El Último Conteo

Originalmente publicado el 18 de marzo de 2013 en inglés en www.lastcountdown.org

Hace aproximadamente un año, Dios comenzó a llevarnos a través de algunas experiencias únicas. Codigo de colorAl parecer, Su intención era que nuestras experiencias sirvieran como un modelo para lo por venir, aunque no lo sabíamos al principio. En este artículo, me gustaría llevarles rápidamente a través de los puntos destacados de nuestras experiencias de  2012  como modelo para mostrar cómo ellas se cumplen visiblemente en la escena mundial en  2013. Lo que experimentábamos con Dios en relativo anonimato, ahora está pasando antes miles de millones de espectadores de todo el mundo.

También les dijo: ¿Acaso se trae la luz para ponerla debajo del almud, o debajo de la cama? ¿No es para ponerla en el candelero? Porque no hay nada oculto que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de salir a luz. Si alguno tiene oídos para oír, oiga. (Marcos 4:21-23))

Teníamos una idea de lo que estaba sucediendo en el santuario celestial el año pasado a través de nuestras experiencias personales. En cierto sentido, hemos visto lo que estaba pasando en el monte Sión (en la Nebulosa de Orión) a través de la fe, al igual cómo Moisés vio el santuario celestial mientras él estaba en la cima del monte Sinaí. Entonces el Señor le había mandado a construir el tabernáculo "de acuerdo con el patrón" que él había visto. De manera similar, voy a tratar de enmarcar la estructura básica de los acontecimientos de los últimos días en la tierra de acuerdo con el modelo que nos había sido mostrado.

Ahora bien, el punto principal de lo que venimos diciendo es que tenemos tal sumo sacerdote, el cual se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos, ministro del santuario, y de aquel verdadero tabernáculo que levantó el Señor, y no el hombre. Porque todo sumo sacerdote está constituido para presentar ofrendas y sacrificios; por lo cual es necesario que también éste tenga algo que ofrecer. Así que, si estuviese sobre la tierra, ni siquiera sería sacerdote, habiendo aún sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley; los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte. (Hebreos 8:1-5)

La cita anterior de Hebreos 8 afirma la existencia del santuario en el cielo donde Jesús oficia como nuestro intercesor. Solamente la Iglesia Adventista del Séptimo Día enseña esta doctrina a pesar de que ella está ahí escrita en las Escrituras mismas clara como el agua. Desafortunadamente, la mayoría de los adventistas ni siquiera la apreciamos lo suficiente.

Un día, mientras hablaba con un adventista bautizado desde hace mucho, me quedé horrorizado al oírle decir que los Milleritas estaban equivocados y que deberían haber hecho mejor sus deberes para que no hubieran tenido que pedir disculpas por el Gran Chasco del 22 de octubre de 1844 inventando la doctrina del santuario. El sabor amargo de la vergüenza y el ridículo hacia nuestros pioneros que se refleja en esta declaración, está impartido por la propia denominación en sus escuelas y en sus iglesias. No es de extrañar que los miembros promedios la repiten como loros.

La vergüenza que tratan de imponer a nuestros pioneros, en última instancia se dirige contra Dios, porque Dios estaba guiando el movimiento Millerita.

Habían hecho la voluntad de Dios al seguir la dirección de su Espíritu y de su Palabra; pero no podían comprender los designios que había tenido en lo que habían experimentado ni podían discernir el sendero que estaba ante ellos, y estaban tentados a dudar de si en realidad Dios los había dirigido. Entonces era cuando estas palabras tenían su aplicación: "El justo empero vivirá por la fe." {CS 460}

¿Pero puede ser que Dios nos guiara a la decepción? Prefiero volver la pregunta: ¿Quién dijo que la decepción no fuera parte de la experiencia cristiana?

Nuestros pioneros no tienen nada de que avergonzarse. Los Milleritas estaban en lo correcto fijando la fecha al 22 de octubre de 1844, y su fe a través de la decepción de ésta noche fue recompensado a la mañana siguiente (en el mismo día judío) cuando se le permitió  a Hiram Edson vislumbrar el santuario celestial. Su visión condujo a más estudio. Ellos avanzaron en la luz de Dios animados con una nueva comprensión, pero aquellos que negaban que Dios había estado guiando, fueron dejados en las tinieblas.

Este tema es muy aplicable a nosotros. En el año pasado, atravesamos nuestra propia serie de pequeñas decepciones y mini-revelaciones. Muchos de los que habían escuchado nuestras advertencias, negaron que Dios nos había estado guiando después de que "no pasó nada", pero los que continuaron a "vivir por la fe" habían sido bendecidos con una mayor comprensión de la actividad en el santuario celestial.

