El Último Conteo

Originalmente publicado el 24 de enero de 2010 en alemán en www.letztercountdown.org

Como lo mostró el artículo El Escudo del Papa, es una de las características inusuales del escudo de armas de Benedicto XVI, que la anteriormente siempre presente tiara fue reemplazada por la simple mitra que tiene tres "modestos" bandas de oro en lugar de las tres coronas. Aún la ausencia de una cosa puede tener consecuencias importantes, como pronto veremos. Si la tiara, que durante siglos había ilustrado la clara pretensión del papado al poder, de repente desaparece, deberíamos pensar profundamente sobre eso. El hambre del papado al poder ciertamente no ha desaparecido.

Elena de White dice lo siguiente:

Y téngase presente que Roma se jacta de no variar jamás. Los principios de Gregorio VII y de Inocencio III son aún los principios de la iglesia católica romana; y si sólo tuviese el poder, los pondría en vigor con tanta fuerza hoy como en siglos pasados. Poco saben los protestantes lo que están haciendo al proponerse aceptar la ayuda de Roma en la tarea de exaltar el domingo. Mientras ellos tratan de realizar su propósito, Roma tiene su mira puesta en el restablecimiento de su poder, y tiende a recuperar su supremacía perdida. Establézcase en los Estados Unidos el principio de que la iglesia puede emplear o dirigir el poder del estado; que las leyes civiles pueden hacer obligatorias las observancias religiosas; en una palabra, que la autoridad de la iglesia con la del estado debe dominar las conciencias, y el triunfo de Roma quedará asegurado en la gran República de la América del Norte.

La Palabra de Dios ha dado advertencias respecto a tan inminente peligro; descuide estos avisos y el mundo protestante sabrá cuáles son los verdaderos propósitos de Roma, pero ya será tarde para salir de la trampa. Roma está aumentando sigilosamente su poder. Sus doctrinas están ejerciendo su influencia en las cámaras legislativas, en las iglesias y en los corazones de los hombres. Ya está levantando sus soberbios e imponentes edificios en cuyos secretos recintos reanudará sus antiguas persecuciones. Está acumulando ocultamente sus fuerzas y sin despertar sospechas para alcanzar sus propios fines y para dar el golpe en su debido tiempo. Todo lo que Roma desea es asegurarse alguna ventaja, y ésta ya le ha sido concedida. Pronto veremos y palparemos los propósitos del romanismo. Cualquiera que crea u obedezca a la Palabra de Dios incurrirá en oprobio y persecución. {CS 638}

La Tiara del Papa

En primer lugar, nos preguntamos: ¿Cuál es la explicación oficial o exotérica de la tiara? Wikipedia responde a nuestra pregunta de la siguiente manera:

Las tres coronas simbolizan las principales funciones del papado: santificar, dirigir y enseñar, en otras palabras, el orden sagrado, la jurisdicción y el magisterio. En otra interpretación simbolizan la Trinidad divina. [Traducido de Wikipedia - Tiara]

En consecuencia, tenemos dos posibles interpretaciones del simbolismo de las tres coronas:

  1. Las funciones del Sumo Pontífice: Orden Sagrado, Jurisdicción, Magisterio, y
  2. La Trinidad Divina

Por supuesto, estas son las interpretaciones para los no iniciados, pero vamos a ver lo que un teólogo benedictino, el Dr. P. Bernard Sirch (Orden de San Benedito), dice al respecto en ZENIT, el periódico católico en la Internet:

Una interpretación oficial de la tiara la encontramos por primera vez en el Pontifical Romano del siglo 16, que es más de 200 años después de la intro­duc­ción de la tiara. Esta fórmula sigue siendo válida hoy en día. El sub-prior de los diáconos cardenales quita la mitra de la cabeza del Papa, y el prior de los diáconos cardenales pone la tiara en la cabeza del Papa con estas palabras: "Recibe la tiara adornada con tres coronas y sabe que tú eres (1) Padre de los Príncipes y de los Reyes, (2) el guía de la tierra y (3) el representante de Nuestro Salvador, a quien están el honor y la gloria por toda la eternidad. Amen." En el tiempo siguiente no quedaba claro cuál es el significado de la tiara con las tres bandas o coronas. Sin duda, sería erróneo interpretar las tres coronas como el Ministerio Pastoral, el Magisterio y el Sacerdocio. (Fuente: ZENIT, El nuevo escudo papal sin la tiara, el símbolo del poder papal [traducido])

