El Último Conteo

En el artículo anterior, les mostré cómo el diablo ha revelado su plan de sentarse en el trono mundial unificado que ha sido preparado para él, y cómo el simbolismo de Quetzalcóatl, la deidad mesoamericana antigua de la serpiente pájaro, revela cómo aparecería: de la misma manera que apareció en el Edén — mediante el uso de un medio. Vimos que apunta precisamente al Papa Francisco como el medio moderno que Satanás está usando para ocultarse.

Algunos han preguntado por qué estamos estudiando un círculo de cultivo y la mitología. Por supuesto, ese no es el tema de nuestros estudios, ni estamos basando algún conocimiento nuevo en estos hallazgos, sino que simplemente los estamos utilizando como evidencia adicional en apoyo de una afirmación bíblica sólida. Realmente deberíamos esperar esto pues si estamos hablando del diluvio de Noé, por ejemplo, ¿clamaríamos “Sola Scriptura!” tan pronto que alguien empezara a compartir ideas de fuentes científicas que apoyan el diluvio? ¡Por supuesto que no! Reconocemos que, si las cosas de las que hablamos son ciertas, debe existir evidencia de esto de una variedad de fuentes, no sólo de las cristianas, con las cuales estamos más cómodos. Y si esas fuentes científicas más tarde resultaran ser un apoyo invalido, eso no cambiaría nuestras creencias, porque no son basadas en esas fuentes extra-bíblicas. Así que, en este caso, nuestro entendimiento está basado en la evidencia de la Escritura, pero información de apoyo extra-bíblica lo corrobora y esto debería ser esperado si nuestra comprensión de la Escritura es correcta.

Escucha el relato bíblico:

Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. (Apocalipsis 12:7-8)

Este tema se extiende a lo largo de la historia y de la experiencia humana — un conflicto sin resolver entre el bien y el mal. Novelas, películas y un sin número de experiencias de la vida real han dado carácter a la historia. Siendo innata a la experiencia del hombre, esta historia le precede al hombre, después de una controversia angelical en la que nos involucramos. La rebelión ya existía antes de la creación, como es evidenciado por las primeras palabras registradas de la serpiente:

La serpiente emplumadaLa serpiente emplumadaLa serpiente emplumada

Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo [cualquier] árbol del huerto? Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. (Génesis 3:1-5)

La serpiente ya estaba en rebelión contra Dios desde el principio de la historia de la humanidad. ¿No deberíamos esperar muchas historias extra-bíblicas referentes a esa rebelión? ¿Y no deberíamos ser capaces de discernir y relacionar los elementos de verdad en esas historias sin basar nuestra comprensión en ellas? Yo pienso que sí.

La descripción de Quetzalcóatl como una serpiente emplumada llama nuestra atención por la mención de tal criatura en la Biblia y su estrecha relación con el mayor engañador, Satanás — esa serpiente antigua que se encontraba en el Edén y que ahora está muy activa en los asuntos mundiales. Cuando reconocimos su conexión con el círculo de cultivo de la serpiente con alas a la luz de nuestro nuevo entendimiento acerca del papa, las piezas del rompecabezas comenzaron a unirse. Ya hemos cubierto la mayor parte de eso en el artículo anterior, pero al explorar un poco más acerca de Quetzalcóatl, hay algunos paralelismos interesantes con la serpiente bíblica del Edén y su intención de engañar al mundo entero. Pero primero, seamos claros acerca de quién era esta serpiente habladora, que estaba en rebelión contra Dios. La Biblia da una respuesta clara:

Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. (Apocalipsis 12:9)

El lobo disfrazado de oveja

Satanás busca engañar a todo el mundo. ¿Notaste que él le dio a Eva una imagen falsa de Dios como poseyendo lo que era en realidad su propio carácter (la mentira y el engaño), mientras que él pretendía ser el que tenía su mejor interés en mente (mostrándoles cómo exaltarse a sí mismos)? Él ha engañado a muchos a seguirle y los ha llevado contra Dios y Sus caminos por medio de declarar el carácter de Dios como si fuera el suyo, y echarle los feos atributos de su propio carácter a Dios. Hoy en día él sigue este mismo principio. Se presenta a sí mismo con una luz hermosa y atractiva, mientras que lanza toda sombra oscura que puede sobre las verdades que llevan a Dios y a quienes las siguen. Y al igual que apeló al ego sugiriendo que Eva se elevaría a un estado superior de existencia, así también hoy apela al ego y los deseos egoístas del hombre. Pero Jesús, nuestro ejemplo, siguió un camino humilde de abnegación y sacrificio.

Luna creciente con VenusSatanás es un ángel caído, cuyo nombre significa “Adversario” o “Acusador”, pero cuyo nombre antes de su rebelión era Lucifer (que significa la “Estrella de la Mañana” o “Portador de Luz”). El nombre es una referencia al planeta Venus, la estrella de la mañana (y de la noche), que es la “estrella” más brillante en el cielo nocturno cuando es visible. Es un símbolo de su alta posición antes de su caída. Quetzalcóatl también es asociado con Venus.