Dios no invita a nuestra mente a comprender el santuario celestial como una mera curiosidad. Él quiere enseñarnos algo. Él nos quiere enseñar cómo navegar estos últimos días. Cuando los malos parecen estar en la ascendencia, cuando los justos son oprimidos, ¿a dónde se van a dirigir para pedir ayuda? Hacia su Dios, Quién no vive en una casa hecha por el hombre. Salomón oró:

Si en la tierra hubiere hambre, pestilencia, tizoncillo, añublo, langosta o pulgón; si sus enemigos los sitiaren en la tierra en donde habiten; cualquier plaga o enfermedad que sea; toda oración y toda súplica que hiciere cualquier hombre, o todo tu pueblo Israel, cuando cualquiera sintiere la plaga en su corazón, y extendiere sus manos a esta casa, tú oirás en los cielos, en el lugar de tu morada, y perdonarás, y actuarás, y darás a cada uno conforme a sus caminos, cuyo corazón tú conoces (porque sólo tú conoces el corazón de todos los hijos de los hombres); (1 Reyes 8:37-39)

Esa oración es un recordatorio de que Jesús está en el cielo en Orión deseando ayudarnos en nuestro tiempo de angustia. Dios confirmó esta oración especial, que Salomón ofreció en la dedicación del templo. La gloria del Señor llenaba el templo. No es una mera coincidencia que la gloria de Jehová hubiera llenado la casa exactamente a medio camino entre el 27 de octubre de 4037 a.C. y el 24 de octubre de 2016 al mes exacto que es registrado en las escrituras. Lo sabemos por la cronología continua que establecimos en 7 Pasos a la Eternidad, y esta pequeña armonía es un recordatorio más de que Dios está guiando este ministerio único, y que son verdaderos los acontecimientos del santuario celestial que voy a explorar en este artículo.

 A medida que el tiempo de angustia se avecina, no debemos vacilar en hacer conocer a Dios nuestras súplicas y oraciones. No debemos vacilar en seguir el consejo que Él nos da. La completa oración de Salomón tiene gran importancia en la actualidad. Vamos a dirigir nuestros corazones hacia el santuario celestial ahora y ver qué lecciones podemos aprender que nos ayudan a navegar en los acontecimientos actuales.

En el Santuario Celestial

Después de nuestra pequeña decepción del  27 de febrero de 2012, nos dimos cuenta de que un cambio importante tuvo lugar en el santuario celestial. El Padre, que había servido como el Juez Supremo en el gran conflicto hasta ese momento, había renunciado y dejó a los procedimientos judiciales en las manos de su Hijo, Jesucristo. Esta fue una preparación necesaria para el juicio del Padre. Como explicamos en Nuestra Alta Vocación, en última instancia es Dios el Padre, quien está en el juicio en el gran conflicto. Por razones obvias, no podía ser juzgado al mismo tiempo que desempeñaba el oficio del Juez Supremo.

[Padre] Todo lo sujetaste bajo sus pies [de Jesús]. Porque en cuanto le sujetó todas las cosas, nada dejó que no sea sujeto a él; ... (Hebreos 2:8)

Los movimientos del Padre fueron profetizados en forma simbólica en Ezequiel 9. Lo hemos explicado en detalle en nuestro artículo sobre Los 1335 Días cómo el Padre tuvo que recorrer simbólicamente 40 codos o pasos, que se traducen a 40 días, para ir desde el Lugar Santísimo (la sala del juicio) a través del Lugar Santo al umbral del templo.

Y la gloria del Dios de Israel se elevó de encima del querubín, sobre el cual había estado, al umbral de la casa; … (Ezequiel 9:3)

Al mismo tiempo de la partida del Padre, nuestro pequeño grupo de creyentes se fue los mismos 40 codos en dirección contraria por la fe del umbral del templo hacia el Lugar Santísimo. Mientras que el Padre se dirigió a Su juicio, nosotros nos dirigimos hacia el estrado de los testigos.

Después de nuestra segunda pequeña decepción el día 40 o  6 de abril de 2012, nos dimos cuenta de que otro evento importante había tenido lugar. Nuestro pequeño grupo había quitado el misterio del "continuo" en tres maneras, tal como lo hizo Jesús, y figurativamente habíamos aparecido en el umbral del Lugar Santísimo en respuesta a la llamada a ser testigos del Padre. Nuestras experiencias estaban íntimamente relacionadas con el santuario celestial. Estos sucesos se detallan en nuestro artículo sobre Los 1290 Días.

Pronto nos dimos cuenta de que nuestro pequeño grupo se había olvidado de un detalle muy importante. En toda nuestra preocupación, habíamos olvidado de hacer un esfuerzo especial para confesar nuestras faltas unos a otros. Todavía estábamos demasiado sucios para entrar en la sala del tribunal. No estar listo a tiempo, apelábamos a una segunda Santa Cena de acuerdo con el patrón de Ezequías.

Y el rey había tomado consejo con sus príncipes, y con toda la congregación en Jerusalén, para celebrar la pascua en el mes segundo: (2 Crónica 30:2)

Después de nuestra tercera pequeña decepción el  6 de mayo de 2012, nos dimos cuenta una vez más que un evento muy importante había tenido lugar. El Juicio de los Vivos había comenzado. Nos habíamos limpiado en la sangre del Cordero, y habíamos aparecido en la sala del tribunal para tomar nuestro lugar en el estrado de los testigos para el Padre. Fuimos los primeros testigos para la apertura de los nuevos procedimientos judiciales.

Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios? (1 Peter 4:17)

Nuestro artículo sobre Los 1260 Días cuenta la historia de nuestra experiencia en ese tiempo. Amigos, estamos viviendo en tiempos serios. Tenemos deberes actuales, y "el tiempo es crucial" en más de un sentido.

