El Último Conteo

Publicado originalmente el 16 de agosto de 2015 in inglés en www.lastcountdown.org.

Este artículo está dirigido a mi compañero de viaje y buscador de la verdad. Es un recorrido que, para la mayoría, está lleno de caminos sinuosos y desvíos involuntarios. Pero la verdad será encontrada por aquellos que la desean con todo su ser, no siendo perturbados ante errores anteriores ni desanimados por las trampas en las que tan fácilmente nos tropezamos. En el mundo hay una algarabía de voces contradictorias las cuales todas pretenden expresar la verdad. ¿En quién podemos confiar? ¿Qué voz es la voz verificable de la verdad en la Tierra?

Está más allá del alcance de este artículo presentar las evidencias de la existencia de Dios o de manera objetiva dirigir a alguien de cualquiera de las religiones del mundo a una creencia en Jesucristo. Esto se ha hecho antes, y si tienes dudas acerca de esto, te animo a leer el libro acerca de la búsqueda metódica y minuciosa de un hombre que lo llevó de su sistema de creencias no cristianas en la India a una creencia en Jesús, simplemente al considerar la evidencia a favor o en contra de cada vista religiosa del mundo.[1] El autor resume su búsqueda en un seminario que también está disponible en YouTube.[2]

Las voces que afirman tener la verdad son escasamente menos discordantes dentro del cristianismo. ¿Dónde está la caligrafía de Dios, y en qué clase de verdad cristiana deja Él Sus huellas dactilares? Debe haber evidencia verificable que nos señale en la dirección correcta, al igual que la hay para señalarnos al cristianismo. Hay muchos que han presentado las evidencias que apuntan a la doctrina adventista del séptimo día como siendo la más cercana a la interpretación bíblica sólida,[3] y estas no serán repetidas aquí. Sin embargo, me gustaría incluir un resumen de un profesor de física en la India que, como el autor señalado anteriormente, siguió el rastro de evidencias y llegó al mismo resultado.[4]

Al continuar mi búsqueda de la verdad percibí que el compendio de lo que la Iglesia Adventista sostiene no es otra cosa que una ciencia, consistente, sistemática y organizada. Elena de White la llama la ciencia de la salvación. Creo que existen cuatro razones valederas para afirmarlo.

1. Hay una lógica teorética. En las teorías científicas debe haber una estructura lógica. En la historia del gran conflicto entre Dios y Satanás existe una estructura lógica. Es la lógica del amor. El amor perfecto y puro opera de acuerdo con una lógica propia. El problema con la mayoría de las personas es que poseen un asimiento débil de esta lógica y luego suponen que no hay una lógica. Pero la lógica está allí y es una lógica hermosa si solamente la podemos aprehender.

2. Hay evidencias experimentales. Las teorías científicas deben ser comprobadas en laboratorios para su veracidad. La historia del gran conflicto se comprueba en la historia humana por su veracidad. Es decir, la tierra es el laboratorio. La historia humana es el gran experimento llevado a cabo para decidir entre lo que es bueno y lo que es malo. Muchas personas son engañadas al percibirlo de esa manera. Pero este es el más grande de los experimentos.

3. Hay predicciones. En la ciencia, si las predicciones resultan ser correctas, entonces se supone que la teoría es válida. En el caso presente, tenemos profecías, muchas de las cuales son predicciones. Muchas profecías han resultado correctas. Esto da solidez a las verdades que la Iglesia Adventista expone. La más grande de todas las predicciones es que Jesús vendrá otra vez. Yo creo que esto se verificará muy pronto en la historia humana.

4. Hay una interacción positiva con otros campos de la ciencia. Una buena teoría científica en un área a menudo lanza considerable luz sobre otras áreas. El tema del gran conflicto y el aspecto mundial de la Iglesia Adventista explica la vida en su variada complejidad.

El método científico
Figura 1 – Los Pasos del Método Científico

Un enfoque científico para los no científicos

No creas ni por un momento que un enfoque científico a la religión significa que sólo los científicos educados pueden seguirlo y discernir la verdad. Todo lo contrario. Los científicos usan el método científico porque es natural. Cada niño desde su infancia usa el método científico para aprender sobre el mundo que le rodea. Hay varios pasos básicos que se siguen, conscientemente o inadvertidamente, que pueden ser ilustrados como en la Figura 1. La observación por lo general se considera como un paso en sí mismo, pero en realidad, es hecha en un segundo plano en todo momento, y no sólo en un paso del proceso.

Considera cómo llevamos a cabo este proceso, incluso sin pensar en ello. Un niño está constantemente observando. Ellos están haciendo pequeñas conexiones – viendo pequeñas relaciones – y de esta manera ellos aprenden cómo funciona la vida y las cosas en ella. Esas pequeñas conexiones se derivan de las observaciones que responden a su curiosidad. Por ejemplo, un niño que crece en un hogar donde nadie tiene sobrepeso, ve a su madre, quien está visiblemente embarazada. Él entiende que su vientre es más grande porque hay un bebé en el interior. Luego él ve a alguien fuera de la familia que tiene una barriga grande, debido a que tiene sobrepeso, y ¡le pregunta si también está embarazada! Él tenía la “pregunta” o la curiosidad sobre el tamaño de los vientres, y formó una hipótesis basada en sus observaciones en su hogar. Su pregunta acerca de la persona con sobrepeso era la prueba de su idea, y la respuesta de sus padres le daría los resultados para poder mejorar su entendimiento (y ¡evitar otra situación potencialmente embarazosa!). La próxima vez que tengas la oportunidad de escuchar a los niños conversar entre sí cuando no piensan que un adulto los está escuchando, encontrarás que la comunicación de sus pequeños resultados de pruebas también ¡es una parte natural (y, a menudo humorística) de la vida!

El método científico funciona porque la naturaleza funciona según leyes fijas. No importa qué tan amplio o detallado, todo proceso natural tiene un cierto conjunto de leyes aplicables, y aprendemos acerca de esas leyes a través de la observación y la medición. Entendiendo que la Biblia es una revelación escrita inspirada por la misma Fuente que creó la naturaleza que nos rodea, no debería ser ninguna sorpresa para nosotros que hay leyes de la revelación, así como hay leyes de la naturaleza. Y aprendemos acerca de las leyes de la revelación en la misma forma que cualquier otra ley: a través de nuestras observaciones y mediciones.

Por ejemplo, considera el uso del número siete en la Biblia. Es un número muy común en la Biblia, y es especialmente destacado en el libro de Apocalipsis, con sus siete estrellas, siete iglesias, siete sellos, siete trompetas, siete plagas, y otros sietes. Ésta es una observación. Una pregunta lógica sería: “¿Qué tiene de especial el número siete?” Ahora comparamos nuestras observaciones, en busca de patrones hasta que tengamos una idea. Podríamos reconocer que su primera aparición es en el relato de la Creación con los seis días de la creación, seguidos por el descanso del sábado, completando la semana de siete días, y sugerimos que tiene algo que ver con la terminación de lo que se refiere a la Creación. Ésta sería nuestra hipótesis, o “suposición educada”, que podría ser probada al evaluar si otras ocurrencias del número siete en la Biblia encajan consistentemente con esa idea. Podemos analizar estas observaciones adicionales, y compartir lo que aprendemos con los demás. Cuanto más observamos y descubrimos patrones y relaciones, más entendemos los detalles del tema.

El crecimiento llega a través de errores

Invariablemente, sin importar que tan bien entendemos algo, hay algo más que podemos aprender acerca de ello, y tal vez necesitemos pulir nuestro entendimiento basado en datos adicionales. Por ejemplo, Isaac Newton describió la ley de la gravedad en términos matemáticos que explicaron sus observaciones del siglo 18 perfectamente. No había ningún problema durante varias décadas, hasta que mediciones más precisas pudieron ser hechas que mostraron pequeñas desviaciones de la ley de Newton en ciertas circunstancias. Ninguna explicación satisfactoria para estas observaciones desviadas pudo proporcionarse por varias décadas más, hasta que Albert Einstein postuló su teoría de la relatividad, que perfecciona la ley de Newton para aquellos casos donde es necesaria la precisión adicional.

Lo mismo puede decirse de los estudios de la Escritura. Podemos pensar que entendemos algo completamente, hasta que es traído a nuestra atención un versículo o versículos que no encajan bien con nuestro entendimiento. Entonces tenemos que perfeccionar nuestra comprensión de una manera que armoniza los nuevos datos con los viejos a través de un principio unificado. Este proceso es repetido frecuentemente en cada línea de estudio científico, y si somos honestos en nuestro estudio de la Biblia, lo experimentaremos allí también. Invariablemente, cuando se lleva a cabo fielmente, este método perfeccionará nuestra comprensión de la verdad con cada ciclo del proceso.

Sin embargo, a veces es el caso, que este proceso de aprendizaje se retarda, o incluso parece detenerse por completo. La curiosidad infantil natural ha menguado y ha sido sustituida por una satisfacción con lo que ya se conoce. El deseo de aprender ha sido suplantado por el deseo de dar la apariencia de estar en lo correcto. Esta es una tragedia terrible, pero es muy generalizada. Muchos, por diversos medios, han creído la mentira de que ellos no pueden aprender más, o que el aprendizaje es peligroso (por temor a estar equivocados). Con demasiada frecuencia, nos conformamos con las cosas que pensamos que entendemos bien, para que no tengamos que sufrir estando equivocados. Sacrificamos el crecimiento por temor al error.

¿Eres consciente de que son aquellos que están a la vanguardia de su disciplina los que más a menudo están equivocados? Los científicos que están abriendo campo con nuevas investigaciones, hacen muchos giros equivocados y descartan muchas de sus ideas antes de que puedan captar sólidamente la verdadera imagen de sus estudios. No es diferente con el estudio bíblico. Por ejemplo, en los años formativos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, había creencias que debían ser corregidas y perfeccionadas. A medida que Guillermo Miller estudió la profecía de los 2300 días de Daniel, él por error contó el inexistente “año cero”, lo que llevó al pequeño chasco de 1843. Cuando el pueblo decepcionado trató de comprender mejor la línea de tiempo, fue cuando el error fue descubierto y la fecha fue corregida a 1844. Y de nuevo, sólo después de que esa fecha perfeccionada pasó, fue que los creyentes terriblemente desilusionados regresaron de nuevo para comprender su error.

Ellos estaban siguiendo el método científico. El resultado de su prueba demostró que su hipótesis era incorrecta, y podría haber tres posibles explicaciones: o la fecha era errónea, o el evento era equivocado, o la Biblia estaba errada. Mientras que algunos pudieron haber perdido la fe en la Biblia, la mayoría asumió que la fecha era errónea y que en realidad la profecía de la Biblia no tenía relevancia para ellos. De hecho, la mayoría de los protestantes de hoy creen que la profecía de Daniel de los 2300 días fue un período literal de tiempo durante el reinado de Antíoco Epífanes, quien profanó el templo judío cerca del final de su vida en los años 160 a.C. Sin embargo, la evidencia que apoya este punto de vista, es bastante limitada en comparación con la evidencia que apunta a una aplicación de 2300 años.[5]

La visión de Hiram Edson
La visión de Hiram Edson del Santuario Celestial después del Gran Chasco de 1844.

Por esta razón, los que siguieron el rastro de la evidencia no podían negar que la fecha era válida, así que trataron de entender mejor el significado de la profecía, que habían interpretado originalmente como refiriéndose a la Segunda Venida de Jesús. Este es el proceso de refinamiento que cada investigador conoce muy bien al abandonar viejas ideas a favor de una verdad nueva, más amplia y coherente. Una hermosa doctrina del Santuario en el Cielo (según el cual el santuario terrenal fue modelado[6]) nació para aquellos que soportaron los dolores como de parto de corregir las ideas equivocadas y hacer frente a sus conocidos burlones.

Por alguna razón, a pesar de que es normal en la ciencia hacer y corregir errores, los investigadores religiosos son sometidos a un estándar imposible, como si ellos fueran Dios, conociendo el fin desde el principio, cuando en realidad, no son más que estudiantes, tratando de entender a Dios y Sus profecías. Los que permiten que los estudiantes de la profecía tomen una posición más humilde discernirán que aun cuando el Espíritu Santo está guiando, errores humanos todavía son hechos y corregidos, pero el conocimiento en desarrollo es la verdad que la Luz del Espíritu Santo está revelando.

Permíteme reiterar este punto importante una vez más: la investigación a la vanguardia, ya sea en un campo de la ciencia o de la profecía, necesariamente va a estar llena de ideas erróneas, malas aplicaciones, y tendrá que ser reformada y perfeccionada con regularidad, pero el concepto verdadero saldrá de todo esto con un pulido brillante. Siempre ha sido así. Ha sido así con las doctrinas de la Iglesia Adventista del Séptimo Día establecidas desde hace tiempo; éstas han resistido la prueba del tiempo, y continúan brillando con esplendor, a pesar del lodo que negadores tratan de arrojar sobre ellas, y a pesar de las ideas equivocadas de donde nacieron.

Las verdades en las cuales ponemos nuestra confianza como teniendo una base sólida, una vez fueron suposiciones provisionales con poco respaldo conocido. Pero el proceso cíclico de preguntas, pruebas y observación ha refinado las ideas y fortalecido su soporte. Ahora ya no son campos de investigación fructífera. Es positivamente irrazonable insistir que nuevas investigaciones deben ser juzgadas de acuerdo al mismo estándar que ha soportado muchas pruebas y mucho refinamiento. En lugar de criticar los fracasos de los investigadores, ¡participa con ellos en el estudio para perfeccionar sus ideas!

Este ha sido el caso con el Ministerio ÚltimoConteo. Hemos estado a la vanguardia de la investigación profética de los últimos tiempos, y como es de esperarse, hemos cometido errores y malas aplicaciones, y hemos tenido que refinar nuestras ideas muchas veces. Pero cada vez que lo hacemos, nuestra comprensión es desarrollada y la verdad que el Espíritu Santo está revelando se vuelve más clara y brilla con mayor resplandor. ¿No sería genial, si muchas más voces se unieran a nosotros en estudio? No por medio de ofrecer sus propios estudios independientes contradictorios (que a menudo se nos presentan como estando “en perfecta armonía” con el mensaje que Dios ha estado revelando a través de este ministerio), sino a través de tomar las muchas pistas de nuestros artículos, y estudiando esas cosas, de esa manera refinando el panorama general. ¿No sería este un mejor enfoque, que llamarnos falsos profetas y asumir que estamos siendo guiados por el diablo, porque creemos que Dios ha revelado el tiempo?

Cuando recordamos los últimos cinco años de ministerio público, y vemos lo que ha sido revelado, lo que ha resistido la prueba del tiempo y el refinamiento, estamos en mejores condiciones para evaluar el mensaje y su fuente. En cuanto a mí, no puedo comprender cómo puede estar todo equivocado. Hay demasiada evidencia a favor, aunque no siempre siga la hermenéutica que nuestros teólogos les gusta pensar es el único método seguro de interpretación. Permíteme resumir.

La conexión de Orión

La Constelación de Orión
Las siete estrellas y la Nebulosa de Orión.

La Biblia habla más sobre Orión de lo que puedes percibir en un principio. Hay tres referencias obvias[7] a ello, y en cada caso, está asociado con las “siete estrellas”. Hablando de Dios, Job dice que,

El hizo la Osa, el Orión y las Pléyades, Y los lugares secretos del sur. (Job 9:9)

Más tarde, cuando Dios responde a Job desde el torbellino, Él pregunta, entre otras cosas,

¿Podrás tú atar los lazos [las dulces influencias – versión KJ inglés] de las Pléyades, O desatarás las ligaduras de Orión? (Job 38:31)

Y Amós dirige a Israel a

buscad al que hace las Pléyades [las siete estrellas – versión KJ inglés] y el Orión, y vuelve las tinieblas en mañana, y hace oscurecer el día como noche; el que llama a las aguas del mar, y las derrama sobre la faz de la tierra; Jehová es su nombre: (Amós 5:8)

Las Pléyades
Las Pléyades

Nota que la palabra traducida “las Pléyades” en los dos primeros versículos es la misma palabra hebrea que es traducida “las siete estrellas” en la versión King James en inglés en la tercera referencia. Las Pléyades es una agrupación de varias estrellas brillantes, pero es difícil trazar una línea identificando las siete más brillantes. Orión, por otro lado, tiene siete estrellas que son claramente más brillantes que las otras. Estas son consideradas el “número de estrellas principales” de la constelación,[8] mientras que hay cerca de nueve estrellas principales en las Pléyades: las siete hermanas y sus dos padres, según el mito griego.[9] Por lo tanto, debe quedar claro que las referencias aquí a las “Pléyades” son en realidad una referencia a las siete estrellas de Orión.

Las siete estrellas son destacadas en el comienzo del libro de Apocalipsis. Se presentan allí como estando en la mano derecha de Jesús, y son identificadas como los ángeles o mensajeros, de las siete iglesias.[10] Observa las palabras que Elena de White usa para describir su aplicación:

“El que tiene las siete estrellas en su diestra... dice estas cosas.” Apocalipsis 2:1. Estas palabras son dirigidas a los maestros de la iglesia, a aquellos a quienes Dios confió pesadas responsabilidades. Las dulces influencias que han de abundar en la iglesia están vinculadas estrechamente con los ministros de Dios, quienes deben revelar el amor de Cristo. Las estrellas del cielo están bajo su dirección. Las llena de luz; guía y dirige sus movimientos. Si no lo hiciera, llegarían a ser estrellas caídas. Así es con sus ministros. Son instrumentos en sus manos, y todo lo bueno que pueden hacer es realizado por medio del poder divino. Por medio de ellos se difunde la luz del Salvador, quien ha de ser su eficiencia. Si tan sólo miraran a él como él miraba al Padre, serían capacitados para hacer su obra. Cuando dependan de Dios, él les dará su esplendor para reflejarlo al mundo. {HAp 468.3}[11]

Ella hace una clara referencia a las dulces influencias de Job 38:31 (ver la referencia anterior – la única vez que ese término aparece en la Biblia) estando vinculadas con las siete estrellas – los ministros de Dios – que se refieren, como ya mostramos, a las estrellas de Orión. En la cita, ella incluso habla de las estrellas del cielo, lo que indica que existe una correlación simbólica con las estrellas literales del cielo. Esto sugiere que hay un mensaje acerca del carácter representado en Orión que debe estar vinculado estrechamente con los ministros de Dios – los instrumentos que Él ha elegido para reflejar Su resplandor al mundo.

¡Pero la correlación no termina ahí! Observa que el versículo dice que hay “ligaduras de Orión” y Dios pregunta si Job puede “desatarlas” o soltarlas. Compara esto con el libro sellado en Apocalipsis 5:

El libro de los siete sellos
El libro de los siete sellos

Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro [un rollo] escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos [que están atados con las “ligaduras de Orión”]. Y vi a un ángel fuerte que pregonaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos? (Apocalipsis 5:1-2)

Jesús está representado en los siguientes versículos como un Cordero inmolado, y solo Él es encontrado digno de tomar el libro de Su Padre y desatar sus sellos.

Si seguimos la hipótesis de que este libro está representado en Orión, entonces podríamos probar esto explorando los otros detalles del entorno de esta escena, y compararlos con el entorno de Orión. Si en realidad Dios planificó esta relación, entonces no debería haber ningún conflicto en cualquier punto. No sólo es el entorno que debe coincidir, sino como hemos señalado, debe haber un mensaje acerca del carácter allí, y hay otras descripciones que también todas deben armonizar. ¡Así que echemos un vistazo!