Lucifer es descrito con cualidades majestuosas y bellas muy superiores a cualquier descripción de la humanidad. El pequeño diablo rojo con cuernos y un tridente, que es imaginado como estando a cargo del infierno, es una imagen ficticia calculada para causar que lo desasociemos con cualquier cosa atractiva, hermosa y real. Pero una imagen muy diferente es dada en la Biblia. Representándole por el rey de Tiro, el profeta Ezequiel lamentó su caída:

Hijo de hombre, levanta endechas sobre el rey de Tiro, y dile: Así ha dicho Jehová el Señor: Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura. En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación. Tú, querubín grande, protector;[1] yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas. Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad. (Ezequiel 28:12-15)

Jesús señaló a Satanás como un mentiroso y el padre de la mentira.[2] Satanás considera en su mejor interés ocultar su verdadero carácter y asume una identidad santa – como la de Cristo. Satanás, el acusador, se transforma en Lucifer, un ángel de luz y por medio de este disfraz guía a muchos a prestar atención a sus caminos desastrosos. El lobo se pone ropa de oveja para parecer inofensivo, cuando interiormente es vicioso. Él presenta ideas en una luz que las hace parecer atractivas, pero al final conducen a la ruina, como la seductora de Proverbios 7 quien, como la serpiente, era sutil de corazón:

Lo rindió con la suavidad de sus muchas palabras, Le obligó con la zalamería de sus labios. Al punto se marchó tras ella, Como va el buey al degolladero, Y como el necio a las prisiones para ser castigado; Como el ave que se apresura a la red, Y no sabe que es contra su vida, Hasta que la saeta traspasa su corazón. (Proverbios 7:21-23)

Las Escrituras nos dan una imagen verdadera de este engañador y el deseo interior de Satanás es declarado claramente:

Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. (Isaías 14:13-14)

Por supuesto, su deseo de ser como el Altísimo es sólo superficial. Satanás desea el trono de Dios y la adoración que le pertenece a Dios, pero él no desea el carácter de Dios, porque este es contradictorio a sus deseos egoístas de exaltación.

El diablo Quetzalcóatl

Cuando la serpiente sugirió a Eva que alcanzarían un nivel superior de existencia (ser “como dioses”) como consecuencia de la desobediencia a la restricción de Dios, él insinuó que la Ley de Dios no era para su mejor interés. Él presentó a la Ley como gravosa y como limitando su potencial. En la historia de Quetzalcóatl vemos los mismos sentimientos expresados. Considera este relato (he añadido términos entre paréntesis para asociarlo con la narración bíblica):

Cuenta la leyenda que cuando la creación del mundo fue terminada, los dioses [los ángeles] y los seres humanos vivían en armonía, todos estaban felices, excepto por el dios Quetzalcóatl [Lucifer], quien observaba en ira como los seres humanos fueron subyugados por [requeridos a ser obedientes a] los otros dioses [ángeles relatando la ley de Dios]. Así que decidió adoptar la condición humana [carne y hueso – de la serpiente] para compartir el conocimiento [del bien y del mal] y el arte que las deidades poseían.[3]

La Biblia registra ejemplos de ángeles que eran visibles a la gente en aquel entonces,[4] como Lo fue el mismo Dios,[5] así que no está fuera de armonía con la Escritura el sugerir que Adán y Eva pudieron haber tenido comunión con los ángeles, pero nota que Lucifer simplemente “observaba”. Él estaba restringido al árbol prohibido a Adán y Eva. Desde la perspectiva de Lucifer, obediencia (aunque sea con alegría y voluntaria) era un yugo de esclavitud (él continúa haciendo las mismas insinuaciones hoy en día). Él también es descrito como benevolente hacia la raza humana en su oferta de compartir su conocimiento – al igual como cuando le presentó la fruta a Eva, “codiciable para alcanzar la sabiduría”.[6]

Las historias de Quetzalcóatl generalmente describen un conflicto entre él y otro dios, Tezcatlipoca, quien es presentado como una figura muy oscura y desagradable. Esto es similar a las numerosas caracterizaciones erróneas de Dios que han sido promulgadas a lo largo de la historia. Satanás siempre ha tratado de demonizar a Dios y glorificarse a sí mismo. La doctrina de un infierno que arde eternamente, por ejemplo, presenta a Dios como un sádico insaciable, y muchos Lo consideran a Él como enojado, vengativo e inaccesible. Ellos le tienen miedo a Él y oran a Jesús, quien ellos sienten que es “más bueno” y que está de su lado. Pero por supuesto, estos puntos de vista no son basados en las Escrituras, pues Jesús enseñó que debemos orar al Padre en el nombre de Jesús, y que el Padre mismo nos ama.[7] Incluso en el Antiguo Testamento, Dios era conocido por Su paciencia y por Su compasiva misericordia..[8]

El ángel de luz Quetzalcóatl

Las descripciones de Quetzalcóatl a menudo revelan características muy humanas, y esto es sin duda alguna en parte porque había un hombre con ese nombre quien también fue influyente en la cultura mesoamericana. Los dos no son claramente distinguibles, y muchas historias los mezclan en uno. De una manera similar, Satanás también tiene una naturaleza doble: él es un guerrero oscuro por un lado y un ángel de luz por el otro. Es el yin y el yang, la mezcla del bien y del mal que los proponentes de la ideología de la Nueva Era afirman que debe estar “en equilibrio”, pero que Dios prohibió, proveyendo en su lugar un árbol de la vida sin el “equilibrio” de la muerte.