Primero, noten que la interpretación inicial como Orden Sagrado, Jurisdicción y Magisterio de Wikipedia es claramente errada de acuerdo con este teólogo católico, y que hay muchas interpretaciones posibles. Tengan también en cuenta la declaración sobre la incertidumbre de la interpretación, que "no quedaba claro cuál es el significado de la tiara con las tres bandas o coronas". La fórmula de coronación aún válida nos da otra interpretación posible de las tres coronas:

  1. Padre de los Príncipes y de los Reyes
  2. El Guía de la Tierra
  3. El Vicario de Cristo

¿No está muy cerca de la verdad? Conocemos bien el título "Vicario del Hijo de Dios" dentro del adventismo. Expresado en números romanos, el título "Vicarius Filii Dei" es de hecho el famoso 666 del Anticristo en Apocalipsis 13:18, y por lo tanto apunta a Satanás mismo, o su representante humano, el papa. Incluso los títulos "Rey por encima de todos los Príncipes y Reyes del mundo" y "Gobernador de la Tierra" muestran la arrogancia abierta y típica de todos los papas, y son una clara admisión de su pretensión de dominar el mundo, y esto no sólo políticamente "por encima de todos los príncipes y reyes del mundo ", sino también religiosamente como "guía de la tierra".

Dr. P. Bernard Sirch OSB nos da aún más información:

Muchas interpretaciones se produjeron en el período posterior, probablemente incluyendo algunas que el número 3 había inspirado. En mi tesis doctoral sobre la tiara, podía dar unas 15 posibles interpretaciones. Martín Lutero, por ejemplo, interpreta las tres coronas de esta manera: "Y es por eso que el papa con sus tres coronas es llamado con razón: un César en el cielo, un César en la tierra, un César debajo de la tierra. Si Dios tuviera algo más, entonces él también sería un César y debería ceñirse con cuatro coronas." Cuando Lutero dice aquí: "Si Dios tuviera algo más", tenemos que entender que Dios Padre desde la mitad del siglo 14 también llevaba la tiara en los cuadros. Así que, Lutero creía que, porque Dios usó la tiara, el papa la lleva también como su representante en la tierra. (Fuente: ZENIT, El nuevo escudo papal sin la tiara, el símbolo del poder papal [traducido])

Por un lado, la indicación clara de las diferentes posibilidades de interpretación es muy interesante, pero también es interesante lo que nuestro predecesor en la Reformación, Martín Lutero, quien era incluso un monje romano católico, tiene que decir acerca de su significado:

  1. César en el Cielo
  2. César en la Tierra
  3. César debajo de la Tierra (o sea en el Infierno)

Así que, ¿qué podría significar que la tiara ahora se ha ido? Si estas coronas eran en realidad coronas de Cristo, que el Papa usa como Su representante, entonces ¿fue Cristo ahora "des-coronizado"? ¿Y quién fue entonces coronado en Su lugar? Pero si estas nunca eran coronas de Cristo - y esto tiene sentido, porque Cristo es el Dios de los vivos y no de los muertos o del infierno (tercera corona) y Su Reino no es de este mundo (primera y segunda coronas) - entonces estos eran siempre las coronas que los papas o el papado se arrogaron. ¿Cuál es el verdadero significado esotérico de estas tres coronas?

Una cosa ya parece surgir con claridad: estamos hablando de una pretensión universal al poder, y tenemos que encontrar una interpretación que representa esta pretensión de poder en tres partes.

Vamos a buscar la respuesta en el sitio web de la Iglesia de Roma misma: (Kath.de [traducido]):

De acuerdo con la constitución de la Iglesia Católica, el papa tiene primacía irrestricta en todas las áreas y une en su persona los tres poderes tradicionales del estado: la autoridad legislativa (para establecer la ley), judicial (para juzgar por la ley) y la ejecutiva (para hacer cumplir la ley). Él es la autoridad suprema y final en todos los asuntos de la Iglesia Católica, en este sentido, no hay nadie que pueda ser su suplente.

El papa en la posición de un monarca absoluto, personifica los tres poderes, el legislativo, el ejecutivo y el judicial, en su misma persona.