Antes que nada, vemos que el Cordero inmolado es la llave para abrir el libro, y Él está presente en el centro de la escena:

Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra. (Apocalipsis 5:6)

Observa que una distinción es hecha entre los dos grupos. En el primer grupo está el trono y los cuatro seres vivientes, y esto está separado literariamente de los ancianos por un segundo uso de “en medio”. Vamos a volver a esto en un momento, pero primero hay una pista en la parte restante del versículo de que esto tiene algo que ver con la historia de la Tierra porque menciona específicamente a los “siete espíritus de Dios enviados por toda la Tierra” como siete ojos velando por los asuntos de la Tierra. En el capítulo anterior, estos siete espíritus son representados como “siete lámparas de fuego ardiendo delante del trono.”[12]

En el contexto de Orión, esto indica que sus siete estrellas (¡adecuadamente descritas como lámparas de fuego!) revelan cosas de los acontecimientos en la Tierra. De hecho, las estrellas son los indicadores que identifican eventos notables de la historia. Los cuatro seres vivientes y el trono están separados de los veinticuatro ancianos porque no están representados de la misma manera en Orión. De hecho, mientras que el trono (las tres estrellas del cinturón) y los cuatro seres vivientes (las cuatro estrellas exteriores) están claramente representados, los veinticuatro ancianos no son visibles como estrellas.

En el centro está el Cordero “como inmolado”. Entendiendo que las tres estrellas del cinturón representan el trono, esperaríamos que la estrella de Jesús esté a la mano derecha del Padre, como se menciona muchas veces en la Biblia.[13] Y dado que estarían frente a la Tierra,[14] Su mano derecha estaría a nuestra izquierda. De hecho, el antiguo nombre de la estrella de la izquierda del cinturón es Alnitak, un nombre árabe que significa “Él que fue herido,”[15] que es una referencia a las heridas de Jesús: el Cordero que fue inmolado.

Hay una nota interesante en la descripción de los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos:

Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro están llenos de ojos; y no cesan día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. Y cuando los seres vivientes dan gloria y honor y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, [entonces] los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: Señor, eres digno de recibir la gloria y el honor y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas. (Apocalipsis 4:8-11, RVR 1977)

Esto está describiendo una relación entre los dos grupos. Cuando los cuatro seres vivientes dan gloria a Dios, es cuando los veinticuatro ancianos lo adoran. Esto indica una relación en el tiempo. Hay ciertas ocasiones cuando esto sucede. Y observa también que adoran a Dios por Su presencia en el tiempo: ¡pasado, presente y futuro! Claramente, entonces, estos seres vivientes y los ancianos tienen una relación especial con el tiempo y la historia de la Tierra.

El hecho de que ellos Lo adoren continuamente, pero sólo en ciertas ocasiones Le den gloria especial, puede ser entendido en el contexto de Orión considerando que mientras las estrellas están siempre presentes, ellas adicionalmente marcan ciertos momentos específicos de la historia (en el pasado y futuro), cuando dan alabanza especial. Y aquí es donde los veinticuatro ancianos entran en el juego, sentados en un círculo alrededor del Cordero que fue inmolado. ¡Ellos sirven como marcadores alrededor de este reloj de la historia! Su alabanza también les identifica con intervalos regulares de tiempo, ya que en esta escena ellos alaban al Señor tanto por Su Creación y en el siguiente capítulo por Su redención:

y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; (Apocalipsis 5:9)

Cada siete días, el sábado da ocasión especial para recordar los actos de Dios de Creación y de redención:

Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; más el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna,... Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó. (Éxodo 20:8-11)

Guardarás el día de reposo para santificarlo, como Jehová tu Dios te ha mandado. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo a Jehová tu Dios; ninguna obra harás... Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto [pecado], y que Jehová tu Dios te sacó de allá [te redimió] con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo. (Deuteronomio 5:12-15)

La escena de la Sala del Trono también fue vista por Daniel, quien la describió brevemente de esta manera:

Estuve mirando hasta que fueron puestos tronos, y se sentó un Anciano de días, cuyo vestido era blanco como la nieve, y el pelo de su cabeza como lana limpia; su trono llama de fuego, y las ruedas del mismo, fuego ardiente. Un río de fuego procedía y salía de delante de él; millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él; el Juez se sentó, y los libros fueron abiertos. (Daniel 7:9-10)

En esta delineación vemos que es en el tiempo del juicio. Cada adventista debe reconocer esto como el comienzo del anti-típico Día de la Expiación que comenzó en 1844. Esta fecha se deriva de la profecía de los 2300 días de Daniel 8, donde los días representan años, como suele ser el caso en la profecía bíblica. El reloj en Orión, que representa el anti-típico Día de la Expiación, continúa esta relación de día-año, por lo que los 24 ancianos, que representan los intervalos semanales del sábado, en realidad representan los años sabáticos cada siete años que Dios había instituido para Su pueblo después de su vagar por el desierto:

Pero el séptimo año la tierra tendrá descanso, reposo para Jehová; no sembrarás tu tierra, ni podarás tu viña. (Levítico 25:4)

Por lo tanto, estos 24 ancianos, como las horas alrededor de un reloj de 24 horas, especifican la duración del Día de la Expiación: los 24 ancianos x los 7 años por cada anciano = 168 años. Este período, conocido como el Juicio de los Muertos, terminó en el Gran Sábado del Día de la Expiación, el 27 de octubre de 2012. Al igual que el mayor de los Grandes Días de todo el cristianismo, el día en que Jesús yacía en la tumba fue un día de luto para los seguidores de Cristo, ese día en 2012 fue un día de pena para Su remanente, ya que el toque de difuntos resonó para la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cuando celebró el Día católico de la Creación (llamándolo el Sábado de la Creación, como si fuera exclusivo para ese sábado) en honor a la autoridad asumida de Roma.

El patrón

El entorno descrito en Apocalipsis 4 y 5 es el escenario para todo el libro de Apocalipsis, así que, si de hecho el entorno describe a Orión, entonces todo lo demás en la profecía: los sellos, las trompetas, las plagas, etc. ¡debe encajar en toda la estructura de Orión también! Esto es prueba adicional de la hipótesis, ¡y no tenemos que tratar de adivinar al respecto! La Biblia nos da pistas para dirigir nuestro estudio. El pueblo de Dios es caracterizado como los que “guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.” [16] En la antigüedad era Israel quienes eran los guardianes de la Ley de Jehová.

Su éxodo de Egipto y su entrada a la Tierra Prometida de Canaán era simbólica de la liberación del hombre del pecado (Egipto) y la entrada al Cielo (Canaán). Así que, cuando Josué condujo a los hijos de Israel a través del Jordán para conquistar Jericó y poseer la tierra, era símbolo de Jesús salvando al hombre del pecado y llevando a Su pueblo al Cielo. Por lo tanto, conociendo Su futuro liderazgo, Dios les dio instrucciones específicas y aparentemente arbitrarias de cómo conquistar la ciudad, ya que estas instrucciones presagiaban Su liderazgo en el futuro.

La caída de Jericó
La caída de Jericó

Ellos dieron vuelta alrededor de la ciudad seis veces, una vez al día durante seis días, antes de darse siete vueltas en el séptimo día. El patrón establecido en los primeros seis días fue repetido entonces con una séptima vuelta todo en un día.

Los adventistas están muy familiarizados con la aplicación de las siete iglesias, y los siete sellos del Apocalipsis a la historia cristiana, pero no reconociendo la aplicación del modelo de Jericó, ellos han asumido que sólo hay una serie. Pero el modelo nos muestra que las primeras seis se repiten antes de que llegue la séptima. Esto es cierto para las iglesias, los sellos y las trompetas, los cuales corren de forma simultánea, al igual que el ejército (que representa a la iglesia) marchó alrededor de Jericó con la Ley (que representa el sello) mientras tocaban las trompetas.

El rastro de la evidencia

Sería demasiado resumir todas las correlaciones para cada uno de estos eventos. Hemos presentado todo esto antes en detalle, pero estoy repitiendo aquí algunas en forma resumida para demostrar que, si seguimos el método científico, descubrimos que, a pesar de que todavía hay preguntas (como siempre ocurre, no importando cuán profundamente se estudie), hay un rastro de evidencia largo que demuestra que hay un diseño sobrenatural en este mensaje, incluso si algún refinamiento es necesario debido a un entendimiento limitado. Si dejas de lado las ideas preconcebidas y prejuicios, será claro.

Lo que hemos estado presentando durante los últimos cinco años son muchas correlaciones las cuales todas apuntan a la veracidad de este mensaje. Si quieres desacreditar este mensaje, no es suficiente decir simplemente que es incorrecto debido a la fijación de fechas o alguna otra razón. Debes dar una mejor respuesta a las muchas soluciones que ofrece. ¡Debes proporcionar una mejor explicación para cada texto que éste explica! Puede ser que este mensaje no fue presentado por nosotros en la forma perfecta, pero es lo mejor que tenemos. Te corresponde a ti, ya sea perfeccionarlo o, si no te gusta, entonces encontrar algo mejor. ¡Pero no digas solamente que no es cierto!

¿No vinculan las siete estrellas de Job y Amós a Orión con las siete estrellas de Apocalipsis? Entonces proporciona una mejor explicación de por qué las únicas ocurrencias de las palabras “siete estrellas” (incluso en el idioma original) fuera de Apocalipsis ¡se encuentran en asociación con Orión! ¿No sugieren las dulces influencias un mensaje de carácter en asociación con las siete estrellas? Entonces provee una mejor explicación de lo que significan. ¿No se relacionan las ligaduras de Orión con los sellos del libro de Apocalipsis? Entonces ofrece una mejor explicación de la similitud literaria. ¿No es que la descripción de los cuatro seres vivientes como ardientes lámparas de fuego representa las estrellas de Orión? Entonces, ¿qué sugiere? Por cada correlación que quieras anular, ¡también debes proporcionar algo mejor si quieres que una mente razonable acepte tu juicio!

Hemos proporcionado las razones de nuestra creencia en cada artículo, y hay muchas más que nunca publicamos, ¡pero todo esto se descarta a causa de los prejuicios contra fijar fechas! Si quieres desacreditar este mensaje, entonces, ¡sal en defensa de ti mismo como un verdadero hombre y proporciona un argumento completo! Todo lo que cualquiera parece ser capaz de hacer, es confrontarnos con unas cuantas citas de Elena de White que se consideran como que son universales para desacreditar un punto, pero no logran ver que hay muchos otros puntos que también deben ser planteados para que el peso de la evidencia pueda cambiar a su favor. Hasta que puedas revelar una armonía que supera a la que asiste a este mensaje, entonces deberías considerar que puede haber una explicación para tus dudas – tal como el concepto de que ¡no todo lo que un profeta dice debe ser tomado como una declaración universal aplicable a todos los tiempos sin posibilidad de cualquier condicionalidad! ¡Ten en cuenta que una parte muy importante del contexto es su relación con el enorme cambio de planes después de 1888!

No era la voluntad de Dios que se demorara así la venida de Cristo. Dios no tuvo el propósito de que su pueblo, Israel, vagara cuarenta años por el desierto. Prometió guiarlos directamente a la tierra de Canaán,[17] y establecerlos allí como un pueblo santo, lleno de salud y feliz. Pero aquellos a quienes primero se les predicó, no entraron “a causa de incredulidad”. Hebreos 3:19. Sus corazones estuvieron llenos de murmuración, rebelión y odio, y Dios no pudo cumplir su pacto con ellos. {1MS 78.1}[18]

¡Nuestras elecciones hacen una diferencia en los planes de Dios! Puede que Él conoce el fin desde el principio, pero esto no excluye que Él haga planes y los cambie de acuerdo a las decisiones humanas. El curso que Él desea y el curso que Él se ve obligado a tomar a causa de nuestra incredulidad ¡son dos cosas diferentes!

¡A lo que he aludido aquí es sólo la punta del iceberg! Ni siquiera he mencionado el hecho de que las cuatro estrellas exteriores en Orión cada una apuntan a fechas significativas dentro del adventismo, y no cualquier fecha sería suficiente. El significado del reloj sería destruido si alguna de las fechas fuera ¡tan poco como un año diferente! Si el año 1914 fuera en vez 1913, la persecución respecto al servicio militar que se inició con la Primera Guerra Mundial en 1914[19] no podría haber sido identificada. La muerte del ex presidente de la Conferencia General, George Irwin en 1913 no habría sido lo suficientemente sustancial ¡como para que Dios la marcara en los cielos! El mismo nivel de precisión es demostrado para cada fecha.

Cuando se incluyen las fechas indicadas por las líneas del trono, deberías comenzar a ver que esto no puede ser una correlación al azar, sino es, de hecho, ¡la obra del Creador de las estrellas! Pero como si eso no fuera suficiente, Dios lo lleva aún más lejos – mucho más lejos – por medio de incluir diferentes ciclos de tal manera que las mismas estrellas apuntan a otras fechas que ¡abarcan todo el período de la historia! ¿Comprendes ahora la declaración de Elena G. de White en cuanto al libro con siete sellos (que representa a Orión)?

Allí en Su mano abierta yace el libro, el rollo de la historia de las providencias de Dios, la historia profética de las naciones y de la iglesia. Aquí estaba contenida las declaraciones divinas, Su autoridad, Sus mandamientos, Sus leyes, todo el consejo simbólico del Eterno, y la historia de todos los poderes gobernantes de las naciones. En lenguaje simbólico estaba contenido en ese rollo la influencia de cada nación, lengua y pueblo desde el principio de la historia de la Tierra hasta su fin. {20MR 197.2}[20]

Los fractales del tiempo

Un conjunto de Mandelbrot
Figura 2 – Ilustración de la autosimilaridad de los fractales

El ciclo de Orión, del cual presenté algunos puntos destacados anteriormente, abarca el Día del Juicio conocido como el anti-típico Día de la Expiación. Esta es la manifestación principal del Reloj de Orión, pero hay otros ciclos también que utilizan las mismas estrellas ¡dando una nueva dimensión a la frase “la historia se repite!” Lo comparo con la autosimilaridad de los fractales, las imágenes matemáticas artísticas hechas visibles con la llegada de las computadoras. Un fractal contiene repeticiones dentro de sí que son reconociblemente similares, pero notablemente diferentes. De la misma manera, la línea de tiempo de la historia también demuestra algunas características auto-similares.

El primer ángel de Apocalipsis 14 proclamó que “la hora de Su juicio [de Dios] ha llegado”, y esto es en referencia al Gran Día del Juicio que comenzó en 1844, que entendemos que es el periodo de 168 años de tiempo prefigurado por el Yom Kipur, la fiesta anual de los judíos. Así que si este día del juicio está representado por una hora (la última), entonces podemos hacer un poco de aritmética simple para determinar cuándo comenzó a amanecer el día cristiano.

168 años en la hora del juicio x 12 horas del día cristiano = 2016 años en el día cristiano.

Sabiendo que la hora terminó en el 2012, podemos restar 2016 años y obtener el resultado, “-4”. Traduciendo esto a una respuesta significativa y recordando que no existe el año cero, obtenemos el año 5 a.C. De hecho, como hemos explicado antes, la hora en que la Luz del mundo se hizo carne y habitó entre nosotros, ese año fue señalado por el reloj de Orión.

Pero, como las estrellas en la vasta órbita de su derrotero señalado, los propósitos de Dios no conocen premura ni demora.... cuando el gran reloj del tiempo marcó aquella hora, Jesús nació en Belén. {DTG 23.3}[21]

En ese momento, la Luz del mundo comenzó a surgir en la oscuridad que cubrió la tierra.

Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; más sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista su gloria. (Isaías 60:1-2)

Cuando sale el sol, las estrellas desaparecen. El libro de los siete sellos estaba escrito en ambos lados,[22] lo que significa que parte de éste era visible incluso antes de que se removieran los sellos. Esto representa las horas del día durante la era cristiana.

Respondió Jesús: ¿No tiene el día doce horas? El que anda de día, no tropieza, porque ve la luz de este mundo. (Juan 11:9)

Pero a la undécima hora, cuando la luz del día fue haciéndose tenue, la hora del juicio comenzó, y las estrellas de Orión comenzaron a guardar los registros. Pero ¿qué pasa con los 4000 años antes de Cristo, cuando la Tierra estaba sin Su luz? ¿No debería haber un registro en Orión para este período? ¡No subestimes la habilidad del Creador! El gran reloj del tiempo se repite de una manera auto-similar.

Los cuatro mil años de oscuridad pueden ser delineados muy bien en un solo ciclo de Orión si duplicamos el marco de tiempo de los 2016 años de la era cristiana. Regresando 4032 años antes del nacimiento de Cristo nos lleva a 4037 a.C. como el año de la Creación. Esto puede parecer como una exageración, reconociendo sólo un sueño del hermano Scotram como confirmación,[23] pero recuerden, estamos utilizando el método científico, así que vamos a ver algunas pruebas adicionales, y veamos si apoyan la idea.

Orión, desde la Creación hasta Cristo

La cronología bíblica es un tema que ha desafiado a los eruditos por siglos, y nunca se ha llegado a un consenso.

El establecimiento de la cronología de la Biblia ha sido durante mucho tiempo el Santo Grial de la arqueología bíblica y la erudición, y como el legendario recipiente, se ha demostrado tan difícil de alcanzar.[24]

Pero Dios, que conoce el fin desde el principio, ha dado un regalo precioso a Sus hijos: el conocimiento del tiempo. El Reloj de Orión es el “santo grial” que los cronologistas bíblicos ¡han estado buscando por generaciones! Permíteme ilustrar: El Reloj de Orión no es flexible. Las fechas son fijas. Si puedes cambiar la posición de las estrellas, ¡entonces puedes cambiar las fechas! Pero esta rigidez trabaja a nuestro favor. Nos da un marco de tiempo sólido dentro del cual colocar los acontecimientos de la historia. Mientras que sólo puedo presentar algunas evidencias aquí, basta con decir que las piezas de la historia bíblica ¡encajan maravillosamente entre sí en el marco de Orión! Lo que te presentamos en este mensaje es todo un campo maduro con estudio fructífero, ¡si sólo pudiera ser reconocido como tal!

Con la fecha de la Creación de 4037 a.C., podemos marcar el diluvio 1656 años más tarde, en el 2381 a.C.[25] Esto era un tipo para el fin del mundo, así que si algo es marcado en Orión, ¡esperaríamos que el diluvio lo fuera! Y nuestras expectativas ¡no son decepcionadas! Este gran reloj de 4032 años sigue teniendo las mismas 168 unidades alrededor, así que las estrellas que apuntan a un solo año en el Ciclo de Juicio, apuntan a un lapso de 24 años de tiempo en el Ciclo de la Creación. Interesantemente, el diluvio llega en el último año del período de 24 años de tiempo ¡marcado por Betelgeuse! No sólo está marcado por la estrella que está asociada con el derramamiento de sangre masiva y guerras, y también es una supernova en desarrollo y podría potencialmente afectar la vida en la Tierra de una manera muy drástica, sino Dios pone aun una pequeña pista de Su propio carácter en la fecha:

Jehová es tardo para la ira y grande en poder, y no tendrá por inocente al culpable. Jehová marcha en la tempestad y el torbellino, y las nubes son el polvo de sus pies. (Nahúm 1:3)

Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. (Lamentaciones 3:22)

Años gregorianos que corresponden a eventos antiguos de la Biblia

El diluvio podría haber ocurrido 23 años antes y todavía encajar, pero la misericordia del Señor lo detuvo hasta el último momento posible antes de que estuviera en rebelión contra el Reloj.