Se dice que Quetzalcóatl ha traído un mensaje de amor. Él prohibió los sacrificios humanos y enseñó a la gente acerca de un Dios Supremo y muchas cosas de las artes, las ciencias y las costumbres sociales. Otros atributos de Quetzalcóatl que se asemejan a los de Jesús son que Quetzalcóatl era considerado el mayor Señor de todos, él era considerado como un vínculo entre el cielo y la tierra, él era relacionado con el pan de vida (el maíz para los mesoamericanos), se dice que él es el creador de la vida, su sangre se dice que ha sido dada con el fin de dar vida a los muertos, hay una profecía de su regreso, y se dice que él había sido un hombre barbudo vestido con túnicas largas.

Es bastante singular cuan similares son las características de este profeta [Quetzalcóatl] en relación con la descripción que tenemos de Jesús.[9]

Sin embargo, lo que me parece aún más interesante, son las semejanzas que están relacionadas con el profetizado regreso. Hay un paralelo revelador que se hace evidente. Aunque quiero enfatizar aquí que cualesquiera que sean las similitudes que puedan aparecer entre Jesucristo y Quetzalcóatl (quién es la serpiente del Edén, o Satanás disfrazado como un ángel de luz) son simplemente imitaciones. El dualismo encapsulado en la naturaleza de Quetzalcóatl habla del engaño de su apariencia como una representación de Jesús, cuando en realidad él tiene una naturaleza oscura que el Salvador no poseía.

Imitando el regreso

Se cree que Quetzalcóatl estableció la era Tolteca el 16 de agosto de 1168 d.C. Interesantemente, la mayoría de los cálculos mejicanos de años comienzan con esa fecha. El calendario de los toltecas y el de los aztecas eran ambos basados en 52 años y su lapso de tiempo se dividía en trece eras.[10]

Comenzando en 1168 las trece eras toltecas de 52 años, llegan hasta 1844. ¿Trae ese año algo a tu memoria? Debería, porque ese fue el año cuando millones de cristianos estaban esperando el regreso de Jesús, según la línea de tiempo presentada en Daniel 8:13-14. Al mismo tiempo que las personas estaban anticipando el regreso de Jesús, ¡también se esperaba el regreso de Quetzalcóatl! ¿Podría ser una mera coincidencia que la profecía del regreso de Quetzalcóatl señaló al mismo año que la profecía bíblica señaló? Observa también los factores en el calendario tolteca. Habían 13 eras y cada era tenía 52 años (52 = 4 x 13). Los números simbólicos que aparecen en las profecías bíblicas referentes a Jesús por otro lado, suelen ser múltiplos de 7 o 12. La aparición del número 13 (que representa al diablo y su rebelión) en la profecía de Quetzalcóatl es indicativo de que esta apunta a una figura de “Cristo” falsa.

Pero por supuesto, Jesús no vino en aquel entonces – ni tampoco Quetzalcóatl. Incluso en este regreso fallido, el diablo imitó a Jesús. Desde el Gran Chasco, como ha llegado a ser conocido en el mundo cristiano, ha habido unos cuantos quienes han tomado sobre sí mismos el hacer más predicciones acerca del regreso de Jesús. Pero hasta ahora, estas han fracasado, porque Dios no había revelado el tiempo y por lo tanto no podía ser conocido.

Justo antes de que Jesús fuera llevado al cielo, Sus discípulos le preguntaron,

...Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo? Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; (Hechos 1:6-7)

Sin embargo, Sus siguientes palabras son bastante reveladoras:

pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. (Hechos 1:8)

A pesar de que no era para ellos saber lo que Dios había puesto en Su propia “potestad” (significando privilegio o autoridad), Él sin embargo les daría “poder” (significando fuerza o habilidad). Pero, ¿a qué habilidad se refería? Él no lo especificó, sino ¡a sabiendas lo dejo ambiguo! Esta ambigüedad permite un cumplimiento doble de la profecía, porque el Espíritu Santo no sólo fue derramado sobre los discípulos, sino el cumplimiento final iba a ser en los últimos días:

Y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne,... El sol se convertirá en tinieblas, Y la luna en sangre, Antes que venga el día del Señor, Grande y manifiesto; (Hechos 2:17, 20)

Aunque esta profecía fue aplicada a la época de los discípulos, claramente apunta hacia los últimos días, justo antes de que llegue el gran día del Señor. Así que si entendemos que las palabras de Jesús se refieren al derramamiento de Su Espíritu al fin del tiempo (también conocido como la Lluvia Tardía), esto conduce a un significado diferente. Después de recibir la Lluvia Tardía, ¡nosotros sí recibiremos la habilidad de conocer el tiempo! El Padre revelaría Su secreto.