Algunos papas, como Urbano VI, se consideraban un solutus a lege o por encima de la ley. (Véase la historia del Cónclave)

Iglesias no romanas han conservado la descripción, por ejemplo, la cabeza de los coptos (Egipto). En la historia, el papa estaba compitiendo con los gobernantes seculares como rey-sacerdote, sacerdote-emperador (cesaropapismo).

León XIII fue "Il Papa re" - el Rey Papa. Incluso hoy en día, él es un monarca absoluto como titular del poder espiritual y secular dentro de la Iglesia Universal de Roma y del Estado Vaticano. Su Trono y el Trono del Asiento ("Eminencia") son siete niveles elevados. Hasta Pablo VI, el signo externo fue la tiara, la triple corona (regnum - realeza). Él tiene un propio menaje (famiglia pontificia - la familia pontificia, cuyos miembros son los dignatarios espirituales y seculares).

En el papado, se trata de una estructura de poder en la que un ser creado está sobre todas las cosas, y el poder absoluto se le concede en todos los ámbitos de la vida política y religiosa. Para utilizar una palabra diferente, esto se llama "fascismo". En el Imperio Romano, el César, normalmente controlado por el Senado, se convirtió en el Emperador o Tirano cuando el Senado le dio los tres poderes del Estado: legislativo, ejecutivo y judicial.

En rigor, se trata de un sistema fascista en la "constitución" del Vaticano, que se remonta a la forma especial del gobierno del Imperio Romano, cuando los Césares normalmente controlados por el senado en tiempos de crisis fueron hechos emperadores que poseían omnipotencia política y religiosa. Desafortunadamente, la mayoría de ellos se convirtieron en tiranos y quisieron ser adorados como dioses, y esto parece reflejar claramente el estilo de liderazgo preferido de Satanás: la desviación de la adoración del Dios verdadero a su persona, y ya comienza la persecución y la opresión de todos los oponentes.

Quedémonos con esta interpretación por un momento. Si en los pies de la estatua de Daniel 2 todavía hay hierro que simboliza el Imperio Romano, entonces esperamos ver exactamente esta forma de gobierno al regreso de Cristo: un gobierno mundial basado en el modelo del Imperio Romano. Esta forma de gobierno se ha conservado y archivado a lo largo de los siglos hasta hoy día en la "constitución" del Vaticano. Los cinco imperios de la estatua de Daniel tienen un único objetivo: el fascismo total, el logro de la dominación del mundo por Satanás. Todo el poder se concentra en la persona o el representante de Satanás, quien a su vez controla el senado y los tres poderes del estado. También esta forma de gobierno puede ser llamada a  una "dictadura oligárquica", si se me permite esta libertad.

Todo esto no significa necesariamente que el gobierno mundial tiene que estar manifestado por una persona humana, como fue el caso con el papado y el emperador romano. ¡El mismo Satanás quiere gobernar! El papa era y es el representante de Satanás mismo, y las tres coronas fueron reservadas por él durante los largos siglos para los tres poderes de su gobierno. Una vez que Satanás haya obtenido el dominio total sobre la tierra, él las utilizará para coronar sus escogidos órganos del estado. El papa solamente sirve como gobernador de Satanás durante un tiempo predeterminado. Incluso Satanás tiene que organizar su gobierno mundial a través de los órganos del estado y los poderes legislativo, ejecutivo y judicial también deben manifestarse en su "Gobierno Global" y en su "Nuevo Orden Mundial".

Por lo tanto, hay que buscar estos tres poderes en los símbolos del Moro, del Oso y de la Concha, porque las coronas de hecho han desaparecido y, aparentemente, han sido reasignadas. Uno puede comparar esto con el hecho de que los emperadores romanos devolvieron los poderes gubernamentales a cada una de las autoridades del estado, cuando la crisis correspondiente había pasado, como lo era a menudo el caso en la historia de Roma. La verdadera interpretación de las tareas del Sumo Pontífice que hemos encontrados en Wikipedia se hace evidente: el orden sagrado, la jurisdicción y el magisterio son: el poder legislativo, judicial y ejecutivo sobre todo el planeta.