Una rueda de carro en el Mar Rojo
Una rueda de carro en el Mar Rojo

Otro gran acontecimiento en la historia del pueblo de Dios es el Éxodo. Este fue un momento en el que Dios hizo muchas obras grandes y maravillosas y estableció a Su pueblo Israel. Las plagas de Egipto, la separación del Mar Rojo,[26] la construcción del tabernáculo del desierto, el gran despliegue cuando Dios escribió los Diez Mandamientos en tablas de piedra, el vagar en el desierto por 40 años, y la conquista de Jericó, todo encaja dentro de las líneas del trono en el Ciclo de la Creación. Podría decirse que la escena más dramática durante ese tiempo fue el estruendo del Decálogo del Sinaí. El pueblo escuchó la voz de Dios con sus propios oídos y vio la montaña ardiendo en fuego. Y tenían un registro permanente de la caligrafía de Dios, de cuando Su dedo derritió las tablas de piedra cuando Él escribió los Diez Mandamientos. Esa Ley es una expresión del carácter de Dios. Es una descripción de Dios en términos concisos.

Qué apropiado entonces, que este evento singular fue marcado en Su reloj, no solo por cualquier estrella, sino por una de las estrellas que representa Su trono mismo – ¡Su Persona! La estrecha relación que Él tenía con Israel, morando entre ellos sobre el propiciatorio, que cubría las tablas de la Ley, hablando con Moisés cara a cara, muestra Su participación directa e íntima cual nunca fue el caso en los años posteriores hasta que Jesús mismo caminó sobre la tierra.

Y pondré mi morada [en donde estaba la Ley] en medio de vosotros, y mi alma no os abominará; y andaré entre vosotros, y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo. (Levítico 26:11-12)

De hecho, habría sido inapropiado si esto fuera marcado por cualquier otra estrella ¡que no fueran las estrellas del trono!

Sin embargo, tristemente, la historia subsiguiente de Israel no siguió el ejemplo que Dios había establecido para ellos. Ellos apostataron, siguiendo en su lugar el ejemplo de las naciones vecinas, sirviendo a sus dioses y contaminándose con sus prácticas corruptas. Década tras década vio cada vez más degradación y alejamiento de Dios hasta que siglos después, Él finalmente llevó a cabo la separación, y toda la nación de Israel fue llevada cautiva – primero el reino del norte, y finalmente Judá también fue llevado. A pesar de que Manasés se arrepintió y regresó a Jerusalén, y su nieto Josías hizo muchas reformas profundas mientras que él era el rey, los pecados de Manasés fueron el punto decisivo que impedían que Dios desistiera de Su ira.

No hubo otro rey antes de él [Josías], que se convirtiese a Jehová de todo su corazón, de toda su alma y de todas sus fuerzas, conforme a toda la ley de Moisés; ni después de él nació otro igual. Con todo eso, Jehová no desistió del ardor con que su gran ira se había encendido contra Judá, por todas las provocaciones con que Manasés le había irritado. Y dijo Jehová: También quitaré de mi presencia a Judá, como quité a Israel, y desecharé a esta ciudad que había escogido, a Jerusalén, y a la casa de la cual había yo dicho: Mi nombre estará allí. (2 Reyes 23:25-27)

El año crucial, cuando el rey Manasés fue llevado prisionero y la sentencia contra Judá se volvió irrevocable, fue el 677 a.C. Este año se encuentra dentro del bloque de 24 años de tiempo indicado por ¡la cuarta estrella exterior de Orión! Ésta es la estrella que comienza la fase del caballo amarillo del Apocalipsis, representando la apostasía completa.

Haciendo un círculo completo y regresando a la estrella del caballo blanco, Saiph, la perfección de la Creación en el inicio del ciclo se encuentra con la perfección de la redención en su final. Jesús, el segundo Adán, nació para salvar al hombre del pecado.

¿Puedes ver que todas estas relaciones no pueden ser una simple coincidencia? Si se trata de una correlación al azar, entonces, uno esperaría encontrar un nivel similar de correlación aparente en cualquier otra constelación. He presentado algunas (¡aunque dista mucho de ser todas!) de las evidencias que apoyan la idea de que la constelación de Orión es en efecto usada por Dios como un gran reloj que se relaciona íntimamente con la historia de la humanidad. No es astrología, donde se supone que los cuerpos celestes tienen influencia en los asuntos humanos, sino sirven como señales, que es un propósito que se les dio en la Creación:

Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años: (Génesis 1:14)

Así que, si tu hipótesis es que ninguna de estas correlaciones es real, entonces deberías probar esta hipótesis, ¡al igual que nosotros hemos probado la nuestra! Si puedes encontrar un nivel similar de correlación en cualquier otra constelación, entonces eso sin duda demostraría que no hay nada especial acerca de estas correlaciones con Orión que nos diga que debemos considerarlas como diseñadas por Dios para dar este mensaje. Este es mi reto para todo el mundo. Muéstranos evidencia que sugiera que estas cosas ¡no son relaciones intencionales! Pero estarías en apuros, sólo para encontrar otra constelación con siete estrellas claras que se destacan sobre las demás, y mucho menos encontrarías relaciones lógicas y sensatas a los registros bíblicos, como hemos demostrado con Orión, no una vez o dos veces, sino en numerosas ocasiones y de manera multifacética. Amigo, esta es la huella digital de Dios. ¿Hasta cuándo Le seguirás resistiendo? Ríndete a Su voz ahora, mientras todavía puedes.

Dependencia diaria

Como si los dos ciclos no proporcionaran suficientes evidencias, Dios ha dado aún más para los escépticos intransigentes. Hay todavía otro ciclo de Orión que puede ser utilizado para probar nuestra hipótesis: el Ciclo de las Trompetas. (Hay un cuarto ciclo también, el Ciclo de las Plagas, pero ese comenzará a finales de este año y no puede ser utilizado para la validación.)

El mensaje de Orión está asociado con el derramamiento del Espíritu Santo. Somos instruidos a:

buscad al que hace las Pléyades y el Orión, y vuelve las tinieblas en mañana, y hace oscurecer el día como noche; el que llama a las aguas del mar, y las derrama sobre la faz de la tierra; Jehová es su nombre: (Amós 5:8)

La Lluvia Tardía del Espíritu Santo ¡ya ha estado cayendo en gran cantidad durante cinco años! Se han acumulado en estos cinco años, ¡cerca de 1.400 páginas de nuestros intentos de compartir ésta luz en forma escrita! No somos esa luz, sino que buscamos expresar esa luz para que puedas entenderla y compartirla con otros. La única razón por la que hemos sido elegidos para hacer este trabajo, es porque fuimos los primeros en recibir la luz, y creímos lo suficiente para vivir nuestras vidas de acuerdo a la misma y ¡queremos compartirla! Si la luz no ha brillado todavía aún tan brillantemente como debería, no es el Espíritu el que tiene la culpa, ¡sino la debilidad de los que se han hecho disponibles para Su servicio! Si así lo deseas, el Espíritu Santo te usará a ti también, así que no nos acuses (como lo hacen algunos) de ser “elitistas” exclusivos que afirman ser ¡la Voz de Dios en la Tierra! No, pero lo que vemos por la luz del Espíritu Santo lo compartimos, incluso si señala a este ministerio como el portavoz de Dios. ¿O has olvidado ese pequeño principio de las Escrituras?:

sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; (1 Corintios 1:27)

Él no escogería a los sabios de la iglesia para dar la nueva luz de la Lluvia Tardía, para que la gloria no sea atribuida a los hombres. Más bien, Él nos escogió a nosotros, los necios, para que nadie pueda confundir que no es nuestra profunda sabiduría la que comunicamos (como si tuviéramos alguna), sino la de Dios. Él utiliza nuestra debilidad y propensión a equivocarnos, para que la gloria vaya a Dios, a dónde pertenece, y no a nosotros, aunque algunos afirmen que dar este mensaje nos hace arrogantes. Los que son sabios discernirán la verdad, y entenderán que somos simplemente mensajeros defectuosos transmitiendo lo mejor que podemos, un mensaje que viene de Dios.

En nuestra serie Sombras de los Sacrificios mostramos cómo las ofrendas de harina y de aceite que acompañaban a los sacrificios de primavera y otoño de Israel, apuntan a períodos de tiempo especiales, cuando el Espíritu Santo (el aceite) es dado como representante de Jesús (la harina) en cantidades medidas, como raciones en tiempo de guerra, apenas suficiente para sostener a alguien a través de un tiempo de carencia, sin nada extra. Las ofrendas de primavera apuntan a un tiempo de 51 días, la duración exacta entre la muerte de Cristo y el derramamiento del Espíritu Santo sobre los discípulos en el Pentecostés.

Las ofrendas de los sacrificios de otoño eran mucho más abundantes, y apuntaban a una mayor duración de 372 días. Las fiestas de primavera representan la primera venida de Jesús, mientras que las fiestas de otoño representan Su Segunda Venida, así que este período de 372 días debe aplicarse al final. De hecho, Jesús dijo que sería como fue en los días de Noé. Esto es cierto en relación al tiempo, así también como en relación a la condición de la sociedad, pues tal como hubo siete días desde que Noé y su familia fueron encerrados en el arca, los cuales fueron seguidos por un año en el que las aguas del diluvio estuvieron sobre la Tierra, así mismo es en el fin. Los 372 días es un lapso de una semana seguida de 365 días durante los cuales las plagas estarán en la Tierra.

Además de las fiestas de primavera y de otoño y sus ofrendas asociadas, hay especificaciones adicionales para los servicios pertenecientes a un templo especial que Ezequiel vio en visión que nunca fue construido. Representa a los que adoran en Espíritu y en Verdad, en lugar de en una iglesia en particular. Estas instrucciones especiales tienen un componente de primavera y de otoño también, y las “raciones” de harina y aceite que son incluidas ¡son suficientes para 1260 días! Este es un período de tres años y medio y pertenece al ministerio de los 144.000, cuyo templo fue visto en visión, pero nunca fue construido.

A medida que el Juicio de los Muertos estaba llegando a su fin, el Juicio de los Vivos había comenzado. Esto está representado en la visión de Daniel, que da los marcos de tiempo:

Y oí al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río, el cual alzó su diestra y su siniestra al cielo, y juró por el que vive por los siglos [168 años[27]], que será por tiempo [1 año], tiempos [2 años], y la mitad de un tiempo [medio año]; Y cuando se acabe la dispersión del poder del pueblo santo, todas estas cosas serán cumplidas. (Daniel 12:7)

El juramento tenía dos componentes: un componente simbólico para ese período de tiempo en el que “el tiempo no sería más[28] (los 168 años del Juicio de los Muertos), y un componente hablado para el Juicio de los Vivos (a los que no fue dada la restricción).[29] Ambos componentes fueron expresados al mismo tiempo, lo que indica un solapamiento. Estos tres años y medio del Juicio de los Vivos son el mismo periodo de 1260 días, para los que se dieron porciones especiales del Espíritu Santo a los 144.000 para reunirse y hacer su obra.

El período se incluye también en el Ciclo del Juicio de Orión. Después de la conclusión del Juicio de los Muertos en el Yom Kipur de 2012, el reloj tiene otro marcador más en el 2014, representando el año judío que abarca desde el Yom Kipur de 2014 al Yom Kipur de 2015. Así que hay tres años de tiempo restante en el reloj después de que el Juicio de los Muertos es completado, y el medio año se traslapa a partir de la primavera. Esto define los 1260 días de las ofrendas de Ezequiel.

Permíteme detenerme aquí por un momento para reiterar que, si no hubiera correlación, no se esperaría que el reloj prevaleciera en perfecta armonía con las diferentes partes de la Escritura, ¡cuyos temas están todos relacionados! ¿O crees en el relojero ciego?[30]

Alzad las trompetas

Estos 1260 días, o tres años y medio, son referenciados de nuevo en la apertura del séptimo sello. ¡Este es el sello que no se repite! Sólo los primeros seis sellos se repiten, pero el séptimo ocurre sólo una vez, y la Biblia indica un período de tiempo:

Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. (Apocalipsis 8:1)

Esta media hora se ha interpretado como 7 días en tiempo profético[31] como representando el tiempo necesario para viajar entre el Cielo y la Tierra cuando el Cielo estaría en silencio porque Jesús y los ángeles lo han dejado para venir a la Tierra. Esta interpretación es útil con respecto a la comprensión del tiempo de retraso de 7 días que a menudo aparece en los calendarios de eventos celestiales con efectos terrenales. Pero no encaja perfectamente, debido al siguiente versículo:

Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas. (Apocalipsis 8:2)

El problema es que las siete trompetas vienen ¡después de que se abre el séptimo sello! Si la apertura del séptimo sello sucede tan sólo 7 días antes de la aparición de Jesús, entonces eso no deja tiempo para que cualquier trompeta suene, las cuales son advertencias ¡mezcladas con gracia! Dejaría tiempo sólo para 7 días de plagas. La Biblia tiene muchas profecías que pueden ser entendidas de diferentes maneras, dependiendo de las decisiones corporativas que se están haciendo y las circunstancias resultantes. Como veremos hacia el final, mucho ha cambiado con respecto a la interpretación a causa del rechazo de la Lluvia Tardía en 1888.

Tiempo Celestial
Figura 3 – El Reloj de Orión muestra el tiempo celestial.

Pero con el conocimiento del Reloj de Orión, que es el reloj del Cielo, podemos entender la media hora de silencio en el cielo en una luz más completa. Debemos tener una mejor comprensión del tiempo. Hay tiempo literal, hay tiempo profético que sigue el principio de día por año, y tiempo celestial que sigue el ritmo del Reloj de Orión. Puesto que el séptimo sello habla de silencio en el cielo durante media hora, hay que entenderlo como una media hora celestial ¡correspondiente al tiempo de Orión! Una hora en el Reloj del Juicio equivale a siete años, así que media hora son tres años y medio.

El séptimo sello apunta a los tres años y medio del Juicio de los Vivos. Hay silencio en el Cielo no porque esté vacío, sino porque sus habitantes están observando los acontecimientos de la Tierra con gran expectativa, ya que reconocen la gravedad de los eventos de este período. Incluso los carillones del Reloj son silenciados. ¡Si sólo los habitantes de la Tierra entendieran la solemnidad de los tiempos en que vivimos!

Durante ese período de tres años y medio del séptimo sello, siete trompetas son dadas a los siete ángeles que están delante de Dios. El contexto es Orión – las siete estrellas en la mano derecha de Jesús, que Él mismo interpreta como ángeles:

El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias. (Apocalipsis 1:20)

Así que, las mismas estrellas que marcaron eventos claves en la historia bíblica y en la historia adventista, ahora son destacadas en el séptimo sello ¡como ángeles que reciben trompetas! ¡Esto da lugar al Ciclo de las Trompetas del Reloj de Orión! Pero ¿cómo sabemos cuándo aplicar el ciclo?

Anteriormente mencioné la visión de Ezequiel de un templo y cómo las ofrendas especificadas en las leyes que le fueron dadas con respecto a sus sacrificios apuntaron a 1260 porciones del Espíritu Santo. Esto corresponde con el marco de tiempo para el Juicio de los Vivos. Pero esos 1260 días están compuestos de un período de primavera de 636 días, seguido de un período de otoño de 624 días. Recuerda, las fiestas de primavera apuntan a la primera venida de Jesús, mientras que las fiestas de otoño apuntan a Su Segunda Venida. Por lo tanto, ¡sólo el segundo período es aplicable a la última advertencia antes de Su regreso! El lapso de 624 días abarca del 1 de febrero del 2014 hasta el 17 de octubre del 2015.

Ya hemos resumido muy bien las primeras cinco trompetas y lo que ha sucedido en un artículo reciente, así que no voy a repetir eso aquí, pero quiero hablar acerca de la sexta trompeta con más detalle. La fecha de la sexta trompeta fue el 8 de julio de 2015. Recuerda, ¡las fechas no pueden ser cambiadas! El reloj fue fijado en la Creación y ha estado marcando silenciosamente estas fechas desde hace miles de años. ¿No es interesante que la Iglesia Adventista del Séptimo Día tuvo su Sesión de la Conferencia General Mundial extendiéndose sobre esa fecha? No obstante, sólo eso, sino que esa fecha en particular fue cuando ¡se celebró la votación más importante en la historia de la iglesia desde 1888! ¡Durante miles de años, el reloj de Dios señaló a ese evento indicando el día exacto! Ninguna otra votación estaba programada para ese día. ¿Crees que podría ser sólo una coincidencia casual?

Apóstata hasta que la puerta esté cerrada

La precisión de la fecha fue extrañamente oscurecida por nuestra expectativa errada. Viendo las señales de la apostasía en la iglesia y habiendo estado advirtiendo sobre las consecuencias por años, y viendo el empuje que el liderazgo estaba haciendo a favor de la ordenación de las mujeres, esperábamos que la iglesia votaría “Sí”, y Dios rápidamente traería Su juicio. Pero cuando votaron “No” y la conferencia terminó y los delegados se fueron a sus casas en paz, nosotros no estábamos seguros acerca de cómo nos había dejado este resultado. ¿Estaba todo equivocado? ¿Se encontraba la iglesia en una mejor condición como consecuencia de este voto? En nuestra incertidumbre cerramos nuestro ministerio (haciendo los sitios web inaccesibles) durante una semana hasta que tuvimos más luz.

La iglesia ha estado en apostasía desde hace mucho tiempo. Fue en 1986 – el año marcado por Rigel, la estrella del caballo amarillo – cuando la iglesia comenzó a participar públicamente en el movimiento ecuménico y a asistir a la “Jornada Papal Mundial de Oración por la Paz de Todas las Religiones” en Asís.[32] ¡Aquí es cuando la apostasía en la iglesia comenzó a dar sus frutos hacia la unidad con Roma! Ahora, casi 30 años más tarde, después de convertirse progresivamente más y más ecuménica y amigable hacia el papa, ¡el TIEMPO ha llegado de trazar una línea en la arena! Con este mensaje haciéndose público en el 2010, Dios estaba trazando la línea muy claramente. Por medio de anunciar el Día de Su Ira, Dios dio Su fecha límite para la reforma.

A medida que se acercaba el tiempo y la iglesia no mostró señales de dar marcha atrás o incluso de frenar su impulso hacia la unidad con Roma, las puertas empezaron a cerrarse cuando las últimas oportunidades pasaron para que la iglesia hiciera una obra formal de arrepentimiento y reforma. Primero, el Juicio de los Muertos terminó el Gran Sábado del 27 de octubre de 2012. Durante ese período de tiempo, el sábado era el tema principal y al final, la Iglesia rechazó atrevidamente la autoridad de Dios sobre el punto del sábado a favor de la autoridad demandada del papa. Como se mencionó anteriormente, esto fue hecho al ignorar el memorial semanal de Dios para la Creación cada sábado y en su lugar honrar el monumento del hombre a la Creación ¡en un solo sábado! La Iglesia se cerró la puerta a sí misma en su última oportunidad de arrepentirse por la violación del sábado durante el tiempo asignado para ello. La escritura estaba en la pared.

