que sea necesario para que eso ocurra, el mensaje lo ofrece. La fe que puede soportar la demora es desarrollada a medida que pacientemente esperamos al Señor, confiándonos a Su cuidado en todos los sentidos. Esta ha sido la experiencia de nuestra travesía.

¿Y qué pasa con aquellos que no aceptan la luz que ha venido al mundo a través de este mensaje? Jesús viene sobre ellos como ladrón. Ahora permitan que esto penetre en sus mentes por un momento. Él VIENE sobre ellos como un ladrón. Eso significa que ellos no Lo estaban esperando hasta el momento en que Lo ven en las nubes. Jesús dijo que sería como lo fue en los días de Noé, y dijo que los impíos “no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos.” (Mateo 24:39) ¡No fue hasta que se estaban ahogando en el diluvio que finalmente conocieron el tiempo de su visitación! Ellos no sintieron que el fin estaba cerca, pero se burlaron de Noé, incluso después de que él y su familia fueron encerrados en el interior del arca por medio de una manifestación divina.

Del mismo modo, debemos mantener nuestra fe hasta que se vuelva vista y veamos el rostro de nuestro Señor, incluso si no hay una guerra nuclear u otro cataclismo para despertar a la gente a la cercanía de Su venida, sino que simplemente siguen burlándose hasta que sus rostros se vuelvan pálidos cuando nos vean ascender y caigan al suelo a nuestros pies. ¡Si uno de los 144.000 pierde su fe en que el Padre envió este mensaje de Jesús en Orión a través del Espíritu Santo, entonces ese es el fin del juego! Todo el Universo está dependiendo de que nosotros mantengamos la fe hasta el final. Sí, la FE – no la vista – hasta el final. Jesús dijo:

¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra? (Lucas 18:7-8)

Ha sido necesario para todos los hijos de Dios en cada siglo demostrar la fe. Los primeros discípulos tenían fe en que el Hombre que siguieron fue enviado por el Padre y se levantó de entre los muertos. Los cristianos a lo largo de los próximos dos milenios tenían fe en que las palabras de la Escritura eran ciertas y que el Hombre descrito en la misma fue resucitado de entre los muertos, ascendió a los cielos, y volvería como Lo prometió. Para nuestro tiempo, Jesús pregunta si hallará fe CUANDO ÉL VENGA. La fe requerida cuando regrese es la fe que el mensaje de Su regreso (El Mensaje de Orión) es la Revelación enviada del Padre.

Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días. (Daniel 12:2)

La bendición de Daniel 12 es para los que llegan al final de los 1335 días. Es para aquellos que tienen el sello de tiempo en Orión todo el trayecto hasta el final, todo el recorrido hasta que nuestra fe se convierta en vista. Nuestra fe no se convierte en vista al inicio de la guerra nuclear, pues ¡nuestra fe no es en la guerra nuclear, sino en la venida de Jesús! Nuestra fe se vuelve vista cuando miramos hacia arriba y Lo vemos volver con nuestros propios ojos. Entonces, la bendición es conferida a medida que seamos cambiados en el parpadeo de un ojo y seamos arrebatados juntamente con los santos resucitados.

Sin embargo, la realidad es que ¡no sabemos exactamente qué tan pronto Lo veremos! Hemos dicho que puede ser al comienzo de la hora de la verdad, cuando lleguemos a la estrella del Caballo Blanco en el ciclo de las plagas. ¡Pero nuestra fe debe perdurar, incluso si “no pasa nada” en la séptima plaga! ¡Debemos aferrarnos a nuestra fe, incluso en la hora de la verdad! Todo lo que tenemos es el último día de Su viaje: el 24 de octubre de 2016.

Piensen en esto científicamente por un momento. No sabemos CÓMO viaja exactamente la Ciudad Santa, y CÓMO puede ir a más de 1200 años luz en siete días, pero para recorrer esa distancia en siete días o incluso 28 días para ser conservadores, se requeriría viajar a velocidades de cientos de miles de veces la velocidad de la luz. En términos de la física clásica, no la veríamos venir, ya que llegaría antes de que las ondas de luz de su movimiento lleguen a nuestros ojos (hasta que disminuya la velocidad, por supuesto). Podría ser que la ciudad va a abrir algo así como un agujero espacio-temporal para llegar hasta aquí sin la molestia de largas distancias, pero sigue siendo lo mismo: no la veríamos hasta que suceda. Es muy posible que no veremos ninguna prueba visible hasta el mismo día del regreso de Jesús. Esto nos pondría en una posición similar a la de los Milleritas. Tendríamos que esperar hasta el último momento por la fe, si no llegamos a ver antes de que suceda.

¿Qué pasa con la pequeña nube negra que crece más y más brillante? Ya dimos una explicación para eso en el último artículo, ¡Es el Señor! No era nuestra intención excluir una nube literal de ángeles que aparece siete días antes de la venida, pero es posible que no habrá un segundo cumplimiento de esa profecía siete días, o cualquier número de días, antes de la fecha real de la segunda venida. Ha sido cumplida en el mensaje de Orión, que comenzó a ser proclamado en estos últimos siete años (los siete días).

En resumen, tengamos cuidado de no perder nuestra fe, porque ¡podría ser fatal si lo hacemos! Nuestra fe es que el Señor ha enviado al Espíritu Santo con este mensaje en el derramamiento de la Lluvia Tardía, un mensaje de preparación espiritual para encontrarnos con nuestro Dios, el 24 de octubre de 2016. ¡NO es una fe en que las trompetas despertarán al mundo, o que las plagas serán literales, o que Betelgeuse se hará supernova, o que bolas de fuego caerán, o que la guerra nuclear diezmará a la tierra! Es una fe que viviremos para ver el regreso del Señor en paz. Que esta, vuestra fe, se convierta en una realidad para cada uno de ustedes, independientemente de lo que suceda entre ahora y entonces. Sí, ven, Señor Jesús. ¡Maranata!

< Anterior

Somos la GranjaNubeBlanca en YouTube!

Canal GranjaNubeBlanca

Desde noviembre de 2016 estamos publicando nuevos estudios en GranjaNubeBlanca. Con la certificación del Notario celestial, nuestro plazo para publicar artículos ha terminado, ¡pero no es el fin de nuestra obra! Las profecías se están cumpliendo a toda velocidad, y con el comienzo del primer ay el 5 de diciembre de 2017, hay mucho que compartir que se presta para ser comunicado por un medio diferente: videos.

Te invitamos a suscribirte, compartir y visitar a menudo para que puedas seguir informado sobre los últimos desarrollos proféticos y obtener un mejor entendimiento del último mensaje de advertencia enviado a un mundo moribundo. En Su misericordia, Dios ha dado un marco profético en el cual los eventos actuales (de los últimos días) pueden ser entendidos apropiadamente, de modo que a través de este mensaje, ¡te damos las noticias de hoy ayer!