Ese fue un breve resumen de los acontecimientos de principios de 2012, que tuvieron lugar en el santuario celestial, y se reflejaron en nuestra propia experiencia en nuestro propio pequeño santuario terrenal. Es necesario que el pueblo de Dios comprenda los acontecimientos invisibles en el santuario celestial, al igual que el 22 de octubre 1844, a fin de determinar cuál es su deber actual.

(porque por fe andamos, no por vista); (2 Corintios 5:7)

Ahora les mostraré, cómo estos eventos explican lo que está sucediendo en el escenario mundial ante nuestros propios ojos.

Resumen de los Eventos de los Últimos DíasImagen 1 – Resumen de los Eventos de los Últimos Días

La Partida del Padre

El mundo cristiano recibió un golpe cuando se difundió la noticia sobre la decisión del Papa Benedicto XVI a renunciar. Tal cosa no había ocurrido en más de 600 años. El motivo alegado de su renuncia fue que estaba perdiendo su fuerza, pero parecía de ser una excusa extraña para el inmediato sucesor del Papa Juan Pablo II, que había seguido sus oficios hasta su muerte a los 85 años, a pesar de su fuerza física disminuida. En cualquier caso, la despedida oficial de Benedicto XVI del  27 de febrero 2013  llenó la Plaza de San Pedro con multitudes para presenciar este acontecimiento histórico.

Piense acerca de lo que sucedió en el santuario celestial exactamente un año antes por el día. Dios el Padre había dejado Su cargo de Juez Supremo en el Lugar Santísimo. Ahora, exactamente un año más tarde, el Papa Benedicto XVI, el llamado "Santo Padre", dejó su cargo de sumo pontífice en el Vaticano. ¿Empiezan a ver cómo la falsificación se parece al original?

 Pero hay más.

Los de mentes técnicos han cuestionado reiteradamente, por qué Dios señaló el día 27 en lugar de la fecha de la renuncia efectiva del Papa del 28. Una de las razones fue que el gran evento que atrajo la atención del mundo no estaba en el 28, sino en el día 27, como ya hemos visto. La segunda razón y la más importante es que el Papa Benedicto XVI bendijo a su pueblo el día 27. Eso puede parecer poco significativo a primera vista, pero cuando se comprende que Dios también bendijo a Su pueblo el mismo día, comienza a tener sentido.

Siete personas caminaron por la fe del  27 de febrero de 2012  al  27 de febrero de 2013. Ellos mantuvieron la fe de Jesús, a pesar de que no hubo eventos visibles para acompañar a su experiencia. Ellos soportaron todo un año, 365 días, a través de la fe. Fue un año de angustiosa y búsqueda del corazón. Lucharon con Dios con su fe. A finales de ese año, en la mañana del día 27, nos dimos cuenta de que habíamos llegado en realidad al primer evento visible. Habíamos llegado al principio de los 1335 días hasta el regreso del Señor. Lo habíamos alcanzado por la fe, y ahora vimos la primera confirmación visible de nuestros estudios por un evento mundial de proporciones históricas.

Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días. (Daniel 12:12)

Dios nos bendijo aquella mañana, al revelar una pequeña recompensa especial para nosotros por "esperar" en fe hasta "llegar" (o tocar) el principio de los 1335 días. Los 144.000, que pasarán por el año de las plagas y del mismo modo soportarán por fe hasta el final, también recibirán su bendición especial para "esperar" y "llegar" al fin de los 1335 días para ver el regreso de Jesús con sus propios ojos.

Reflexiona por un momento lo que podría haber sucedido si hubiéramos renunciado a medio camino del año. ¿Y si hubiéramos cedido a los anti-fijadores-del-tiempo o los otros muchos acusadores que continuamente rechazan nuestro mensaje? No estaríamos aquí hoy, y nuestra misión entera (y la tuya) hubiera fracasado casi antes de empezar. Los que entienden nuestra alta vocación saben lo que "el fracaso de nuestra misión" realmente significa. Es nuestro amor a nuestro Dios, que nos ha permitido soportar (e incluso esto proviene de Él).

Piensa en la comparación una vez más. Dios nos bendijo en el mismo día en que el Papa bendijo a sus seguidores. ¿Cuál bendición te gustaría recibir? ¿Te gustaría recibir una bendición de Dios? ¿O prefieres la bendición vacía de un hombre que se hace pasar por Dios? La elección es simple.

Hay una comparación más entre la falsificación y el original en relación con la renuncia de Benedicto XVI. En su discurso de renuncia, dijo:

"... vamos a confiar la Santa Iglesia al cuidado de Nuestro Supremo Pastor, Nuestro Señor Jesucristo ..."

La llamada "Santa Iglesia" del Papa no fue encomendada al mismo Jesucristo que conocemos por la Biblia. El Jesucristo referenciado por Benedicto tampoco es el mismo Cristo Jesús, a quien Dios el Padre ha confiado el papel de Juez Supremo en el santuario celestial un año antes. El verdadero gobierno de Dios está en el cielo. El falso reino está aquí en la tierra.

La Abominación Desoladora

Es hora de abrocharse el cinturón de seguridad y prepárese para un rápido y furioso (y peligroso) paseo. Esto se aplica no solamente a los tiempos venideros, sino también al resto de este artículo. Tenemos un gran tema para abarcar.

Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días. (Daniel 12:11)

Tenga en cuenta que el verso vincula los 1290 días tanto con la remoción del continuo como con el establecimiento de la abominación. Hemos cavado un poco más en la gramática del verso en el artículo sobre Los 1290 Días y nos pareció que los dos eventos son distintos y no se producen al mismo tiempo. Sin embargo, este versículo asocia los 1290 días con ambos eventos.

Nosotros quitábamos el misterio del continuo el año pasado en el día  6 de abril de 2012  a través de nuestras experiencias en el santuario celestial, pero la abominación visible todavía no había sido puesta. Ahora que los acontecimientos visibles ahora han comenzado a desarrollarse en el  2013, tenemos que entender lo que la abominación desoladora en realidad es con el fin de reconocer su cumplimiento.

Vamos a empezar con las palabras de nuestro Señor y Salvador, quien destacó la importancia de este tema:

Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin. Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), entonces los que estén en Judea, huyan a los montes. (Mateo 24:14-16)

La comprensión profética que Jesús comparte con nosotros y nos invita a entender, tiene una doble aplicación. Se refiere a la destrucción de Jerusalén en el año 70 d.C. así como al fin de los tiempos.

Después de hablar del fin del mundo, Jesús vuelve [se refiere] a Jerusalén, la ciudad entonces sentada con orgullo y arrogancia, y que dice: "Yo estoy sentada como reina... y no veré llanto" (Apoc. 18:7). Cuando el ojo profético de Jesús se detiene sobre Jerusalén, él ve que así como ella fue entregada a la destrucción el mundo será entregado a la ruina. Las escenas que ocurrieron en la destrucción de Jerusalén se repetirán en el día grande y terrible del Señor, pero de una manera más tremenda... {3MS 476,477}

Debido a la relación entre la destrucción de Jerusalén y el fin del mundo, tenemos que tomar una mirada cuidadosa a lo que ocurrió durante el evento anterior con el fin de sentar las bases para la comprensión de lo que está ocurriendo hoy en día. En particular, tenemos que identificar qué la abominación desoladora representó en el año 70 d.C. El Comentario de Clarke a la Biblia da una respuesta clara:

La abominación desoladora de que habló Daniel - esta abominación desoladora, San Lucas, (Lucas 21:20, Lucas 21:21), se refiere al ejército romano, y esta abominación en el lugar santo es el ejército romano sitiando Jerusalén. Nuestro Señor dice, que es ella de la que había hablado el profeta Daniel en los capítulos noveno y undécimo de su profecía, así que cada uno que lea estas profecías las entendiera, y en referencia a este mismo evento ellas fueron entendidas por los rabinos. El ejército romano es llamado una abominación, por sus insignias y las imágenes, que eran exactamente eso para los judíos. Josefo dice, (Guerra, T. VI, Cap. 6), que los romanos llevaron sus insignias en el templo, y las colocaron enfrente de la puerta oriental, y ofrecían sacrificios a ellas allí. El ejército romano está bien titulado como la abominación, aun como la abominación que causa desolación, porque vino para desolar y devastar Jerusalén. Y este ejército que sitiara Jerusalén es llamado por San Marcos en Marcos 13:14 "puesta donde no debe estar", es decir, como en el texto aquí, en el lugar santo, porque no sólo se estimaba sagrado el área de la ciudad sino aún una circunferencia considerable de terreno alrededor de ella, y por consiguiente personas profanas no debían encontrarse en ella. (Comentario de Clarke sobre Mateo 24:15)

Elena G. de White aprueba esa comprensión en el Conflicto de los Siglos, pág. 26, por lo que podemos tomar eso como una respuesta fiable. Durante el conflicto judío-romano de 66 a 70 d.C., la abominación era el ejército romano. En el primer asedio, la cabeza de ese ejército era Cestio. Su presencia en el terreno sagrado en torno a Jerusalén era la abominación de la desolación que señaló a los cristianos que ya era hora de huir de la ciudad (3 años y medio antes de su destrucción, por cierto).

Clarke nos informa acerca del éxito de la huida cristiana de Jerusalén:

Entonces los que estén en Judea, huyan a los montes. - Este consejo fue recordado y seguido con prudencia por los cristianos. Eusebio y Epifanio dicen, que, en esta situación, después de que Cestio Gallus había levantado el asedio, y Vespasiano se aproximaba con su ejército, todos los que creían en Cristo salieron de Jerusalén y huyeron a Pella, y otros lugares más allá del río Jordán, y así todos maravillosamente escaparon del naufragio general de su país: ninguno de ellos pereció. Ver nota sobre Mateo 24:13. (Comentario de Clarke sobre Mateo 24:16)

Ese primer asedio de Jerusalén era un tipo para la inminente proclamación de la Ley Dominical en 1888. El estandarte romano, el culto al sol, o el culto al domingo, ya estaba en el Senado de los EE.UU. en la forma de un proyecto de ley. Tenía todos los votos necesarios para ser aprobado hasta que la presentación de A.T. Jones cambió la mente de un senador, cuyo cambio de voto derrotó al proyecto de ley.

Después de que Cestio levantó el sitio y los cristianos habían escapado de Jerusalén, el ejército romano regresó, y la ciudad finalmente fue destruida bajo la dirección de Tito, el general romano, que más tarde se convirtió en emperador. El segundo asedio y saqueo de la ciudad al mando de Tito sirve de tipo para nuestros días.