¡Pero Dios nunca es apresurado en la ejecución de juicio! De acuerdo con la parábola de la higuera, Jesús, quien había estado trabajando con este árbol estéril de la iglesia durante tres años (2010-2012) para conseguir que produjera fruto, suplicó por un año más.[33] Pero, ¿qué sucedió en ese año adicional de gracia? Confirmaciones visibles de nuestro mensaje comenzaron a cumplirse en el año 2013 pero la iglesia no produjo señales de vida. Después, en el tiempo del Juicio de los Vivos, cuando el tema mayor cambió del sábado a su institución gemela del matrimonio y de sus relaciones, ellos anunciaron su continua rebelión contra la autoridad de Dios con la elección de Sandra Roberts como presidenta de la Conferencia del Sudeste de California. ¿Cuándo tuvo lugar esta rebelión oficial? El 27 de octubre de 2013:[34] ¡exactamente un año después del día exacto en que sellaron su destino al final del Juicio de los Muertos! No había fruto que se encontrara en el árbol estéril, para la gloria de Dios, a pesar de la atención extra que se le dio durante ese año.

Pero el Juicio de los Vivos no había terminado todavía. No era claro todavía cuáles eran los problemas, y se necesitaba tiempo para que todos pudieran ver a donde llevaría esto. La tercera trompeta del Ciclo de las Trompetas de Orión anunció con una perfecta precisión la continua unidad de la iglesia con Roma, ya que señaló con exactitud tanto al Sínodo Extraordinario Católico de los Obispos sobre la Familia como a la Reunión Anual del Concilio Adventista. Los ojos de Dios están por toda la Tierra y ven lo que los líderes de Su pueblo hacen a puerta cerrada, y el tiempo es la herramienta más adecuada para exponer sus motivos. Ésta fue la última reunión del Concilio, en que una reforma podría haberse iniciado en la iglesia en preparación para la Sesión de la Conferencia General, el único cuerpo investido con la autoridad para votar iniciativas a nivel de la iglesia en conjunto.

El trabajo de la comisión de estudio [de la teología de la ordenación] será proveer tanta información completa como sea posible sobre su tema asignado para ser revisado por la administración de la Conferencia General en junio de 2014, y luego el informe completo provisto al Comité Ejecutivo de la Conferencia General para ser revisado y discutido en el Concilio Anual de 2014. El Concilio Anual de 2014 decidirá sobre qué temas serán remitidos a la Sesión de la Conferencia General de 2015.[35]

En esa reunión, la redacción de la pregunta capciosa fue confirmada, la que sería puesta a votación en la Sesión de la Conferencia General de 2015 en San Antonio. Una vez más, se cerraron la puerta a sí mismos por su obstinada indiferencia a las advertencias del juicio inminente que Dios había estado dando a la iglesia a través de este ministerio.

La sexta trompeta del Ciclo de las Trompetas de Orión señaló con la misma precisión exactamente al día en que la iglesia votaría sobre esta pregunta capciosa. En retrospectiva, reconociendo el engaño en la pregunta cuidadosamente redactada para la cual Ted Wilson pidió específicamente que no se realizarán mociones para reformularla, no importaba si el voto era un “Sí” o “No”, ya que ambos tendrían el mismo efecto.

La pregunta capciosa fue hecha para que pareciera como si fuera acerca de la ordenación de las mujeres, ¿pero era ese realmente el caso?

“¿Es aceptable que las juntas directivas de las divisiones, según lo estimen apropiado en sus territorios, hagan provisión para la ordenación de las mujeres al ministerio evangélico?”

La pregunta no se trataba acerca de si era apropiado ordenar a mujeres, sino acerca de si era aceptable para las divisiones de la iglesia decidir la cuestión por sí mismas. En otras palabras, era una cuestión de autoridad. ¿Debe cada división seguir a la Conferencia General o podrían decidir por sí mismas? Como un titular acertadamente dijo, “Ordenación de las Mujeres: Divisiones no podrán decidir” [inglés]. A la luz de la falta de acción anterior de la iglesia con respecto a la rebelión de la Conferencia del Sudeste de California, lo cual es aprobación pasiva, podríamos plantear la pregunta de la siguiente manera:

¿Es aceptable que las divisiones hagan caso omiso de la autoridad de Dios según su propio criterio, [un voto de Sí] o deben seguir el liderazgo de la Conferencia General de hacer caso omiso de la autoridad de Dios [un voto de No]?

En la pregunta no había opción para una reforma. Era acerca de hacer caso omiso a la autoridad de Dios o aceptar el enfoque de Ted Wilson de no hacer nada con respecto al caso omiso a la autoridad de Dios que ya está llevándose a cabo. ¿Puede una respuesta a esta pregunta realmente ser considerada como la voz de Dios? Lo que se necesitaba, era una recomendación para reformar la práctica de reducir la diferencia entre los roles de los hombres y las mujeres a simplemente cuestiones semánticas, llamando a las mujeres “comisionadas” pero a los hombres “ordenados”, mientras que se les autoriza a ambos esencialmente realizar las mismas responsabilidades. ¿Y por qué se hizo esto? Por el amor al dinero, la iglesia se había comprometido previamente con el Estado al aceptar cumplir con sus términos con el fin de calificar para la exención de impuestos bajo la cláusula 501(c)(3) en los EE.UU.[36] El uso de diferentes términos fue una forma conveniente para camuflar los cambios. Ahora, al no ver diferencias reales entre los roles de los hombres y las mujeres, parece una tontería hacer un escándalo sobre la aplicación de un término diferente. La verdad es que ya votamos “Sí” a la ordenación de las mujeres hace años mediante conceder autoridad a las mujeres para ocupar funciones que fueron reservadas por Dios para los hombres, ¡incluso si técnicamente no las “ordenamos” para sus funciones!

img alt="PUERTA CORTAFUEGO" src="/images/site/lhg-fire-door-es.jpg" class="pull-left" />La pregunta de lo que sucedió el 8 de julio es mejor si la preguntamos en términos de ¡lo que no sucedió! El reloj de Dios nos dice que era la última Sesión de la Conferencia General antes de que Jesús regrese. Eso quiere decir que era la última oportunidad de lograr las reformas necesarias. ¿Se trató de esto el voto? ¡No! No se hizo nada para arrepentirse de (o revertir) el error de muchos años en la iglesia de tener las mujeres en la administración. En vez, Ella Simmons fue reelegida como vicepresidenta y las divisiones tienen que aceptar la autoridad de la Iglesia, incluso si va en contra de la voluntad de Dios. Por lo tanto, pasó la última oportunidad para que la iglesia se humillara en sumisión a Dios. La iglesia, representada por la esposa, se ha negado a someterse a Cristo, representado por el esposo.[37] Y sin más oportunidades de cambio antes del regreso de Jesús, la iglesia se ha cerrado de nuevo la puerta de la gracia a sí misma, en contra de las advertencias de nuestro movimiento. Ésta fue la última puerta.

Compara las acciones de la iglesia con las advertencias que Dios estaba dando a través de este movimiento:

FechaIglesia Adventista del Séptimo DíaEl Ministerio ÚltimoConteo
7 de abril de 2012
El Padre salió del Santuario
(1o Día de Panes sin Levadura, Gran Sábado.)
Marzo y abril: Condujo una encuesta en relación con el apoyo a la ordenación de las mujeres en el sur de California.[38] “Pasad por la ciudad en pos de él, y matad;” (Ezequiel 9:5)
“Y cambiaré vuestras fiestas en lloro... y la volveré como en llanto de unigénito, y su postrimería como día amargo.” (Amós 8:10)
6 de mayo de 2012
Comienzo del Juicio de los Vivos
Publicó la decisión de la Conferencia del Sureste de California de apoyar la ordenación de las mujeres.[39] Llamado individual a “dar una sólida defensa de Su carácter y de Su ley, sin importar el costo.”
Nuestra suposición: Bolas de fuego.[40]
27 de octubre de 2012
Fin del Juicio de los Muertos
Favorece la asumida autoridad papal por encima de la de Dios al celebrar el “sábado de la Creación” en lugar de reconocer la Creación cada sábado.41 “...con el ardor de mi ira los consumí; hice volver el camino de ellos sobre su propia cabeza, dice Jehová el Señor.” (Ezequiel 22:31)[41]
27 de octubre de 2013
Fin del año adicional de cuidado especial dado a la Iglesia Adventista del Séptimo Día
La autoridad de Dios para establecer el orden de la responsabilidad en las relaciones es rechazada: Sandra Roberts es elegida presidenta de la Conferencia.34 “Dice el señor de la viña: ‘¡Córtala!’[42]
12 de octubre de 2014
Tercera trompeta del Ciclo de las Trompetas de Orión
El Concilio Anual vota[43] para remitir el tema de la Ordenación de las Mujeres a la Sesión de la Conferencia General de 2015.[44] “Han traicionado a Jehová, porque han engendrado hijos bastardos; ahora la luna nueva los consumirá a ellos y sus heredades.” (Oseas 5:7, RVR1977)[45]
8 de julio de 2015
Sexta trompeta del Ciclo de las Trompetas de Orión
Voto de la Sesión de la Conferencia General acerca de si las divisiones pueden decidir permitir la ordenación de las mujeres.[46] “¡Limpia Tú, Oh Jehová, Tu casa del mal olor de los jesuitas y de la apostasía! Deja que Tu fuego consumidor, según Ezequiel 9, haga su obra para que Tu iglesia pueda brillar de nuevo con la luz que Tú concebiste para ella, para que pueda iluminar toda la Tierra.”[47]

¿Ves cómo las advertencias que dimos, que fueron dadas para los tiempos señalados en los relojes de Dios, revelan que Dios está tratando de decirnos algo acerca de Su desagrado? ¿O crees que esta perfecta correlación de tiempo en numerosos puntos es toda una gran coincidencia? En cada fecha, esperábamos que Dios enviara Sus juicios con rapidez, pero Dios ha sido muy paciente. No te equivoques al respecto, aunque la paciencia de Dios es grande, las advertencias siguen en pie: Arrepentíos, porque la destrucción está determinada. Estamos más allá del punto en el que el arrepentimiento detendrá los juicios. Ya no hay más oportunidad para el arrepentimiento corporativo, y el arrepentimiento individual sólo protegerá la salvación individual. El juicio sobre la iglesia del que hemos advertido vendrá. ¡Si no es ahora, será en las plagas!

¡Te debes preguntar a ti mismo si sería más misericordioso postergar el fuego purificador o dejar que haga su trabajo antes! Puede ser que Dios quiera postergar el juicio hasta las plagas y dejar a la gente sin una señal para que puedan seguir creyendo sus mentiras en comodidad.

Y entonces será revelado aquel inicuo... inicuo cuyo advenimiento es por la actuación de Satanás, con todo poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un espíritu engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia. (2 Tesalonicenses 2:8-12)

Jesús dijo que para la generación mala y adúltera (como la Iglesia Adventista del Séptimo Día en la actualidad) ninguna señal sería dada, sino la señal de la aparente derrota, ya que recibieron lo que querían al apagar la luz que podría salvarlos. Así que, ¡no esperes una señal, sigue la luz!

Separación de los condenados

Oíd esta palabra que yo levanto para lamentación sobre vosotros, casa de Israel. [La Iglesia Adventista del Séptimo Día] Cayó la virgen de Israel, y no podrá levantarse ya más; fue dejada sobre su tierra, no hay quien la levante Pero así dice Jehová a la casa de Israel: Buscadme, [a mi solamente] y viviréis; y no busquéis a Bet-el [literalmente, “la casa de Dios”], ni entréis en Gilgal [la “rueda”], ni paséis a Beerseba [el pozo del juramento de Abraham que no iba a tratar falsamente]; porque Gilgal será llevada en cautiverio, y Bet-el será deshecha. Buscad a Jehová [aparte de la “casa de Dios”], y vivid; no sea que acometa como fuego a la casa de José y la consuma, sin haber en Bet-el quien lo apague. Los que convertís en ajenjo el juicio, y la justicia la echáis por tierra, buscad al que hace las Pléyades y el Orión, y vuelve las tinieblas en mañana, y hace oscurecer el día como noche; el que llama a las aguas del mar, y las derrama sobre la faz de la tierra; Jehová es su nombre.(Amos 5:1-2,4-8)

Israel es un tipo de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Pero la virgen de Israel se ha convertido en una hija ramera de Babilonia. Jesús “le ha dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación”.[48] Por lo tanto, “no podrá levantarse ya más”.

Ahora, el Señor dice a los de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, así como Él dice a aquellos en cualquier otra iglesia organizada, “Buscadme, y viviréis”, pero no busquen a su iglesia – su casa de Dios –– porque cada “casa de Dios” llegará a la nada. No vayan a la fuente que jura decir la verdad[49] (votando “No” a la ordenación de las mujeres) pero que no tiene agua viva. No entren en la rueda de un hámster de interminables rondas de vida sin fin al pecado a la vista. ¿Escuchaste la advertencia de Dios (y no de nosotros) que Él acometerá como fuego, porque Su pueblo Lo ha abandonado? ¿Escuchaste la respuesta?: ¡Buscad al que hace las Pléyades y el Orión!

Sí, querido lector, ahora es el tiempo para adorar a Dios en Espíritu y en Verdad, como dijo Jesús. Cuando Él habló con la mujer en el pozo, ella preguntó sobre el lugar apropiado para adorar, diciendo:

Nuestros padres adoraron en este monte [tu denominación], y vosotros decís que en Jerusalén [la Iglesia Adventista del Séptimo Día] es el lugar donde se debe adorar. Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene [y ahora ha llegado] cuando ni en este monte [tu denominación] ni en Jerusalén [la Iglesia Adventista del Séptimo Día] adoraréis al Padre. Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos [fieles guardadores de la doctrina adventista del séptimo día]. Más la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. (Juan 4:20-23)

Crees que adoras al Padre, pero ¡no sabes que no es Él a quien adoras! No seas como los que después de 1844 no sabían a quién estaban adorando:

Me di vuelta para mirar la compañía que seguía postrada delante del trono y no sabía que Jesús la había dejado. Satanás parecía estar al lado del trono, procurando llevar adelante la obra de Dios. Vi a la compañía alzar las miradas hacia el trono, y orar: “Padre, danos tu Espíritu.” Satanás soplaba entonces sobre ella una influencia impía; en ella había luz y mucho poder, pero nada de dulce amor, gozo ni paz. El objeto de Satanás era mantenerla engañada, arrastrarla hacia atrás y seducir a los hijos de Dios. {PE 55.3}[50]

Es imperativo que reconozcas que el Padre ha dejado la Iglesia Adventista del Séptimo Día,[51] porque ellos rechazaron Su autoridad sobre ellos. No hay otra opción ahora, solo cortar toda relación con ésta y cualquier otra iglesia organizada, a menos que quieras recibir las plagas con ellas.

Si la iglesia de Dios se hace tibia [¿puede ser esto negado?], no está a favor de Dios más de lo que lo están las iglesias que son representadas como habiendo caído y convertido en la habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y el albergue de toda ave inmunda y aborrecible [es decir, Babilonia]. {19MR 176.1} Aquellos que han tenido oportunidades de oír y recibir la verdad y que se han unido a la Iglesia Adventista del Séptimo Día, llamándose el pueblo de Dios que guarda los mandamientos, y que sin embargo no poseen más vitalidad ni consagración a Dios que las iglesias nominales, recibirán las plagas de Dios tan ciertamente como las iglesias que se oponen a la Ley divina. {EUD 147.2} Sólo aquellos que son santificados por la verdad serán parte de la familia real en las mansiones celestiales que Cristo ha ido a preparar para los que Le aman y guardan Sus mandamientos. {19MR 176.1}[52]

De hecho, la iglesia no sólo se ha vuelto tibia, sino que ha fornicado con el mundo.

Muchas de las iglesias protestantes [ahora incluyendo a la Iglesia Adventista del Séptimo Día] están siguiendo el ejemplo de Roma, y se unen inicuamente con “los reyes de la tierra”. Así obran las iglesias del estado en sus relaciones con los gobiernos seculares [la ONU], y otras denominaciones[53] [el movimiento ecuménico] en su afán de captarse el favor del mundo. Y la expresión “Babilonia”—confusión—puede aplicarse acertadamente a esas congregaciones que, aunque declaran todas que sus doctrinas derivan de la Biblia, están sin embargo divididas en un sinnúmero de sectas, con credos y teorías muy opuestos. {CS 380.2}[54]

¿Hasta cuándo seguiremos pensando que la iglesia organizada es invencible y no puede convertirse en Babilonia? ¿Hasta cuándo hablarás como los acusadores de Jeremías?:

Entonces hablaron los sacerdotes y los profetas a los príncipes y a todo el pueblo, diciendo: En pena de muerte ha incurrido este hombre [Jeremías]; porque profetizó contra esta ciudad [Jerusalén], como vosotros habéis oído con vuestros oídos. (Jeremías 26:11)

Debido a que Elena de White reprendió a un hombre por llamar a la iglesia Babilonia en ese tiempo, ¿significa esto que la iglesia no puede ser Babilonia nunca? ¡Por supuesto que no! Las doctrinas de la iglesia no son Babilonia. Estas son puras, pero la organización se ha vuelto corrupta y ya no puede ser distinguida de Babilonia.

No debemos introducir el mundo en la iglesia ni casarlo con ella, estableciendo así un vínculo de unidad. De esa manera la iglesia ciertamente se corromperá; llegará a ser, como se declara en el Apocalipsis, “albergue de toda ave inmunda y aborrecible”. Si se relacionan con el mundo... serán manejados seguramente por el espíritu y el poder de las tinieblas; no se distinguirá la línea que separa al que sirve a Dios del que no lo sirve. {TM 265.1}[55]

Satanás es el conductor del tren tras el cual todas las religiones del mundo han seguido, incluyendo el Adventismo del Séptimo Día.

Tren de gente

Se me mostró un tren de vagones [organizaciones] que marchaban con la velocidad del rayo. El ángel me mandó que observara cuidadosamente. Fijé la vista en el tren. Parecía que en él iba el mundo entero. Después el ángel me mostró al jefe del tren, un hermoso e imponente personaje [el Papa Francisco] a quien todos los pasajeros admiraban y reverenciaban. Quedé perpleja y le pregunté a mi ángel acompañante quién era aquel jefe. Me respondió: “Es Satanás, disfrazado de ángel de luz. Ha cautivado al mundo. Este ha sido entregado a formidables engaños para creer en una mentira a fin de que se condene...” {PE 263.1}

Le pregunté al ángel si no había quedado nadie sin subir en el tren, y él me mandó que mirase en dirección opuesta, donde vi una pequeña compañía [no vagones/organizaciones] que caminaba por un sendero angosto. Todos parecían firmemente unidos por la verdad. Aquella pequeña compañía daba muestras de fatiga, como si hubiese pasado por muchas pruebas y conflictos. Parecía como si el sol acabara de levantarse detrás de una nube y brillara sobre sus rostros, dándoles aire de triunfo, cual si estuvieran próximos a ganar la victoria. {PE 263.2}

Vi que el Señor ha dado al mundo ocasión de descubrir el engaño. Si no hubiese otra prueba, bastaría para el cristiano la de que no hacen distinción entre lo precioso y lo vil. {PE 263.3}[56]

¿Has descubierto la trampa? Cuando el presidente de la iglesia se encuentra parado sonriendo con el Secretario General de la ONU, ¿se hace una diferencia entre lo precioso y lo vil? La Iglesia Adventista del Séptimo Día está bajo la dirección de Roma, al igual que todas las demás iglesias. Es sólo otro vagón en el tren siguiendo tras el personaje admirado y reverenciado quien es Satanás, que vino como un ángel de luz para engañar ¡aun a los escogidos! ¿Descubriste esa trampa? ¿O vas a aferrarte a la idea de que Satanás vendrá como un literal ángel resplandeciente? ¿Alguna vez se te ocurrió que Satanás tiene opciones, tal como Dios las tiene, y lo que pudo haber sido el plan en 1888 ya no es el plan para hoy? ¡Hay más de una manera en la que él puede decir que es Cristo! Cuando la Biblia dice que “toda la tierra se maravilló en pos de la bestia [el papado]”,[57] tal vez realmente significa, ¡toda la Tierra!