Ahora, volvamos a Lutero por un momento. Habíamos planteado la pregunta, ¿cuáles pretensiones espirituales y religiosas son para Satanás de aún mayor importancia que sólo el dominio sobre este planeta? La crítica de Lutero en el texto anterior también muestra claramente la arrogancia del papado, como él señala que Dios el Padre mismo tenía sólo tres coronas. Espera un momento: ¿Dios el Padre tiene tres coronas? ¿Qué podría ser su significado, si el infierno no existe? ¿No podríamos descartar muchas falsas interpretaciones, si entendemos que Satanás quiere ocupar el trono de Dios y usurparse la corona de Dios Padre? ¿Qué significan estas tres coronas verdaderamente divinas? Y, ¿qué pretensión blasfema reclama Lucifer con esto?

¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. (Isaías 14:12-14)

Satanás reclama de ser como el Altísimo, Dios el Padre. Así que, él reclama Sus tres coronas. Ya hemos preguntado: ¿qué simbolizan estas tres coronas de Dios? Puesto que Dios es el Creador de todo el universo, y Su señorío es universal y no puede ser dividido en tres partes (el infierno no existe como sabemos, y la tierra es sólo un planeta de un sinnúmero de planetas), las tres coronas pueden ser sólo un símbolo del Consejo Divino mismo: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo: las tres Personas de la Divinidad, por lo tanto, hay tres coronas.

Satanás es un ser creado y por eso tiene un solo Padre, su Creador, que es Jesucristo. Satanás tiene su mayor problema con especialmente su Padre Creador. Él niega a su Padre y Creador, y por lo tanto necesita una nueva historia de su propia creación. No va a admitir de forma alguna que él es sólo un ser creado y por lo tanto fundamentalmente excluido de la posibilidad de ser "semejante al Altísimo." Él quiere ser adorado como Dios, con una triple corona, la triple corona del Consejo Divino.

¿Qué creen que es la historia de la creación de Satanás? En casi todas las religiones del mundo desde Babilonia y la Torre de Babel hasta hoy, encontramos la adoración al sol. Si se tratara de los babilonios, de los asirios, de los egipcios, de los mayas o quien sea, siempre había una historia de la creación de Lucifer. En estos sistemas religiosos, el padre del portador de luz, Lucifer, es siempre el sol, su madre la luna, y él mismo el "hijo". Pues, él mismo se pone directamente en el lugar de ésta Persona de la Deidad que odia al máximo: Jesucristo. Por lo tanto, es un sistema en el cual se encuentra un padre, una madre y un hijo. "Padre, madre e hijo", o "el sol, la luna y la estrella", simbolizan este sistema trinitario falso o satánico. ¿Encontraremos este simbolismo en el escudo de armas del Papa?

Estamos hablando acerca de la trinidad satánica. La Biblia revela que estos tres poderes espirituales y religiosos regirán al fin de los tiempos:

Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas; pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso. (Apocalipsis 16:13-14)

El "Espíritu de Profecía", que fue dado a la iglesia adventista por Dios tal como se manifiesta en Elena G. de White dijo:

Merced a los dos errores capitales, el de la inmortalidad del alma y el de la santidad del domingo, Satanás prenderá a los hombres en sus redes. Mientras aquél forma la base del espiritismo, éste crea un lazo de simpatía con Roma. Los protestantes de los Estados Unidos serán los primeros en tender las manos a través de un doble abismo al espiritismo y al poder romano; y bajo la influencia de esta triple alianza ese país marchará en las huellas de Roma, pisoteando los derechos de la conciencia. ... Los papistas, los protestantes y los mundanos aceptarán igualmente la forma de la piedad sin el poder de ella, y verán en esta unión un gran movimiento para la conversión del mundo y el comienzo del milenio tan largamente esperado. {CS 645}

Así que, hay una falsa trinidad religiosa, la trinidad de Satanás, la cual se compone de tres poderes religiosos. Si conectamos los versículos de Apocalipsis 16:13-14 con las declaraciones de Elena de White, se esclarece qué son estos tres poderes espirituales:

  1. El dragón, o Satanás mismo, que Elena de White llamó espiritismo
  2. La bestia, el papado, la Iglesia Católica Romana
  3. El falso profeta, los protestantes de los Estados Unidos

Tendremos que examinar cuidadosamente para ver si estos poderes religiosos también se reflejan en los símbolos del escudo de armas papal. Los tres poderes de gobierno político se reflejan en tres estructuras espirituales y religiosas. No hay que olvidar lo que dijo Pablo:

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. (Efesios 6:12)

Por otra parte, también sería muy interesante ver si podemos mostrar que las estructuras del poder político y religioso, que se representan en Apocalipsis 13 y 17 como animales o bestias, y que son claramente destinados para ser los portadores de las autoridades estatales, se pueden discernir en el escudo de armas del Papa.