El Ejercito Romano de Hoy

El Concilio de Trento de 1545 a 1563 fue un concilio importante en la historia del cristianismo. Se convocó para reformar la institución de la iglesia. Condenó la Reforma protestante, y promovió la Contrarreforma. Wikipedia ofrece algunos datos breves:

Nuevas órdenes religiosas eran una parte fundamental de las reformas. Órdenes tales como los capuchinos, ursulinas, teatinos, carmelitas descalzas, barnabitas, y especialmente los jesuitas trabajaron en parroquias rurales, y dieron ejemplos de la renovación católica. ... Los jesuitas fueron los más efectivos de las órdenes católicas nuevas. Siendo herederos de las tradiciones devocionales, observantes, y legalistas, los jesuitas se organizaron a lo largo de las líneas militares. (Wikipedia [inglés])

Tenga en cuenta que los jesuitas organizaron a lo largo de las líneas militares. Incluso llaman a sus líderes "Generales". Su nombre oficial, la Compañía de Jesús, se debe entender en el sentido militar en el idioma original. Lo que tenemos aquí es una organización militar fundada con el propósito expreso de conquistar a los enemigos de la Iglesia Romana.

Logotipo de los jesuitasCualquiera persona digna del nombre "protestante" debe estar en alerta máxima  partir de este punto. Lea el juramento jesuita en algún momento si quieres una imagen sangrienta de lo que estos soldados hacen en obediencia a sus superiores.

El logotipo de la Compañía de Jesús (de los jesuitas) es un sol con las letras IHS en el interior. He aquí una breve interpretación del mismo:

Canonum De Ius Rex
Canones de la Ley Imperial

II. Soberano
2.7 Forma de la Ley Judía
Artículo 82 - Trigrama (I.H.S.)

Canon 5989

El trigrama basado en el símbolo macedonio espartano del Sol y las tres letras latinas "I.H.S." en su centro, es el estándar oficial y el lema del Imperio Romano introducido por primera vez por Vespasiano por debajo del culto imperial oficial de Iudaeism (judaísmo) desde el año 70 d.C. hasta 117 d.C.

Canon 5990

El trigrama representa no sólo el lema oficial del Culto Romano, sino la personificación del Culto Romano oficial de Iudaeism (Judaísmo):

(i) El símbolo macedonio y espartano del Sol que fue estampado en el Escudo Real significa Sol Invictus o el "Sol invencible" - de ahí la elección del simbolismo macedonio y espartano por razón de la valentía legendaria, la fuerza y las victorias, y

(ii) I.H.S. representa la frase latina Invictus Hoc Signo que significa "Por este signo (somos) inconquistables", en referencia al símbolo del sol, así como a las tres (3) letras mismas.

Canon 5991

El trigrama también frecuentemente fue representado en la antigua Roma junto con el símbolo de "Oculus Omni" o el "Ojo que todo lo ve de Lucifer" en la parte superior.

Canon 5992

El trigrama cayó en desgracia tras la disolución del Iudaeism (judaísmo) como el culto oficial del Imperio Romano desde 117 d.C. a favor del gnosticismo como el verdadero origen del avivamiento "estoico" y la restauración del lema "S.P.Q.R."

Canon 5993

El trigrama fue resucitado por el veneciano Magyar en el siglo 16 como la señal oficial de la Compañía de Jesús, también conocida como los "jesuitas" en el día de la fiesta de Lucifer en el 15 de agosto 1534. También se añadieron dos (2) elementos nuevos:

(i) Los tres (3) clavos simbolizan el sufrimiento de Jesús y los tres (3) votos abiertos de "pobreza, castidad y obediencia absoluta", y

(ii) La daga cruz perforando la "H" simboliza a los jesuitas como una orden militar cristiana, así como el antiguo simbolismo oculto de la "H" como el corazón para referirse al juramento de absoluta confidencia como el "cuarto y final voto oculto".

Canon 5994

La afirmación de que I.H.S. es sinónimo de los tres (3) dioses egipcios "Isis, Horus y Set" es difundir desinformación deliberada por agentes que apoyan el status quo y para mantener a la gente en la ignorancia.

Canon 5995

La afirmación de que I.H.S. es un antiguo Cristograma común, basado en las primeras tres (3) letras de "Jesús" en griego, ΙΗΣΟΥΣ luego "latinizado" a IHSOVS, es uno de los más torpes fraudes de la historia, dado que el deliberadamente corrompido conjunto alfabético bi-cameral del griego moderno no apareció hasta que los jesuitas fueron formados y por lo tanto después de que su signo fue presentado.

(Canones de la Ley Imperial [inglés])

Se puede ver en la cita anterior de que el logotipo de los jesuitas les conecta directamente al antiguo ejército romano que conquistó Jerusalén en el año 70 d.C., y que esa fecha aún es mencionada específicamente en relación con la intro­duc­ción del simbolismo. Su meta moderna es conquistar el pueblo de Dios (la Jerusalén figurativa) con el mismo éxito.

Los jesuitas han estado trabajando todos estos años moviendo los hilos detrás de la escena para conseguir sus diseños, pero la señal de la abominación de la desolación es su presencia en la tierra santa. Esto sucedió cuando, por primera vez, el mundo fue testigo el  13 de marzo de 2013  de la elección de un papa jesuita, es decir, el Papa Francis. ¿Ves lo que está pasando? El nuevo General Tito ha aparecido en el escenario mundial en la persona del Papa Francis. Con su ejército de los compañeros jesuitas, él se coloca encima de su "Santa Iglesia Romana" rodeando el pueblo de Dios de todos lados. La abominación está puesta en su lugar.