Toda organización que ha permitido que el mundo sea introducido en ella es incluida en “toda la Tierra”.

¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. (Santiago 4:4)

Sólo aquellos que no son amigos del mundo podrán permanecer independientemente de él. El Padre está buscando verdaderos adoradores que Le adoren sin afiliación a alguna denominación.

Dios posee una iglesia. No es una gran catedral, ni la iglesia oficial establecida, ni las diversas denominaciones [incluyendo la Iglesia Adventista del Séptimo Día]; sino el pueblo que ama a Dios y guarda Sus mandamientos. “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”. Mateo 18:20. Aunque Cristo esté aún entre unos pocos humildes, ésta es su iglesia, pues sólo la presencia del Alto y Sublime que habita la eternidad puede constituir una iglesia. {ATO 313.5}

¿Entiendes lo que significa que la Biblia usa el simbolismo de las mujeres para representar a las iglesias, y luego dice que los 144.000 no se contaminaron con mujeres?

Estos son los que no se contaminaron con mujeres [iglesias], pues son vírgenes [no tienen afiliación a una iglesia]. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero. (Apocalipsis 14:4)

No es sólo con la mujer impura con la que ellos no se han contaminado (en caso de que pienses que hay todavía una iglesia pura), sino es cualquier mujer, ¡pues son vírgenes! ¡No tienen una relación con ninguna iglesia organizada!

Discerniendo la luz de la verdad

“Porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará.” Al igual que el antiguo Israel, a la Iglesia Adventista del Séptimo Día se le ha dado mucha luz. Esto la pone en una posición de gran responsabilidad. Elena de White lo expresa así:

Juan vino con el espíritu y el poder de Elías a proclamar el primer advenimiento de Jesús. Se me señalaron los últimos días y vi que Juan representaba a aquellos que iban a salir con el espíritu y el poder de Elías para pregonar el día de ira y el segundo advenimiento de Jesús. {PE 154.2}[58]

Este iba a ser el papel de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, pero ellos rechazaron el privilegio. Cuando Dios señaló el tiempo, ellos oyeron truenos y denunciaron la Lluvia Tardía como un engaño del diablo. Pero tantos de los 144.000 que se encontraban entre ellos oyeron y entendieron la voz, y con las caras iluminadas con el Espíritu Santo se unieron en la proclamación del Fuerte Clamor.

Todavía no hemos comprendido completamente el mensaje que se nos ha dado. Es evidente que Dios ha dado una comprensión del tiempo con Sus relojes, pero los acontecimientos a los que señalan no siempre han sido tan claros. Los acontecimientos más claros que han sido asociados con un tiempo marcado (incluso al día) son las plagas – la ira de Dios – y la Segunda Venida de Jesús. Esto es lo que los relojes han estado identificando con claridad desde el principio. Hemos tratado de comprender el significado de las muchas otras fechas marcadas en Sus relojes, y sabiendo que el juicio es inminente por los pecados de la Iglesia y del mundo, ya que su copa de iniquidad debe estar casi llena, y sabiendo que un evento destructivo que ha sido descrito en sueños y visiones es el acontecimiento de las bolas de fuego,[59] nosotros atribuimos este evento a cualquier fecha para la cual había indicios que apuntaban potencialmente a una gran calamidad.

Siempre tuvimos en mente, que, con una predicción exacta de un evento de esa escala, el pueblo de Dios finalmente vería inequívocamente la luz en Su mensaje y los 144.000 podrían ser encontrados y sellados. Posteriormente, entendimos que esto ¡impediría la fe que es necesaria que los 144.000 demuestren! Pero, aun así, parece que el único mensaje que lo hijos dormidos de Dios pueden entender es el de dolor y sufrimiento.

En retrospectiva, tenemos que darnos cuenta de que aparentemente nunca nos fue dado predecir esta señal y maravilla. Se nos dicen todas las cosas de antemano, pero esta maravilla en particular no se nos había dado a conocer hasta ahora. Pero esto es como debe de ser, porque Jesús mismo nos lo dijo:

Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán señales y prodigios, para engañar, si fuese posible, aun a los escogidos. Mas vosotros mirad; os lo he dicho todo antes. (Marcos 13:22-23)

Los relojes, que Dios nos ha dado, predicen todas las cosas. Con ellos, hemos resuelto enigmas perplejos de la cristiandad, señalado varias advertencias, dado muchos reproches y mucha instrucción, pero no señales grandes ni prodigios han sido mostrados por nosotros, por mucho que lo hemos deseado. Sin embargo, hay cientos de personas que proclaman la venida de un gran desastre, y si bien no todos ellos están de acuerdo, todos ellos convergen en un punto: ¡septiembre de 2015! ¿Estarán ellos en lo cierto? ¿Se contradecirá Jesús?

Algunos dicen que un asteroide golpeará la Tierra, algunos afirman que vendrá un cometa “Nibiru”, un colapso financiero mundial, etc., y como nosotros, ellos ven algunas de las mismas señales de advertencia de que el trono de la bestia y el Nuevo Orden Mundial están establecidos. Ellos están llamando a la gente a huir de las ciudades por sentido común (mientras que nosotros lo hemos hecho porque Dios reveló hace muchas décadas que era necesario), pero estos son ¡los falsos profetas! Nota que los falsos profetas “harán señales y prodigios”, mientras que Jesús predice a Sus discípulos todas las cosas. ¡No hay ninguna indicación de que todo lo que Él les dice a ellos es conocimiento que debe ser dado al mundo! Él hace una diferencia entre Sus discípulos y el resto de las personas. Si tú no crees que Jesús predice todas las cosas porque crees que Él todavía no sabe el día y la hora, entonces te excluyes de recibir el conocimiento de tiempo que Él quiere dar, y los eventos te tomarán por sorpresa.

... Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti. (Apocalipsis 3:3)

Es una generación malvada y adúltera la que exige una señal para poder creer. Jesús quiere que recibamos el amor de la verdad para ser salvos, ¡no un temor por las señales! Por lo tanto, las señales que Él da han sido tranquilas y apacibles. Y cuando las señales grandes y terribles comiencen será porque es demasiado tarde para que Su pueblo llegue a ser uno de los 144.000. Esto requiere fe que no depende de las señales. Ellos serán como ramas desgajadas, cuyos lugares serán ocupados por aquellos que no tuvieron la oportunidad de conocer la verdad. Sólo a través del arrepentimiento los adventistas podrán entonces de nuevo ser injertados en su propio árbol, para que puedan ser salvos a través del martirio. Las palabras de Pablo a los gentiles se aplican a los que no han tenido oportunidad de aprender la verdad hasta hoy:

Pues las ramas, dirás, fueron desgajadas para que yo fuese injertado. Bien; por su incredulidad fueron desgajadas, pero tú por la fe estás en pie. No te ensoberbezcas, sino teme. Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, a ti tampoco te perdonará. Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios; la severidad ciertamente para con los que cayeron, pero la bondad para contigo, si permaneces en esa bondad; pues de otra manera tú también serás cortado. Y aun ellos, si no permanecieren en incredulidad, serán injertados, pues poderoso es Dios para volverlos a injertar. (Romanos 11:19-23)

Los muchos que anuncian un gran desastre en septiembre bien podrán estar en lo cierto, pero a los que aman la verdad, se les dará el discernimiento para reconocer que ellos son falsos profetas, porque ¡el amor perfecto echa fuera el temor![60] ¡Ellos tendrán la fe para creer en la verdad contra el testimonio de las señales y prodigios, mientras que los que exigían señales para poder creer, bien podrán seguir a esos falsos profetas que les dieron sus señales diabólicas! Todos ellos enseñan una forma de error u otra que les llevará fuera del camino recto y los mantendrán entrampados a través de su poder engañoso.

inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia. (2 Tesalonicenses 2:9-12)

¡Piensa en ello! ¿Qué mejor manera tendría el diablo de engañar y seducir a los hijos de Dios, que “comprobar” a sus profetas por medio de predecir con precisión grandes señales y prodigios? Las masas asustadas ansiosamente buscarán a estos falsos profetas y buscarán conocimiento a sus pies, pero ¿qué encontrarán? ¿La verdad? No. Ellos encontrarán todos los errores y las falsas doctrinas de Babilonia, “comprobados” por las señales milagrosas.

Pero ellos no buscarán la única iglesia cuyas doctrinas son puras, porque ningún adventista jamás se contaminaría con la fijación de fechas mediante la predicción de una calamidad. En su opinión, todo eso es mera basura y forraje para los que están alertas a las teorías de conspiración. Sólo el Ministerio ÚltimoConteo se ha atrevido a aventurarse contra la corriente continua de crítica e incluso correos de odio de nuestros “hermanos” hacia fijar fechas y advertir de la calamidad venidera, y esto sin menoscabar cualquiera de los pilares de la fe adventista.

Ahora está turbada mi alma; ¿y qué diré? ¿Padre, sálvame de esta hora [de la dificultad]? Mas para esto he llegado a esta hora. Padre, glorifica tu nombre. Entonces vino una voz del cielo: Lo he glorificado, y lo glorificaré otra vez. Y la multitud que estaba allí [adventistas desinteresados], y había oído la voz, decía que había sido un trueno. Otros decían: Un ángel le ha hablado. Respondió Jesús y dijo: No ha venido esta voz por causa mía, sino por causa de vosotros. Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera. Y yo, si fuere levantado de la tierra [para ser visto en Orión], a todos atraeré a mí mismo. (Juan 12:27-32)

La voz que venía del Cielo, no fue entendida por todos. Algunos la oyeron como truenos terrenales, mientras que otros reconocieron que la voz provenía del ámbito celestial. Compara esto con la visión de Elena G. de White:

Pronto oímos la voz de Dios [desde Orión], semejante al ruido de muchas aguas, que nos anunció el día y la hora de la venida de Jesús. Los 144.000 santos vivientes reconocieron y entendieron la voz; pero los malvados se figuraron que era fragor de truenos y de terremoto. Cuando Dios señaló el tiempo, derramó sobre nosotros el Espíritu Santo, y nuestros semblantes se iluminaron refulgentemente con la gloria de Dios, como le sucedió a Moisés al bajar del Sinaí. {PE 14.2}[61]

¡La voz del Cielo que algunos percibieron como trueno es la voz de Dios en Orión, que nos da el día y la hora de la venida de Jesús! Y mientras Él glorifica Su nombre (carácter) en la persona de Sus santos, sus rostros se iluminan y brillan con gozo y paz santos. Si Jesús es levantado en Orión por Su pueblo que reconoce el mensaje por la voz celestial que es más que un trueno terrenal, y dejen al Padre glorificar Su nombre en ellos, entonces desde Orión, Él atraerá a todos a Sí mismo.

Amor abnegado

Fue en la Cruz, por supuesto, donde Jesús fue levantado, y a dónde todos los hombres son atraídos. Pero Jesús dijo también que...

Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz [siguiendo el ejemplo de Jesús], y sígame [mostrando el mismo amor abnegado]. Porque todo el que quiera salvar [preservar] su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará. (Mateo 16:24-25)

El amor de Jesús por la humanidad Lo llevó a entregar Su propia vida eterna por ellos y Él ordenó a Sus discípulos demostrar el mismo amor por los demás.

Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado. Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. (Juan 15:12-14)

Diagrama del amor
Figura 4 – Ilustración de Juan 15:12-14. Con el amor de Jesús en nosotros, nosotros ponemos nuestras vidas eternas en el altar para Jesús y Sus amigos.

En estas breves líneas, Jesús revela radiantemente un principio importante. Él dice que el amor más grande que un hombre puede tener, es el de ofrecer su vida por sus amigos. ¡Por supuesto, debemos entender que esa vida se refiere a la vida eterna, porque esto es lo que Jesús dio al convertirse en un hombre para siempre, y es obviamente un amor más grande que el de un hombre que sólo está dispuesto a ofrecer su vida terrenal, sabiendo que la recuperará! Sin embargo, la mayoría evitaría el sacrificio y simplemente ayudarían a sus amigos a llegar al Cielo juntos con ellos mismos.

Pero Jesús dice que nos convertimos en Sus amigos cuando nos amamos los unos a los otros de acuerdo con Su ejemplo hacia nosotros. Él nos amó lo suficiente como para morir por nosotros, y al recibir Su amor podemos amarnos los unos a los otros lo suficiente ¡como para morir el uno para el otro también!

Aborreced lo malo, seguid lo bueno. Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros; (Romanos 12:9-10)

Cuando somos elevados al círculo de amigos de Jesús, todos darían su lugar en el Cielo en respeto al otro, si ese sacrificio fuera necesario. (Esto es válido incluso hacia el mundo ingrato, pero es claramente una relación más estrecha cuando el amor es mutuo.)

Considerando que Jesús, y por supuesto todas las huestes celestiales están en este círculo de amigos, ¡Él también está diciendo que estaríamos dispuestos a hacer ese sacrificio por Dios mismo y todo el universo no caído!

Podrás estar pensando, “Bueno, ¿y qué significa eso? No es como si un sacrificio de nuestra parte ameritara algo, y, aun así, ya están a salvo en el Cielo, así que, ¡¿que podría efectuar por ellos?!” Si esto refleja tus pensamientos, por favor considera un par de cosas. Primero, es cierto que, aunque demos nuestra vida eterna, ¡no podría hacer expiación por ningún pecado! Sólo la vida de Jesús sin pecado podría hacer eso. ¡Pero no es por eso que ofreceremos nuestras vidas eternas!

En los servicios de sacrificio judíos había diferentes tipos de sacrificios, y no todos eran por el pecado. Ofrendas de paz eran ofrendas voluntarias ofrecidas como una expresión de gratitud o alabanza. Un destacado erudito bíblico adventista de mediados del siglo XX explica su uso:

Los sacrificios de paz eran de tres clases: las ofrendas de agradecimiento, las ofrendas por un voto, y las ofrendas voluntarias. De éstas, la ofrenda voluntaria o de alabanza parece la principal. Se ofrecía en ocasiones de gozo, de agradecimiento por algún caso específico de liberación o por alguna bendición señalada que se había recibido. Era ofrecida por un corazón lleno de alabanza hacia Dios, que desbordaba de gozo.[62]

La ofrenda de paz era una ocasión alegre y se comía en el templo junto con el sacerdote, los levitas y los miembros de la familia, incluyendo a sus siervos. No era ofrecida para obtener paz, sino más bien como una expresión de gratitud por la paz que ya había sido recibida. Su descripción contiene un simbolismo revelador en la ofrenda de harina que acompañaba al sacrificio de animales.

Y esta es la ley del sacrificio de paz que se ofrecerá a Jehová: Si se ofreciere en acción de gracias, ofrecerá por sacrificio de acción de gracias tortas sin levadura amasadas con aceite, y hojaldres sin levadura untadas con aceite, y flor de harina frita en tortas amasadas con aceite. Con tortas de pan leudo presentará su ofrenda en el sacrificio de acciones de gracias de paz. (Levítico 7:11-13)

La combinación de pan con levadura con pan sin levadura es interesante a la luz del entendimiento de que la levadura en las ofrendas representaba la contaminación con el pecado.

¿No será que, en vista de que ésta es una comida común de la cual participaban Dios, el sacerdote y el ofrendante, el pan sin levadura representaba a Aquel que es sin pecado y es nuestra paz; y la levadura representaba la imperfección del hombre que es, sin embargo, aceptada por Dios?62

Las ofrendas de paz también eran ofrecidas en conexión con votos de consagración, donde una persona podría consagrarse por completo a Dios como una respuesta amorosa a Su gracia hacia ellos. La ofrenda de paz, sin importar el tipo, era una ofrenda a Dios expresando amor y gratitud, y esta es la ofrenda que Jesús dice que Sus discípulos más cercanos harían, a quienes Él llamó Sus amigos.

Probando la voluntad de Dios

Sin embargo, ¡no te hagas a la idea, que debido a que es una ofrenda voluntaria de gratitud, no es importante en el plan de salvación! De hecho, ¡juega un papel fundamental! Jesús hizo disponible la salvación, pero ¿quién la ha elegido? ¿Hay primicias? Sí, la Biblia específicamente identifica a los 144.000 como las primicias:

Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero. (Apocalipsis 14:4)

Observa cómo dice que fueron redimidos de entre los hombres, ¡casi como si fueran los únicos que son redimidos! Sin embargo, es evidente, que estas pocas personas no son las únicas salvas, incluso de la última generación de los vivos, pero ellos son primicias – el fruto de la cosecha, que es el primero en estar listo para la cosecha. Su papel especial en la salvación se hace más claro en el verso anterior:

Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. (Apocalipsis 14:3)

Ellos son apartados del resto de la humanidad por una “canción” que aprendieron, que tiene algo que ver con su redención. Una canción es una expresión poética y sincera de la experiencia propia. Sólo ellos pueden aprender la canción, porque sólo ellos tienen esa experiencia especial en la redención. Se nos da una idea acerca de lo que es la experiencia, por el hecho de que se canta delante del trono. Jesús presenta a los 144.000 al Padre en Su trono con gran gozo mientras cantan la canción:

Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría, al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén. (Judas 24-25)

El factor distintivo es que son completamente redimidos, y por el poder de Su Espíritu en ellos, cumplen el mandato de Jesús a aquellos atrapados en el pecado, “Vete, y no peques más”.[63] Jesús los presenta sin mancha – sin pecado – y ellos sirven como la demostración indiscutible que ¡Su redención es completa y eficaz!

Pero, ¿cómo puede ser esto posible? Aquellos quienes creen que vamos a dejar de pecar antes de que Jesús venga, a menudo son acusados de ser farisaicos, como si ellos fueran capaces de dejar de pecar por su propio esfuerzo grande, ¡pero nada podría estar más lejos de la verdad! ¡El pasaje citado anteriormente claramente da la gloria a nuestro Salvador, identificándole como Aquel que es capaz de hacer esta gran obra!

Lo que los 144.000 hacen, requiere sólo su disposición:

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. (Romanos 12:1-2)

Porque ya sabéis qué instrucciones os dimos por el Señor Jesús; pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación: (1 Tesalonicenses 4:2-3)

Aquí es donde entra la ofrenda de paz. Nosotros simplemente nos presentamos a Él como un voto de consagración – una disposición a ser utilizados por Él en cualquier manera que Él estime apropiada. Es una entrega total de sí mismo, de tal manera que nuestra ofrenda es simplemente nuestros “cuerpos”, para ser renovados en la mente por la morada de Su Espíritu en nosotros. La entrega es algo que NO es hecho. Es lo que queda, cuando nosotros PARAMOS de aplicar esfuerzo, así que no es nada para jactarnos de nosotros mismos.