De hecho, con el mensaje de Orión, el Espíritu Santo comenzó a ser derramado y después de eso, otro estudio revelando el día del regreso de Jesús fue dado con la autoridad del Padre. Muchos rechazan el último mensaje misericordioso de advertencia al mundo porque no creen que Dios algún día revelará Sus secretos. A pesar de la promesa de Jesús, no creen que Dios algún día les dará la capacidad de entender y de compartir lo que Él ha guardado en Su propia autoridad. Este tema se trata con más detalle en artículo El Poder del Padre. En lugar de dar la bienvenida a la luz de tal revelación, ellos eligen la oscuridad contra la cual habló Pablo, y más bien prefieren que Jesús venga como un ladrón.

Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. Porque vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. (1 Tesalonicenses 5:2, 4-6)

Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído [las cosas que aún no han muerto]; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré [Jesús] sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti. (Apocalipsis 3:3)

Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas. (Amós 3:7)

El estudio revelando el tiempo del regreso de Jesús sólo fue hecho posible a través de una revisión de la historia de la Iglesia Adventista del Séptimo Día (que tuvo sus raíces en el Gran Chasco de 1844), así que este tiempo no pudo haber sido revelado antes de que esa historia ocurriera. Sólo Dios sabía la hora del regreso de Jesús antes de que Él la revelara al hombre a través de ese estudio, que fue descubierto en septiembre de 2010 y publicado en la Serie de las Sombras. Tristemente, pocos de Sus elegidos oyeron Su voz en el estudio, pero el diablo creyó e inmediatamente comenzó a prepararse para el clímax final de la guerra. Después de recibir ese conocimiento, él desarrolló una imitación astuta.

En nuestro artículo anterior, El Regreso de Quetzalcóatl, miramos a un círculo de cultivo que apuntó al día exacto en que Quetzalcóatl asumiría el trono, y lo identificamos como el Papa Francisco. Sin embargo, ¡todo el círculo de cultivo es una imitación de la línea de tiempo que Dios usó para revelar el tiempo de la venida de Jesús! De hecho, la imitación del círculo de cultivo fue “publicada” el 29 de julio de 2011, menos de un año después de que el original nos fue revelado a nosotros en el mes de septiembre anterior, por el cual al diablo se le dio la oportunidad de conocer el verdadero día del regreso de Cristo. Piensa en lo que eso significa – ¿Crees que Satanás imitaría y basaría sus propios planes en un estudio erróneo? Exploraremos algunas de sus imitaciones un poco más adelante. Pero antes de hacerlo, tenemos que entender un poco más acerca de...

Los guardianes del tiempo de Dios

Las fiestas de los judíos fueron dadas a ellos como una “sombra” o profecía de las cosas que han de venir:

Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo. (Colosenses 2:16-17)

Pablo dijo esto después de que Cristo había cumplido la Ley en la cruz. Sin embargo, él habla de cosas aún por venir que fueron profetizadas en las cosas concernientes a las fiestas: comida y bebida, convocaciones santas, lunas nuevas y sábados de fiestas especiales. La esencia de estos ritos se cumplió en Cristo, y Su sacrificio abolió la necesidad de continuar su observancia, pero en ellos permanece una profecía que nos enseña de las cosas que han de venir. El estudio de estas fiestas y su pertinencia a nuestros días ha sido publicado en la Serie de las Sombras en nuestro sitio web, esto condujo a lo que llamamos El Buque del Tiempo o la Lista de Gran Sábados. Este es el entendimiento del que Elena G. de White dijo que era nuestro privilegio tener:

El significado del sistema de culto judaico todavía no se entiende plenamente. Verdades vastas y profundas son bosquejadas por sus ritos y símbolos. El Evangelio es la llave que abre sus misterios. Por medio de un conocimiento del plan de redención, sus verdades son abiertas al entendimiento. Es nuestro privilegio entender estos maravillosos temas en un grado mucho mayor de lo que los entendemos. Hemos de comprender las cosas profundas de Dios. Los ángeles desean contemplar las verdades reveladas a las personas que con corazón contrito están investigando la Palabra de Dios, y están orando para alcanzar más de la longura y la anchura, la profundidad y la altura del conocimiento que sólo Él puede dar.{PVGM 103.1}

Dios conoce el fin desde el principio. Él es el Señor del tiempo, y Él ha utilizado los guardianes del tiempo, el sol y la luna, juntamente con los servicios festivos que Él instituyó hace miles de años atrás para señalar eventos claves en la historia de Su iglesia remanente, mucho antes de que ésta llegara a existir. Tanto los cuerpos celestes que guardan el tiempo y las fiestas en sus temporadas fueron diseñadas e iniciadas por Dios, y por lo tanto su mensaje profético debe tener la autoridad de su Creador.

Y dijo Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sean por señales, y para las estaciones, y para días y años; (Génesis 1:14 RVG)

Sólo que no hay que confundir las señales divinas con la noción astrológica de que los cuerpos celestes tienen influencia espiritual sobre la gente y los acontecimientos en la tierra. Estas creencias abren la puerta a las fuerzas demoníacas para que produzcan esas influencias afirmadas. Son los espíritus y dioses del mito, la tradición y las religiones idólatras. Incluso dentro del cristianismo, muchos no pueden reconocer cómo ellos abren las puertas a la influencia demoníaca. Muchos grupos cristianos de Facebook están plagados con mensajes invitando a los usuarios a comentar “Amen” para conseguir una bendición especial. Creer que hacer un comentario en un post, puede traer a sus vidas la influencia de la que se está hablando, es equivalente a la astrología, sin embargo, cientos de personas rutinariamente publican sus suscripciones de “Amén” a estos “horóscopos cristianos”, ¡con la esperanza de que tal vez les ayudará!