Los medios de comunicación populares intentan a subestimar la importancia de la involucración jesuita del Papa y a suavizar las cosas para hacerle parecer de ser nada más que un inofensivo ancianito con un solo pulmón que no podía hacer daño a una pulga. Pero hay mucho más en juego de lo que parece.

Haciendo un poco de investigación en Internet el día de la elección, nos topamos con algunos sitios web con mucha información terrible sobre este hombre. ¡Estos sitios web se habían ido al día siguiente! Hay un esfuerzo decidido para borrar su pasado oscuro.

Por ejemplo, muchos argentinos están furiosos de que el hombre que traicionó a sus propios hermanos jesuitas a la tortura de la dictadura militar es ahora Papa. Al igual que sobre otras partes repugnantes de su pasado, las noticias recientes pintan una nueva imagen sobre esto, para hacer que este Papa Francis se ve mejor de lo que realmente es.

El Último Papa en la Biblia

Juan ve una visión de la gran ramera sentada sobre la bestia roja y se maravilla. Entonces el ángel le explica la visión.

La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será. (Apocalipsis 17:8)

Primero, el ángel nos informa que la bestia existía en el pasado, había dejado de existir, está para subir del abismo, y finalmente sería destruida. Una bestia representa a una nación o poder político.

Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer, (Apocalipsis 17:9)

El versículo 9 asocia la mujer con Roma, la ciudad de las siete colinas. La mujer se sienta en las colinas al igual que ella se sienta sobre la bestia. Eso significa que la bestia representa específicamente el poder romano.

y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo. (Apocalipsis 17:10)

Este versículo da una cronología. Para entenderlo, hay que saber cuándo se aplica. Esto es fácil de determinar por la intro­duc­ción de esta visión:

Uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, vino y habló conmigo: "Ven; te mostraré el juicio de la gran ramera que está sentada sobre muchas aguas. (Apocalipsis 17:1, NBLH)

Permítame hacerle una pregunta: ¿Cuándo es el juicio de la gran ramera? ¿Es antes de 1844, o después?

El gran juicio en el cielo comenzó el 22 de octubre de 1844, por lo que el juicio contra la gran ramera (es decir, toda la escena) debe venir en algún momento después de eso. La bestia que está montada por la ramera es la misma bestia, cuya herida de muerte fue curada.

La curación de la herida mortal empezó el 11 de febrero de 1929 con la firma de los Pactos de Letrán. Ese evento estableció la Ciudad del Vaticano. Eso debería ser de conocimiento común entre los adventistas. (Por cierto, eso marca la mitad del camino en el medio del juicio de los muertos.) Entre 1798 y 1929, los papas no tenían un "reino" civil para gobernar. Por lo tanto, los reyes mencionados en Apocalipsis 17:10 deben ser reyes que reinaron después de 1929. Para entender la cronología de ese versículo, lo único que tenemos que hacer es una lista de los Papas que reinaron en el estado de Vaticano nuevamente formado:

1. Pio XI (caído)
2. Pio XII (caído)
3. Juan XXIII (caído)
4. Pablo VI (caído)
5. Juan Pablo I (caído)
6. Juan Pablo II (es)
7. Benedicto XVI (aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo)
8. Francisco  

En la visión, Juan el Revelador está llevado a la época de Juan Pablo II, cuando los cambios fundamentales comenzaron a tener lugar. Fue Juan Pablo II quien elevó Bergoglio (más tarde Papa Francisco) al cardenalato, y él hizo muchos otros preparativos para la dominación del mundo por Roma. Ratzinger (más tarde Papa Benedicto XVI) fue uno de sus más cercanos colaboradores. Él es especialmente conocido por sus esfuerzos para unir al mundo en la causa de la paz, que en realidad es un plan encubierto para unir al mundo bajo la dictadura romana. Desde esta perspectiva, el Revelador ve a cinco de los reyes de haber muerto en el pasado, uno (Juan Pablo II) con vida, y uno por venir (Benedicto), que continuaría sólo un corto tiempo. En comparación con Juan Pablo II, el reinado de Benedicto XVI de 7 años de hecho fue corto, pero se redujo también a causa de su renuncia.

La gran ramera BabiloniaEl siguiente versículo explica el Papa Francisco:

La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición. (Apocalipsis 17:11)

Este versículo nos informa que el octavo rey incorpora más que los otros siete reyes. Él representa no sólo un gobernante, sino también la propia bestia. Esta bestia se interpreta a menudo como el papado, pero eso no es del todo correcto. El papado representa una religión o iglesia, no un poder nacional, y por lo tanto no puede ser la bestia. Una iglesia es representada como una mujer en la Biblia, y el papado es representado como la ramera que cabalga la bestia, y no como la propia bestia.

Papa Francisco es un jesuita que representa el poder militar de Roma, así como la cabeza de la iglesia y del estado. Es por eso que él (el octavo rey) se describe como la bestia (el estado romano completo con su ejército presumiblemente inconquistable), así como uno de los reyes papales. Su ascensión cumple completamente la imagen combinada de la mujer sentada sobre la bestia romana. Este no ha sido el caso desde que la herida mortal de 1798.