Y este voto de consagración, la ofrenda de nuestros cuerpos como sacrificios vivos, que es agradable a Dios, a pesar de la levadura de nuestra imperfección, sirve para comprobar la voluntad de Dios: ¡nuestra santificación! De esta manera, los 144.000 comprueban que la santificación completa es posible ofreciéndose por completo a Dios, incluyendo sus vidas eternas. Por su voto, se comprometen a “seguir al Cordero por dondequiera que va”, diciendo con Job: “aunque él me matare, en él esperaré”,[64] y con Jesús, “no se haga mi voluntad, sino la tuya”.[65] Ellos honrarán a Dios a través de la obediencia perfecta, hecha posible por el poder de Jesús de guardarlos de la caída, y ellos lo harán sin esperar ninguna recompensa. Aunque Él tome mi vida eterna, aun así, voy a servirle al darle mi cuerpo para que Su Espíritu lo posea y para comprobar que la salvación del hombre del pecado es posible.

Esta ofrenda a Dios es tan importante, porque es lo que se mostrará como evidencia decisiva de que el sacrificio de Jesús fue 100% suficiente para redimir al hombre del pecado, y para mostrar que...

Más preciosa es [la sabiduría] que las piedras preciosas; Y todo lo que puedes desear, no se puede comparar a ella. (Proverbios 3:15)

Los 144.000 confían en que Dios los sostendrá en el día de la ira de Dios, y ellos responden a la vana imaginación de aquellos que dicen que el Señor no puede mantener al hombre libre de pecado. Debido a su testimonio del poder de Dios para poner un fin absoluto al pecado en sus vidas, éste nunca surgirá de nuevo para arruinar el Universo.

En presencia de su indignación, ¿quién resistirá? ¿Quién se mantendrá en pie ante el ardor de su ira? Su furor se derrama como fuego, y las rocas se despedazan ante El. Bueno es el Señor, una fortaleza en el día de la angustia, y conoce a los que en Él se refugian [los 144.000]. Lo que traméis contra el Señor, Él lo hará completa destrucción; no surgirá dos veces la angustia [el pecado]. (Nahúm 1:6-7,9, LBLA)

De esta manera, ellos completan el ministerio de Jesús, el Sol de Justicia, quien es adorado de sábado en sábado en la tierra nueva. Y como la luna refleja la luz del sol, ellos brillan con Su reflexión, siendo restaurados a Su imagen[66] mientras están en su carne pecaminosa, y serán recordados de mes en mes:

Y sucederá que de luna nueva en luna nueva y de día de reposo en día de reposo, todo mortal vendrá a postrarse delante de mí —dice el Señor. (Isaías 66:23)

Un segundo testigo

La interacción de los días de reposo, las lunas nuevas y las santas convocaciones, es un tema del tiempo que comenzó en el Éxodo de Egipto con la institución de las fiestas del Señor y sus días de santa convocación. Egipto representa el pecado y el Éxodo de esa nación representa que Dios libró a Su pueblo del pecado. Nosotros hemos de ser purificados de la contaminación del pecado, al igual que Israel tenía que separarse de las prácticas de Egipto. Dios quería implantarse a Sí mismo en medio de ellos, pero Él necesitaba el santuario para permitir Su presencia en medio de un pueblo pecador sin destruirlo.[67] Todo el servicio del santuario – todos sus sacrificios, sus muebles, sus fiestas y sus santas convocaciones – sirvió, para ilustrar la increíble liberación de la esclavitud del pecado hecha por Dios.

Uno de los principios del tribunal de Dios es que para una sentencia de muerte se requiere más de un testigo antes de poder ejecutar la sentencia.

Por dicho de dos o de tres testigos morirá el que hubiere de morir; no morirá por el dicho de un solo testigo. (Deuteronomio 17:6)

El reloj de Orión dio la fecha límite para el arrepentimiento, especificando el día de la ira de Dios. Pero éste, con todas sus fechas marcadas, cuenta sólo como un testigo. Con el fin de cumplir con el requisito de Su propia Ley, Dios necesitaba al menos un testigo confiable más para validar la sentencia. El segundo testigo es otro reloj, que se encuentra en un lugar completamente diferente, y se deriva de un conjunto de estudios completamente diferente. Se deriva de los servicios del santuario judío y los Grandes Sábados instituidos en la época del Éxodo. Veamos muy brevemente a este segundo testigo para ver si la evidencia apoya la hipótesis de que sí es un testigo digno de confianza, o si simplemente se trata de un conjunto casual de coincidencias, que no contiene un testimonio confiable.

El tabernáculo en el desierto
El tabernáculo en el desierto

El santuario en sí, en el que Dios habitaba, era un tipo de Jesucristo, porque “el Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros”.[68] La primera pieza del mobiliario que uno podía encontrar al entrar en el atrio del santuario era el altar del holocausto. Esto representa la Cruz de Jesucristo. Es el tema y el punto central de la Salvación. El Reloj de Orión se centra en la estrella que representa a Jesús, Él que fue herido, y nos enseña acerca de Su carácter. De la misma manera, el Reloj del Gran Sábado tiene como fundamento la Cruz de Jesucristo y también nos enseña acerca de Su carácter.

Es en la Cruz que encontramos la llave que abre el misterio del verdadero calendario de Dios. La profecía de Daniel de las setenta semanas apunta directamente al año 31 d.C. como el año de la crucifixión de Jesús, pero la mayoría de la gente desacredita esa fecha porque no había una crucifixión posible en un viernes durante esa Pascua según el calendario judío comúnmente aceptado. Ellos sugieren que las setenta semanas de la profecía de Daniel comenzaron en un tiempo diferente, o ellos usan algunas otras razones para la muerte de Jesús en un año diferente. Incluso los adventistas no tienen una refutación sólida para el argumento en contra del año 31 d.C. Pero, en realidad, ¡es este mismo dilema el que arroja luz sobre cómo funciona el verdadero calendario de Dios!

Una vez que eso se sabe, es posible determinar con exactitud cuándo ocurre cada día de fiesta en cualquier año desde la institución de los servicios festivos hasta lejos en el futuro. Sólo hay un problema: Durante la fiesta de los panes sin levadura, que era en el primer mes del año, eran requeridos algunos tallos de cebada recién recogidos procedentes de la nueva cosecha (el año judío comenzaba justo en el tiempo en que la cebada comenzaba a madurar). Esto significaba que ¡no podían comenzar el Año Nuevo antes de que tuvieran cebada madura para usar en los servicios de la Pascua! Si no se encontraba cebada en los campos alrededor de Jerusalén, ellos posponían el año hasta la siguiente luna nueva, cuando sin duda habría cebada utilizable. En el calendario lunar esto es el equivalente al día bisiesto que añadimos cada cuatro años en el calendario solar gregoriano.

Por esta razón, siempre hay dos tiempos posibles para cada fiesta en un año determinado, y esto significa que las santas convocaciones – los sábados declarados de las fiestas – pueden también ocurrir en diferentes fechas. ¡Dios lo diseñó así para que Él siempre tuviera la última palabra sobre el tiempo!

El Año Nuevo bíblico puede comenzar después de que la Tierra en su trayectoria alrededor del Sol cruza la línea de demarcación del equinoccio de primavera. En la primera luna creciente que le sigue, el primer mes comienza si hay grano disponible para la ofrenda mecida, y también son confirmados los días de la semana cuando ocurrirán las fiestas.

El verdadero Gran Sábado

La Pascua y las fiestas subsecuentes de primavera todas apuntaban a los acontecimientos alrededor del primer advenimiento de Jesús. De hecho, Jesús yacía en la tumba durante un día muy especial: No sólo era un día de reposo semanal,[69] sino también era un Gran Sábado. Juan hace una referencia pasajera a esto cuando Él comenta “pues aquel día de reposo era de gran solemnidad”.[70] La mayoría de los cristianos creen que cada santa convocación de las fiestas era considerada un Gran Día, pero la Biblia nunca se refiere a ellas como tal.

Las fiestas del Señor son definidas en Levítico 23. El capítulo comienza definiéndolas como incluyendo los sábados semanales. Luego, como si reiterando la definición, enumera todas las fiestas anuales, comenzando con la Pascua. Esta repetición peculiar nos dice algo acerca de la relación entre el sábado semanal y los sábados anuales declarados de las fiestas.

En primer lugar, son diferenciados. El sábado semanal se encuentra en su propia definición, y, de hecho, es una fiesta del Señor, y una santa convocación, pero no está en la misma categoría que los sábados festivos anuales, ya que es uno de los Diez Mandamientos escrito en piedra por el dedo de Dios, representando tanto su permanencia (siendo “grabado en piedra”) y su estrecha relación con Su carácter (siendo escrito con Su propio dedo – ¡así como la caligrafía de una persona da pistas acerca de su personalidad)! Sin embargo, las leyes acerca de las fiestas fueron pronunciadas solamente a Moisés, quien luego las escribió en un pergamino y las relató al pueblo.

En segundo lugar, a pesar de que son diferenciados, ambos grupos (los sábados del séptimo día de la semana y los días sábado de las fiestas anuales) son considerados fiestas del Señor, utilizando el mismo lenguaje. Esto tiene sentido teniendo en cuenta que la palabra “fiestas” significa “tiempos señalados”. El Señor tiene un tiempo señalado semanalmente y tiempos señalados anualmente. Y teniendo dos definiciones para las fiestas significa que debemos combinarlas para obtener una comprensión más completa. Por lo tanto, tiene que haber importancia para esos tiempos establecidos que son sábados por ser a la vez el séptimo día de la semana y un sábado anual señalado. Estos son aludidos adecuadamente como “Grandes Días” porque son días doblemente designados.

El entendimiento tradicional de la mayoría de los cristianos en relación con los Grandes Días no toma en cuenta la definición completa. Ellos ignoran el hecho de que el sábado semanal también es incluido como una fiesta del Señor en el mismo pasaje. No hay nada especial acerca de un sábado de fiesta ordinario para llamarlo un “Gran Sábado”. Por esta razón, los Grandes Días son definidos mejor como sólo estos sábados festivos que caen también en el sábado del séptimo día.

Te podrás preguntar, ¿por qué es esto importante? La respuesta está en el testimonio silencioso dado cuando el cuerpo del Dador de la Vida yacía sin vida en la tumba. Su sangre vital, que provino de ese cadáver pálido, fue derramada como una ofrenda de amor para nuestra expiación, porque quebrantamos Su Ley. Él no podía cambiar la Ley, porque estaba escrita en piedra. Más bien, el único medio para nuestra salvación fue que Jesús, el Rey de Gloria, diera Su vida para convertirse eternamente en un hermano de los pequeños gusanos llamados humanidad. Aquel que era igual al Padre – el Uno que poseía los atributos infinitos del Todopoderoso – se humilló a Sí mismo a la forma de un bajo gusano humano – no sólo para la duración de una vida terrenal, sino por toda la eternidad. Éste es el carácter para el cual testificó Su cuerpo herido y sin vida en ese Gran Sábado triste del 25/26 de mayo de 31 d.C.

En la Creación, Dios descansó y reposó el séptimo día. Después de establecer el ejemplo, Él ordenó a Su creación que descansara del mismo modo en el día sábado. En ese Gran Sábado, el cuerpo reposando de Jesús dio el ejemplo de consagración completa y amor infinito, y como antes, Él lo ordena a Sus discípulos: “Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado”.[71]

La genética de los Grandes Sábados

Si queremos ser amigos de Jesús y guardar Su mandamiento de amarnos los unos a los otros infinitamente, entonces tendremos que entender el mensaje que Dios ha puesto en los Grandes Sábados, porque en ese mensaje está la provisión para que Su carácter sea reproducido en nosotros. Como sólo pudiera hacer el Creador del Cielo y la Tierra y todo lo que hay en ellos, Él ha creado en los Grandes Sábados una hermosa imagen, ¡una analogía del proceso de reproducción del carácter a nivel celular! Desde las vastas distancias del espacio interestelar hasta la precisión atómica de los procesos dentro de la célula humana vemos la caligrafía del Creador, y ésta proclama la perfección eterna del carácter de Dios.

Cada célula de nuestro cuerpo está en contacto con la sangre, y ésta trae el oxígeno que necesita la célula para sostener su vida. Las células son como pequeños santuarios, donde el oxígeno es distribuido, la nutrición es utilizada, la energía es generada, y las enzimas trabajan. Dentro de este santuario viviente se encuentra un recinto interior protegido donde se almacena el ADN. Aquí es donde la ley de la célula está escrita, al igual como la Ley de Dios fue guardada en el compartimiento más sagrado del santuario. Esta ley del ADN contiene las instrucciones de fabricación para cada máquina de enzimas en la célula, y es consultada cada vez que más de ellas son necesarias para realizar una tarea celular particular. Las características que nuestros hijos reciben se pasan a ellos a través del ADN. No sólo nuestros rasgos físicos, sino nuestro carácter está del mismo modo escrito en nuestro ADN, como se puede ver cuando un niño demuestra comportamientos que son claramente similares a los de sus padres, antes de que haya tenido la oportunidad de aprenderlos a través de la observación.

Este principio está eludido en el mensaje de los Grandes Sábados. Así como el Gran Sábado cuando Jesús descansó en la tumba encapsuló simbólicamente Su carácter, de igual manera los Grandes Sábados a través del tiempo en conjunto hablan de Su carácter. Si piensas en la Lista de los Gran Sábados como un largo “cromosoma” de ADN temporal que se extiende desde la institución de las fiestas en el Éxodo hasta el final de la historia humana, entonces el intervalo de tiempo de los mensajes de los tres ángeles de Apocalipsis 14 se compararía a un solo “gen” en ese cromosoma de tiempo. El propósito de Dios para la hora del Juicio era preparar un pueblo que ¡estaría dispuesto a recibir el gen de la vida!

Este “gen” de carácter que los 144.000 necesitan, está trazado por los Grandes Sábados en el transcurso del anti-típico Día de la Expiación – el lapso de tiempo representado en el Ciclo del Juicio de Orión, y prefigurado en la fiesta solemne de Yom Kipur, cuando todo el pecado de Israel era simbólicamente borrado.

Porque en este día se hará expiación por vosotros, y seréis limpios de todos vuestros pecados delante de Jehová. (Levítico 16:30)

Esto representaba más que el perdón, porque este era obtenido en el altar del holocausto. El perdón era concedido diariamente, pero en este día de fiesta especial en el séptimo mes, ellos no sólo eran perdonados, ¡sino limpiados! Era acerca de estar limpio delante de Dios – acerca de recibir el carácter de Jesús en sus corazones. Por lo tanto, es este período, durante el cual este “gen” es codificado en los Grandes Sábados.

Existe un número de correlaciones alegóricas entre el ADN biológico y la Lista de los Gran Sábados.

ADN BiológicoLista de Gran Sábados
Consiste en una lista de diferentes pares de bases sin significado inherente. Consiste en una lista de varios Grandes Sábados posibles sin significado inherente.
Contiene tripletes de pares de bases que son interpretados como componentes básicos para las proteínas. Contiene tripletes de Grandes Sábados posibles que apuntan a elementos del carácter de Cristo.
Algunos tripletes de pares de bases (mejor conocidos como codones) son codones de inicio o de terminación que dan indicación para que la transcripción inicie o termine respectivamente. El período durante el cual se proclamaron los mensajes del primer y del segundo ángeles fue 1841-1843 y los Grandes Sábados de este período representan el codón de inicio, que no se encuentra en ningún otro lugar en la secuencia.
Los ribosomas – los componentes celulares que interpretan los codones tripletes – identifican cada codón comparándolo a un patrón interno. “Los codones de terminación” en la Lista de los Gran Sábados son identificados como aquellos que coinciden con el patrón de Grandes Sábados para el triplete de 1888-1890, cuando Jesús podría haber terminado la historia si el mensaje de 1888 hubiera sido aceptado.[72]
Los codones se agrupan por los dos primeros pares de bases del triplete, de modo que si son los mismos por lo general representan el mismo componente básico.
gt dna2 es
Otros “codones de terminación” en la Lista de los Gran Sábados son identificados como aquellos que tienen el mismo patrón en los dos primeros años.[73]

HSL triplet diagram
Mientras que un codón de terminación puede a veces no realmente parar la transcripción, un codón de terminación doble (dos codones de terminación consecutivos) siempre detiene la transcripción. Varios “codones de terminación” ocurren en la secuencia, pero al final, dos están en sucesión inmediata, formando un “codón de terminación doble”, significando que la historia no continuará como lo hizo después de 1888.
El ADN es de doble cadena. Los Grandes Sábados posibles se agrupan en dos “cadenas” de acuerdo a si se derivan de las fiestas de primavera o de otoño.
El ADN tiene una estructura helicoidal. La luna es el factor clave que determina las fechas de los Grandes Sábados, y ésta traza una trayectoria helicoidal a través del espacio, al dar vuelta a la Tierra en su trayectoria alrededor del Sol.

Si ésta analogía fuera sólo imaginaria, entonces ninguna información viable podría derivarse de los códigos resultantes. Sin embargo, la información que los tripletes revelan es en sí altamente estructurada y correlacionada con el Reloj de Orión.

Diagrama de LGS

Durante este período de Juicio, Dios entrenó y zarandeó a Su pueblo para separar a aquellos quienes serían utilizados para desempeñar el papel de los 144.000. Él les dio instrucción y corrección y esto sirvió como una prueba para ellos. Esto representa el consejo y la instrucción que Él da a cada uno de nosotros. Aquellos quienes serán contados como sabios al final, son los que humildemente recibirán Su instrucción y corrección en cada etapa del proceso.

Escucha el consejo, y recibe la corrección, Para que seas sabio en tu vejez (Proverbios 19:20)

Estos son los que van a brillar al final, alumbrando a la Tierra con el mensaje del Cuarto Ángel.

Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad. (Daniel 12:3)

La siguiente lista enumera alguna de la información que es revelada después de un análisis adicional.

  • El codón de inicio ocurre inmediatamente antes de 1844, es el comienzo del Gran Reloj de Orión, y representa los mensajes del primer y del segundo ángeles.

  • La secuencia termina con las fiestas de otoño de 2015, el mismo tiempo que el Reloj de Orión termina (el último año en Orión es 2014, que se extiende desde el otoño de 2014 al otoño de 2015).

  • Todo el codón de terminación doble abarca el período durante el cual el último mensaje de advertencia (la plenitud del mensaje del Cuarto Ángel) es dado al mundo.

  • Exactamente los mismos códigos del triplete de 1888-1890 (no sólo los dos primeros, sino los tres) se repiten en el último triplete de 2013-2015. Están relacionados porque ambos tripletes señalan los tiempos en que Jesús podría regresar.

  • El triplete de 1861-1863 apunta a la organización formal de la iglesia, y los códigos son repetidos de forma idéntica en el triplete de 2010-2012, que señala el final de la utilidad de la organización de la iglesia (cuyo destino fue sellado en la transgresión con el Sábado de la Creación al final del Juicio de los Muertos en octubre de 2012.)

  • El triplete de 1915-1917 apunta a la muerte de Elena G. de White en 1915 y la redacción de la primera declaración de la Conferencia General de la cooperación con otras denominaciones en 1917.[74] Estos códigos idénticos son repetidos en el triplete de 1986-1988, cuando la iglesia se unió abiertamente al movimiento ecuménico como el último paso en el proceso de unificación con la única religión mundial.

  • Hay exactamente siete períodos de aproximadamente 24 años en toda la lista que son un reflejo de los 24 períodos de 7 años en el Reloj de Orión, al igual que el santuario terrenal (sobre el cual se basa la Lista de los Gran Sábados) es un reflejo del Santuario Celestial en Orión.