El diablo no tiene conocimiento del fin desde el principio. Él es muy inteligente y tiene una gran capacidad de entendimiento, pero él está limitado por su falta de conocimiento acerca del futuro. Por lo tanto, él pretende compensar esto haciendo sus propias predicciones y haciendo que se cumplan por medio de sus siervos sumisos, engañándolos en el proceso. Pero las señales que Dios diseñó en el sol y la luna en Su creación han seguido su curso, y Él ha decidido revelar Su mensaje en estos últimos días.

La cruz incorporada en el tiempo

Superpuesto sobre la tela del tiempo celestial de meses y años está un guardián de tiempo especial que surge de la combinación de los guardianes de tiempo celestiales con las estaciones terrenales y las fiestas que Dios instituyo según el tiempo de la cosecha. Lo que hace que este guardián del tiempo sea especial es que encapsula el carácter de Cristo y Su plan para liberar al mundo del pecado.

Al estar sentado como el Rey del universo, la humildad de nuestro Dios no puede ser completamente apreciada. Pero cuando Él, en nombre de la humanidad pecadora, se convirtió en el Hijo del hombre para traer la naturaleza divina al alcance del hombre, los ángeles y los mundos no caídos comenzaron a ver cuán desinteresado Él era. Su Ley perfecta, santa, justa y buena,[11] que fue quebrantada por el hombre, Él la cumplió perfectamente, y la vida que era requerida de los transgresores de la Ley, fue ofrecida voluntariamente por nuestro Salvador, quien era la fuente de la vida.

La humildad de Dios Todopoderoso es vista en Su disposición de someterse a Sí mismo a la humanidad, no sólo en la fuerza y nobleza de Adán sino en la degradación de 4000 años; ¡no sólo a la tortura y la muerte, sino a la muerte eterna! En la cruz, ¡Jesús ratificó Su compromiso de conservar Su humanidad para siempre! Fue un sacrificio inconcebible para Él, quien había sido uno con el Todopoderoso, que Su humanidad fuera hecha permanente con Su vida y muerte humana. Él hizo todo esto mientras estábamos inmersos en el pecado, para que podamos tener la oportunidad de recibir Su vida perfecta. Esta es la historia del evangelio del amor divino, que ha transformado incontables vidas.

El que era uno con Dios se vinculó con los hijos de los hombres mediante lazos que jamás serán quebrantados. Jesús “no se avergüenza de llamarlos hermanos.” (Hebreos 2:11) Es nuestro Sacrificio, nuestro Abogado, nuestro Hermano, que lleva nuestra forma humana delante del trono del Padre, y por las edades eternas será uno con la raza a la cual redimió: es el Hijo del hombre. Y todo esto para que el hombre fuese levantado de la ruina y degradación del pecado, para que reflejase el amor de Dios y compartiese el gozo de la santidad. {CC 14.3}

Qué amor es demostrado aquí, que mientras todavía éramos impíos y pecadores ingratos, ¡Él estaba dispuesto a hacer tal sacrificio desinteresado por nosotros! Este evangelio fue demostrado en la vida, la muerte y la resurrección de Jesús. Su muerte en el viernes santo selló Su compromiso con la humanidad, y Su resurrección el domingo de la resurrección hizo posible darle la redención al hombre caído por Su Espíritu. Sin embargo, generalmente pasamos por alto ese día tan especial en el medio: el Gran Sábado de Su reposo.[12] Cuando un sábado ceremonial judío (que podía ocurrir en cualquier día de la semana) caía en un día sábado semanal, era llamado un Gran Sábado, y fue en un Gran Sábado cuando Jesús descansó en la tumba.

Jesús dio Su vida porque era necesario a fin de satisfacer los requisitos quebrantados de la Ley. Si la Ley pudiera ser cambiada, tal sacrificio no hubiera sido necesario, porque Él simplemente hubiera cambiado la Ley, reconociendo que era imperfecta como estaba escrita y que no era apropiada o no podría ser guardada por Su creación. Pero de Sí mismo, Dios declaró, “Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.” [13] Su Ley es un reflejo de Su carácter, que es misericordioso y paciente, sin embargo, no es indolente hacia la culpabilidad.[14]

El cuerpo de Jesús yació en la tumba como un testimonio de Su carácter inmutable, que incluso Le llevó hasta entregar Su vida eterna en lugar de mitigar el requisito de la Ley – y este testimonio está encapsulado en el reposo del Gran Sábado. Así como la importancia del sábado semanal fue inculcada por el ejemplo de Dios en la creación, cuando Él descansó y se revigorizó, así también el significado del Gran Sábado fue inculcado por el ejemplo de Cristo en la cruz, cuando el Creador de la vida libremente dio Su vida. Esto representa las razones por las cuales Él dio su vida – la naturaleza inmutable de la Ley y Su amor desinteresado, que Lo llevó a poner los intereses de los demás, ¡incluso por encima de Su propia vida eterna!