La fuerza militar de Roma siempre ha estado representada por el hierro en la Biblia. Con un Papa jesuita, vemos el mismo hierro de Roma mostrado en los dedos de los pies de la estatua del sueño de Nabucodonosor. El siguiente versículo también vincula los dedos de los pies de la estatua con el Papa Francisco:

Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia. Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia. (Apocalipsis 17:12-13)

Los diez cuernos representan a todos los reinos del mundo, al igual que los diez dedos representan a todos los reinos del mundo. Los jefes de los estados de todo el mundo recibirán poder con la bestia, y entregarán su poder a la bestia.

Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles. (Apocalipsis 17:14)

En el versículo 14, el motivo finalmente emerge. La bestia, y las naciones del mundo que la ayudarán, harán guerra contra el pueblo de Dios. Los jesuitas no suelen mostrar sus verdaderos colores. En su lugar, se entremezclan y se infiltran. Ellos instigan conflictos. Alimentan ambos lados de la guerra. Esos son los tipos de métodos que utilizan para lograr sus objetivos.

Pedro el Romano

La Profecía de los Papas [inglés] también parece de hacerse realidad. Ya hemos visto "la labor del sol" cumplido en la obra del Papa Juan Pablo II, que trabajó mucho durante su largo mandato de preparar el camino para el "sol invencible" de Roma para regresar a la máxima intensidad. La "gloria del olivo" se ha hecho realidad en la experiencia del Papa Benedicto XVI, que es el "bendito" entre los papas que directamente allanaron el camino para el regreso del poder romano a través de su renuncia, sin dejar de vivir para ver el fruto de sus esfuerzos. Guirnaldas hechas de ramas de olivo fueron premiados como una corona simbólica de la victoria en la antigua Grecia y Roma. Era la renuncia de Benedicto XVI que llevó a Papa Francisco al trono, y pronto verás el significado de esta victoria de coronación.

Incluso la interjección inusual entre "gloria del olivo" y "Pedro el Romano" se ha hecho realidad:

En la persecución final, la Santa Iglesia Romana se sienta. [Latino: “In perſecutione extrema S.R.E. ſedebit.”]

Como hemos descubierto antes, la mujer (la Santa Iglesia Romana) ahora ha ascendió completamente al trono y "se sienta" en la bestia de Roma a tiempo para la persecución final exactamente como la profecía lo predijo.

De acuerdo con la profecía, el nuevo Papa Francisco es el último Papa. Se refiere a él como sigue:

Pedro el Romano, que apacentará a sus ovejas en medio de muchas tribulaciones, y cuando estas cosas hayan terminado, la ciudad de las siete colinas [es decir, Roma] será destruida y el juez terrible juzgará a su pueblo. El fin. (Wikipedia [inglés])

Ya hemos visto por qué se le llama el Romano. Esto se debe a que se trata de un jesuita. El logo jesuita con las letras IHS es una referencia a la Roma que conquistó a Jerusalén. Como hemos leído antes, Roma usó las letras S.P.Q.R. para identificarse, y esas son las mismas iniciales que Roma usa hoy en día:

SPQR es una sigla de una frase latina Senatus Populusque Romanus ("El Senado y el Pueblo de Roma", véase la traducción), refiriéndose al gobierno de la antigua República romana, y se utiliza como emblema oficial de la comuna de hoy en día (municipio) de Roma. (Wikipedia [Inglés])

El Papa Francisco no sólo es un romano, sino también está sentado en el trono de Pedro. Pero, ¿quién es Pedro?

Cualquier adventista experimentado podría decir que la estatua de San Pedro en Roma era originalmente la estatua de Júpiter del Panteón. El supuesto halo sobre su cabeza es en realidad un disco solar. Así que cuando hablamos de la Cátedra de San Pedro, en realidad estamos hablando del trono de Júpiter.

Wikipedia nos informa de que Júpiter fue para los Romanos:

En la religión romana antigua y en el mito, Júpiter... es el rey de los dioses ... (Wikipedia [inglés])

Ahora queda claro por qué el trono de San Pedro es tan importante. Para los romanos, representa el trono del dios más alto de todos. ¡Como romano, el "humilde" viejo Francisco en realidad ha subido al trono por encima de todos los otros tronos!

¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. (Isaías 14:12-14)

El disco solar sobre la cabeza de Júpiter es el disco del sol en el mismo logo jesuita. Representa la pretensión de Roma de ser "invencible" como el sol.

Ahora ustedes pueden ver lo que la profecía "Pedro el Romano" realmente significa:

Pedro = el último papa

Romano = jesuita

Junto: El último Papa será un jesuita

En otras palabras, la profecía dice que en la última tribulación un Papa jesuita se sienta sobre la bestia del Imperio Romano.

 Amigos, el diablo toma esto muy en serio. Él no reclama el trono por encima de todos los otros tronos en vano. Él espera ganar. ¿Realmente entienden lo que está en juego en esta guerra? ¿Estás tú personalmente tomando tú alta vocación en serio? Te insto a contar el costo y subirte al sillón de testigos.

El Tiempo de Angustia

La Profecía de los Papas habla del último papa que conduce su rebaño a través del tiempo de angustia. El tiempo de angustia es una experiencia real visible en mayor o menor grado en todo el mundo. Para comprender los acontecimientos visibles, tenemos que mirar al santuario celestial.