Si esto fuera así, tendríamos que encontrar un símbolo de la primera bestia de Apocalipsis 13, que es, como lo sabemos, por supuesto, el papado. Del mismo modo, deberíamos encontrar un símbolo de los Estados Unidos con la segunda bestia de Apocalipsis 13. Si realmente hubiéramos llegado al fin de los tiempos, entonces también debemos ver un símbolo de la bestia escarlata de Apocalipsis 17 que está montada por la gran prostituta "Babilonia," la madre de las rameras, que es el último imperio de Satanás para ser destruido por las propias naciones poco antes del regreso de Jesús.

¿Qué pasaría si fuéramos a encontrar todas esas bestias en el escudo de armas del Papa Benedicto XVI? Esto significaría de hecho, que él tiene la política y el plan de construir estas estructuras de poder durante su mandato. Leemos en una página web católica que por instigación del cardenal Ratzinger, los dos últimos papas y él mismo se negaron a ser coronados con la tiara, después de que el Papa Pablo VI la había dado a los pobres del mundo en 1964, al final del Segundo Concilio Vaticano. El Concilio Vaticano II había tomado decisiones de gran alcance. La herida que el papado recibió en 1798 estuvo a punto de sanar, y había sido necesario de hacer los preparativos para realizar la coronación de los tres poderes que dominarán al mundo entero. Este acto de abdicación al negarse la tiara en 1964 fue sólo una señal a la sociedad secreta masónica del papado, y no el último acto de la "coronación". Las tres coronas estaban todavía reservadas en el escudo de armas, que debe mostrar al iniciado que la coronación del gobierno mundial de Satanás había entrado en una etapa crucial de la preparación durante el mandato de los tres últimos predecesores de Benedicto XVI. Ahora, con el actual Papa, las coronas han desaparecido también del escudo de armas papal, lo que significa que ciertas coronaciones oficiales se llevarán a cabo durante su mandato, y el Nuevo Orden Mundial será preparado.

Esto no es una cuestión trivial si incluso teólogos católicos aún no tienen claro cuáles de las muchas interpretaciones posibles de la tiara es la correcta, teniendo en cuenta que la tiara ha estado en todos los escudos de armas papales y que todos los papas antes de Juan Pablo I fueron coronados con ella. Es un misterio que ni siquiera los altos dignatarios de la Iglesia Católica tratan de resolver el problema y escriben tesis doctorales sobre este tema hasta hoy. Nunca hubo una declaración oficial de la editorial vaticana cuál es el significado correcto. Así que debemos esperar que el mismo Satanás elija el momento perfecto para hacer una declaración que revele el verdadero significado de las coronas a todos sus seguidores que han aprendido a entender el simbolismo de los constructores de la Torre de Babel. Este momento había venido en mayo del 2005, cuando Benedicto XVI eligió a su escudo de armas. Este escudo de armas revela quienes serán sus actores globales y que se prepara la toma de poder de Satanás durante su mandato. En otro artículo, ustedes aprenderán incluso la fecha de la toma del poder del Gobierno Mundial político, la cual ya fue comunicada en otra "carta" simbólica de Satanás publicada por el Vaticano. Así que vamos a ver más y más de que el tiempo se acaba para despertarse y prepararse para la crisis inminente.

Ahora nos ocuparemos de los diferentes símbolos en el escudo de armas, y siempre vamos a plantear las mismas preguntas básicas para cada símbolo:

  1. ¿Podemos descubrir allí uno de los tres poderes del estado: legislativo, ejecutivo o judicial?
  2. ¿Podemos identificar una de las tres bestias de Apocalipsis 13 y 17?
  3.  ¿Se trata de una de las tres personas de la trinidad satánica?
  4. ¿Incluye de forma oculta una de las tres fuerzas espirituales que juegan un papel en los tiempos finales, de acuerdo con Elena de White?

Si ustedes, por favor, continúan leyendo el artículo "El Moro de Freising", verán que una corona ya fue asignada durante el breve mandato de Benedicto. Encontraremos también las otras dos coronas, pero vamos a avanzar un paso a la vez...

< Anterior                       Siguiente >