La revelación de Jesucristo

Es el propósito de Dios que, al recibir a Cristo, Su pueblo refleje Su carácter. Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento claramente afirman esto:

Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. (Jeremías 31:33)

Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; (Efesios 4:11-13)

El mismo amor abnegado de Jesús que Lo condujo a ofrendar Su vida, Él nos ordena que nosotros manifestemos también:

Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado. Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. (Juan 15:12-14)

El amor de Dios en nosotros – la disposición de renunciar a nuestra vida eterna por nuestros amigos – en combinación con Su inmutable Ley escrita en nuestros corazones, es lo que está representado por el Gran Sábado, y es lo que nos hace “Adventistas del Gran Sábado”. Y esto es lo que Dios desea de Su pueblo en esta última generación. Si tenemos la fe para creer en Sus preciosas promesas, esto no es mucho pedir.

por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia; (2 Pedro 1:4)

Entonces, de ello se deduce que, si estudiamos los Gran Sábados en relación con el pueblo de Dios de la hora del juicio, deberíamos aprender algo acerca de cómo Dios desarrollaría ese carácter en ellos. Estas personas son aquellas quienes discernieron el comienzo de la Hora del Juicio en el Gran Chasco de 1844; quienes luego se organizaron en la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Sólo con una buena comprensión del calendario de Dios esto sería posible. Agradecidamente, Él ya había revelado esto, así que fue posible crear una lista de los Gran Sábados para todos los años de la historia de la Iglesia Adventista. [15]

Los resultados fueron sorprendentes, cuando fueron interpretados a la luz de la observación de Elena G. de White de que podríamos haber estado en el cielo cerca de 1890, si el mensaje del 4o Ángel hubiera sido recibido en 1888. Tomando el patrón de los Gran Sábados de esos tres años (1888-1890) para representar el regreso de Cristo (cuando seremos llevados al cielo), la única vez que ese mismo patrón apareció de nuevo fue en 2013-2015, en perfecta armonía con el estudio de Orión, que indica el 2014/2015 como el último año de desarrollo del carácter.[16]

Por cada verdad hay una falsificación

La Lista de Gran SábadosEl verdadero Gen de la Vida: la Lista de Gran Sábados (LGS) representada como una secuencia de ADN

vs.

El círculo de cultivos de Quetzalcóatl La falsificación: El circulo de cultivo de Quetzalcóatl

Hay muchos detalles característicos de la Lista de Gran Sábados que son imitados en el círculo de cultivo de la serpiente. Permíteme presentar algunos de estos en forma tabular:

La Lista de Gran Sábados...El agroglifo de Quetzalcóatl...
Comenzó con el triplete de 1841-1843, en el cual hubo un pequeño chasco que representó el Gran Chasco que vendría el año siguiente. Comenzó en una fecha de aniversario (21 de diciembre de 2010) representando a la “decepción” que iba a suceder el 21 de diciembre de 2012.
Tiene una estructura de “doble cadena” a causa de las fiestas de primavera y de otoño en las cuales se basa. Las fiestas de primavera comenzaron con la fiesta de la Pascua de la luna llena, mientras que las fiestas de otoño comenzaron con la fiesta de las Trompetas de la luna nueva. Es de estructura de “doble cadena” con las lunas nuevas formando una cadena y las lunas llenas formando la otra.
Se basa en fiestas relacionadas con la agricultura. Literalmente está formado por un cultivo agrícola.
Tiene ocho tripletes de años (8 x 3 = 24 pares de lunas) después del triplete de inicio hasta el final. Tiene 24 pares de lunas (meses) mostradas después del inicio (donde las lunas son invisibles) hasta el final.
Tiene un año adicional (el año de las plagas) que queda afuera del período de desarrollo de carácter antes de que Cristo regrese en Su poder. Tiene un par adicional de lunas que está afuera del período que lleva hacia la ascensión al trono y apunta a la llegada del poder tridente.
Representa la culminación del Gran Despertar Adventista. Representa el supuesto despertar espiritual evolutivo hacia una Nueva Era de Iluminación.
Tiene tripletes codificados que son una reminiscencia de los codones del ADN que codifican para los bloques de construcción usados por las células para sintetizar proteínas.
Ilustración de los pares de bases de la ADN y los codones
Representa una era venidera de triple hélice “Activación del ADN” (al menos, para los seguidores de la Nueva Era).

Concepto imaginario de una ADN con triple hélice
Representa el desarrollo del carácter necesario para el pueblo de Dios. Representa el surgimiento de la serpiente enrollada Kundalini para la iluminación de la mente (que es la sede del carácter).
Revela tanto las decisiones buenas y las decisiones malas tomadas por la iglesia. Revela la coexistencia del bien y del mal a través del símbolo del yin y el yang.
Termina con el regreso de Cristo. Termina con el regreso de Quetzalcóatl.