El Juicio de los Vivos, que comenzó el  6 de mayo de 2012, es la nueva fase de los procedimientos judiciales celestiales que estamos viviendo en estos momentos. Las decisiones están siendo pesadas en la balanza, y las acciones de muchas personas se encuentran faltos. Este no es el momento para dejarse distraer por las cosas del mundo, o tomar una siesta espiritual. No es tiempo para vacilar al escuchar la llamada de Dios.

Dos de los tres períodos principales de Daniel 12 que ocurrieron en el santuario celestial el año pasado han encontrado su realización este año, como ya he explicado en este artículo.

El tercer gran evento marcará el comienzo del Tiempo de Angustia. Es equivalente al Juicio de los Vivos. El comienzo de los 1290 días en el  13 de marzo de 2013  fija un plazo de 30 días después al  13 de abril de 2013. La elección del Papa Francisco ha confirmado el inicio de los periodos visibles de los 1290 y 1260 días. Estos son los 1260 días de la persecución romana del pueblo de Dios hasta que Roma finalmente será destruida el 24 de septiembre de 2016.

El  13 de abril de 2013  también es sólo el segundo día y el primer sábado del año 2013 judío, según el calendario bíblico que se explica en los artículos sobre Getsemaní, y, por tanto, es corto antes del comienzo del triplete de los años 2013, 2014, 2015 en el Buque del Tiempo que abarca el tiempo del Fuerte Clamor. Ahora todo está preparado para la desolación que será causada por la abominación.

Yo no creo que sea una mera coincidencia que el inicio de la época de la persecución romana cae durante los tres días de la reunión anual primaveral de negocios de las divisiones mundiales de la Conferencia General de la Iglesia Adventista. ¿Podría ser que se tomarán decisiones u ocurrirán actos en esa reunión que marcarán visiblemente el tiempo de angustia en los ojos del mundo que observa? ¿Qué eventos veloces crees tú que podrían suceder desde ahora hasta entonces para preparar el escenario? Además, el lugar de la celebración de esta reunión es Battle Creek. Esa situación trae a la mente las visiones aleccionadoras y las advertencias de Elena de White antes de los incendios desastrosos de 1902:

Tres noches antes del incendio de la casa editora Review and Herald, yo había caído en un estado de agonía indescriptible. No podía dormir. Caminaba por el cuarto orando a Dios que tuviera misericordia con su pueblo. De pronto, tuve la impresión de que me encontraba en la Review and Herald con los administradores de la institución. Procuraba hablar con ellos para prestarles ayuda. Uno con autoridad se levantó y dijo: "Vosotros decís: ¡El templo del Señor! El templo del Señor somos nosotros; por lo tanto, tenemos autoridad para hacer esto, aquello o lo de más allá”. Pero la palabra de Dios prohíbe muchas de las cosas que os proponéis hacer." Cristo purificó el templo en ocasión de su primera venida. Antes de su segunda venida volverá a purificar el templo. ¿Por qué? Porque se había introducido en él trabajo comercial [la Iglesia se había tornado en negocio] y Dios había sido olvidado. Debido a la prisa con que debían hacerse los trabajos en toda la institución, no quedaba tiempo para pensar en el cielo. Se presentaron los principios de la Ley de Dios, y oí que se hacía esta pregunta: “¿Cuánto de la Ley habéis obedecido?” Luego se hizo esta declaración: "Dios limpiará y purificará su templo en su desagrado".

En visiones nocturnas vi una espada ígnea suspendida sobre Battle Creek.

Hermanos, Dios está tratando en serio con nosotros. Deseo deciros que si después de las advertencias dadas mediante estos incendios, los dirigentes de nuestro pueblo siguen actuando como de costumbre, tal como lo hicieron en el pasado, enalteciéndose ellos mismos, Dios a continuación tomará los cuerpos. Tan seguramente como que está vivo, les hablará con un lenguaje que no dejarán de entender. Dios nos está observando para ver si nos humillamos ante él como niñitos. Os digo estas cosas ahora que podemos aproximarnos a él con humildad y contrición para preguntar por lo que él requiere de nosotros.—Manuscrito 11, 1903. {MP 188,189}

Los últimos acontecimientos están sucediendo rápidamente. Tribulación y persecución son una de las maneras en que Dios purificará a Su pueblo. Dios va a limpiar Su iglesia. Por desgracia, el consejo anterior no fue escuchado por los líderes de la iglesia organizada.

La misericordia de Dios estuvo mezclada con el juicio al salvar las vidas de los obreros, para que pudieran hacer la obra que habían descuidado, y que parecía imposible hacer que la vieran y la comprendieran.—The General Conference Bulletin, 6 de abril de 1903, 85. {MP 188}

Cuando estos incendios históricos de juicio destruyeron los edificios de la denominación, la misericordia de Dios perdonó a los trabajadores. Estos fuegos eran para servir como una advertencia, que, si los líderes de nuestros días no la hacen caso, "Dios a continuación tomará los cuerpos".

Hermanos, Dios está tratando en serio con nosotros. Es mi oración que tú eres uno de los que han venido a Él en humildad y contrición para saber lo que Él exige de ti.

Diles: Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿por qué moriréis, oh casa de Israel? (Ezequiel 33:11)

< Anterior                       Siguiente >