  • No ocurren otros tripletes durante este período que tengan los primeros dos de los tres códigos exactamente iguales al triplete de referencia (1888-1890). Es decir, no existen codones de terminación irrelevantes.

  • El triplete de 1935-1937 apunta al comienzo de la Teología de la Última Generación. Durante este tiempo, M.L. Andreasen escribió y publicó (para el liderazgo de la iglesia en 1937[75]) el estudio clásico sobre el Servicio del Santuario, que sienta las bases de esta teología. Ella forma una parte prominente en Nuestra Alta Vocación y lo que nosotros llamamos el Mensaje del Cuarto Ángel.

  • El triplete de 1959-1961 marca la denunciación de M.L. Andreasen por parte de la iglesia y el fin de la lucha contra un entendimiento erróneo de la naturaleza humana de Jesús, el comienzo del cual está marcado en Orión.

Estos hitos de tiempo identifican doctrinas claves que son necesarias para poder cumplir el propósito de los 144.000 como se explicó anteriormente. Todos ellos están expresados en el trasfondo alegórico de la transcripción del ADN como una ilustración de la reproducción del carácter de Jesús por medio de los 144.000 que completarán Su ministerio en la Tierra, siendo recipientes limpiados del ego y preparados para que el Espíritu Santo los use. El mensaje en sí es derivado de los Grandes Sábados, que contienen este mismo carácter abnegado que Jesús demostró en la Cruz.

Si crees que estas correlaciones son meras casualidades, entonces debes tener una explicación de por qué esas “ocurrencias casuales” parecen estar correlacionadas intencionalmente. ¿Puedes explicar las similitudes temáticas con el Reloj de Orión? Sólo el hecho de que sus marcadores de tiempo son un reflejo de los del Reloj de Orión, y terminan exactamente en la misma temporada, ¡debería ser prueba suficiente para eliminar toda duda en cuanto a su relación! Añade a esto los paralelismos temáticos con la transcripción del ADN y la Cruz de Jesús, y hay abundante evidencia. Solo Uno con el conocimiento y la capacidad infinita, que conoce el fin desde el principio, podría organizar los movimientos del Sol y de la Luna de tal manera que armonicen con la historia que transcurre en la Tierra. ¿Oyes la música de las esferas? Cuando la Luna traza su trayectoria elegante y helicoidal alrededor del Sol junto con la Tierra, suenan sus cuerdas armoniosas en la orquesta celestial. La percusión acelerada de las señales del fin, complementan la línea básica rítmica de Orión, todo en el tiempo perfecto del Creador. ¿Oyes la voz como de muchas aguas? ¿Aprenderás la canción que cantan los 144.000 al beber de esa agua y al guardar el tiempo junto con el coro de las estrellas?

¿Entiendes ahora, que Dios de hecho marca el tiempo? Con cada campanada de Su reloj, los que guardan el tiempo con Él escuchan el latido de amor abundante de Su corazón y son animados a seguir Su ejemplo. Escucha atentamente a ese latido y añade tu voz a la canción melódica para nuestros amigos en el Cielo.

La tercera y cuarta generaciones

Este Buque del Tiempo – la Lista de los Gran Sábados – nos da el estándar de medición. Tenemos que levantar la Cruz por medio de nuestro ejemplo en apoderarnos de las promesas de Dios y aprender a vencer el ego y dejar que la justicia de Jesús brille a través de nosotros, para que todos sean atraídos a Él. ¿Hemos ordenado nuestras vidas como corresponde? ¿Te acuerdas de la bendición de Jesús para el siervo prudente que dio el alimento a su casa a tiempo?[76]

Dios escogió a la Iglesia Adventista del Séptimo Día para ser el mayordomo sobre Su casa; para entregar al mundo el pan de vida.

Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo? Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así. De cierto os digo que sobre todos sus bienes le pondrá. (Mateo 24:45-47)

¿Ha sido fiel la Iglesia, como el siervo prudente? ¿O ha seguido el camino del siervo malo?

Pero si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir [“Él no viene tan pronto como indica Orión”]; y comenzare a golpear a sus consiervos, y aun a comer y a beber con los borrachos [siguiendo el ejemplo del mundo], vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe [porque rechazó el conocimiento del tiempo], y lo castigará duramente, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes. (Mateo 24:48-51)

El siervo malo era un hipócrita porque amaba más las tinieblas que la luz, mientras que profesaba ser un siervo del Señor. La luz del Cuarto Ángel comenzó a llegar a la iglesia en 1888, pero como el siervo malo, los líderes de la iglesia amaban la oscuridad y odiaban la luz.

Y esta es la condenación: que la luz [el Espíritu Santo] vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. (Juan 3:19-20)

Mediante el establecimiento de las creencias tradicionales como el estándar dorado de la verdad, en vez de humildemente regresar a las Escrituras en estudio para comprender si las creencias tradicionales necesitaban refinamiento, ellos seguramente de la misma manera cometieron idolatría ¡como si hubieran adorado a una estatua de oro! ¿Y qué dice Dios acerca de dar tributo a otros dioses?

No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia a millares [de generaciones[77]], a los que me aman y guardan mis mandamientos. (Éxodo 20:5-6)

Como la historia de Israel ilustra conmovedoramente, la maldad de los padres continua en las generaciones posteriores a menos que haya una reforma decidida y consistente. Pero por falta del esfuerzo meticuloso de fe necesario para hacer eso, los hijos adoptan los pecados de sus padres, y ellos serán visitados con el juicio de Dios.

Colectivamente, la familia de Dios está representada por la iglesia, así que los “padres” no significan los padres físicos, sino deben ser entendidos como siendo los padres espirituales de la iglesia. Ellos son los líderes que influyen la iglesia a tomar una dirección particular. En la época del Gran Chasco, la “iglesia” era un grupo naciente de personas jóvenes – muchos en su adolescencia tardía y en sus años veinte – y ellos estudiaron fervorosamente el uno con el otro acerca de las profecías y las doctrinas de la Biblia. Ellos entendieron la lógica y la enseñanza de las Escrituras y pudieron razonar de causa a efecto. Ellos amaban a Jesús y estaban ansiosos por verlo venir en el transcurso de sus vidas, y esto los llevó a consagrarse totalmente a Él, renunciando al mundo, estando dispuestos a sufrir por lo que fuera necesario por el movimiento con el que ellos se identificaron y con el Dios que amaban.

Cuando la iglesia fue organizada oficialmente, muchas de estas mismas personas, ahora en sus años 30 y 40, fueron quienes la condujeron en su desarrollo. Las fotos que tenemos de ellos fueron tomadas cuando eran mayores, pero en los primeros años de la iglesia, ¡nuestros “pioneros” eran notablemente jóvenes! Sin embargo, ellos tenían experiencia en el estudio y la enseñanza de la doctrina impopular y conocían bien sus Biblias. Debido a la bendición de Dios por su consagración, ellos lograron mucho con sus escasos recursos y bajos números.

El Buque del Tiempo se divide en siete periodos con un promedio de 24 a 25 años, que es la longitud aceptada de una generación de hoy.[78] Éste nos lleva de generación en generación a través de la historia de la Iglesia, señalando pruebas claves que las personas pasaron cuando cada nueva generación trajo su propio carácter e ideas a la obra. La prueba que más tenía en juego fue sin duda cuando el Espíritu Santo vino a traer la preciosa verdad de la justificación por la fe en 1888.

Para ese entonces, algunos de los fundadores ya habían fallecido, y una nueva generación había tomado el liderazgo principal, quienes no habían pasado por muchas de las pruebas de fe como lo habían hecho los pioneros de la iglesia. Esta nueva generación había crecido más en favor al mundo, y menos sumisa a Dios, y menos dispuesta a sufrir por amor a la verdad.[79] Estas influencias sutiles les llevaron inconscientemente a mirar al aspecto externo y las fallas de los mensajeros, en lugar de evaluar el mensaje dado por ellos de acuerdo a la palabra de Dios. Su orgullo se negó a reconocer que gran luz podría venir de las manos de tales mensajeros, y ellos rechazaron el Espíritu Santo como resultado.

Esta fue la maldad de ellos, y ellos fueron los padres culpables que dirigían la iglesia. Como resultado, perdieron la oportunidad de terminar la obra y entrar en el Cielo. Más aún, la siguiente generación en liderar después de ellos, perdió la voz profética que había hecho mucho para mantener a la iglesia en orden. “Sin profecía el pueblo se desenfrena.”[80] Entonces ellos fueron liberados para proseguir su curso de transigencia sin la voz de constante reproche que se los impidiera. Ellos fueron la primera generación después de los padres culpables.

Pero, así como Josué y Caleb fueron fieles en Israel, hubo aquellos que aún permanecieron fieles a pesar de las actitudes predominantes. Entre éstos se encontraba M.L. Andreasen, quien surgió como un erudito prominente en la iglesia durante esa época y a quien el Señor dio otro rayo de la luz del mensaje del Cuarto Ángel para Su pueblo. Pero el espíritu predominante de esta segunda generación no acogió la luz más de lo que sus antepasados de la iglesia hicieron en 1888, y ellos lo rechazaron a él y al mensaje que dio, incluso en última instancia revocando su licencia ministerial.

La esperanza prolongada

Un detalle interesante acerca de este plan del tiempo es traído a la luz por el ciclo de Jubileo. El Reloj de Orión apunta a 1540 a.C. como el año en que los hijos de Israel entraron a Canaán, la Tierra Prometida. Este fue el año de inicio del conteo del Jubileo, y le da un significado claro al Jubileo como ¡un tiempo relacionado con la entrada a la Tierra Prometida Celestial! El Jubileo ocurría un año después de cada séptimo año sabático, es decir cada 49 años. Comenzando nuestro conteo a partir de 1540 a.C. y contando 70 ciclos del Jubileo (3430 años), nos lleva ¡exactamente a 1890 d.C.![81]

¡Este es el año al que Elena de White se refirió, como cuando la Tierra Prometida Celestial podría haber sido alcanzada! Exactamente dos años antes, el Espíritu Santo intentó traer los primeros rayos de la luz del Cuarto Ángel. Un ciclo más del Jubileo nos lleva a 1939, y esto es exactamente dos años después de que Andreasen publicó su obra para los líderes de la iglesia, que ¡contenía luz adicional del Cuarto Ángel! Si la iglesia se hubiera arrepentido y hubiera acogido esa luz, ¡hubiera estado en una mejor posición para aceptar la verdad hoy día!

En lugar de ello, con cada generación sucesiva, se hundieron más y más en el fango de sus ideas y caminos equivocados. Estos líderes no consagrados, condujeron a la iglesia con todo su poder hacia la unidad con el mundo, neutralizando doctrinas únicas y uniéndose públicamente al movimiento ecuménico. Este es el testimonio de la tercera y la cuarta generaciones de sus padres de la iglesia, quienes mostraron su aborrecimiento hacia Dios en 1888.

La cuarta generación subió al liderazgo cerca del tiempo del siguiente Jubileo en 1988. Esto también está marcado en el Buque del Tiempo, pero esta vez no había luz. Está marcado como una mancha oscura terminando el triplete, cuando las semillas plantadas en 1917 al “cooperar” con otras religiones habían crecido hasta convertirse en árboles establecidos con su primer fruto amargo madurando en 1986, cuando la iglesia se unió públicamente al movimiento ecuménico, a pesar de todos los esfuerzos del Espíritu Santo para traer la reforma. En ese Jubileo vacío, la iglesia rechazó una vez más todo el esfuerzo del Espíritu Santo sobre las generaciones anteriores, y completó la unidad con el mundo a través de usar la fuerza del estado para proteger sus derechos legales en 1988.[82] En otras palabras, la iglesia contristó al Espíritu Santo. La casa fue dejada desierta.

El Buque del TiempoFigura 5 – Visitando la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación

Dios tenía los dos o tres testigos que Él requería antes de ejecutar una sentencia de muerte. Ningún otro Jubileo ocurrirá en esta Tierra. Pero hay algo que aprender de esto también. El año del Jubileo siempre fue el año siguiente a un año sabático, y si contamos los años sabáticos desde el año sabático de 1987, encontramos que hay exactamente cuatro, donde el cuarto comienza en el otoño de 2015.[83] El número total de años sabáticos desde el rechazo del mensaje de 1888 es de 18. Estos 18 años sabáticos (que aparecen en otras líneas de tiempo con una auto-similitud característica) representan una esperanza prolongada: lo que pudo haber ocurrido al principio se ha pospuesto 18 ciclos hasta su inequívoco cumplimiento ahora.

La esperanza que se prolonga, es tormento del corazón: Mas árbol de vida es el deseo cumplido. (Proverbios 13:12 RVA)

El don del Espíritu Santo está especialmente asociado con los ciclos del Jubileo. Todos los años, siete semanas literales eran contadas a partir de la Fiesta de los Panes Sin Levadura, hasta la Fiesta de las Semanas o Pentecostés, que representaba el derramamiento del Espíritu Santo que los discípulos de Jesús recibieron en ese mismo día. Esas siete semanas representan las siete semanas de años (sabáticos) del Jubileo, y fue en ese septuagésimo Jubileo tan especial que el Espíritu Santo hubiera terminado Su labor de alumbrar al mundo entero, ¡si Él hubiera sido bienvenido y amado!

Durante 70 ciclos largos de Jubileo – casi tres milenios y medio – el Espíritu Santo había estado trabajando para hacer que el tipo de la entrada de Israel a la Tierra Prometida se convirtiera en la realidad de la entrada en el Cielo. Pero tal como el antiguo Israel resistió a los testigos fieles de la grandeza de la Tierra Prometida (Josué y Caleb) y quiso regresar a Egipto, así también el Israel espiritual (la Iglesia Adventista del Séptimo Día) resistió los testigos fieles de la justificación por la fe (Jones & Waggoner) en 1888 y quiso regresar a la oscuridad de la que Dios les había sacado. Cuando la cuarta generación comenzó a liderar en el triplete de 1986-1988, habían logrado ese objetivo.

Conocidos por sus frutos

Pero en aquel entonces, la cuarta generación de liderazgo apenas había comenzado, y se necesitaba algo de tiempo para que el fruto de su liderazgo pudiera ser visto. Como los hijos son el fruto o la descendencia de los padres y aprenden los hábitos y la cultura de la familia, así también la juventud de la iglesia aprende los hábitos y la cultura de la iglesia y son el fruto de sus líderes.

Los que habían rechazado la justicia de Jesús por la fe, fueron dejados para producir el fruto de su propio carácter. Pero todos los que reciben la justicia de Jesús por la fe, tienen Su carácter reproducido en sus propias vidas, ya que ponen su fe en Su liderazgo a través de todos los puntos de prueba del Buque del Tiempo. Estos se convierten en los 144.000, ya que están sellados por el Espíritu Santo para revelar plenamente Su carácter a la hora señalada.

Estos dos grupos han estado siempre presentes en la iglesia – los fieles que son los hijos de Abraham por la fe,[84] y los infieles, que son los hijos del diablo a través de la incredulidad.[85] ¿Y qué fue lo que dijo Jesús? “Vosotros hacéis las obras de vuestro padre.” Jesús dijo que íbamos a reconocer a los falsos profetas en la iglesia de entre los verdaderos al ver sus frutos.

Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? (Mateo 7:15-16)

En este tiempo durante el Juicio de los Vivos, Dios está mirando al fruto de esta cuarta generación de líderes. El fruto de su liderazgo se puede ver en nuestra juventud. ¿Y qué es lo que vemos, en general, si nos fijamos en el fruto de la cuarta generación? A menudo hablamos del “ejército de jóvenes”, y qué tan pronto podrán llevar el mensaje del evangelio al mundo, pero deben estar “bien preparados” para poder calificar:

Tenemos hoy [1893] un ejército de jóvenes que puede hacer mucho si es debidamente dirigido y animado. Queremos que nuestros hijos crean la verdad. Queremos que sean bendecidos por Dios. Queremos que participen en planes bien organizados para ayudar a otros jóvenes. Prepárense todos de tal manera que puedan representar debidamente la verdad, dando razón de la esperanza que hay en ellos, y honrando a Dios en cualquier ramo de labor donde estén calificados para actuar. Boletín de la Asociación General 5: No2, 29, 30; 24 de enero de 1893. {SC 39.3}[86]

Con semejante ejército de obreros como el que nuestros jóvenes, bien preparados, podrían proveer, ¡cuán pronto se proclamaría a todo el mundo el mensaje de un Salvador crucificado, resucitado y próximo a venir!... {ED 244.2}[87]

Pero no queremos juzgar incorrectamente. Contrariamente a la creencia popular, Jesús nos mandó a juzgar, pero hacerlo con juicio justo:

No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio. (Juan 7:24)

Pablo también es claro acerca de quién hemos de juzgar – los que están dentro del cuerpo de la fe:

Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis. Porque ¿qué razón tendría yo para juzgar a los que están fuera? ¿No juzgáis vosotros a los que están dentro? (1 Corintios 5:11-12)

Entonces, ¿a dónde debemos mirar, al ver que no podemos leer directamente el corazón? ¿Existen señales visibles que podemos ver, que hablan del carácter de una persona en su corazón? ¡Por supuesto que hay! Desde un principio, fue la primera asociación que fue hecha con el pecado. El momento en que Adán comió la fruta, ellos tuvieron una realización asombrosa que fue grabada para siempre en la mente del hombre:

Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales. (Génesis 3:7)

¿Por qué crees que ellos no se habían dado cuenta antes, que no tenían ropa puesta? ¿No sería esto más bien obvio, como lo es en las ilustraciones que los representan? ¿O podría ser que Dios les “rodeó de manto de justicia[88] y se volvieron desnudos recién cuando Adán pecó y perdió esa justicia? El efecto inmediato del pecado fue la pérdida de la cobertura dejando expuesta la vergüenza de su desnudez.

Este es un tema muy delicado, porque la gente de inmediato se siente “juzgada” cuando les hablas acerca de su ropa. Pero si tomamos a Jesús en serio, entonces vamos a hacer lo que es correcto, incluso si esto significa parecer como el párroco en el burdel.

Niña
¿Por qué debería ser diferente cuando sea una adulta?

A través de Elena de White, Dios le dio a la Iglesia Adventista del Séptimo Día mucho consejo con respecto a los conceptos relacionados con la salud y la vestimenta, y estos están representados en Orión por las líneas del trono de Su mano derecha.

Juzgamos el carácter de una persona por el estilo del vestido que lleva. Una mujer modesta y piadosa se vestirá con modestia. El gusto refinado, la mente cultivada, se revelarán en la elección de un atavío sencillo y apropiado.... La que es sencilla y modesta en su vestido y en sus maneras, muestra que comprende que una verdadera mujer se caracteriza por el valor moral. Cuán encantadora, cuán interesante es la sencillez en el vestido, que en su gracia puede compararse con las flores del campo. —The Review and Herald, 17 de noviembre de 1904. {CN 388.1}[89]

Pantalones caídos
La vestimenta es una forma de identidad y revela el carácter.
¿Identificas esto con la pureza del Cielo?