La demostración final

Con estas evidencias, espero que sea claro que el regreso de Quetzalcóatl no es otro que el diablo afirmando su dominio sobre toda la tierra. En el círculo de cultivo, la tierra es representada siempre dentro de los límites de la serpiente, representando esa afirmación. En el Edén, el diablo vino como una serpiente alada y exitosamente usurpó el dominio de Adán y ganó la autoridad sobre los dos habitantes de la tierra. En la cruz, Jesús obtuvo la victoria sobre el diablo y recuperó el dominio que Adán había perdido. Ahora, una vez más, el mismo diablo ha venido como el Papa Francisco para usurpar el dominio de Cristo sobre la tierra.

Los mismos principios que fueron demostrados en la cruz del Calvario deben ser repetidos ahora en estos últimos momentos de la historia de la tierra. El conflicto entre el bien y el mal está llegando a su final. Sin embargo, esta vez, tiene lugar dentro de la esfera visible – en la carne del hombre. En la cruz, Satanás todavía estaba encubierto a la vista de los hombres, así que no podíamos discernir su parte en el drama contra Cristo. ¡Pero este no es el caso hoy! Satanás ha tomado un cuerpo, así que podemos verlo. Y el Espíritu Santo – el representante de Cristo en la tierra – también está siendo derramado en el cuerpo de Su pueblo – en todos los que han preparado sus corazones para recibirlo.

La revelación de Satanás y sus engaños ingeniosos son progresivas; en la cruz, cuando Jesús obtuvo la victoria, Satanás fue echado del cielo a la tierra. Fue entonces cuando los habitantes del cielo lo vieron claramente por quien él era en realidad y ya no fue encontrado lugar para él o sus ángeles en sus simpatías.[17] La siguiente fase del proceso de revelación está teniendo lugar ahora, justo antes del regreso de Cristo. Ahora es el momento cuando tenemos la oportunidad de discernir claramente su carácter y volver a Cristo nuestro Salvador con arrepentimiento. Estos pasos del proceso son identificados por Ezequiel:

Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra [en la cruz]; delante de los reyes te pondré para que miren en ti [ahora]. (Ezequiel 28:17)

Dios declaró que este ángel rebelde sería puesto ante reyes que lo verían o discernirían su carácter. Los reyes aquí referidos son la generación escogida, como lo describí en el artículo Señales del Fin, quienes servirán como jurados para juzgar entre las dos partes y dar su veredicto. Damos a Dios un veredicto favorable al caminar según Su luz admirable, demostrando que deseamos la luz en lugar de la oscuridad, mostrando así las virtudes del Señor en nuestras vidas.

Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; (1 Pedro 2:9)

Eres llamado a estar entre la generación escogida. ¿Eres capaz de discernir el carácter de rebelión, incluso cuando está ocultado por la piedad y humildad? El caso aún no ha sido decidido, pero en la actualidad, parece muy sombrío. ¡Satanás ya ha estado reinando sobre la tierra durante dos años y la mayoría de nosotros hemos sido engañados y somos socios involuntarios en la rebelión! Ya es hora de que escuchemos la palabra de Dios de ¡salir de Babilonia! Esto incluye a cada organización que está sujeta al diablo en la forma del Papa Francisco, ya sea abiertamente o tras las cámaras como invitado (observador)[18] de su terrible majestad. Para poder cumplir con nuestra función como miembros del jurado, es necesario entender el caso a fondo y evaluar las evidencias. Nuestras vidas son la expresión de si preferimos el gobierno de Dios o de Satanás, y esto constituye nuestro voto.

Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios. (Apocalipsis 14:3-5)

Cantad a Jehová cántico nuevo; Cantad a Jehová, toda la tierra. Cantad a Jehová, bendecid su nombre; Anunciad de día en día su salvación. Proclamad entre las naciones su gloria, En todos los pueblos sus maravillas. (Salmos 96:1-3)

El llamamiento sale a toda la tierra: “¡Cantad a Jehová cántico nuevo!” La música a los oídos de Dios es la demostración de Su salvación del pecado cada día. Poder presentarnos ante el trono de Dios sin culpa, siendo redimidos como primicias de la tierra, es una maravilla de Dios, y Su gloria ¡ha de ser declarada ante todas las personas!

Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría, al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén. (Judas 24-25)

Tributad a Jehová, oh familias de los pueblos, Dad a Jehová la gloria y el poder. Dad a Jehová la honra debida a su nombre; Traed ofrendas, y venid a sus atrios. Adorad a Jehová en la hermosura de la santidad; Temed delante de él, toda la tierra. (Salmos 96:7-9)

Muchos no pueden ver que Dios se encuentra en una condición débil y vulnerable a causa del pecado. Si nos negamos a adorarle en la hermosura de la santidad. Si “no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu”[19] por nuestra elección de fe, ¡entonces Su gloria no podrá ser proclamada por toda la tierra! La proclamación es dependiente de tener personas que estén dispuestas a darla. ¿Entiendes cómo podemos proclamar la “salvación a nuestro Dios”?[20] ¿Entiendes cuáles son las “mayores obras” de las que Jesús habló?

De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. (Juan 14:12)

Si Jesús hubiera terminado ya toda la labor que debía hacerse, Él no hubiera dicho esto, ni tampoco sería necesario que Él esperara 2000 años. Pero Él dio a conocer Su necesidad al preguntar si encontraría fe:

¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra? (Lucas 18:7-8)

Dios está más que dispuesto a actuar en nuestro favor, pero al igual como Jesús no pudo hacer milagros para aquellos que no tenían fe para creer, Él será igualmente incapaz de vengar a Sus escogidos de hoy si Él no encuentra fe en ellos. Pero la guerra entre Dios y el diablo sólo puede ser decidida a favor de Dios, ¡si Su pueblo demuestra esa fe!

Así que, de hecho, Dios está en una posición vulnerable, dependiente de que Su pueblo tenga fe en Él para darle la gloria debida a Su nombre. Mientras tanto, Satanás está tratando de socavar su fe y engañar al mundo entero para que lo sigan. Dios ha puesto a Sus guardianes del tiempo en movimiento en los cielos, y ¡todos ellos están apuntando a este mismo momento en la historia! ¿Guardaras el tiempo con ellos y darás fuerza y gloria a Dios al ofrecerte a ti mismo como un “sacrificio vivo, santo, agradable a Dios”? ¿Y lo harás antes de que el reloj marque la hora designada cuando será demasiado tarde para demostrar la fe? “Ahora la fe es... la convicción de lo que no se ve”.[21] Si tomas la actitud de esperar para creer hasta que toda duda sea quitada y hasta que todo cumplimiento sea visto – Le negarás a Jesús tu utilidad para Su obra, porque esa no es la actitud de la fe. Jesús no pide por una fe ciega – ¡Él da abundantes evidencias, pero Él sí pide fe! Considera la evidencia y elige ahora estar entre aquellos de los que se dice,

Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. (Apocalipsis 14:12)

En el próximo artículo...

¿Hay algún hombre más poderoso que el Papa Francisco en este planeta? Descubre cómo el papa ganó la admiración del mundo ¡haciéndose pasar por Jesucristo, y por la imitación de Su regreso glorioso! (¡Sí, has leído bien!) También descubrirás el resto de la historia de cómo su predecesor preparó el camino para él, cuando analicemos los escudos de armas de ambos de los papas vivos una vez más. El tomar la silla de San Pedro fue sólo el primer paso en los esfuerzos de Satanás para usurpar ¡incluso el mismo trono de Dios Todopoderoso!

La entrada “victoriosa” de Satanás

< Anterior                      Siguiente >

1.
Lejos de ser un pequeño bebé gordito con alas, como es generalmente retratado, un querubín es un ser sabio e impresionante de la creación más cercano a Dios. Su cercanía a Dios es ilustrada en la descripción del arca – el patrón del trono, con sus querubines que cubren, donde Dios se encontró con Israel: Éxodo 25:18-22. 
2.
Juan 8:44 
3.
De La leyenda de Quetzalcóatl – The Legend of Quetzalcoatl por Chela Orozco [traducido] 
4.
Por ejemplo, considera a los querubines con la espada encendida que fueron puestos como guardias de la entrada del Edén. – Génesis 3:24 
5.
Ver, por ejemplo, Génesis 2:22, 3:8 
6.
Génesis 3:6 
7.
Juan 16:23,27 
8.
Ver Salmos 119:156 e Isaías 30:18, por ejemplo. 
9.
H. Vandergouw, Signs of the Coming Messiah in This Generation [Señales del Mesías Venidero en esta Generación], (2011) p. 203 [traducido] 
10.
Ibíd. [traducido] 
11.
Romanos 7:12 
12.
Juan 19:31 
13.
Malaquías 3:6 
14.
Éxodo 34:6-7 
15.
Este período también es indicado por virtud del hecho de que los servicios del santuario terrenal deben reflejar el santuario celestial, el cual el mensaje de Orión conecta con el mismo período general de la historia adventista. 
16.
Ten en cuenta que, en Orión, los años comienzan en otoño, así que cuando decimos 2014/2015, estamos hablando del año comenzando en el otoño de 2014 hasta el otoño de 2015. 
17.
Apocalipsis 12:8 
18.
Nota que la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Alemania está enlistada bajo “Otros Miembros Asociados” en este sitio web del Consejo Mundial de Iglesias. [inglés] 
19.
Romanos 8:1,4 
20.
Apocalipsis 7:10 – algunas versiones añaden “pertenece a”, pero esto no es implicado en el lenguaje original 
21.
Hebreos 11:1 

Somos la GranjaNubeBlanca en YouTube!

Canal GranjaNubeBlanca

Desde noviembre de 2016 estamos publicando nuevos estudios en GranjaNubeBlanca. Con la certificación del Notario celestial, nuestro plazo para publicar artículos ha terminado, ¡pero no es el fin de nuestra obra! Las profecías se están cumpliendo a toda velocidad, y con el comienzo del primer ay el 5 de diciembre de 2017, hay mucho que compartir que se presta para ser comunicado por un medio diferente: videos.

Te invitamos a suscribirte, compartir y visitar a menudo para que puedas seguir informado sobre los últimos desarrollos proféticos y obtener un mejor entendimiento del último mensaje de advertencia enviado a un mundo moribundo. En Su misericordia, Dios ha dado un marco profético en el cual los eventos actuales (de los últimos días) pueden ser entendidos apropiadamente, de modo que a través de este mensaje, ¡te damos las noticias de hoy ayer!