De hecho, la forma en que nos vestimos dice mucho acerca de quiénes somos y lo que queremos que la gente observe. Las modas de la actualidad son egocéntricas, llamando la atención a las personas que las llevan puestas. La modestia simple en el vestir dirige la atención a la cara, ¡que debe brillar con la gloria de Dios! La limpieza, el orden y la modestia son el camino del Cielo, y si somos ciudadanos allí, entonces vamos a intentar adoptar esas cualidades en nuestra vestimenta y estilo de vida, y esto se aplica tanto a hombres como a mujeres. La dulce inocencia de las niñas es a menudo oscurecida por las madres que las visten inadvertidamente con ropa de mal gusto. Pero las mujeres mayores ¡también deberían preservar su propia dulce inocencia!

Jesús hizo claro el principio de que el séptimo mandamiento abarca mucho más que sólo personas casadas teniendo un romance.

Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón. (Mateo 5:27-28)

Por supuesto, el mandamiento no es sólo para los hombres. El principio es que todos tienen una “cama conyugal” sagrada que Dios nos manda a mantener pura. Si tú estás casado, entonces mantenla pura siendo fiel a tu cónyuge y abstente de prácticas degradantes, incluso entre ustedes. No toda práctica sexual es aceptable para una relación dulce y santa. Si eres soltero(a), guarda tu lecho matrimonial puro mediante la preservación de la pureza de tu mente (especialmente los hombres) y tu cuerpo (especialmente las mujeres). Esto se puede lograr solamente recibiendo el carácter de Jesús. Es la justificación por la fe; la pureza por la fe.

Es un desafío para las mujeres encontrar ropa adecuada con la condición degenerada del mundo de hoy. Los pantalones y la ropa reveladora o muy ajustada, como es bastante típico de la ropa de mujer popular, llaman la atención a los rasgos sexuales del cuerpo, lo que es contradictorio con el propósito de la modestia.

Las minifaldas, los pantalones cortos, las camisas escotadas, cortas o de bretel, o ropa que tiene escritura o decoración sobre las partes sexuales del cuerpo, todas sirven para llamar la atención a esas áreas. Ninguna de estas modas demuestra la simple modestia de una hija de Dios, y ten por seguro, que ¡ninguna es similar a las prendas de vestir que se usarán en el Cielo!

¿A dónde son atraídos tus ojos?
¿A dónde son atraídos tus ojos?

Muchas mujeres pueden sentir que tienen que vestir de una manera vistosa para sentirse bien consigo mismas. Han caído en la trampa de los medios de comunicación que mienten que el valor de una mujer está en su cuerpo (y los hombres que voltean sus cabezas están de acuerdo). Pero no es así. Tu valor está en Jesús, quien dio Su todo para comprarte de vuelta.

Los ojos están diseñados para enfocarse en los elementos de contraste y de singularidad. Estos localizan automáticamente las puntas de flechas o las puntas de cuellos en V o el punto de encuentro de las piernas del pantalón. La ropa con estas características seguramente atraerá la atención de un ojo errante.

Sin embargo, no deberías sentirte restringida por los asquerosos con una mente pervertida. El principio de la modestia no es, como muchos equivocadamente lo presentan, acerca de ayudar a los hombres a no ser abrumados con la tentación de pensamientos carnales. Eso mostraría consideración, pero un hombre de Dios tiene la mente de Cristo, y la vista de mujeres vanas tontamente vestidas indecentemente es poco atractiva para él, incluso si ellas tienen un buen corazón. Para él, ellas carecen de la prudencia de cubrir su desnudez e insensatez, y el proverbio se aplica:

Un zarcillo de oro en el hocico de un cerdo

Como zarcillo de oro en el hocico de un cerdo es la mujer hermosa y apartada de razón. (Proverbios 11:22)

La modestia y un comportamiento sin pretensiones sirven para tu propio respeto como mujer, y ¡para honrar a tu Padre en el Cielo! Y eso es algo a lo que un hombre de Dios se siente atraído. Una mujer que entiende estos principios y se viste con buen gusto, con modestia femenina y simplicidad, es un tesoro precioso. Nadie debe permitir que la cultura le convenza de que está bien comprometerse al usar la misma ropa (o simplemente un poco mejor) de la que todo el mundo usa, o actuar de la misma manera que todos los demás lo hacen. Si tú eres un(a) hijo(a) de Dios, ¡deja que se vea! ¡Será una influencia positiva para los que te rodean!

Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad. (1 Timoteo 2:9-10)

El matrimonio es una institución sagrada que debe tomarse muy en serio, antes y después de que se contraiga. El séptimo mandamiento requiere que la intimidad de la relación matrimonial deba ser preservada a través de la modestia y sea mantenida solamente entre el hombre y su esposa. Aquellos que no están casados deben dirigir su atención a las cosas celestiales, y descubrir la intimidad más alta y más rica de una relación con Dios. Es el séptimo mandamiento lo que es la prueba de este tiempo, ya sea si eres casado o soltero.

Niño y niña
Hipótesis: Los niños toleran el calor mucho mejor que las niñas.

Hallada falta

Si observamos el fruto de la generación actual – nuestra juventud en la iglesia – y nos preguntamos si han sido instruidos correctamente para temer a Dios y darle gloria, nos enfrentamos a una terrible realidad. Incluso en el mejor de los hogares, los que han sido rodeados por las influencias sutiles de los líderes infieles están en una condición terrible. ¿Están ellos listos para ser sellados por el Espíritu Santo? ¿Están estudiando sinceramente las Escrituras para entender mejor la profecía y la doctrina? ¿O son sus vidas caracterizadas por la frivolidad, la vanidad y la búsqueda del placer?

¿Están “dando razón de la esperanza que hay en ellos” jugando juegos de la Biblia, como normalmente lo vemos en programas de “Juventud Adventista”, compitiendo con amigos para encontrar una palabra al azar en las páginas de las Sagradas Escrituras? ¿O siendo el primero en responder correctamente algunas preguntas triviales acerca de la Biblia? ¿Es esta la capacitación adecuada que ellos necesitan? ¿Por qué es que la mayoría se quedan insoportablemente callados cuando se les pregunta por qué creen en una doctrina particular? Hay una apariencia de piedad, pero no hay eficacia en ella.

¿Pero en qué grupo encontramos a la mayoría de los jóvenes adventistas en la actualidad? El club oficial, patrocinado por la iglesia para los jóvenes, es el popular Club de Conquistadores. ¿Qué encuentras si observas al campamento internacional de este año? Seguramente encontrarás a muchos jóvenes con la consagración que los adolescentes tenían en 1844, cuando creían que Jesús estaba a punto de venir. Después de todo, si le preguntas a cualquiera de ellos, ¡sin duda te dirán que Jesús viene pronto!

Pero tristemente, la realidad es muy diferente. No encontramos la menor evidencia de que alguna vez se abriera una Biblia. ¡Pero muchas fotos se publican sin vergüenza en el sitio web del campamento de los conquistadores que muestran un desprecio sorprendente a cualquier modestia o norma de conducta! Uno se lleva la impresión de que ¡lo inapropiado es honrado!

Chicas del escenarioPresentación en el escenario de las chicas. ¿Puedes discernir el código de vestimenta? “¡Nada que sea más largo de 20 cm, por favor!”
¡Estas son nuestras jóvenes quinceañeras siendo exhibidas sin vergüenza! ¡Esto nunca pasó en Nínive!

Para ser honesto, estoy avergonzado incluso de incluir estas fotos, ¡pero es importante que entiendas a lo que Dios es sometido todos los días! ¿Entiendes lo ofensivo que es esto para Él? Durante muchas décadas, Él ha invertido mucho esfuerzo en instruir a Sus hijos para ser como lirios fragantes del campo, pero en lugar de eso, ¡hay un hedor constante de carne podrida que sube a Su nariz y revuelve Su estómago! ¿Será sorprendente que Él pronto los vomitará de Su boca como la ballena de la historia temática del campamento?

Sin camisas
¡La modestia se aplica a ambos hombres y mujeres!

Una foto de las “actividades acuáticas” es demasiado indecente para incluirla aquí, pero ¡es publicada sin sonrojo en el sitio web oficial del campamento![90] ¿Hemos perdido todo sentido común, que permitimos a los adolescentes chicos y chicas todo lo que quieran vestir – o no vestir? ¿Hemos olvidado que estos son años que requieren cuidado especial y protección espiritual de las influencias degeneradas del mundo? ¿No tenemos preocupación alguna que nuestros hijos están rompiendo el séptimo mandamiento? El principio del séptimo mandamiento es el de preservar la santidad y la pureza del don de la intimidad para el tiempo apropiado – dentro de los confines de una relación matrimonial que sea tierna, amorosa y fiel entre un hombre y una mujer. Pero todo este campamento estaba lleno de jóvenes adúlteros y adúlteras, quienes se niegan a reservar sus cuerpos para el matrimonio, pero exhibirán tanto como puedan. Y tristemente, exhiben casi todo, debido a la completa falta de principio en los padres y líderes de la iglesia para dirigir a sus hijos a mantenerse puros y castos.

Coro bautismalEl coro de damas cantando para los bautismos. Claramente no hay respeto por la sagrada ceremonia bautismal.
¿Cantarían ellas ante Dios vestidas de la misma manera?

Los padres deben gobernar a sus hijos, corregir sus acciones y subyugarlos, o Dios destruirá seguramente a sus hijos en el día de su gran ira, y los padres que no hayan dominado a sus hijos no quedarán sin culpa. De manera especial, deben los siervos de Dios gobernar a sus propias familias y mantenerlas en buena sujeción. Vi que no están preparados para juzgar o decidir asuntos de la iglesia, a menos que puedan gobernar bien su propia casa [esto incluye tener buenas normas para gobernar]. Primero deben poner orden en su casa, y luego su juicio e influencia pesarán en la iglesia. {1TI 115.2}[91]

El tema de este campamento fue “Sorprendido por la Gracia” en el entorno del arrepentimiento de Nínive ante la advertencia de Jonás. Es bastante irónico, cuando consideras la aplicabilidad de las palabras de Jesús:

Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación, y la condenarán; porque ellos se arrepintieron a la predicación de Jonás, y he aquí más que Jonás en este lugar [el Espíritu Santo en la lluvia tardía]. (Mateo 12:41)

Sí quieras evaluar esta fruta o no, Dios lo hace, y Él visitará la maldad de los padres sobre las generaciones vivas hoy, porque caminaron en la misma forma, adoptando los mismos errores, y la calidad de sus descendientes lo demuestra. ¿Conocerás el tiempo de esta visitación?

Aun la cigüeña en el cielo conoce su tiempo, y la tórtola y la grulla y la golondrina guardan el tiempo de su venida; mas mi pueblo no conoce el juicio de Jehová. ¿Cómo decís: Nosotros somos sabios, y la ley de Jehová es con nosotros? Ciertamente, he aquí que en vano se cortó la pluma, por demás fueron los escribas ¿Hanse avergonzado de haber hecho abominación? Por cierto no se han corrido de vergüenza, ni supieron avergonzarse; caerán por tanto entre los que cayeren, cuando los visitaré: caerán, dice Jehová. (Jeremías 8:7-8, 12 RVA)

No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis. (Mateo 7:18-20)

La iglesia de Dios se ha vuelto tibia, ni siquiera discierne su propia desnudez. No está más favorecida por Dios, y sus miembros que no tienen la vitalidad para separarse de la organización condenada, recibirán de sus plagas.52

Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.

Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete. (Apocalipsis 3:16-19)

¿Hasta cuándo, oh simples, amaréis la simpleza, y los burladores desearán el burlar, y los insensatos aborrecerán la ciencia? Volveos a mi reprensión; He aquí yo derramaré mi espíritu sobre vosotros, y os haré saber mis palabras. Por cuanto llamé, y no quisisteis oír, Extendí mi mano, y no hubo quien atendiese, Sino que desechasteis todo consejo mío y mi reprensión no quisisteis, También yo me reiré en vuestra calamidad, y me burlaré cuando os viniere lo que teméis; Cuando viniere como una destrucción lo que teméis, y vuestra calamidad llegare como un torbellino; Cuando sobre vosotros viniere tribulación y angustia.

Entonces me llamarán, y no responderé; Me buscarán de mañana, y no me hallarán. Por cuanto aborrecieron la sabiduría, y no escogieron el temor de Jehová, ni quisieron mi consejo, y menospreciaron toda reprensión mía, Comerán del fruto de su camino, y serán hastiados de sus propios consejos. Porque el desvío de los ignorantes los matará, y la prosperidad de los necios los echará a perder; Mas el que me oyere, habitará confiadamente y vivirá tranquilo, sin temor del mal. (Proverbios 1:22-33)

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. (Eclesiastés 3:1)

< Anterior                      Siguiente >

1.
Subodh K. Pandit, Interrogatorio Cruzado: La Evidencia de la Creencia [inglés] (Ann Arbor: prensa CAMPUS, 2011) 
2.
Disponible en el Canal de la Bendición del Creador [inglés] 
3.
Recomendamos los estudios de Cyberspace Ministry, titulados El Momento de la Verdad (Sin afiliación con el Ministerio ÚltimoConteo.) 
4.
Shanmuganathan, K. Mi búsqueda de la verdad. Diálogo Universitario 9, no. 1 (1997): 26-27. 
5.
Ver el libro 1844 Hecho Simple para un análisis de por qué Antíoco Epífanes no es el cuerno pequeño de Daniel 8 
6.
Ver Hebreos 8:5, 9:23-24 y Éxodo 25:40, 26:30 
7.
Una cuarta referencia se encuentra en Isaías 13:10, donde la misma palabra hebrea es traducida como “las constelaciones”. Ver nuestra noticia mundial 10 razones del porqué el eclipse del 20 de marzo fue profético
8.
Wikipedia: Orión (constelación) En el panel de información en la parte a la derecha de esta página, se muestra “Número de estrellas: 7”. 
9.
Wikipedia: Pléyades 
10.
Apocalipsis 1:20 
12.
Apocalipsis 4:5 
13.
Por ejemplo, ver Mateo 26:64; Hebreos 1:3; 1 Pedro 3:22 
14.
Su interés es hacia la tierra, y Él incluso se refiere a Su pueblo como “la niña de sus ojos”. Ver Deuteronomio 32:10 y Zacarías 2:8 
15.
Ver, por ejemplo: Matthew James, La Profecía Original (Indianapolis: Dog Ear Publishing, 2011) pág. 48 [inglés] 
16.
Apocalipsis 12:17. Ver también Apocalipsis 14:12 
17.
Ver Números 14:30 
19.
La Primera Guerra Mundial comenzó el 28 de julio de 1914 
20.
22.
Ver Apocalipsis 5:1 
23.
El sueño y cómo condujo a la fecha de la Creación es descrito en el artículo Navidad 2.0
24.
Bible History Daily: La Ciencia ayuda a establecer la Cronología de la Biblia (2011) [traducido] 
25.
Esto es de acuerdo a la simple cronología ancestral de Noé dada en Génesis 5 y su edad en el momento del diluvio en Génesis 7:6,11. 
26.
Por favor, ver este artículo acerca de Ron Wyatt para obtener más información sobre el descubrimiento de ruedas de carros en el Mar Rojo. 
27.
El simbolismo de la escena del juramento da lugar al período de 168 años, tal como se explica en la Presentación de Orión, diapositivas 61-74 
28.
La prohibición de fijar fechas de Apocalipsis 10:6 sólo se aplica a quienes están en el período de 168 años del Juicio de los Muertos. Ver El Poder del Padre para más información. 
29.
El ángel en Apocalipsis 10 levantó una mano nada más, lo que indica que el juramento sólo se aplica a un grupo. Ver la nota anterior. 
31.
Utilizando el principio de día por año: 360 días literales = 24 horas proféticas, así que la división nos da el resultado de 15 días para 1 hora profética. Una media hora serían 7,5 días, y ya que está calificado con “como por” suponemos que son 7 días. 
32.
Ver diapositivas 92-94 de la presentación de Orión 
33.
35.
Oficina de Archivo, Estadística e Investigación: Acerca de la Comisión de Estudio de la Teología de la Ordenación (TOSC) [traducido] 
37.
Ver Efesios 5:24 
38.
Ver la diapositiva 2 de la encuesta de la Conferencia de Sureste de California de Opiniones sobre la Ordenación de la Mujer [inglés] 
43.
La fecha de la votación fue el 14 de octubre, pero el marcador de tiempo señaló a toda la reunión en asociación con el Sínodo Extraordinario Católico, ambos centrados en octubre 12. Ver ¡Ha caído Babilonia!, Parte I para más detalles. 
48.
Apocalipsis 2:21 
49.
Génesis 21:23,31 
51.
Ver el artículo Cambio de Sede 
53.
Abre el enlace y observa que la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Alemania es miembro asociado de la organización ecuménica. 
56.
Elena G. de White, Primeros Escritos, pág. 263, par. 1-3 [Traducción corregida en la última frase.] 
57.
Apocalipsis 13:3 
59.
En Señales del Fin, las dos visiones de Elena de White de este evento se citan en la sección titulada “Cuando puede ser demasiado tarde”. 
60.
1 Juan 4:18 
63.
Juan 8:11 
64.
Job 13:15 
65.
Lucas 22:42 
66.
Éste es el último paso de la salvación, porque el hombre fue creado en la imagen de Dios. (Génesis 1:27) 
67.
“Y que hagan un santuario para mí, para que yo habite entre ellos.” (Éxodo 25:8) 
68.
Juan 1:14. Ver también Hebreos 10:20. 
69.
Mateo indica que Jesús estaba en la tumba durante el sábado, y resucito temprano en el primer día de la semana (Mateo 28: 1) 
70.
Juan 19:31 RVG – Entonces los judíos, por cuanto era el día de la preparación, para que los cuerpos no quedasen en la cruz en el sábado (porque era gran día aquel sábado), rogaron a Pilato que se les quebrasen las piernas, y fuesen quitados. 
71.
Juan 15:12 
72.
El anciano Haskell, un hombre fiel y amigo íntimo de Elena G. de White, atribuyó a ella una declaración en la cual ella señaló que podrían haber estado en el Cielo dentro de dos años, si el mensaje de 1888 de la justificación por la fe hubiera sido recibido. Ver las diapositivas 34-36 de El Buque del Tiempo
73.
Éste método de identificación se descubrió en realidad cuando otras similitudes con el ADN sugirieron que esto también puede correlacionarse. De hecho, un patrón bien organizado surge como resultado. 
74.
Ver El Carácter de los 144.000 para obtener más información. 
75.
Los detalles acerca de la fecha de publicación pueden ser encontrados en La Llave de David
76.
Mateo 24:45-46; Lucas 12:42-43 
77.
Ver Éxodo 34:7 
79.
Elena de White señaló esta tendencia tan pronto como 1856 en Testimonios para la Iglesia, Vol. 1, pág. 123, par. 1 
80.
Proverbios 29:18 
81.
Contando de manera inclusiva desde el otoño hasta el otoño. 
83.
Nota que este año sabático (o Shemitá) se basa en la propia proclamación de Jesús del Jubileo en la primavera del año 29 d.C. que se registra en Lucas 4:18-19 (un año después del año sabático). El cálculo rabínico popular, que no tiene en cuenta a Jesús, conduce hasta el otoño de 2015 como el fin del año Shemitá. El comentario bíblico adventista está de acuerdo con el cálculo que presentamos aquí. 
84.
Ver Gálatas 3:7 
85.
Ver Juan 8:39-44 
87.
88.
Isaías 61:10 
90.
Recomendamos leer el libro Compromisos Sutiles por Joe Crews, el cual aborda los problemas con la natación mixta en detalle entre otra instrucción valiosa acerca de la vestimenta.